Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Col. Fitzwilliam’ Category

En JAcastellano seguimos con la lectura de Orgullo y prejuicio. Durante la semana del 1° al 7 de abril de 2007, estuvimos seleccionado citas epigramáticas del capítulo 33.

Es el capitulo donde el coronel Fitzwilliam revela a Lizzy que Darcy se ha entrometido en los asuntos amorosos de un amigo, sin sospechar que ella pueda conocer a la otra parte involucrada. Al mismo tiempo, el coronel se descarta como pretendiente de Lizzy.

La conversación entre ambos personajes tiende a girar respecto a cuestiones de dinero y la libertad de acción al poseer recursos económicos y de ahí salen las citas a destacar de este capítulo.

Así, respecto a que la estancia de ambos caballeros en Kent se ha extendido a voluntad de Darcy, Lizzy comenta (no sin ánimo de criticar) que:

And if not able to please himself in the arrangement, he has at least pleasure in the great power of choice. I do not know anybody who seems more to enjoy the power of doing what he likes.

Y si no resulta contento con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca gozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. José de Urríes y Azara]

Y si la manera como las arregla no le gusta, tiene por lo menos el placer de ser él quien las arregla. No he conocido a ninguna persona capaz de hacer lo que le da la gana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y si no le satisface lo que dispone, encuentra al menos placer en poder elegir. No conozco a nadie que parezca disfrutar tanto con hacer lo que quiere. [trad. José Luis López Muñoz]

Y si no le placen las cosas por lo menos le da un gran placer el poder disponerlas a su antojo. No conozco a nadie que parezca gozar más con el poder de hacer lo que quiere. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y si no puede quedar satisfecho de lo que organiza, cuenta por lo menos con la satisfacción de poder elegir. No conozco a nadie que disfrute más, al parecer, de poder hacer lo que quiera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y si no resulta conforme con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca ozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Y, aunque no le satisfaga su decisión, nadie le quita el placer de elegir. No conozco a nadie que disfrute tanto… de hacer lo que le viene en gana. [trad. Marta Salís Canosa]

Y si no le gusta cómo son, al menos tiene el gran placer de organizarlas como más le gusta. No conozco a nadie que disfrute más el poder de hacer lo que le place. [trad. José C. Vales]

El coronel no niega la acusación contra su primo, pero existe una explicación para ello:

He likes to have his own way very well. But so we all do. It is only that he has better means of having it than many others, because he is rich.

Gústale seguir su camino. Más así hacemos todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. José de Urríes y Azara]

Le gusta salirse con la suya, pero eso nos ocurre a todos. Lo que sucede es que él dispone de medios para hacerlo y otros no los tienen; porque es rico. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le gusta mucho salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. Lo único que sucede es que él dispone de mejores medios para conseguirlo porque es rico. [trad. José Luis López Muñoz]

Le gusta hacer su santa voluntad. Pero a todos nos gusta. Sólo que él tiene más medios para hacerlo que otros muchos, porque es rico. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí que le gusta mucho hacer las cosas a su manera. Pero eso nos gusta a todos. Sólo que él tiene más medios para ello que muchos otros, porque es rico. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Le gusta satisfacer sus caprichos. Pero eso nos ocurre a todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le encanta salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. La única diferencia es que él tiene más facilidad para conseguirlo porque es rico. [trad. Marta Salís Canosa]

Le gusta que todo sea como a él le gusta. Pero así somos todos. Lo único que ocurre es que él tiene más medios para conseguirlo que la mayoría, porque es rico. [trad. José C. Vales]

Y hablando respecto a sí mismo, a su dependencia económica, agrega:

A younger son… must be inured to self-denial and dependence.

Hoy en día no resuena como en aquella época esa limitante, pero no dejaba de tener razón.

Un segundón tiene que habituarse a la dependencia y a negarse a sí propio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los segundones estamos condenados al sacrificio y a depender de otros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un segundón… tiene que acostumbrarse a la abnegación y la dependencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hijos menores tienen que acostumbrarse a la dependencia y renunciar a muchas cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un hijo segundón debe acostumbrarse a las privaciones y a falta de independencia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un hijo menor… ha de habituarse a la dependencia y el sacrificio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando no eres primogénito tienes que acostumbrarte a la austeridad y a la dependencia. [trad. Marta Salís Canosa]

Los hijos menores… tienen que acostumbrarse a las privaciones y a depender de otros. [trad. José C. Vales]

A lo que Lizzy, incrédula, responde:

The younger son of an earl can know very little of either.

El segundón de un conde debe conocer poco de esas cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

El hijo segundón de un conde sabe muy poco de esas dos cosas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El hijo menor de un conde no puede saber mucho de ninguna de esas dos cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

El hijo menor de un conde no lo pasa tan mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Poco puede saber de ambas cosas el hijo segundón de un conde. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El hijo menor de un conde debe saber poco de esas cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El hijo menor de un conde no puede saber gran cosa de eso. [trad. Marta Salís Canosa]

El hijo menor de un conde tiene que saber muy poco de privaciones y dependencia. [trad. José C. Vales]

Entonces el coronel aclara que el asunto es relativo, pues:

But in matters of greater weight, I may suffer from want of money. Younger sons cannot marry where they like.

Pero en cuestiones de más monta puedo sentir la falta de dinero. Los segundones no pueden casarse cuando les place. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero, en ciertas ocasiones de gran trascendencia, la falta de dinero puede privarme de hacer lo que yo quisiera. Por ejemplo, un segundón no puede casarse con la mujer que le gusta. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá si sufra por falta de dinero en cuestiones de más peso. Los segundones no pueden casarse con quiern quieren. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero en cuestiones de mayor trascendencia, estoy sujeto a la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les apetece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero en cuestiones de mayor peso, acaso me resienta de la falta de dinero. Los segundones no nos podemos casar con quien nos guste. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero en cuestiones más importantes puedo sentir la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les place. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero es posible que la falta de dinero me afecte en cuestiones más importantes. Los hijos menores no puden casarse con la mujer que quieren. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero en asuntos de mayor enjundia, puedo sufrir la falta de dinero. Los hermanos menores no se pueden casar como quieren. [trad. José C. Vales]

Con eso es con lo que se descarta como pretendiente, aunque como puede observarse, muchas de las traducciones deciden poner el asunto de manera mucho más directa (casarse con la mujer que les gusta o que quieren), en lugar de la alusión que hay en el texto original (que se limita a señalar como casarse cuando les guste) sin ser tan específicos como decidieron hacerlo algunos de los traductores.

Ante eso, Lizzy opta por no ofenderse y comentar mostrando conocimiento del mundo:

Unless where they like women of fortune, which I think they very often do.

A no ser que les gusten mujeres de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. José de Urríes y Azara]

A menos de que la mujer que le gusta sea también rica, lo que ocurre con mucha frecuencia, según entiendo. [trad. Amando Lázaro Ros]

A no ser que quieran casarse con mujeres de fortuna, lo que… hacen con frecuencia. [trad. José Luis López Muñoz]

A menos que les gusten las mujeres ricas, cosa que creo que sucede a menudo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A no ser que les gusten las mujeres con buena dote, como… sucede a menudo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A no ser que tengan la oportunidad de elegir una mujer de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A menos que ésta sea una rica heredera, lo que, al parecer, ocurre con frecuencia. [trad. Marta Salís Canosa]

A menos que le gusten las mujeres ticas, lo cual ocurre bastante a menudo. [trad. José C. Vales]

El coronel remarca la cuestión de la dependencia económica:

Our habits of expense make us too dependent, and there are not many in my rank of life who can afford to marry without some attention to money.

Nuestro hábito de gastar nos hace sobreado dependientes, y no hay muchos de mi rango que puedan conseguir casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. José de Urríes y Azara]

Estamos habituados a gastar mucho dinero y eso nos impone ciertas trabas. Son pocos los hombres que están en la situación mía y que pueden prescindir de consideraciones monetarias para elegir mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan pensar en casarse sin prestar atención al dinero. [trad. José Luis López Muñoz]

Nuestra costumbre de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos de mi rango que se casen sin prestar un poco de atención al dinero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estamos acostumbrados a gastar, por lo que dependemos demasiado del dinero, y hay pocos en mi situación que podamos permitirnos contraer matrimonio sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos hombres en mi situación que puedan consentir en casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos vuelve demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan permitirse el lujo de casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. Marta Salís Canosa]

Nuestro tren de vida nos convierte en seres muy dependientes y no hay muchos de mi clase que puedan casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. José C. Vales]

A Lizzy no le queda más remedio que no darse por aludida y comentar en tono jocoso:

What is the usual price of an earl’s younger son? Unless the elder brother is very sickly, I suppose you would not ask above fifty thousand pounds.

¿Cuál es precio ordinario del segundón de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“menos”, si lo que dice es “above”, es decir “más”).

¿Y qué precio pone el hijo segundón de un conde para casarse? Si su hermano mayor goza de buena salud, supongo que usted no exigirá arriba de cincuenta mil libras. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Cuál es el precio habitual del segundo hijo de un conde? A no ser que el primogénito esté muy enfermo, imagino que no pedirá más de cincuenta mil libras. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cuál es el precio normal de un hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor esté muy enfermo, no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras… [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Cuánto suele costar el hijo segundón de un conde? Supongo que no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras, a no ser que el hermano mayor esté muy enfermo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿A qué precio suele cotizarse el hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cuál es el precio habitual del hijo menor de un conde? A menos que el primogénito tenga muy mala salud, supongo que no será más de cincuenta mil libras. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Cuánto viene a costar aproximadamente el hijo pequeño de un conde? A menos que el hermano mayor esté muy enfermo, supongo que no pedirá usted menos de cincuenta mil libras. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Después de una larga pausa tras la Semana Santa, reanudamos las actividades.

En la semana previa a ese descanso, durante la semana del 18 al 24 de marzo de 2013), en JAcastellano estuvimos seleccionando citas del capítulo 31 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de uno de los capítulos más memorables de la novela, donde en cierta forma se reanuda el duelo verbal entre Lizzy y Darcy, pues es la primera reunión en Rosings desde la llegada de los sobrinos de Lady Catherine a la que resultan invitados los Collins y sus dos huéspedes.

Un detalle que se indica que en la novela es que dicha reunión tiene lugar el domingo de Pascua y, según la cronología establecida tanto por R. W. Chapman como por Ellen Moody, sucedió el 29 de marzo de 1812 (hace 201 años, pues se calcula que la trama transcurre de 1811 a 1812).

Antes de que Lizzy y Darcy se enfrasquen en un debate, el coronel Fitzwilliam estaba charlando animadamente con ella, lo que atrajo la atención de Lady Catherine, quien no pierde la oportunidad de lucirse (y así demuestra a Darcy Lizzy no es la única con parientes que no saben comportarse y por ende, capaces de avergonzar).

Cuando se entera que están hablando de música, ella insiste que:

I must have my share in the conversation.

Tengo que meter baza en la conversación. [trad. José de Urríes y Azara]

Tengo que participar en la conversación[trad. Amando Lázaro Ros]

He de participar en la conversación. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo que tomar parte en la conversación[trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Debo participar en la conversación. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Quiero intervenir. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Debo participar en la conversación. [trad. Marta Salís Canosa]

Tengo que participar en la conversación. [trad. José C. Vales]

Como sabemos, lo mismo podía ser cualquier tema y no sólo la música, pues ella siempre tiene que entrometerse en todo.

Como si eso no fuera suficiente, se pone todavía más en ridículo con su ‘modesto’ autoelogio respecto a que pocos en Inglaterra pueden apreciar la música como ella misma y opina que:

If I had ever learnt, I should have been a great proficient.

Si yo la hubiera aprendido habría dado grandes frutos. [trad. José de Urríes y Azara]

Si hubiese estudiado música habría sido muy hábil ejecutante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si hubiera estudiado, habría llegado a ser una gran intérprete. [trad. José Luis López Muñoz]

Si hubiese estudiado, habría resultado una gran discípula. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo habría llegado muy lejos en esta arte si la hubiera estudiado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo hubiese propuesto, habría sido una gran intérprete. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si hubiera estudiado, habría llegado a ser una gran intérprete. [trad. Marta Salís Canosa]

Si hubiera estudiado música, habría sido una gran alumna. [trad. José C. Vales]

Y como el dicho popular, “si mi abuelita tuviera ruedas…” Resulta deliciosamente absurda, y más que anteriormente la escuchamos sorprenderse de la escasa educación de las hermanas Bennet, todavía más asombroso que la hija de un conde no hubiera tenido esa mínima instrucción artística.

Cabe observar, que algunos de los traductores relacionaron “great proficient” con la idea de aprender, por lo que la traducen como si se refirierse a ser estudiante, cuando dado que la cuestión completa era aprender a tocar el piano, más bien se refiere a ser gran ejecutante, intérprete, etc.

Esa ignorancia, no la detiene en lo más mínimo para volver a emitir una máxima:

No excellence in music is to be acquired without constant practice.

No se alcanza superioridad en la música sin práctica constante. [trad. José de Urríes y Azara]

No se puede llegar en música a la perfección sin una práctica constante. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la música no se consigue la excelencia si no se practica constantemente. [trad. José Luis López Muñoz]

En música no se consigue nada sin una práctica constante. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El dominio de la música no se puede adquirir sin la práctica constante. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nunca se llega a ser un gran intérprete sin práctica constante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puede alcanzarse la maestría sin una práctica constante. [trad. Marta Salís Canosa]

No se adquiere la excelencia en la música sin practicar constantemente. [trad. José C. Vales]

Cuando Darcy, con toda solemnidad, se aproxima a contemplar a Lizzy en el piano, ella lanza el comentario:

There is a stubbornness about me that never can bear to be frightened at the will of others. My courage always rises at every attempt to intimidate me.

Es terquedad en mí no poder asustarme a voluntad de otros. Mi valor crece siempre a cada tentativa de intimidarme. [trad. José de Urríes y Azara]

Soy tan rebelde que no puedo soportar la idea de que otros quieran asustarme. Cualquier intento de intimidación no hace sino fortalecer mi valor. [trad. Amando Lázaro Ros] (¿Rebeldía?)

Hay en mí una testarudez que no soporta dejarse dominar por la voluntad de otros. Mi valor aumenta ante cualquier intento de intimidación. [trad. José Luis López Muñoz]

Hay una especie de terquedad en mí, que nunca me permite que me intimide nadie. Por el contrario, mi valor crece cuando alguien intenta intimidarme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo una obstinación que no permite que los demás la asusten a voluntad. Siempre que alguien intenta intimidarme mi valor crece. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me dejo asustar por nadie… Cualquier intento de intimidarme no hace más que estimular mi valor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Hay en mí una obstinación que me impide doblegarme ante la voluntad de los demás. Mi valor aumenta cuando tratan de intimidarme. [trad. Marta Salís Canosa] (¿“doblegar” para “never can bear to be frightened”?)

Soy tan implacable que nunca permito que me atemoricen los demás. Mi valor aumenta cada vez que alguien pretende intimidarme. [trad. José C. Vales] (¿’implacable’ como traducción de ‘stubborness’? No es lo más acertado)

A lo que él rechaza esa acusación y añade:

I have had the pleasure of your acquaintance long enough to know that you find great enjoyment in occasionally professing opinions which in fact are not your own.

He tenido el placer de conocerla suficiente tiempo para saber que encuentra usted gran contento en profesar a veces opiniones que de hecho no son las suyas. [trad. José de Urríes y Azara]

Con el tiempo que la conozco me basta para saber que muchas veces se complace en decir lo que no siente. [trad. Amando Lázaro Ros] (No cambia del todo el sentido, pero no es lo que dice el original)

He tenido el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que en ocasiones disfruta usted mucho atribuyéndose opiniones que dista de profesar. [trad. José Luis López Muñoz]

He tenido el placer de conocerla lo bastante para saber que se complace a veces en sustentar opiniones que de hecho no son suyas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que usted se complace mucho en emitir de vez en cuando opiniones que en realidad no hace suyas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tengo el placer de conocerla desde hace bastante tiempo para saber que le gusta expresar opiniones que en realidad no son suyas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He tenido el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que de vez en cuando le gusta expresar opiniones que no son en realidad suyas. [trad. Marta Salís Canosa]

Ya la conozco lo suficiente para saber que se divierte enormemente propalando opiniones que no son suyas. [trad. José C. Vales]

Lizzy aprovecha la ventaja que lleva en el debate y revela al coronel el mal comportamiento que tuvo su primo en la asamblea de Meryton (claro, sin sacar a colación el comentario que hirió el orgullo de ella en esa ocasión).

Darcy se defiende con el argumento de que:

I am ill-qualified to recommend myself to strangers.

No sirvo para recomendarme a personas desconocidas. [trad. José de Urríes y Azara]

Me cuesta trabajo pedir un favor a personas con las que no tengo confianza. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me resulta fácil tratar con extraños. [trad. José Luis López Muñoz]

No sirvo para darme a conocer a extraños. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estoy mal dotado para causar buena impresión a los desconocidos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No sirvo para recomendarme a personas desconocidas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me resulta fácil hablar con desconocidos. [trad. Marta Salís Canosa]

No soy muy hábil relacionándome con desconocidos. [trad. José C. Vales]

La excusa de introversión no parece lo suficientemente válida, por lo que Lizzy pregunta, un tanto retóricamente, al coronel:

Why a man of sense and education, and who has lived in the world, is ill qualified to recommend himself to strangers?

¿Cómo un hombre de talento y educación, que ha vivido en el mundo, no sirve para recomendarse por sí a los desconocidos? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Por qué un hombre de buen sentido y de buena educación, acostumbrado a moverse en el mundo, encuentra dificultad en pedir un favor a las personas con las cuales no tiene mucha confianza? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Por qué un hombre inteligente y educado, y que ha vivido en el mundo, encuentra difícil tratar con extraños? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cómo es posible que un hombre de talento y bien educado, que ha vivido en el gran mundo, no sirva para atender a desconocidos? [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Carece de cohesión, el texto debería repetir las palabras de Darcy respecto a “recommend oneself to strangers”, pero la traductora decidió no mantener unificada su forma de traducir entre lo que dice un personaje y otro)

¿Por qué está mal dotado para causar buena impresión a los desconocidos un hombre de buen juicio y bien educado, y con mundo? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Cómo un hombre educado, juicioso y por demás mundano no sirve para recomendarse por sí a desconocidos? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Por qué a un hombre inteligente, educado y de mundo le cuesta trabajo tanto hablar con extraños? [trad. Marta Salís Canosa] (nuevamente no hay cohesión o eco a las palabras de Darcy).

¿Por qué un hombre sensato y educado, y que tiene mundo, no es muy hábil para relacionarse con desconocidos? [trad. José C. Vales]

Para el coronel, la respuesta es muy sencilla:

It is because he will not give himself the trouble.

Es porque no quiere tomarse esa molestia. [trad. José de Urríes y Azara]

Eso le ocurre porque no quiere tomarse la molestia de pedir un favor a nadie. [trad. Amando Lázaro Ros] (Demasiada palabrería, pero mantiene la cohesión con lo que tradujo párrafos antes)

La razón es que no se toma la molestia. [trad. José Luis López Muñoz]

Es porque no quiere tomarse la molestia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es porque no quiere tomarse la molestia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El motivo es que no quiere tomarse esa molestia [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El motivo es que no quiere tomarse la molestia. [trad. Marta Salís Canosa]

Es porque no quiere tomarse esa molestia. [trad. José C. Vales]

Darcy nuevamente se defiende:

I certainly have not the talent which some people possess of conversing easily with those I have never seen before. I cannot catch their tone of conversation, or appear interested in their concerns.

Cierto que no poseo el talento de otros que pueden conversar con facilidad con quienes nunca han visto. No puede hacerme a esa especie de conversación ni parecer interesado en sus cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

Reconozco, desde luego, que no poseo la facilidad que algunos tienen para conversar sin esfuerzo con gentes a las que ven por primera vez. No consigo ponerme a tono en la conversación ni interesarme en los asuntos que a ellos les preocupan. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es verdad que no tengo la capacidad que poseen algunas personas de conversar con soltura con aquellos a quienes no conocen. No sé captar el tono de su conversación, ni dar la impresión de interesarme en sus preocupaciones [trad. José Luis López Muñoz]

Reconozco que no tengo la habilidad que otros poseen de conversar fácilmente con las personas que jamás he visto. No puedo hacerme a esas conversaciones y fingir que me intereso por sus cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Desde luego que no tengo el talento que poseen algunos para conversar con soltura con personas que acaban de conocer. No soy capaz de captar el tono de su conversación ni de aparentar interés por sus asuntos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sin duda no poseo el talento de otros que pueden conversar con facilidad con quienes nunca han visto. No tengo valor para ello ni puedo adaptarme al carácter de los demás con la facilidad que otros lo hacen. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿”tener valor”? en ningún momento se dice algo así, no hay referencia o alusión alguna a cobardía, que es lo que implicaría esa traducción)

Es cierto que no tengo la facilidad que poseen otros de conversar con soltura con aquellos que no conocen. No puedo ceñirme al tono de su conversación, ni fingirme interesado por sus asuntos. [trad. Marta Salís Canosa]

La verdad es que no poseo el talento que tienen otras personas para conversar naturalmente con aquellos a quienes no conozco de nada. Me resulta difícil captar el tono de la conversación o aparentar que me interesan sus asuntos. [trad. José C. Vales]

Y en cierta forma también resulta una velada alusión a que su primo el coronel, si sabe relacionarse con extraños, como evidentemente lo está haciendo con Lizzy.

Lizzy lanza una especie de reproche, pues admite que si ella practicase en el piano, quizá podría tener más habilidad al tocar el instrumento.

Ante ese comentario, Darcy admite la derrota al darle la razón a ella y le hace un cumplido, pero más importante aún es que en esta ocasión, él alude a un parecido entre ellos dos:

We neither of us perform to strangers.

Ninguno de nosotros hace comedias ante desconocidos. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos hacemos exhibiciones en presencia de gentes extrañas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ni usted ni yo damos lo mejor de nosotros ante extraños. [trad. José Luis López Muñoz] (¿”dar lo mejor” como opción de traducción para perform en este caso? Resulta un tanto extraño)

Ninguno de nosotros toca ante desconocidos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ni usted ni yo interpretamos para desconocidos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ninguno de nosotros hace comedias ante desconocidos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A ninguno de los dos nos gusta lucirnos delante de desconocidos. [trad. Marta Salís Canosa]

Ni a usted ni a mí nos gusta tocar para desconocidos. [trad. José C. Vales]

Como puede observarse, la mayoría de los traductores parece interpretar que el verbo “perform” se refiere sólo a “tocar el piano”, pero tiene un sentido mucho más amplio, que abarca el desempeño en general (la forma de comportarse), y de ahí que se exprese el no querer hacer espectáculos (exhibirse, lucirse), como en cambio a Lady C, a Collins, a la Sra Bennet y a Lydia les encanta. Pero los menos atinados parecen ser aquellos que lo tradujeron como “hacer comedias” o “dar lo mejor”.

Read Full Post »