Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘rencor’

En el capítulo 11 de Orgullo y prejuicio se presenta una de las más feroces batallas verbales entre Lizzy y Darcy, en la que se analiza un tanto el carácter de uno y otro. Se habla de las debilidades y propensiones del carácter, entre lo que se incluye por supuesto, el orgullo.

Luego de que Lizzy se declara como una persona a la que le encanta reír, Darcy señala que:

The wisest and the best of men, nay, the wisest and best of their actions, may be rendered ridiculous by a person whose first object in life is a joke.

El más sabio y mejor de los hombres, mejor dicho, la más sabia y mejor de las acciones, puede tornarse ridícula a los ojos de una persona cuyo primer anhelo en la vida sea la risa. [trad. José de Urríes y Azara]

El más prudente de los hombres y la más razonable de sus acciones pueden ser puestos en ridículo por quién sólo vive para hacer chistes. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una persona cuyo principal objeto en la vida sea hacer chistes puede ridiculizar al mejor y más prudente de los hombres, más aún, las mejores y más prudentes entre sus acciones. [trad. José Luis López Muñoz]

El más sabio y mejor de los hombres o la más sabia y mejor de las acciones, pueden ser ridículos a los ojos de una persona que no piensa en esta vida más que en reírse. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hasta los hombres más sabios y mejores… más aún, hasta los actos más sabios y mejores de éstos, pueden ser puestos en ridículo por una persona cuyo primer objetivo en la vida es la broma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El más sabio y mejor de los hombres, mejor dicho, la más sabia y mejor de las acciones, puede tornarse ridícula a los ojos de una persona cuyo primer anhelo en la vida sea la risa. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una persona cuyo principal objetivo en la vida sean las bromas y las chanzas puede ridiculizar al más sensato y mejor de los hombres, por no decir el más sensato y mejor de sus actos. [trad. Marta Salís Canosa]

A lo que Lizzy responde:

I hope I never ridicule what is wise or good. Follies and nonsense, whims and inconsistencies do divert me, I own, and I laugh at them whenever I can.

Creo que jamás ridiculizo lo que es cuerdo y bueno. Locuras y necedades, antojos e inconvenientes son lo que me divierte, y de esas cosas me burlo siempre que puedo. [trad. José de Urríes y Azara]

Jamás he ridiculizado lo razonable y lo bueno. Las locuras y las majaderías, las extravagancias y las inconsecuencias, me divierten, lo reconozco, y no pierdo ocasión en reírme de ellas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Confío en no ridiculizar nunca lo que es prudente o bueno. Locuras y tonterías, caprichos y contradicciones me divierten, lo reconozco, y me río de ellos siempre que puedo. [trad. José Luis López Muñoz]

Espero que nunca llegue a ridiculizar lo que es bueno o sabio. Las insensateces, las tonterías, los caprichos y las inconsecuencias son las cosas que verdaderamente me divierten, lo confieso, y me río de ellas siempre que puedo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Espero no ridiculizar jamás lo sabio y lo bueno. Las locuras y los disparates, los caprichos y los despropósitos sí que me divierten, lo reconozco, y me río de ellos siempre que puedo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Creo que jamás ridiculizo lo que es cuerdo y bueno. Locuras y necedades, antojos e inconvenientes son lo que me divierte, y de esas cosas me burlo siempre que puedo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Espero no ridiculizar nunca lo que es bueno o sensato. Reconozco que me divierten las locuras y los disparates, los caprichos y las contradicciones, y que me río de ellos siempre que puedo. [trad. Marta Salís Canosa]

La ofensiva entre ambos prosigue, por lo que Darcy, un tanto de manera arrogante ante el bombardeo, dice que:

it has been the study of my life to avoid those weaknesses which often expose a strong understanding to ridicule.

El estudio de mi vida ha sido huir de semejantes debilidades, que a menudo exponen al ridículo a un buen entendimiento. [trad. José de Urríes y Azara]

Toda la preocupación de mi vida ha sido librarme de ciertas debilidades que ponen con frecuencia en ridículo a las más claras inteligencias. [trad. Amando Lázaro Ros]

Siempre me he esforzado por evitar las debilidades que a menudo exponen al ridículo a una persona inteligente. [trad. José Luis López Muñoz]

He pasado la vida esforzándome para evitar estas debilidades que exponen al ridículo a cualquier persona inteligente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He aspirado toda mi vida a evitar aquellas debilidades que suelen exponer al ridículo a un entendimiento vigoroso. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Durante toda mi vida he procurado evitar semejantes debilidades, que a menudo exponen al ridículo a un buen entendimiento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Siempre he hecho lo posible por evitar esas debilidades que a menudo exponen al ridículo a un fuerte intelecto. [trad. Marta Salís Canosa]

Además, él parece corroborar la idea de que el orgullo y la vanidad son cosas distintas:

vanity is a weakness indeed. But pride — where there is a real superiority of mind, pride will be always under good regulation.

La vanidad es, en efecto, una debilidad. Pero en cuanto al orgullo, donde se dé verdadera alteza de entendimiento, estará siempre bien regulado. [trad. José de Urríes y Azara]

La vanidad es una de ellas, desde luego. En cuanto al orgullo… donde existe una verdadera superioridad de inteligencia, el orgullo siempre está bien regulado. [trad. Amando Lázaro Ros]

La vanidad es sin duda un defecto. Pero el orgullo… donde realmente existe inteligencia, el orgullo estará siempre sometido a un buen control. [trad. José Luis López Muñoz]

En efecto, la vanidad es un defecto. Pero el orgullo, en caso de personas de inteligencia superior, creo que es válido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La vanidad es una debilidad, desde luego. Pero el orgullo, cuando hay una verdadera superioridad de espíritu, el orgullo estará siempre sujeto a un buen régimen. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La vanidad es, en efecto, una debilidad. Pero en cuanto al orgullo, donde se dé verdadera superioridad de espíritu, estará siempre justificado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No hay duda que la vanidad es un defecto. Pero el orgullo… en una naturaleza realmente superior, el orgullo no tiende jamás a extralimitarse. [trad. Marta Salís Canosa]

I have faults enough, but they are not, I hope, of understanding.

Poseo bastantes defectos, mas creo que no proceden del entendimiento. [trad. José de Urríes y Azara]

Tengo muchos defectos, pero creo que no afectan a mi buen juicio. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tengo defectos más que suficientes, pero no derivan, espero, de la falta de inteligencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo muchos defectos, pero no tienen que ver con la inteligencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo bastantes defectos, pero no son de entendimiento, o en eso confío. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Poseo bastantes defectos, pero creo que no proceden de mi entendimiento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tengo bastantes defectos, pero no están relacionados, espero, con mi inteligencia. [trad. Marta Salís Canosa]

I cannot forget the follies and vices of others so soon as I ought, nor their offences against myself.

No puedo olvidar las locuras y los vicios ajenos tan pronto como debiera, ni sus ofensas. [trad. José de Urríes y Azara]

Tardo en olvidar más de lo debido las locuras y los vicios de los otros y las ofensas que me hacen. [trad. Amando Lázaro Ros]

No consigo olvidar las locuras y los vicios de otros tan pronto como debiera, ni las ofensas que se me hacen. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo olvidar tan pronto como debería las insensateces y los vicios ajenos, ni las ofensas que contra mí se hacen. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No soy capaz de olvidar las locuras y vicios de los demás tan pronto como debiera, ni tampoco las ofensas que me hacen. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo olvidar las locuras y los vicios ajenos tan pronto como debiera, ni sus ofensas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puedo olvidar con la debida rapidez las locuras y los vicios ajenos, ni las ofensas que se me hacen. [trad. Marta Salís Canosa]

My temper would perhaps be called resentful. –My good opinion once lost is lost for ever.

Mi temperamento acaso pudiera llamarse suspicaz. Cuando alguien ha perdido mi buena opinión, perdida la tiene para siempre. [trad. José de Urríes y Azara]

Tal vez me llamen rencoroso. Quien pierde mi aprecio, lo pierde para siempre. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quizá pueda decirse que tiendo al resentimiento. Cuando pierdo mi buena opinión sobre alguien o algo, perdida está para siempre. [trad. José Luis López Muñoz]

Quizá se me pueda acusar de rencoroso. Cuando pierdo la buena opinión que tengo sobre alguien, es para siempre. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Quizá pudiera calificarse mi temperamento de rencoroso. Cuando pierdo el buen concepto de alguien, lo pierdo para siempre. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mi temperamento acaso podría definirse de suspicaz. Cuando alguien pierde mi estima, la pierde para siempre. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tal vez podría tachárseme de rencoroso, Cuando alguien pierde mi aprecio, lo pierde para siempre. [trad. Marta Salís Canosa]

Lizzy parece aludir a un cese al fuego cuando comenta que:

Implacable resentment is a shade in a character.

El resentimiento implacable es una verdadera sombra del carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

El rencor que no se pasa es una sombra en el carácter. [trad. Amando Lázaro Ros]

El resentimiento implacable *es una mancha en un carácter. [trad. José Luis López Muñoz]

El rencor implacable es verdaderamente una sombra en un carácter. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El resentimiento implacable que es una tacha en un carácter. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El resentimiento implacable es una verdadera sombra del carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Un rencor implacable es un baldón en su carácter. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero Darcy continúa en cierta forma engolosinado en el debate, así que comenta:

There is… in every disposition a tendency to some particular evil, a natural defect, which not even the best education can overcome.

En todo natural hay cierta tendencia a una determinada maldad, un defecto nativo y que siempre puede vencer la buena educación. [trad. José de Urríes y Azara] (esta traducción contiene un contrasentido)

En todas las naturalezas existe la tendencia hacia un vicio u otro, y ni la educación misma es capaz de dominarla. [trad. Amando Lázaro Ros]

Existe en todo carácter… una tendencia a algún mal concreto, un defecto natural que ni siquiera la mejor educación permite superar. [trad. José Luis López Muñoz]

En todo individuo hay cierta tendencia a un determinado mal, a un defecto innato, que ni siquiera la mejor educación puede vencer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En toda disposición existe una tendencia hacia cierto mal determinado, un defecto natural que no se puede superar ni con la mejor educación. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En todo ser humano hay cierta tendencia a una determinada maldad, un defecto innato y que siempre puede vencer la buena educación. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En esta traducción hay un contrasentido).

Todo temperamento manifiesta cierta tendencia a un mal concreto, un defecto natural que ni siquiera la mejor educación puede vencer. [trad. Marta Salís Canosa]

Terminan acusándose mutuamente de un defecto en particular:

“your defect is a propensity to hate every body.”

“And yours… is wilfully to misunderstand them.”

—Su defecto es la propensión a odiar a todos.
—El de usted es el de no entenderlos premeditadamente. [trad. José de Urríes y Azara]

—La naturaleza de usted tiene cierta propensión para aborrecer a los demás.
—La de usted parece complacerse en no entenderlos. [trad. Amando Lázaro Ros]

—Su defecto es una propensión a aborrecer a todas las personas.
—El de usted, malinterpretarlas deliberadamente. [trad. José Luis López Muñoz]

—Ese defecto es la propensión a odiar a todo el mundo.
—El suyo es el interpretar mal a todo el mundo intencionadamente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

—El defecto de *usted* es odiar a todo el mundo.
—El de usted es interpretar mal a todo el mundo de propósito. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

—Su defecto es la propensión a odiar a la gente.
—El de usted, el de obstinarse en no entender a los demás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

—Su defecto es una propensión a odiar a todas las personas.
—El suyo, obstinarse en malinterpretarlas. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.