Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘William Collins’ Category

Para la semana del 27 de mayo al 2 de junio de 2013, en JAcastellano estuvimos leyendo el capítulo 48 de Orgullo y prejuicio.

En este capítulo la ansiedad para la familia Bennet se mantiene ante la falta de noticias respecto a Lydia.

The arrival of letters was the grand object of every morning’s impatience.

La llegada de cartas era el primer motivo importante de impaciencia de todas las mañanas. [trad. José de Urríes y Azara]

La impaciencia de todas las mañanas era, en primer término, la llegada de cartas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El momento de mayor nerviosismo era la llegada del correo, primer motivo de impaciencia matutina. [trad. José Luis López Muñoz]

Todas las mañanas esperaban las cartas con impaciencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (De nuevo la tendencia a personalizar: “esperaban”)

La llegada de las cartas era al gran motivo de impaciencia de cada mañana. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los días transcurrían en medio de la ansiedad, sobre todo cuando se aguardaba la llegada del correo [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que era “en la mañana”)

Las cartas eran el primer objeto de su impaciencia matinal. [trad. Marta Salís Canosa] (Personalización: “su”)

La llegada de las cartas, cada mañana, se esperaba con gran impaciencia. [trad. José C. Vales]

Through letters, whatever of good or bad was to be told would be communicated.

Por carta se había de comunicar lo que hubiera de decir de bueno o de malo. [trad. José de Urríes y Azara]

Por carta habían de llegar a su conocimiento las noticias, buenas o malas. [trad. Amando Lázaro Ros] (Otra personalización: “su”)

Por las cartas sabrían lo que de bueno o de malo hubiera que saber. [trad. José Luis López Muñoz]

Por carta habrían de saber la mala o buena marcha del asunto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (También personaliza: “habrían”)

Lo que se supiera, bueno o malo, se habría de saber por cartas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Por carta se había de comunicar lo que hubiera de decir de bueno o de malo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A través de ellas les comunicarían lo que de bueno o malo tuvieran que saber. [trad. Marta Salís Canosa] (Personalización)

A través de las cartas se les comunicaría lo bueno o lo malo que tuvieran que decirles. [trad. José C. Vales]

Además, el asunto no puede permanecer oculto al mundo, de manera que en la carta del Sr. Collins tenemos una muestra de la forma en que piensan las mentes cerradas y fanáticas:

The death of your daughter would have been a blessing in comparison of this.

La muerte de una hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. José de Urríes y Azara]

La muerte de su hija hubiera sido una bendición de Dios comparada con esto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Comparada con esto, la muerte de su hija habría sido una bendición.[trad. José Luis López Muñoz]

La muerte de una hija habría sido una bendición comparada con esto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La muerte de su hija habría sido una bendición comparada con esto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La muerte de una hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La muerte de su hija habría sido una alegría en comparación con esto. [trad. Marta Salís Canosa]

La muerte de su hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. José C. Vales]

Comentario aparte, respecto a esta misiva de Collins, saca a relucir su “tacto diplomático” con esa alusión a que se libró de estar envuelto también en el escándalo gracias al rechazo de Lizzy.

Lo jugoso del capítulo es que los Gardiner todavía siguen sin tener certeza qué sucede entre Lizzy y Darcy. Por ejemplo, en su carta, el Sr. Gardiner apela a la información que quizá pudiera tener Lizzy respecto a Wickham, sin perder de vista la discreción la que hace alusión al tema.

Por su parte, la Sra. Gardiner sigue intrigada qué hay de la relación de Lizzy con cierto terrateniente de Derbyshire, pero su sobrina sigue sin soltar prenda. Y ésta, a su vez, está deprimida, ha pasado una o dos noches de desvelo y aunque puede fingir que se debe a lo de Lydia, se nos dice que Lizzy está bastante consciente de sus propios sentimientos.

Sin haber logrado encontrar a su hija, el Sr. Bennet regresa a Longbourn, dejando a su cuñado a cargo de la búsqueda. No puede olvidar que Lizzy le advirtió del peligro que representaba soltar la rienda a Lydia, y aunque se reprocha el haber sido tan negligente, cuando su hija predilecta trata de reconfortarlo, él dice algo casi equivalente a un epigrama:

You may well warn me against such an evil. Human nature is so prone to fall into it!

Bien puedes hacerme advertencias sobre males tan grandes. ¡La naturaleza humana tan propensa a caer en ellos! [trad. José de Urríes y Azara] (Se pierde la referencia: “Ser severo con uno mismo”, y la convierte en “males grandes” cuando específicamente se habla de un mal en especial)

Está bien que me pongas en guardia contra semejante peligro, porque la humanidad tiene tendencia a caer en él. [trad. Amando Lázaro Ros]

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo consigo mismo]. ¡La naturaleza humana tiende tanto a caer en él! [trad. José Luis López Muñoz]

No hay contemplaciones que valgan en males tan grandes. La naturaleza humana es demasiado propensa a recurrir a ellas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Un cambio de referente, de “culparse a uno mismo” a “contemplaciones” que no está en el original

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo consigo mismo]. ¡Tiende tanto a caer en él la naturaleza humana! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Bien puedes hacerme advertencias sobre males tan grandes. ¡La naturaleza humana es tan propensa a caer en ellos! [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Copia la traducción de Urríes)

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo con uno mismo]. La naturaleza humana es tan propensa a caer en él. [trad. Marta Salís Canosa]

Haces bien en advertirme contra la autocompasión. ¡La naturaleza humana es tan proclive a tropezar con ese pecado! [trad. José C. Vales]

En tanto que respecto a la actuación de su esposa opina con sarcasmo:

This is a parade which does one good; it gives such an elegance to misfortune!

¡He aquí una cosa que sienta bien, que presta cierta elegancia a la desdicha! [trad. José de Urríes y Azara]

¡Cuánto gana uno con estos alardes que dan elegancia al infortunio! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Excelente idea que contribuye a hacer elegante el infortunio! [trad. José Luis López Muñoz]

¡Mira qué bien! ¡Eso presta cierta elegancia al infortunio! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Esto es un desfile que sirve para una cosa, por lo menos: ¡para dar mucha elegancia a la desgracia! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡He ahí una cosa que sienta bien, que presta cierta elegancia a nuestra desdicha! [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Personaliza: “nuestra”)

Tanto ir y venir lo consuela a uno; ¡y da tal elegancia al infortunio! [trad. Marta Salís Canosa]

Estas elegancias le hacen sentir bien a uno… ¡proporciona cierto aire nobiliario a la desgracia! [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

De igual manera, del 4 al 10 de marzo de 2013, en JAcastellano realizamos la lectura del capítulo 28 de Orgullo y prejuicio, que en la división por volúmenes corresponde al capítulo 5 del segundo volumen.

Tenemos la llegada a Kent y las impresiones respecto a la vida en la rectoría de Hunsford, con lo que Lizzy parece reconciliarse un poco con la decisión de su amiga Charlotte.

No abundan las citas de tipo epigramático. Si acaso dos observaciones provenientes de la voz narradora.

Primero, respecto a la verbosidad de Collins cuando los lleva a conocer algunos de los mejores parajes naturales del lugar:

Every view was pointed out with a minuteness which left beauty entirely behind.

Señalando los puntos de vista importantes con una minuciosidad que sobrepujaba en mucho a su belleza. [trad. José de Urríes y Azara]

Señalando todas las particularidades con una minuciosidad que… no permitía gozar de su belleza. [trad. Amando Lázaro Ros]

Señalando cada vista con una minuciosidad que olvidaba por completo su belleza. [trad. José Luis López Muñoz]

Señalando todas las vistas con una minuciosidad que estaba muy por encima de su belleza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Señaló cada uno de los paisajes con una minuciosidad que dejaba atrás por completo la belleza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Señalando los lugares… más atractivos con una minuciosidad que superaba en mucho su belleza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Señaló cuanto les rodeaba con una minuciosidad que… impedía disfrutar de la belleza. [trad. Marta Salís Canosa]

Parece que se trata de una expresión muy díficil de trasladar a nuestra lengua. En primer lugar por la voz pasiva, de manera que los traductores modificaron la sintaxis a una voz activa y con ello explicitan al agente de la acción (Collins).

Por otra parte también les resulta complicado traducir “leave beauty entirely behind”; la decisión que algunos tomaron cambia el sentido de la frase, pues “olvidar” no es lo que sucede, en tanto que se atribuye un sentido positivo a la minuciosidad de las descripciones cuando aparecen opciones como “superar”, “estar muy por encima” y la literal “dejar atrás”; en cambio las opciones “no permitir gozar” e “impedir disfrutar” parecen dar en el clavo con la idea negativa que se expresa en el texto original en inglés.

La otra cita seleccionada es:

A lively imagination soon settled it all.

Su viva imaginación lo determinó todo al punto. [trad. José de Urríes y Azara]

Su vivaracha imaginación lo arregló todo muy pronto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su viva imaginación le permitió concluir pronto aquella tarea. [trad. José Luis López Muñoz]

Su viva imaginación lo planeó todo en seguida. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Su viva imaginación no tardó en dejarlo todo trazado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En su viva imaginación, todo quedó pronto decidido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su imaginación era tan viva que no tardó en dar por concluido el asunto. [trad. Marta Salís Canosa]

Aquí se observa otro cambio por parte de los traductores. En el texto original se trata de una idea genérica, aplicable a la mente de cualquier persona con imaginación viva. Sin embargo, todos parecen haber explicitado al marcar con el posesivo “su” a la “imaginación viva” de manera que remite exclusivamente a la de Lizzy.

Read Full Post »

De igual manera, en la semana del 4 al 10 de febrero, en JAcastellano leímos el capítulo 20 de Orgullo y prejuicio.

Contiene una de las escenas más cómicas de la novela, pues el Sr. Bennet asume su postura respecto a la propuesta matrimonial de Collins a su hija predilecta y como resultado, hay que escuchar toda una retahíla de quejas por parte de la Sra. Bennet.

Si bien las palabras del Sr. Bennet son las más memorables de todo el capítulo, la tendencia a la prédica de Collins genera las frases más epigramáticas. Veamos.

La cita más memorable se refiere a la disyuntiva en la que colocan a Lizzy sus padres:

An unhappy alternative is before you… From this day you must be a stranger to one of your parents. Your mother will never see you again if you do not marry Mr. Collins, and I will never see you again if you do.

Una triste alternativa se te ofrece… Desde este día tienes que ser extraña a uno de tus padres. Tu madre no te quiere ver si no te casas con Collins, y yo no quiero volverte a ver si te casas con él. [trad. José de Urríes y Azara]

Estas en presencia de una lamentable alternativa. Desde hoy vas a tener que renunciar a tu padre o a tu madre. Tu madre no quiere verte más si no te casas con el señor Collins, y si te casas con él, quítate para siempre de mi vista. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tienes ante ti una triste disyuntiva… A partir de hoy, serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre te repudiará si no te casas con el señor Collins, y yo te repudiaré si te casas con él. [trad. José Luis López Muñoz]

Tienes una triste alternativa ante ti… Desde hoy en adelante tendrás que renunciar a uno de tus padres. Tu madre no quiere volver a verte si no te casas con Collins, y yo no quiero volver a verte si te casas con él. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Te encuentras ante una triste alternativa… A partir de este día deberás ser una extraña para uno de tus progenitores. Si *no* te casas con el señor Collins, tu madre no querrá volver a verte, y si te casas con él, seré yo el que no *querré* volver a verte. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una triste alternativa se te ofrece… Desde este día tienes que ser extraña a uno de tus padres. Tu madre no quiere volver a hablarte si no te casas con Collins, y yo no quiero volver a verte si te casas con él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Estás ante una triste disyuntiva… A partir de hoy te convertirás en una extraña para uno de tus padres. Tu madre no volverá a verte si no te casas con el señor Collins, y yo no volveré a verte si te casas con él. [trad. Marta Salís Canosa]

Y además, el Sr. Bennet corta tajantemente las quejas de su esposa, o por lo menos, prohíbe tener que escucharlas en su ya antes proclamado refugio:

I have two small favours to request. First, that you will allow me the free use of my understanding on the present occasion; and secondly, of my room. I shall be glad to have the library to myself as soon as may be.

Tengo dos pequeños favores que pedirte: que me permitas en esta ocasión hacer libre uso, primero de mi entendimiento, y segundo, de mi cuarto. Tendré sumo gusto en disfrutar yo solo de la biblioteca, si es posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Dos favores tengo que pedirle: primero, que me conceda en esta ocasión el libre uso de mi buen criterio, y segundo, que me conceda también el libre uso de la habitación que considero como mía. Déjeme cuanto antes la biblioteca para mí. [trad. Amando Lázaro Ros]

He de pedirte dos favores insignificantes. Primero, que me permitas usar libremente mi leal saber y entender en esta ocasión; y, en segundo, también reclamo el uso de esta habitación. Me gustaría poder disponer de la biblioteca tan pronto como sea posible. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo que pedirte dos pequeños favores: primero, que me dejes usar libremente mi entendimiento en este asunto, y segundo, que me dejes disfrutar solo de mi biblioteca en cuanto puedas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He de pedirte dos favores pequeños. En primer lugar, que me permitas servirme en esta ocasión con libertad de mi entendimiento, y en segundo lugar, de mi habitación. Me gustaría quedarme solo en la biblioteca lo antes posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tengo dos pequeños favores que pedirte: que en esta ocasión me permiteas hacer libre uso, primero de mi entendimiento, y segundo, de mi biblioteca. Deseo quedarme solo cuanto antes, si es posible. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He de pedirte dos pequeños favores. Primero, que respetes mi opinión sobre este asunto; y segundo, que respetes mi biblioteca… Me gustaría quedarme solo en ella lo antes posible. [trad. Marta Salís Canosa]

Antes de eso, al inicio del capítulo, el Sr. Bennet había tratado de lavarse las manos con dos frases que sin ser epigramas pueden resultar de uso frecuente:

I have not the pleasure of understanding you.

No tengo el gusto de entenderte. [trad. José de Urríes y Azara]

No tengo el gusto de entender lo que me dice. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tengo el placer de entenderte. [trad. José Luis López Muñoz]

No he tenido el placer de entenderte. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No tengo el gusto de entenderte. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No tengo el gusto de entender lo que me has dicho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No tengo el placer de entenderte. [trad. Marta Salís Canosa]

It seems an hopeless business.

Parece asunto perdido. [trad. José de Urríes y Azara]

Parece que el asunto no tiene arreglo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Parece una situación desesperada. [trad. José Luis López Muñoz]

Parece que no tiene remedio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Parece que la cosa tiene muy mal arreglo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Parece asunto concluido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Parece una situación desesperada. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, la Sra. Bennet, desalojada casi sumariamente de la biblioteca, lanza una amenaza a Lizzy:

if you take it into your head to go on refusing every offer of marriage in this way, you will never get a husband at all.

Si se te mete en la cabeza rechazar todas las propuestas de matrimonio, jamás te casarás. [trad. José de Urríes y Azara]

Como siga rechazando de esta manera las propuestas de casamiento se quedará usted sin marido. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se te mete en la cabeza rechazar a todos los caballeros que se te declaren, no te casarás nunca. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se te mete en la cabeza seguir rechazando de esa manera todas las ofertas de matrimonio que te hagan, te quedarás solterona. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se le mete en la cabeza rechazar de esta manera todas las propuestas de matrimonio, no encontrará nunca marido. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si se te ocurre rechazar todas las proposiciones de matrimonio, jamás te casarás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si piensas rechazar así todas las propuestas de matrimonio, acabarás soltera.[trad. Marta Salís Canosa]

Y, buscando apoyo en la presencia de Charlotte, lanza sus quejidos:

Nobody is on my side, nobody takes part with me. I am cruelly used, nobody feels for my poor nerves.

Nadie está de mi parte, ya que ninguno se interesa por mí y me veo cruelmente tratada sin consideración a mis nervios. [trad. José de Urríes y Azara]

Nadie me apoya, nadie se coloca de parte mía; me tratan con la mayor desconsideración y no se preocupan de mis pobres nervios. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nadie me apoya, nadie se pone de mi parte, se me trata cruelmente y nadie se apiada de mis pobres nervios. [trad. José Luis López Muñoz]

Nadie está de mi parte, me tratan cruelmente, nadie se compadece de mis pobres nervios. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Nadie está de mi parte, nadie se pone a mi lado. Me están tratando con crueldad, nadie se compadece de mis pobres nervios. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nadie está de mi parte. Ninguno se interesa por mí ni tiene consideración de mis pobres nervios. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nadie se pone de mi parte, nadie me secunda, ¡son tan crueles conmigo! A nadie le preocupan mis pobres nervios. [trad. Marta Salís Canosa]

Entre las que se incluyen además, este par de epigramas:

People who suffer… from nervous complaints can have no great inclination for talking.

Quienes padecemos de los nervios no sentimos gran inclinación a hablar. [trad. José de Urríes y Azara]

La gente que sufre… de los nervios, siente pocas ganas de hablar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Las personas que… sufren de trastornos nerviosos no son nunca muy partidarias de hablar. [trad. José Luis López Muñoz]

Las personas que… sufrimos de los nervios, no somos aficionados a la charla. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las personas que sufrimos tanto de trastornos nerviosos no podemos tener gran inclinación a hablar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Quienes padecemos de los nervios no sentimos gran inclinación a ello [hablar] [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las personas que… padecen de los nervios no tienen muchas ganas de hablar. [trad. Marta Salís Canosa]

Those who do not complain are never pitied.

Los que no padecen, jamás se apiadan [trad. José de Urríes y Azara] (otra idea).

Nadie se compadece de las personas que nos quejamos. [trad. Amando Lázaro Ros] (contrasentido)

Nadie se compadece de quienes no se quejan. [trad. José Luis López Muñoz]

A los que no se quejan, nadie les compadece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La gente no se apiada nunca de los que no se quejan. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los que no padecen, jamás se apiadan. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (usa la misma frase que Urríes y Azara)

Si uno no se queja, nadie le compadece. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, Collins predica respecto a la resignación y al yerro:

Resignation to inevitable evils is the evil duty of us all.

Es deber de todos resignarnos ante los males inevitables. [trad. José de Urríes y Azara]

Es obligación de todos resignarnos a los males inevitables. [trad. Amando Lázaro Ros]

La resignación ante los males inevitables es una obligación que nos compete a todos. [trad. José Luis López Muñoz]

Es deber de todos resignarse por los males inevitables. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todos tenemos el deber de resignarnos a los males inevitables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es deber de todos resignarnos ante los males inevitables. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos tenemos el deber de resignarnos ante lo inevitable. [trad. Marta Salís Canosa]

resignation is never so perfect as when the blessing denied begins to lose somewhat of its value in our estimation.

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estimación algo de su valor. [trad. José de Urríes y Azara]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el favor que se nos niega empieza a perder importancia en nuestro aprecio. [trad. Amando Lázaro Ros]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el bien negado empieza a perder valor en nuestra estimación. [trad. José Luis López Muñoz]

La resignación nunca es tan perfecta como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estimación algo de valor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el bien que se ha negado empieza a perder algún valor a nuestros ojos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estima algo de su valor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada empieza a perder valor ante nuestros ojos. [trad. Marta Salís Canosa]

we are all liable to error.

Todos estamos sujetos a error. [trad. José de Urríes y Azara]

Todos estamos expuestos a equivocarnos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Todos estamos sujetos al error. [trad. José Luis López Muñoz]

Todos somos capaces de cometer errores. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todos estamos sujetos a error. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos estamos sujetos a error. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos cometemos errores. [trad. Marta Salís Canosa]

Es un tanto irónico que de boca de un par de los personajes más insensatos del libro salgan algunas de las frases más epigramáticas del capítulo, y más cuando han estado presentes dos de los más ingeniosos.

Read Full Post »

En JAcastellano, del 4 al 10 de febrero nos correspondió leer el capítulo 10 de Orgullo y prejuicio, donde sucede la propuesta matrimonial de Collins a Lizzy.

Se trata de un predicamento en el que casi nadie querría verse involucrado, pero ante lo inevitable, Lizzy decide finalmente que:

it would be wisest to get it over as soon and as quietly as possible.

Sería más adecuado que transcurriera todo lo más pronto y de una vez que fuera posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo más prudente era salir del paso cuanto antes y con el menor ruido posible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quizá lo más prudente fuera superar la prueba cuanto antes. [trad. José Luis López Muñoz]

Más sensato acabar con todo aquello lo antes posible en paz y tranquilidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo más prudente sería quitarse aquello de encima de la manera más rápida y tranquila posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sería más prudente que lo que tuviese que ocurrir ocurriera cuanto antes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sería más sensato pasar por aquel trance lo antes posible y con la mayor serenidad. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque eso sí, dado que es un momento humillante pero cómico, por lo que le resulta difícil:

tried to conceal, by incessant employment the feelings which were divided between distress and diversion.

Tratando de ocultar sus sentimientos de pena y risa entre los que luchaba. [trad. José de Urríes y Azara]

Ocultar, haciéndose la atareada, sus sentimientos que eran, por un lado, de molestia, y por otro de regocijo. [trad. Amando Lázaro Ros] (‘regocijo’ no parece la opción más idónea para el caso)

Ocultar, con incesante actividad, un estado de ánimo angustiado y divertido a partes iguales. [trad. José Luis López Muñoz]

Disimular con empeño, por un lado, la sensación de malestar, y por otro, lo que le divertía aquel asunto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Disimular con una ocupación constante sus sentimientos que se dividían entre la congoja y la diversión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tratando de ocultar sus sentimientos que oscilaban entre la pena y el deseo de echarse a reír. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Intentó, embebida en sus labores, disimular unos sentimientos que oscilaban entre la risa y el llanto [trad. Marta Salís Canosa] (¿‘llanto’ como traducción de ‘distress’?)

Lejos de interpretar acertadamente la reticencia de Lizzy, Collins lo considera como aliciente:

your modesty, so far from doing you any disservice, rather adds to your other perfections.

Tu modestia, en vez de serte perjudicial, viene a sumarse a tus otras perfecciones. [trad. José de Urríes y Azara]

Esa modestia… lejos de perjudicarla… agrega una virtud más. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su modestia, lejos de perjudicarla, más bien realza sus restantes cualidades. [trad. José Luis López Muñoz]

Su modestia, en vez de perjudicarla, viene a sumarse a sus otras perfecciones. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Su modestia, lejos de perjudicarla, más bien aporta algo al resto de sus perfecciones. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tu modestia, lejos de perjudicarte, se suma a tus otras perfecciones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su modestia, lejos de perjudicarla, se suma al resto de sus virtudes. [trad. Marta Salís Canosa]

Se siente muy seguro de ser aceptado y prosigue con:

my attentions have been too marked to be mistaken.

Mis intenciones han quedado demasiado indicadas para dar lugar al error. [trad. José de Urríes y Azara]

Mis atenciones han sido tan manifiestas, que no pueden dejar lugar a dudas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Mis atenciones han sido demasiado claras como para interpretarlas equivocadamente. [trad. José Luis López Muñoz]

Mis intenciones han quedado demasiado patentes para que puedan inducir a error. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Mis atenciones han sido demasiado destacadas como para no entenderse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mis intenciones son demasiado claras para dar lugar a error. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Mis atenciones han sido demasiado obvias para poderse malinterpretar. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero obviamente, pagado de sí mismo, Collins no sabe entender un NO como respuesta y sale con la inteligente idea de que:

it is usual with young ladies to reject the addresses of the man whom they secretly mean to accept, when he first applies for their favour; and that sometimes the refusal is repeated a second, or even a third time.

Cuán alegre es entre las jóvenes rechazar proposiciones de un hombre que en secreto piensa aceptar cuando obtenga su estimación, y que en ocasiones la repulsa se repite una segunda y a veces una tercera vez. [trad. José de Urríes y Azara]

La costumbre exige que una señorita rechace las insinuaciones del hombre a quien secretamente piensa aceptar, cuando éste se dirige a ella por vez primera; y hasta se dan casos de que lo rechaza por segunda y hasta por tercera vez. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es habitual entre las jóvenes rechazar la petición del hombre al que, en secreto, se proponen aceptar, cuando este solicita su mano por vez primera; y que, a veces, la negativa se repite una segunda y hasta una tercera vez. [trad. José Luis López Muñoz]

Entre las jóvenes es muy corriente rechazar las proposiciones del hombre a quien, en el fondo, piensan aceptar, cuando pide su preferencia por primera vez, y que la negativa se repite una segunda o incluso una tercera vez. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es habitual entre las señoritas rehusar las proposiciones del mismo hombre a quien secretamente desean aceptar, en la primera ocasión en que éste les pide relaciones; y que en aglunas ocasiones esta negativa se repite una segunda vez, e incluso una tercera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las jóvenes tienen la costumbre de rechazar proposiciones que en secreto piensan aceptar más tarde, y que en ocasiones el rechazo se repite una segunda y hasta una tercera vez. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las jóvenes suelen rechazar al hombre que en el fondo se proponen aceptar cuando éste les pide su mano por primera vez; y que en ocasiones repiten la negativa una segunda e incluso una tercera vez. [trad. Marta Salís Canosa]

Y su falsa idea la reitera una segunda ocasión:

the established custom of your sex to reject a man on the first application.

Es costumbre establecida en tu sexo rechazar a los hombres a las primeras de cambio. [trad. José de Urríes y Azara]

Es costumbre establecida entre el sexo femenino el rechazar al hombre la primera vez que se dirige a una mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es costumbre de su sexo rechazar a un hombre la primera vez que se declara. [trad. José Luis López Muñoz]

Es costumbre incorregible de las mujeres rechazar a los hombres la primera vez que se declaran. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es costumbre establecida entre las de su sexo rechazar a los hombres en su primera petición. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es costumbre de las mujeres rechazar a los hombres a las primeras de cambio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su sexo tiene la costumbre de rechazar a los hombres la primera vez que se declaran. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, Lizzy reitera su negativa, además tratando de razonar respecto a lo insensata que es la impresión que tiene Collins sobre las mujeres y las propuestas matrimoniales:

not one of those young ladies (if such young ladies there are) who are so daring as to risk their happiness on the chance of being asked a second time.

No… de esas mujeres —si es que tales existen—que osan arriesgar su felicidad al azar de que se les declaren una segunda vez. [trad. José de Urríes y Azara]

No… de esas jóvenes (si existe en efecto, tal clase de jóvenes) que se atreven a arriesgar su dicha con la simple curiosidad de que se les declaren por segunda vez. [trad. Amando Lázaro Ros]

No… de ésas mujeres (si es que existen) que tienen el atrevimiento de poner en peligro su felicidad por darse el gusto de recibir una segunda declaración. [trad. José Luis López Muñoz]

No… de esas mujeres, si es que tales mujeres existen, tan temerarias que arriesgan su felicidad al azar de que las soliciten una segunda vez. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No… de esas señoritas (si es que existen tales señoritas) que son tan osadas como para arriesgar su felicidad al azar de que se les pida la mano por segunda vez. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No… de esas mujeres, si es que existen, que osan arriesgar su felicidad al azar de que se les declaren una segunda vez. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No… de esas jóvenes (si es que existen) que tienen la osadía de arriesgar su felicidad por el placer de escuchar una segunda declaración. [trad. Marta Salís Canosa]

no pretensions whatever to that kind of elegance which consists in tormenting a respectable man. I would rather be paid the compliment of being believed sincere.

No abrigo la menor pretensión de semejante género de elegancia, consistente en atormentar a una persona respetable. [trad. José de Urríes y Azara]

No pretendo poseer esa clase de distinción que consiste en hacer sufrir a un hombre respetable. Prefiero que se me elogie creyéndome sincera. [trad. Amando Lázaro Ros]

No aspiro en absoluto al tipo de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. Preferiría más bien que se me hiciera el cumplido de creerme sincera. [trad. José Luis López Muñoz]

No me parece nada elegante atormentar a un hombre respetable. Preferiría que me hiciese el cumplido de creerme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No aspiro en lo más mínimo a esa elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nunca he pretendido esa clase de elegancia, consistente en atormentar a una persona respetable. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me interesa en lo más mínimo esa clase de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. Sería para mí un cumplido que creyera en la sinceridad de mis palabras. [trad. Marta Salís Canosa]

Do not consider me now as an elegant female, intending to plague you, but as a rational creature, speaking the truth from her heart.

No me tomes por mujer elegante que pretende atormentar, sino como criatura racional que dice la verdad de corazón. [trad. José de Urríes y Azara]

No me tome… en este momento por una mujer elegante que pretende hacerle sufrir, sino como una persona razonable, que le dice la verdad desde el fondo de su corazón. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me considera una dama elegante que trata de atormentarlo, sino una criatura racional que le dice una verdad salida del corazón. [trad. José Luis López Muñoz]

No me considere como a una mujer elegante que pretende torturarle, sino como a un ser racional que dice lo que siente de todo corazón. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me considere… una dama elegante que pretende fastidiarlo, sino una criatura racional que dice la verdad de todo corazón. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me tomes por mujer elegante que pretende atormentarte, sino por una muchacha sensata que dice la verdad de corazón. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me considere una mujer elegante que trata de atormentarlo, sino una criatura racional que habla con el corazón en la mano. [trad. Marta Salís Canosa]

Esta última cita posiblemente tenga tintes de feminismo, al proclamarse Lizzy como criatura racional.

No sin que antes, la terquedad de Collins, la obligase a decir también:

If what I have hitherto said can appear… in the form of encouragement, I know not how to express my refusal in such a way as to convince… of its being one.

Si lo que he dicho hasta ahora puede tener… aspecto de excitación, no sé cómo expresar mi repulsa de tal modo que… convenza que lo es. [trad. José de Urríes y Azara]

Si lo que hasta aquí le he dicho lo toma como estímulo, no sé yo con qué palabras expresarme para que… se convenza de que le digo que no. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si lo que he dicho hasta el momento le sirve de estímulo, no sé ya qué forma dar a mi negativa para convencerle de que realmente lo es. [trad. José Luis López Muñoz]

Si todo lo que he dicho hasta ahora lo interpreta como un estímulo, no sé de qué modo expresarle mi repulsa para que quede… completamente convencido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si lo que he dicho hasta aquí puede parecerla una manera de darle ánimos, no sé cómo expresar mi negativa de un modo que le convenza de que lo es. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si lo que he dicho hasta ahora puede ser considerado como estímulo, no sé de qué modo expresar mi rechazo para que te convenzas de él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si cuanto he dicho hasta ahora le parece una forma de animarle, no sé cómo expresar mi negativa para convencerle de que realmente lo es. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

Older Posts »