Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘agradecimiento’

Del 1° al 7 de julio de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 58 de Orgullo y prejuicio, que es sumamente emocionante y donde el nudo principal finalmente se resuelve.

Como el propósito principal ha sido extraer las citas epigramáticas, aquí les presentamos la que destaca en este capitulo, viene de boca de Lizzy, tratando de reconfortar a Darcy por su conducta en el pasado. Ella le dice:

Think only of the past as its remembrance gives you pleasure.

Piense sólo en el pasado cuyo recuerdo le sea grato. [trad. José de Urríes y Azara]

No se acuerde usted del pasado sino en lo que puede resultarle agradable. [trad. Amando Lázaro Ros]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te procure placer. [trad. José Luis López Muñoz]

Del pasado no tiene usted que recordar más que lo placentero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No recuerdes del pasado más que lo que te sea grato. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Recuerde sólo en el pasado aquello que le sea grato. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te sea placentero. [trad. Marta Salís Canosa]

Piensa en el pasado cuando sólo los recuerdos te produzcan placer. [trad. José C. Vales]

Si algo llama la atención es la diferencia en la forma de dirigirse que tienen los personajes. Las traducciones más antiguas, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a Darcy; en cambio, en varias de las traducciones más recientes, el cambio a “tú” se produce cerca de este momento.

Sin embargo, lo sustancioso y más importante de este capítulo, por supuesto que es que finalmente los malentendidos entre la pareja se aclaran y llegan a una conclusión feliz.

La oportunidad la proporciona Kitty que, se nos dice le tiene miedo a Darcy y huye en cuanto puede con el pretexto de visitar a Maria Lucas. Lizzy sabe que, aunque vaya contra las reglas el quedarse así a solas con Darcy, es la única manera para hablar con él y agradecerle por haber solucionado, dadas las circunstancias, la fuga de Lydia.

Darcy lamenta que ella se haya enterado de su injerencia en el asunto, pues nunca hubiera pensado que la Sra. Gardiner sería indiscreta. Lizzy le hace saber que la indiscreción provino de Lydia. Ante las expresiones de agradecimiento, finalmente él dice:

If you will thank me, let it be for yourself alone. That the wish of giving happiness to you might add force to the other inducements which led me on, I shall not attempt to deny. But your family owe me nothing. Much as I respect them, I believe I thought only of you.

Si me lo agradece usted, que sea sólo por usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una dicha pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun respetándolos mucho, no pensé sino en usted. [trad. José de Urríes y Azara]

Si quiere agradecérmelo, hágalo sólo en su nombre propio. No pienso negar que el deseo de hacerla a usted feliz reforzó los demás motivos que me indujeron a actuar. Su familia ninguna deuda tiene contraída conmigo. Mucho es el respeto que me merece, pero, si le he de ser sincero, creo que sólo pensaba en usted. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si me ha de dar las gracias, que sea sólo en nombre suyo. No ocultaré que el deseo de darle una alegría reforzó posiblemente los otros motivos que me impulsaron a obrar. Pero su familia no me debe nada. Aunque es mucho el respeto que siento por ellos, creo que sólo pensé en usted. [trad. José Luis López Muñoz]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No negaré que el deseo de tranquilizarla se sumó a las otras razones que me impulsaron a hacer lo que hice; pero su familia no me debe nada. Les tengo un gran respeto, pero no pensé más que en usted. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si quiere usted darme las gracias, que sea sólo en nombre de usted. No negaré que el deseo de darle una alegría pudo reforzar los otros incentivos que me movieron a actuar. Pero su familia de usted no me debe nada. A pesar de todo el respeto que les tengo, me parece que sólo pensaba en usted. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo agradece, que sea sólo en nombre de usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una alegría pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun cuando los respeto mucho, no pensé sino en usted. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si ha de agradecérmelo, que sea sólo en su propio nombre. No ocultaré que el deseo de hacerla feliz fortaleció las demás razones que me movieron a hacerlo. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que la respete, creo que sólo pensé en usted. [trad. Marta Salís Canosa]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No pretendo negar que el deseo de verla feliz animó todas las razones que me movieron a actuar. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que los respete, en realidad sólo pensé en usted. [trad. José C. Vales]

¿Qué se puede responder ante eso? Lizzy no podía, resultaba demasiado. Darcy también sabe que no hay vuelta atrás, qué más da arriesgarse totalmente así que va su segunda declaración, que dejaremos para una entrada exclusivamente dedicada a ella.

Tras la segunda declaración, como es costumbre con JA, se echa un velo y no ‘vemos’ ni ‘escuchamos’ en directo la respuesta de Lizzy ni las demás palabras de Darcy. L a voz narradora toma el control y nos cuenta brevemente lo que sucede, ni siquiera hace uso del discurso libre indirecto. Tenemos que conformarnos con saber que Lizzy se ve obligada a hablar y dar a entender que sus sentimientos habían cambiado y su aceptación. La reacción inicial de Darcy al saberse aceptado también queda sólo en narración.

Por un rato:

There was too much to be thought, and felt, and said, for attention to any other objects.

Había demasiado que pensar y que sentir y que decir para tender a nada más. [trad. José de Urríes y Azara]

Estaban demasiado abstraídos en sus pensamientos, en sus emociones y en sus palabras para prestar atención a lo que les rodeaba. [trad. Amando Lázaro Ros]

Era demasiado lo que tenían pensar y sentir y decir para prestar atención a otras cuestiones. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para fijarse en nada más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para atender a nada más. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Había demasiado que pensar, sentir y decir para atender a nada más. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Había demasiado que pensar, y sentir, y decir, para poder prestar atención a otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

Tenían demasiadas cosas que pensar, que sentir y que decir como para prestar atención a otros asuntos. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente recuperan un poco la calma, sin nada de arrebatos sentimentales, vuelve a haber diálogo. El primer tema es la oportuna intervención de Lady C. Habría sido toda una escena ver la ‘conversación’ que tuvo con su sobrino y los resultados tan contrarios a los que ella deseaba que obtiene, pues en lugar de provocar la aversión de Darcy, más bien lo empujó hacia Lizzy:

taught me to hope as I had scarcely ever allowed myself to hope before.

Eso me hizo conocer lo que antes apenas me había atrevido a albergar. [trad. José de Urríes y Azara] (el original dice “hope”, que no es precisamente “conocer”)

Hizo nacer en mí esperanzas que hasta aquel momento no me había atrevido a acariciar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Me dio más esperanzas de las que hasta entonces me había atrevido a abrigar. [trad. José Luis López Muñoz]

Gracias a eso concebí esperanzas que antes apenas me habría atrevido a formular. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me hizo cobrar unas esperanzas que no me había atrevido a albergar hasta entonces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Eso me hizo saber lo que antes apenas me habría atrevido a esperar. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Al basarse en la traducción de Urríes, mantiene la omisión de “hope” y sólo varía del inventado “conocer a “saber” que tampoco resulta una opción adecuada)

Me hizo concebir unas esperanzas que antes no me había atrevido a albergar. [trad. Marta Salís Canosa]

Eso me dio esperanzas… unas esperanzas que apenas me había atrevido a albergar. [trad. José C. Vales]

I knew enough of your disposition to be certain that, had you been absolutely, irrevocably decided against me, you would have acknowledged it… frankly and openly.

Conocía lo suficiente su modo de ser para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. José de Urríes y Azara]

Conozco su carácter lo suficiente para saber que si usted hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme… lo habría confesado… con toda franqueza y sin ambages. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sabía lo bastante de tu manera de ser como para estar seguro de que, si tu actitud hacía mí estaba absoluta e irrevocablemente decidida, lo hubieras confesado con toda franqueza y sin reservas. [trad. José Luis López Muñoz] (omite “en contra”, por así decirlo lo deja implícito)

Conocía de sobra el carácter de usted para saber que si hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría dicho… con toda claridad y franqueza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo conocía lo suficiente de tu carácter como para estar seguro de que si hubieras tomado la decisión absoluta, irrevocable, de rechazarme,… la habrías reconocido… de manera franca y abierta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Conocía lo suficiente su carácter… para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Te conocía lo suficiente para saber que, si hubieras estado absoluta, irrevocablemente decidida en mi contra… lo habrías dicho… sin ambages. [trad. Marta Salís Canosa]

Conocía suficientemente tu carácter como para estar seguro de que si estuvieras absoluta e irrevocablemente contra mí,… lo habrías reconocido así… franca y abiertamente. [trad. José C. Vales]

Como se ha mencionado al principio de esta entrada, en este diálogo es donde la mayoría de los traductores más recientes hacen el cambio de “usted” a “tú” en la forma de dirigirse uno a otro en ambos personajes, pues consideran que justo la declaración y aceptación motiva el cambio, en tanto que los traductores más antiguos mantuvieron el usted todavía en este punto, lo dejan para más adelante en el capítulo.

Ella responde:

You know enough of my frankness to believe me capable of that. After abusing you so abominably to your face, I could have no scruple in abusing you to all your relations.

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarle a usted tan abominablemente cara a cara no podía tener escrúpulo en manifestar lo propio a todos sus parientes. [trad. José de Urríes y Azara]

Tenía usted pruebas de mi franqueza, como para no dudar de que lo hubiese dicho. Después de agraviarlo a usted de una manera tan odiosa en su misma cara, no podía yo tener ningún reparo en agraviar a todos sus parientes. [trad. Amando Lázaro Ros] (el original no dice agraviar a los parientes, sino agraviarlo ante sus parientes)

Sí; sabes lo bastante de mi *franqueza* para creerme capaz de hacerlo. Después de haberte insultado cara a cara sin el menor escrúpulo, no tendría empacho en repetir los insultos ante tus parientes. [trad. José Luis López Muñoz]

Conocía usted de sobra mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de haberle rechazado tan odiosamente cara a cara, no podía tener reparos en decirles lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí, conocías mi *franqueza* bastante bien como para creerme capaz de *eso*. Después de insultarte a la cara de una manera tan abominable, no podía tener reparo en insultarte ante todos tus parientes. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarlo de moto tan abominable no podía tener escrúpulo en manifestar lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sí, conoces bastante mi *franqueza* para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado del modo más abominable, no tendría el menor escrúpulo en decir cosas horribles de ti delante de tus parientes. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí… conoces demasiado mi *sinceridad* como para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado de aquel modo tan espantoso en tu propia cara, puede que no hubiera tenido escrúpulos en decirles lo mismo a todos tus parientes. [trad. José C. Vales] (si también en español existe la palabra “franqueza” como equivalente a “frankness”, no hay necesidad de buscar un sinónimo, además parece como eco o reminiscencia significativa, pues en el enfrentamiento de Lizzy con Lady Catherine también se empleó)

Eso los lleva de nuevo a recordar lo sucedido en esa primera declaración, la carta y el cambio operado en ambos. Lizzy le dice:

The conduct of neither, if strictly examined, will be irreproachable; but since then, we have both, I hope, improved in civility.

Mirándolo bien, no puede resultar irreprochable la conducta de ninguno de los dos. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos, si se mira estrictamente la cuestión, nos portamos de una manera irreprochable, pero me imagino que desde entonces hemos ganado los dos en amabilidad [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se examina con calma lo sucedido, se verá que ninguno de los dos se comportó de manera irreprochable; pero desde entonces, espero, los dos nos hemos vuelto más corteses. [trad. José Luis López Muñoz]

Bien mirado, los dos tuvimos nuestras culpas. Pero me parece que los dos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se examina estrictamente la conducta de los dos, ninguno queda libre de reproche; pero creo que desde entonces los dos hemos ganado en cortesía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mirándolo bien, la conducta de los dos fue reprochable. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si lo examinamos con detenimiento, el comportamiento de los dos dejó bastante que desear; pero creo que los dos hemos mejorado mucho en cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

La conducta de ambos, bien mirada, fue bastante deplorable. Pero desde entonces, confío, hemos mejorado bastante en nuestra educación. [trad. José C. Vales] (“civility” es mucho más preciso que “educación”, que aquí parecería más un hiperónimo)

Though we have… reason to think my opinions not entirely unalterable, they are not… quite so easily changed as that implies.

Aunque ambos tengamos razones papara pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado con tanta facilidad como implica lo que usted dice. [trad. José de Urríes y Azara]

No implica que yo cambie fácilmente de opinión, aunque los dos tenemos razones en extremo suficientes para creer que tampoco las mantengo de una manera inflexible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inamovibles, espero que no sean tan mudables. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque… tenemos razones para pensar que mis opiniones no son enteramente inalterables, no cambian tan fácilmente como usted supone. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (la suposición no queda limitada a él)

Aunque ambos tenemos motivos para considerar que mis opiniones no eran inalterables del todo, espero que no hayan cambiado con tanta facilidad como quieres dar a entender. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque ambos tengamos razones para pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado tan fácilmente como usted quiere dar a entender. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inalterables, tampoco son, espero, tan volubles como supones. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque ambos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son absolutamente inalterables, espero que no sean tan volubles como para dejarme influir por esa carta. [trad. José C. Vales]

Think no more of the letter. The feelings of the person who wrote, and the person who received it, are now so widely different from what they were then, that every unpleasant circumstance attending it ought to be forgotten.

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes de lo que eran entonces, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. José de Urríes y Azara]

No pensamos más en ella [la carta]. Hay una diferencia profunda entre los sentimientos de la persona que la escribió y los que la que la recibió con los que ambos tenían entonces, que no nos queda más remedio que olvidar todo detalle desagradable. [trad. Amando Lázaro Ros] (no hay plural en “think”)

No pienses más en la carta. Tanto los sentimientos de la que la escribió como los de quien la recibió son ahora tan diferentes que cualquier circunstancia desagradable relacionada con ella debe olvidarse. [trad. José Luis López Muñoz]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la persona que la recibió son ahora tan diferentes, que todas las circunstancias desagradables que a ella se refieran deben ser olvidadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y de la persona que la recibió han variado tanto de lo que eran entonces, que deben olvidarse todas las circunstancias desagradables que la rodean. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienses más en esa carta. Los sentimientos de quien la escribió, y de quien la recibió, son ahora tan completamente diferentes de los de entonces que debemos olvidar todas las circunstancias desagradables relacionadas con ella. [trad. Marta Salís Canosa]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y la que la recibió son ahora tan completamente distintos de cómo eran entonces que deberíamos olvidarnos de prestar atención a cualquier circunstancia desagradable. [trad. José C. Vales]

Pero para Darcy, por así decirlo, el acto de contrición debe continuar. De toda la explicación de cómo llegó a ser el orgulloso Darcy, sobresalen dos fragmentos:

I have been a selfish being all my life, in practice, though not in principle. As a child I was taught what was right, but I was not taught to correct my temper. I was given good principles, but left to follow them in pride and conceit.

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño enseñáronme lo que estaba bien, mas no se me enseñó a corregir mi temperamento. Se me inculcaron buenas normas, pero se me dejó seguir orgulloso y vano. [trad. José de Urríes y Azara]

Si no en principio, en la práctica al menos he sido toda mi vida egoísta. De niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a dominar mi temperamento. Recibí muy buenas enseñanzas, pero me dejaron para seguirlas todo mi orgullo y mi engreimiento. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la práctica, aunque no en la teoría, he sido un egoísta toda mi vida. De niño se me enseñó lo que estaba bien, pero no a corregir mi manera de ser. Se me inculcaron buenos principios, pero se me dejó que los siguiera desde el orgullo y la vanidad. [trad. José Luis López Muñoz]

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, aunque no en los principios. De niño me enseñaron a pensar bien, pero no a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que las siguiese cargado de orgullo y de presunción. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He sido durante toda mi vida un ser egoísta, en la práctica, aunque no por principio. De niño me enseñaron qué era lo correcto, pero no me enseñaron a corregir mi genio. Me dieron buenos principios, pero me permitieron aplicarlos con orgullo y vanidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

He sido, durante toda mi vida, egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño me enseñaron qué estaba bien, pero nadie me enseñó a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que siguiese siendo orgulloso y vano. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He sido un egoísta toda mi vida, pero sólo en la práctica, no en los principios. De niño me enseñaron lo que está bien, pero no me enseñaron a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenos principios, pero se me permitió seguirlos con orgullo y engreimiento. [trad. Marta Salís Canosa]

Siempre he sido un egoísta, toda mi vida, en la práctica, aunque no en los principios. Cuando era un niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a corregir mi carácter. Me enseñaron los buenos principios, pero permitieron que los ejecutase con orgullo y altivez. [trad. José C. Vales]

Such I was, from eight to eight and twenty; and such I might still have been but for you, dearest, loveliest Elizabeth! What do I not owe you! You taught me a lesson, hard indeed at first, but most advantageous. By you, I was properly humbled. I came to you without a doubt of my reception. You showed me how insufficient were all my pretensions to please a woman worthy of being pleased.

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería a no ser por usted, queridísima, amadísima Isabel. ¿Qué no he deberle a usted? Me dio una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. José de Urríes y Azara]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no haberla encontrado a usted, mi querida y adorada Elizabeth. ¡Cuánto le debo yo! La lección que me dio, aunque dura al principio, me ha sido muy provechosa. Usted me humilló, que era lo que necesitaba. Me acerqué a usted sin que se me ocurriese dudar por un momento de que sería aceptado. Usted me hizo ver qué vacuas eran mis pretensiones de agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. Amando Lázaro Ros]

Así he sido desde los ocho hasta los veintiocho años; y aún seguiría siendo así, de no haber sido por ti, ¡mi queridísima y encantadora Elizabeth! ¿Qué no te debo yo? Me enseñaste una lección, dura al principio, desde luego, pero ventajosísima. Me diste la lección de humildad que necesitaba. Me presenté a ti sin albergar la menor duda sobre la respuesta que iba a recibir. Y tú me demostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. José Luis López Muñoz]

Así desde los ocho hasta los veintiocho años, y así sería aún si no hubiese sido por usted, amadísima Elizabeth. Se lo debo todo. Me dio una lección que fue, por cierto, muy dura al principio, pero también muy provechosa. Usted me humilló como convenía, usted me enseñó lo insuficientes que eran mis pretensiones para halagar a una mujer que merece todos los halagos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Así fui yo de los ocho a los veintiocho años; ¡y así podría seguir siendo si no hubiera sido por ti, Elizabeth, querida, amadísima! ¡Cuánto te debo! Me has enseñado una lección; muy dura al principio, pero muy provechosa. Me humillaste como merecía. Me presenté ante ti sin dudar para nada de la acogida que me darías. Tú me enseñaste cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer que se merece ser complacida. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería si no fuese por usted, queridísima, amadísima Lizzy. ¿Qué no he de deberle? Me ha dado una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años; y así habría seguido siendo de no haberte conocido, ¡mi maravillosa y querida Elizabeth! ¡Te debo tanto! Me diste una lección, muy dura al principio, pero enormemente provechosa luego. Recibí una cura de humildad. Me acerqué a ti sin albergar ninguna duda sobre cuál iba a ser mi respuesta. Y tú me mostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer que merecía el mejor de los tratos. [trad. Marta Salís Canosa]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no ser por ti, mi querida, ¡mi adorada Elizabeth! ¡Te lo debo todo! Me diste una lección, dura al principio, desde luego, pero muy provechosa. Gracias a ti, recibí una buena cura de humildad. Me acerqué a ti sin dudar que me querrías. Tú me mostraste qué ridículas eran mis pretensiones para complacer a una mujer que merecía otro trato. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente se dan cuenta de todo el tiempo que ha transcurrido, emprenden la marcha de regreso a Longbourn, y aprovechan para hablar del compromiso de Jane y Bingley. Antes de ir a Londres, Darcy confesó a Bingley todo lo que le habían ocultado, en cierta manera, como piensa Lizzy, Darcy le dio finalmente el permiso a su amigo para ser feliz, aunque ella por el momento se abstiene de embromarlo al respecto.

A most delightful friend; so easily guided that his worth was invaluable.

Muy delicioso amigo por lo fácil en dejarse guiar, que su valía era incomparable. [trad. José de Urríes y Azara]

El más encantador de los amigos y que era incomparable por lo bien que se dejaba guiar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un maravilloso amigo, y tan fácil de guiar que su valor era inapreciable. [trad. José Luis López Muñoz]

El más estupendo de los amigos por la facilidad con que se le podía traer y llevar, y que era realmente impagable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un amigo encantador y precioso por la facilidad con que se dejaba llevar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un amigo encantador por la facilidad con que se dejaba guiar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El más encantador de los amigos; se dejaba guiar tan fácilmente que no tenía precio. [trad. Marta Salís Canosa]

El mejor de los amigos: dejarse llevar de aquel modo era verdaderamente impagable. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En JAcastellano, del 3 al 9 de junio de 2013, estuvimos leyendo el capítulo 50 de Orgullo y prejuicio.

Las dos citas epigramáticas que localizamos en este capítulo se refieren a dos distintos tipos de matrimonio, uno que habría podido ser ideal y el desastrozo que se lleva a cabo, que es un obstáculo para que se realice el primero.

It was an union that must have been to the advantage of both… But no such happy marriage could now teach the admiring multitude what connubial felicity really was.

Hubiera sido una unión ventajosa para ambos… Más semejante matrimonio no habría de mostrar a la admirada multitud en qué consistía la felicidad conyugal. [trad. José de Urríes y Azara]

Aquella unión presentaba ventajas para los dos… Pero se había malogrado la oportunidad de que una boda tan feliz hubiese mostrado a la muchedumbre, admirada, un ejemplo de verdadera felicidad conyugal. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero ya no era posible que matrimonio tan dichoso proclamara ante la multitud admirada en qué consistía realmente la felicidad conyugal. [trad. José Luis López Muñoz] (“proclamar” no es “teach”, proclama tiene una connotación de acción verbal, en cambio aquí el sentido es más mostrar con hechos, no con palabras)

Su unión habría sido ventajosa para ambos… Pero ese matrimonio ideal ya no podría dar una lección a las admiradoras multitudes de lo que era la felicidad conyugal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aquella unión habría sido ventajosa para los dos… Pero ya no podría darse aquel matrimonio feliz que habría mostrado a las multitudes admiradas lo que era la verdadera felicidad conyugal.[trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero semejante matrimonio no habría de mostrar a la admirada multitud en qué consistía la felicidad conyugal. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La unión habría sido beneficiosa para ambos… Pero semejante matrimonio no podría enseñar a las admiradas gentes qué era realmente la felicidad conyugal.[trad. Marta Salís Canosa]

Habría sido una relación que habría beneficiado a los dos… Pero ese feliz matrimonio no podría mostrar jamás a las multitudes admiradas lo que era una verdadera felicidad conyugal. [trad. José C. Vales]

En cambio, el matrimonio de Lydia y Wickham representa el extremo opuesto.

How little of permanent happiness could belong to a couple who were only brought together because their passions were stronger than their virtue.

Cuán escasa dicha estable podía darse en una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que la virtud. [trad. José de Urríes y Azara]

La corta felicidad de que disfrutaría una pareja a la que había reunido la fuerza de sus pasiones, muy superior a la de la virtud. [trad. Amando Lázaro Ros]

La escasa felicidad duradera reservada a una pareja que sólo había llegado a unirse porque su pasión era más poderosa que su virtud. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo poco estable que había de ser la felicidad de una pareja unida únicamente porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuán poca felicidad permanente podría gozar una pareja que sólo se había unido porque sus pasiones habían sido más fuertes que su virtud. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La escasa dicha de que iba a gozar una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lo poco que duraría la felicidad de una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Marta Salís Canosa]

Lo poco que iba a durar la felicidad de una pareja que sólo se había unido porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. José C. Vales]

El más o menos parchado matrimonio de Lydia soluciona el escándalo, pero no elimina también ciertos disgustos y decepciones, por ejemplo que el señor Bennet siente un poco de remordimiento por no haber ahorrado, pero comodino, después del enojo inicial, retorna a su típica indolencia. En tanto que la Sra. Bennet demuestra su poco seso, pues no siente ninguna vergüenza por la manera en que su hija predilecta se ha casado, le importa el fin y le tienen sin cuidado los medios, y en cambio sus quejas se deben a minucias de tipo material.

No obstante, cabe destacar la frustración de la población en general respecto a la conclusión del escándalo:

It would have been more for the advantage of conversation had Miss Lydia Bennet come upon the town; or, as the happiest alternative, been secluded from the world, in some distant farmhouse.

Parece que muy pocos traductores conocen el significado del modismo “come upon the town” que es un eufemismo de “convertirse en prostituta”.

Cierto que habría sido más ventajoso para dar que hablar por la señorita Lydia Bennet que hubiera venido de la ciudad, o mejor aún, hubiera sido recluida en una granja distante. [trad. José de Urríes y Azara]

Hubiera sido mucho más conveniente para los efectos del chismorreo que la señorita Lydia Bennet se hubiese dejado ver por la ciudad o, en un feliz caso contrario, que se la recluyese en alguna casa de campo lejana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sin duda hubiera tenido más alicientes, desde el punto de vista de dar pábulo a las conversaciones, que la señorita Lydia Bennet hubiera vuelto de Londres sin casarse; o como posibilidad aún más interesante, que se la hubiera apartado del mundo en una granja a trasmano. [trad. José Luis López Muñoz]

Hubiera dado más que hablar que Lydia Bennet hubiese venido a la ciudad, y que habría sido mejor aún si la hubiesen recluido en alguna granja distante. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Habría dado que hablar más y mejor que la señorita Lydia Bennet se hubiera convertido en una perdida o, como alternativa más afortunada, se hubiera retirado del mundo en alguna granja apartada. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (sabe lo que significa “come upon the town”, pero no logra mantener el eufemismo)

Cierto que habría sido más ventajoso para los afectos al cotilleo que Miss Lydia Bennet hubiera venido de la ciudad, o mejor aún, hubiera sido recluida en alguna granja distante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Habría dado mucho más que hablar si la señorita Lydia Bennet hubiera llevado una vida disoluta en Londres; o mejor aún, hubiera sido recluida en alguna granja solitaria. [trad. Marta Salís Canosa] (logra aproximarse un poco a lo que significa “come upon the town”)

Habría dado más motivos de conversación que la señorita Lydia Bennet se hubiera echado a perder en Londres o, una alternativa aún mejor, si se hubiera encerrado, apartada del mundo, en alguna granja solitaria y lejana. [trad. José C. Vales] (el más cercano a “come upon the town” con la idea de “echarse a perder en Londres”)

Las demás citas memorables del capítulo no son realmente epigramáticas, más que nada se refieren al sufrimiento de Lizzy, pues si la fuga de Lydia le había hecho comprender sus sentimientos hacia Darcy, ahora un obstáculo infranqueable se interpone entre ellos.

There was no one whose knowledge of a sister’s frailty would have mortified her so much.

No había nadie cuyo conocimiento de la flaqueza de su hermana hubiérale mortificado tanto. [trad. José de Urríes y Azara]

Tampoco había ninguna de quien más le doliese saberla conocedora de aquel resbalón de una hermana suya. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le dolía que el señor Darcy, más que cualquier otra persona, tuviera conocimiento de la flaqueza de una hermana suya. [trad. José Luis López Muñoz]

Le mortificaba que supiese la flaqueza de su hermana. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No había otra persona que más le doliera que se hubiese enterado de la liviandad de su hermana. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No había nadie cuyo conocimiento de la flaqueza de su hermana la hubiera mortificado tanto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La humillaba sobremanera que conociese el desliz de su hermana. [trad. Marta Salís Canosa]

Le resultaba muy humillante que esa persona precisamente conociera el desliz de su hermana. [trad. José C. Vales] (Personalización innecesaria: “su hermana”)

There seemed a gulf impassable between them. Had Lydia’s marriage been concluded on the most honourable terms, it was not to be supposed that Mr. Darcy would connect himself with a family where, to every other objection, would now be added an alliance and relationship of the nearest kind with a man whom he so justly scorned.

Parecía mediar entre ellos un abismo invencible. Aun habiéndose arreglado el matrimonio de Lydia de la manera más honrosa, no era dado suponer que Darcy quisiera emparentar con una familia a la que a sus demás reparos iba añadir ahora la alianza y parentesco más íntimos con el hombre que con tanta justicia despreciara. [trad. José de Urríes y Azara]

Parecería existir entre los dos una sima infranqueable. Aún en el supuesto de que el matrimonio de Lydia se hubiese realizado en las circunstancias más honrosas, no era de suponer que el señor Darcy estuviese dispuesto a emparentar con una familia que, a todos los reparos que antes podía hacérsela, sumaba ahora el de haber emparentado y tener que mantener estrecho trato con un hombre por quien él sentía tan justo desprecio. [trad. Amando Lázaro Ros]

De todos modos, ya parecía existir entre ellos un abismo insuperable. Incluso aunque el matrimonio de Lydia se hubiera concertado de la manera más honorable posible, era inimaginable que el señor Darcy aceptara emparentarse con una familia, en la que, a todas sus anteriores objeciones, habría que añadir ahora la existencia de una estrecha alianza y un íntimo parentesco con un hombre al que tantas razones tenía para despreciar. [trad. José Luis López Muñoz]

De todos modos el abismo que parecía mediar entre ambos era invencible. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiese arreglado de la manera más honrosa, no se podía suponer que Darcy quisiera emparentar con una familia que a todos sus demás reparos iba a añadir ahora la alianza más íntima con el hombre que con tanta justicia Darcy despreciaba. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Había entre ellos un abismo infranqueable. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiera llevado a cabo de la manera más honrosa, no cabía suponer que el señor Darcy estuviera dispuesto a emparentar con una familia que, sobre todas las demás objeciones, tendría ahora la de su relación y parentela estrecha con un hombre a quién él despreciaba con tanta justicia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

De todos modos, parecía mediar entre ambos un abismo invencible. Aun habiéndose arreglado el matrimonio de Lydia de la manera más honrosa, no era dado suponer que Darcy quisiera ingresar en una familia que a sus demás defectos añadía ahora la alianza y parentesco más íntimo con el hombre que con tanta justicia había despreciado. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Error en el tiempo verbal, pues sigue despreciando a Wickham)

De todos modos, existía un entre ambos un abismo insalvable. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiera acordado de la manera más honorable, era impensable que el señor Darcy quisiera emparentar con una familia que, a sus anteriores imperfecciones, añadía ahora la alianza y el parentesco más cercano con un hombre al que tenía razones sobradas para despreciar. [trad. Marta Salís Canosa]

En todo caso, había un abismo insondable entre ellos. Aunque el matrimonio de Lydia hubiera concluido en unos términos más honrosos, era una locura suponer que el señor Darcy quisiera mantener ninguna relación con una familia donde, aparte de todas las objeciones que se le podían poner, ahora se añadía una alianza y una familiaridad íntima con el hombre a quien tan justamente despreciaba. [trad. José C. Vales]

From such a connection she could not wonder that he would shrink. The wish of procuring her regard, which she had assured herself of his feeling in Derbyshire, could not in rational expectation survive such a blow as this. She was humbled, she was grieved; she repented, though she hardly knew of what. She became jealous of his esteem, when she could no longer hope to be benefited by it. She wanted to hear of him, when there seemed the least chance of gaining intelligence. She was convinced that she could have been happy with him, when it was no longer likely they should meet.

Ante una cosa así no podía extrañarse que retrocediese. El deseo de granjearse su afecto, de que ella se había percatado juzgando los sentimientos en él en el condado de Derby, no podía sobrevivir, razonablemente a semejante golpe. Veíase, pues, humillada, entristecida; arrepentíase, aun sabiendo con dificultad de qué. Ansiaba su estimación cuando ya no podía esperar obtenerla; necesitaba oírle cuando parecía existir la menor probabilidad de avenencia; estaba convencida de poder haber sido dichosa con él cuando no era regular que se encontrasen más. [trad. José de Urríes y Azara] (Hay muchas imprecisiones en este fragmento. Primero una ambigüedad: quién debía granjearse el afecto, en el texto original, él debía conseguir el de ella; luego la redacción “percatado juzgando los sentimientos de él” es sumamente confusa para el texto que dice “had assured herself of his feeling”, que quiere decir que ella se había convencido que ese era el sentimiento de él. Además, “hear of him” no es oírlo, sino saber de él, en tanto que “least chance of intelligence” en ese contexto significa que no había probabilidad de enterarse o saber algo de él, no se trata de una “avenencia”. Finalmente, “no longer likely” tampoco significa “regular”, sino improbable)

A Elizabeth no podía ocultársele que Darcy evitaría semejante relación. Aquel deseo de ganarse el afecto de Elizabeth, que ésta pudo comprobar en Derbyshire, no podía razonablemente subsistir después de un golpe de tal naturaleza. Sentíase humillada, ofendida; se arrepentía, sin saber a punto fijo de qué. Sentía la comezón de que Darcy la apreciase cuando ya nada podía ganar con ello. Quería saber cómo pensaba él cuando ya no había probabilidad alguna de entenderse los dos. Había llegado a la convicción de que hubiera podido ser feliz con él, precisamente cuando ya no era probable que llegasen a encontrarse más. [trad. Amando Lázaro Ros]

A Elizabeth no podía sorprenderle que Darcy rechazara semejante relación. El deseo de ganarse su afecto, desdeo que había podido comprobar en Derbyshire, no sobreviviría, lógicamente, un golpe como aquél. Elizabeth se sentía humillada y dolida; se arrepentía, aunque sin saber apenas de qué. Deseaba ardientemente la estimación de Darcy, ahora que carecía de sentido esperarla. Quería recibir noticias suyas cuando ya parecía prácticamente imposible. Se había convencido de que podrían ser felices cuando ya no era probable que volvieran a verse. [trad. José Luis López Muñoz] (Si bien en cierta forma el plural para “ser felices” se infiere, en el texto lo que dice es que ella habría podido ser feliz con él)

Ante una cosa así era natural que Darcy retrocediera. El deseo de ganarse el afecto de Elizabeth que ésta había adivinado en él en Derbyshire, no podía sobrevivir a semejante golpe. Elizabeth se sentía humillada, entristecida, y llena de vagos remordimientos. Ansiaba su cariño cuando ya no podía esperar obtenerlo. Quería saber de él cuando ya no había la más mínima oportunidad de tener noticias suyas. Estaba convencida de que habría podido ser feliz con él, cuando era probable que no se volvieran a ver. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A Elizabeth no podía extrañarle que rehuyera tal parentesco. No cabía esperar racionalmente que el deseo de Darcy de ganarse su cariño, que ella había advertido en él con seguridad en Derbyshire, sobreviviera a un golpe como aquél. Estaba humillada, estaba consternada; estaba arrepentida, aunque sin saber de qué. Anhelaba su amor cuando ya no podía esperar recibirlo. Quería tener noticias suyas cuando menos parecía posible oír nada de su parte. Se había persuadido de que podría haber sido feliz con él cuando ya no era probable que volvieran a verse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ante una cosa así, no podía extrañarle que desistiera. El deseo de granjearse su afecto, del cual ella se había percatado juzgando los sentimientos de él en el condado Derby, no podía sobrevivir, razonablemente a semejante golpe. Se sentía, pues, humillada, triste y arrepentida, aunque no sabía exactamente de qué. Ansiaba su estima cuando ya no podía esperar obtenerla; necesitaba oírlo cuando parecía existir la menor probabilidad de avenencia; estaba convencida de que habría sido dichosa a su lado, cuando no era probable que se produjera un nuevo encuentro entre ambos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Pese a basarse en la traducción de Urríes, logra corregir algunos de los defectos, salvo que “hear of him” no es oírlo, y en ese mismo enunciado “there seemed the least chance of gaining intelligence”, no es llegar a una avenencia, sino que no habría ni la minima oportunidad de enterarse o saber algo de él)

A Elizabeth no le sorprendía que al señor Darcy le repugnara semejante relación. Su deseo de granjearse el aprecio de la joven, tan evidente para ella en Derbyshire, no podía sobrevivir, como es natural a un golpe así. Se sentía humillada, dolida; y se arrepentía, aunque sin saber exactamente de qué. Ansiaba que Darcy la apreciara, ahora que se había desvanecido toda esperanza. Quería recibir noticias suyas, ahora que no existía la menor posibilidad. Estaba convencida de que habría sido feliz a su lado, cuando lo más probable era que no volviera a verlo más. [trad. Marta Salís Canosa]

A Elizabeth no podía extrañarle que al señor Darcy le repugnara una relación como aquélla. Lógicamente el deseo de contar con la amista de Elizabeth, del que había tenido pruebas en Derbyshire, no podía sobrevivir a un golpe como aquél. Se sentía humillada y dolida; se arrepentía, aunque casi no sabía de qué. Anhelaba su aprecio, ahora que ya no tenía ninguna esperanza de merecerlo. Necesitaba saber de él, cuando ya no había ni la más mínima posibilidad de tener noticias suyas. Estaba convencida de que habría sido feliz con él… cuando ya no había ninguna posibilidad de que se volvieran a ver. [trad. José C. Vales]

What a triumph for him, as she often thought, could he know that the proposals which she had proudly spurned only four months ago, would now have been most gladly and gratefully received! He was as generous, she doubted not, as the most generous of his sex; but while he was mortal, there must be a triumph.

¡Qué triunfo para él si supiera que las proposiciones que desprecié con orgullo sólo hace cuatro meses serían ahora alegre y gratamente recibidas

No dudaba que era generoso como el que más de su sexo; pero mientras viviese, aquello tenía que constituir un triunfo para él. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Qué sentimiento de orgullo experimentaría, pensaba ella muchas veces, si llegase a saber que aquel ofrecimiento que tan desdeñosamente había ella despreciado sólo hacía cuatro meses sería acogido ahora con alegría y gratitud! Ella sabía que él era tan generoso como pudiera serlo cualquier otro hombre, pero, al fin y al cabo, era hombre y como tal no podía faltarle el orgullo del triunfador. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Qué triunfo para él, descubrir que la propuesta matrimonial despreciada orgullosamente hacía sólo cuatro meses, sería ahora recibida con alegría y gratitud! Darcy era tan generoso, no le cabía duda, como el más generoso de los hombres. Pero puesto que era mortal, tenía que ser sensible al triunfo. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Qué triunfo para él –– pensaba –– si supiera que las proposiciones que deseché con tanto orgullo hace sólo cuatro meses, las recibiría ahora encantada. No dudaba que era generoso como el que más, pero mientras viviese, aquello tenía que constituir para él un triunfo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Qué triunfo para él, si se enterase de que la propuesta que ella había despreciado con orgullo hacía sólo cuatro meses, sería recibida ahora con gran alegría y agradecimiento! No dudaba que Darcy era tan generoso como el más generoso de los hombres; pero, como mortal que era, tendría que sentirse triunfador. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Qué triunfo para él, si supiera que las proposiciones que sólo hace cuatro meses desprecié con orgullo serían ahora alegre y gratamente recibidas!

No dudaba de la generosidad y lealtad de Darcy, pero mientras viviese, aquello tenía que constituir un triunfo. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que lo considera como el más generoso de los hombres y la referencia a ser mortal)

¡Qué triunfo para él descubrir que la propuesta matrimonial rechazada por ella sólo cuatro meses antes sería ahora recibida con alegría y gratitud! No había ningún hombre más magnánimo estaba segura. Pero era humano que aquello fuese un triunfo para él. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Qué vanagloria para el señor Darcy, si supiera que las proposiciones que orgullosamente le había rechazado sólo cuatro meses antes, ahora las recibiría con alegría y agradecimiento! Era tan generoso, eso no lo dudaba, como el más generoso de los hombres. Pero era un hombre y eso sería un triunfo para él. [trad. José C. Vales]

She began now to comprehend that he was exactly the man who, in disposition and talents, would most suit her. His understanding and temper, though unlike her own, would have answered all her wishes. It was an union that must have been to the advantage of both; by her ease and liveliness, his mind might have been softened, his manners improved; and from his judgement, information, and knowledge of the world, she must have received benefit of greater importance.

Comenzó a comprender que él era el hombre que por su modo de ser y talento le habría convenido más. El entendimiento y carácter de él, aunque no semejantes a los suyos propios, habrían colmado sus deseos. Hubiera sido una unión ventajosa para ambos con la soltura y la viveza de ella el carácter de él abríase dulcificado y mejorado sus modales; y del juicio, cultura y conocimiento del mundo que él poseía ella habría recibido beneficios de importancia. [trad. José de Urríes y Azara] (“softened” es más suavizar, que dulcificar, en tanto que omite “greater”)

Ahora empezaba a comprender que Darcy era precisamente el hombre que más le hubiera convenido a ella por su temperamento y por su inteligencia. Aunque tan diferentes de los suyos habían colmado sus ideales. Aquella unión presentaba ventajas para los dos; la espontaneidad y alegría que la distinguían a ella habría suavizado su manera de ser, mejorando su trato, y con su buen juicio, ilustración y conocimiento del mundo habría recibido ella un beneficio mucho mayor aún. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ahora empezaba a comprender que, por carácter y cualidades, él era exactamente el hombre que más podía convenirle. Su inteligencia y su manera de ser, aunque distintas de las suyas, habrían respondido a todos sus deseos. Su enlace hubiera tenido ventajas para los dos; gracias a la naturalidad y animación de Elizabeth, la mente de Darcy se habría hecho más flexible y habrían mejorado sus modales; mientras que gracias a su buen juicio, cultura y conocimiento del mundo, también Elizabeth se habría beneficiado. [trad. José Luis López Muñoz] (Explicita con los nombres, cuando en el texto original bastan los pronombres, por otra parte, no es sólo que ella se hubiera beneficiado, sino que habría recibido “benefit of greater importance”, omite todo ese calificativo)

Empezó entonces a comprender que Darcy era exactamente, por su modo de ser y su talento, el hombre que más le habría convenido. El entendimiento y el carácter de Darcy, aunque no semejantes a los suyos, habrían colmado todos sus deseos. Su unión habría sido ventajosa para ambos: con la soltura y la viveza de ella, el temperamento de él se habría suavizado y habrían mejorado sus modales. Y el juicio, la cultura y el conocimiento del mundo que él poseía le habrían reportado a ella importantes beneficios. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Empezó a comprender entonces que era precisamente el hombre que más le convenía por su carácter y prendas. Su entendimiento y su temperamento, aunque diferentes de los de Elizabeth, habrían satisfecho todos sus deseos. Aquella unión habría sido ventajosa para los dos: ella, con su soltura y vivacidad, le habría suavizado el carácter y mejorado los modales a él; y él, con su buen juicio, conocimientos y mundo, le habría aportado a ella unos beneficios más notables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lizzy empezó a comprender que él era el hombre que por su situación y talento más le habría convenido Su inteligencia y su temperamento, aunque muy distintos a los de ella, habrían colmado sus deseos. Habría sido una unión ventajosa para ambos: con la soltura y viveza de ella el carácter de él se hubiese dulcificado y sus modales mejorado, y del juicio, cultura y conocimiento del mundo que él poseía ella hubiese recibido importantes beneficios. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (“disposition” no es situación, y menos para este caso, pues podría hacer pensar que se refiere a su posición social, lo que haría ver a Lizzy como cazafortunas, además tampoco es que le “conviniera”, sino que más le “sentaba” o “empataba” con su forma de ser)

Empezó a comprender que, tanto por su forma de ser como por sus cualidades, era el hombre ideal para ella. Su inteligencia y temperamento, aunque muy diferentes de los suyos, habrían satisfecho todos sus deseos. La unión habría sido beneficiosa para ambos: la naturalidad y vivacidad de Elizabeth habría dulcificado el carácter de Darcy y mejorado sus modales; y el buen juicio, erudición y conocimiento del mundo del joven habrían sido valiosos para ella. [trad. Marta Salís Canosa] (Explicita a los personajes, cuando con el pronombre, como aparece en el texto original, bastaba).

Elizabeth empezaba a comprender entonces que el señor Darcy era exactamente el hombre que, tanto en carácter como en ingenio, más le convenía. Su intelecto y su temperamento, aunque distintos a los suyos, habrían correspondido a todos sus deseos. Habría sido una relación que habría beneficiado a los dos; ella era divertida y alegre, así que el carácter del señor Darcy podría haberse suavizado y sus modales habrían mejorado, y de su buen juicio, de su sabiduría y de su conocimiento, ella podría haberse beneficiado enormemente. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Como ya hemos comentado, durante la semana del 1° al 7 de abril de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 34 de Orgullo y prejuicio.

Si las primeras palabras de la declaración de Darcy producen un fuerte impacto, lo que le sigue se convierte en una turbulencia, uno y otro personaje muestran lo mejor y peor de cada uno y dicen cosas de las que después tendrán que arrepentirse.

Si bien no se trata de un diálogo de citas epigramáticas, es imposible no transcribir algunos de los diálogos que incluyen el contundente rechazo de Lizzy a la tan poco agraciada propuesta matrimonial de Darcy.

En un primer instante, la inesperada declaración amorosa de Darcy produce cierta impresión en Lizzy:

In spite of her deeply-rooted dislike, she could not be insensible to the compliment of such a man’s affection, and though her intentions did not vary for an instant, she was at first sorry for the pain he was to receive.

A despecho del disgusto, tan profundamente arraigado, que sentía por él, no pudo ser insensible a las manifestaciones de afecto; y aunque sus intenciones no variaron ni por un instante, entristecióse al principio por la pena que le iba a proporcionar. [trad. José de Urríes y Azara]

A pesar de que la antipatía que le profesaba tenía raíces muy hondas, no podía dejar de ser agradable… el homenaje de afecto de un hombre de aquella categoría. No flaquearon sus resoluciones ni por un solo instante, pero le dolía en un principio el disgusto que iba a darle su negativa. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pese al desagrado, con raíces muy profundas que… le inspiraba… no fue totalmente insensible al halago que suponía el afecto de un hombre como él, si bien su actitud no se modificó en lo más mínimo; lamentó, al principio, el dolor que iba a causarle. [trad. José Luis López Muñoz]

A pesar de toda la antipatía tan profundamente arraigada que le tenía, Elizabeth no pudo permanecer insensible a las manifestaciones de afecto de un hombre como Darcy, y aunque su opinión no varió en lo más mínimo, se entristeció al principio por la decepción que iba a llevarse. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A pesar de la antipatía profunda que sentía…, no pudo resultarle indiferente el halago de merecer el afecto de un hombre como aquel, y si bien sus inclinaciones no variaron ni por un momento, sintió lástima al principio por el dolor que le iba a causar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A pesar de la profunda aversión que sentía hacia él,… no pudo ser insensible a aquellas manifestaciones de afecto, y aunque sus intenciones no variaron ni por un instante, la entristeció pensar en lo mucho que lo haría sufrir. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A pesar de la antipatía, profundamente arraigada, que… le inspiraba,… no pudo quedarse indiferente ante algo tan halagüeño como que aquel hombre le declarara su amor, y aunque sus intenciones no variaron ni un ápice, lamentó en un primer momento tener que hacerle daño. [trad. Marta Salís Canosa]

A pesar de la antipatía profundamente arraigada…, al principio no pudo ser insensible a los cumplidos de amor de un hombre como aquél y, aunque sus sentimientos no variaron ni un ápice, sintió cierta lástima por el dolor que iba a infligirle… [trad. José C. Vales]

Sin embargo eso cambia casi de inmediato:

Till roused to resentment by his subsequent language, she lost all compassion in anger.

Hasta que, resentida por el lenguaje subsiguiente, trocó su compasión en ira. [trad. José de Urríes y Azara]

Los razonamientos del pretendiente consiguieron apagar en ella toda compasión transformándola en ira. [trad. Amando Lázaro Ros]

Hasta que, movida por el resentimiento provocado por lo que había dicho después, toda su compasión se convirtió en cólera. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero el lenguaje que éste empleó luego fue tan insultante que toda la compasión se convirtió en ira. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hasta que resintiéndse de las palabras posteriores de él, la irá le hizo perder toda compasión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Hasta que, resentida por el lenguaje que había empleado, su compasión se convirtió en ira. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero su compasión se convirtió en ira al escuchar las palabras que pronunció a continuación. [trad. Marta Salís Canosa]

Hasta que irritada por el lenguaje que empezó a utilizar después, se olvidó de cualquier compasión para entregarse a la furia. [trad. José C. Vales]

En vista de la situación, Lizzy responde:

In such cases as this, it is, I believe, the established mode to express a sense of obligation for the sentiments avowed, however unequally they may be returned. It is natural that obligation should be felt, and if I could feel gratitude, I would now thank you. But I cannot–I have never desired your good opinion, and you have certainly bestowed it most unwillingly. I am sorry to have occasioned pain to anyone. It has been most unconsciously done, however, and I hope will be of short duration.

En casos como éste creo que es costumbre establecida manifestar agradecimiento por los sentimientos expresados, aun habiendo de devolverlos con desigualdad. Natural es ese agradecimiento, y si pudiera yo expresar mi gratitud, le daría a usted las gracias. Pero no puedo; nunca he ansiado la buena opinión de usted, y usted lo ha reconocido sin querer. Siento haber ocasionado penas a nadie; mas ha sido inconscientemente de todo punto, y espero que sean de corta duración. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo primero que exige la costumbre en casos como éste suele ser que la interesada exprese su gratitud por los sentimientos que manifiesta el declarante, sean o no aceptados por ella. Es lógico que una se sienta halagada. Si yo fuera capaz de esa gratitud, le daría las gracias en este mismo momento. Pero no puedo sentirla. Me ha tenido siempre sin cuidado el que usted me apreciase o no me apreciase; ese afecto que ahora me confiesa me lo ha otorgado a regañadientes. Lamento que nadie sufra por mí. No me he propuesto jamás hacerle surir, y espero que la pena que ahora experimenta será de corta duración. [trad. Amando Lázaro Ros]

En casos como éste, es costumbre… dar las gracias por los sentimientos expresados, aunque no sean en absoluto correspondidos. Es lógico que se sienta gratitud y, si yo pudiera sentirla, procedería en este momento a darle las gracias. Pero no puedo; nunca he deseado su buena opinión y, como usted acaba de explicarme, me la ha concedido muy en contra de sus deseos. Siento haberle causado sufrimientos. Lo he hecho, de todos modos, sin darme cuenta, y espero que sean de corta duración. [trad. José Luis López Muñoz]

En estos casos creo que se acostumbra a expresar cierto agradecimiento por los sentimientos manifestados, aunque no puedan ser igualmente correspondidos. Es natural que se sienta esta obligación, y si yo sintiese gratitud, le daría las gracias. Pero no puedo; nunca he ambicionado su consideración, y usted me la ha otorgado muy en contra de su voluntad. Siento haber hecho daño a alguien, pero ha sido inconscientemente, y espero que ese daño dure poco tiempo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En casos como estos, está establecida la costumbre de manifestar agradecimiento por los sentimientos que ha reconocido la otra persona, por muy poco que se compartan. Este agradecimiento es natural, y yo le daría ahora las gracias si fuera capaz de sentirlo. Pero no puedo; no he deseado nunca gozar de su buen concepto, y está claro que usted me lo ha otorgado muy en contra de mi voluntad. Lamento haber hecho daño a nadie. Sin embargo, lo he hecho de una manera inconsciente, y espero que dure poco tiempo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“mi voluntad” es “su voluntad”, la de él)

En casos como éste creo que es costumbre agradecer los sentimientos expresados, aun en el caso de que sean rechazados. Es natural, pues, sentirse obligada, y si yo pudiera experimentar algún sentimiento de gratitud, le daría a usted las gracias. Pero no puedo; nunca he deseado su consideración, y usted lo ha reconocido sin querer. Lamento causarle algún pesar, y espero que éste no dure mucho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En casos como éste, creo que es costumbre dar las gracias aunque los sentimientos expresados no sean correspondidos. Es natural sentir gratitud y, si yo pudiera sentirla, me apresuraría a darle las gracias. Pero no puedo. Nunca he buscado su aprobación, y usted me la ha concedido en contra de sus deseos. Lamento el dolor que haya podido causar. Lo he hecho sin darme cuenta, se lo aseguro, y espero que su duración sea breve. [trad. Marta Salís Canosa]

En casos como éste creo que lo habitual es expresar el agradecimiento por los sentimientos que se han manifestado, aunque no puedan ser correspondidos. Es natural que se exprese ese tipo de agradecimientos, y si yo *pudiera* estarle agradecida a usted, le daría sinceramente las gracias. Pero no puedo. Nunca he pretendido que tuviera buena opinión de mí, y desde luego usted la tiene muy a pesar suyo. Lamento mucho haber causado dolor a alguien. Ha sido inconscientemente, desde luego, y confío en que no dure mucho. [trad. José C. Vales]

Darcy no esperaba ese rechazo, aunque sin dudas lo merecía, así que encrespado pregunta:

And this is all the reply which I am to have the honour of expecting! I might, perhaps, wish to be informed why, with so little endeavour at civility, I am thus rejected.

¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizá pueda desear que se me informase de por qué con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Y eso es todo lo que usted me hace el honor de contestarme! Creo que usted me autorizará a pedirle que me explique por qué me rechaza sin tomarse siquiera la molestia de fingir un poco de cortesía. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Ésa es toda la respuesta que voy a tener el honor de poder esperar! Quizá me permita usted preguntarle por qué se me rechaza poniendo tan poco empeño en aparentar cortesía. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Y es ésta toda la respuesta que voy a tener el honor de esperar? Quizá debiera preguntar por qué se me rechaza con tan escasa cortesía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y ésta es la respuesta que debo tener el honor de eserar…. Quisiera que se me informase, quizá, de por qué se me rechaza sin intentar siquiera hacerlo con corrección. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizá pudiera desear que me informase por qué soy rechazado de forma tan poco cortés. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Y es ésa es la única respuesta que voy a tener el honor de esperar? Tal vez no le moleste explicarme por qué me rechaza usted sin fingir un mínimo de cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Y esa es la única contestación que voy a tener el honor de recibir? Tal vez se me podría informar de por qué se me rechaza sin fingir siquiera la menor cortesía. [trad. José C. Vales]

Dado que así demanda, no hay más remedio que Lizzy también ponga los puntos sobre las íes.

I might as well inquire why with so evident a desire of offending and insulting me, you chose to tell me that you liked me against your will, against your reason, and even against your character? Was not this some excuse for incivility, if I was uncivil? But I have other provocations.

También podría yo averiguar por qué con tan evidente designio de ofenderme y de insultarme me dice usted que le gusto contra su voluntad, contra su juicio y aún contra su modo de ser. ¿No es esa excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Mas yo he recibido otras provocaciones. [trad. José de Urríes y Azara]

También podría yo preguntarle por qué se ha permitido decirme, con el propósito evidente de ofenderme y de insultarme que me quiere contra su misma voluntad, contra los dictados de la razón y aun contra su misma manera de ser. Si yo me he mostrado poco cortés, ¿no está bien disculpada con eso mi descortesía? Pero usted me ha ofendido de otras maneras. [trad. Amando Lázaro Ros]

Yo podría también preguntarle por qué ha decidido confesar, con tan evidente intención de ofenderme e insultarme, que le gusto en contra de su voluntad, en contra de su razón y en contra, incluso, de su carácter. ¿No hay en eso cierta excusa para la descortesía, si es que me he mostrado descortés? Pero tengo además otros motivos de queja. [trad. José Luis López Muñoz]

También podría yo preguntar por qué con tan evidente propósito de ofenderme y de insultarme me dice que le gusto en contra de su voluntad, contra su buen juicio y hasta contra su modo de ser. ¿No es ésta una excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Pero, además, he recibido otras provocaciones, [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo también podría preguntar por qué ha optado usted por decirme, con una intención tan evidente de ofenderme e insultarme, que me quería usted en contra de su voluntad, en contra de su razón e incluso en contra de su buen nombre. ¿Acaso no disculpa esto un poco mi falta de corrección, si es verdad que yo he estado incorrecta? Pero tengo otros motivos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Yo también podría preguntar por qué se ha propuesto ofenderme e insultarme diciéndome que me ama contra su voluntad, contra su buen juicio y aun contra su carácter. ¿No es ésta sobrada excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Peotro tengo otros motivos para rechazar su proposición. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me gustaría preguntar por qué, con el evidente propósito de ofenderme e insultarme, ha decidido decirme que me ama en contra de su voluntad, de su razón e incluso de su carácter. ¿No disculparía esto mi descortesía, si es que he sido descortés? Pero tengo otros motivos para estar enojada. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Yo también podría preguntar por qué, con esa evidente intención de ofenderme e insultarme, viene usted a decirme que me quiere contra su voluntad, y contra su razón, e incluso contra su carácter! ¿No es eso suficiente excusa para ser descortés, *si es que fui descortés*? Pero tengo otras razones. [trad. José C. Vales]

Y procede a enumerarle algunos de esas causas o motivos, entre las que destaca:

Had not my feelings decided against you–had they been indifferent, or had they even been favourable, do you think that any consideration would tempt me to accept the man who has been the means of ruining, perhaps for ever, the happiness of a most beloved sister?

Que mis sentimientos no hubieran sido indiferentes o que le fueran favorables, ¿piensa usted que alguna consideración podría tentarme a aceptar a un hombre que ha sido la causa de disipar acaso para siempre la felicidad de una hermana querida? [trad. José de Urríes y Azara]

Aunque mis sentimientos no me hubiesen impedido rechazarlo a usted, aunque hubiesen sido indiferentes o aunque hubiesen sido favorables, ¿piensa usted que la reflexión hubiera podido inducirme a dar el sí a un hombre que tiene la culpa de que haya quedado destruida tal vez para siempre la felicidad de una hermana mía muy querida? [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque mis sentimientos no le hubieran excluido, aunque me fuese usted indiferente, o incluso auqneu mi opinión le fuera favorable, ¿cree que podría casarme con el responsable de arruinar, quizá para siempre, la felicidad de mi hermana más querida? [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque mis sentimientos no hubiesen sido contrarios a los suyos, aunque hubiesen sido indiferentes o incluso favorables, ¿cree usted que habría algo que pudiese tentarme a aceptar al hombre que ha sido el culpable de arruinar, tal vez para siempre, la felicidad de una hermana muy querida? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aunque mis sentimientos no se hubieran inclinado en su contra, aunque hubieran sido indiferentes, o incluso favorables, ¿cree usted que que podría tener bajo ningún concepto la tentación de aceptar al hombre que ha echado a perder, para siempre quizá, la felicidad de mi hermana, que me es tan querida? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aun cuando mis sentimientos no hubieran sido indiferentes o le fueran favorables, ¿piensa usted que podría existir alguna consideración que me indujera a aceptar a un hombre que ha sido la causa de que mi querida hermana haya visto destruida para siempre su felicidad? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si mis sentimientos no estuvieran claramente en contra suya, y usted me resultará indiferente o incluso me gustara, ¿cree que podría casarme con el hombre que ha contribuido a destrozar, quizá para siempre, la felicidad de la hermana que más quiero. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque mis sentimientos no hubieran sido favorables a usted, o hubieran sido indiferentes, o incluso favorables, ¿cree usted que por nada del mundo se me ocurriría aceptar al hombre que ha hecho todo lo posible por destrozar, quizá para siempre, la felicidad de mi adorada hermana? [trad. José C. Vales]

No contento con la explicación, Darcy parece pedir más:

But perhaps, these offenses might have been overlooked, had not your pride been hurt by my honest confession of the scruples that had long prevented my forming any serious design.

Pero quizá esas faltas se habrían pasado por alto si su orgullo no se hubiera ofendido con mi honrada confesión de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron toamr una resolución. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero tal vez habría usted pasado por alto esas culpas mías si yo no hubiese lastimado su orgullo con la honrada confesión de los escrúpulos que durante mucho tiempo me impidieron decidirme a dar este paso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá esas ofensas podrían haberse pasado por alto si su orgullo no se hubiera sentido herido por mi sincero reconocimiento de los escrúpulos que me impidieron durante largo tiempo confesar mis sentimientos. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero puede que estas ofensas hubiesen sido pasadas por alto si no hubiese herido su orgullo con mi honesta confesión de los reparos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sin embargo, quizá se hubieran podido pasar por alto estas ofensas si el orgullo de usted no se hubiera resentido al confesar yo con sinceridad los escrúpulos que llevaban mucho tiempo impidiéndome tomar una decisión seria. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero quizá esas faltas se habrían pasado por alto si su orgullo no se hubiera sentido ofendido por mi honrada confesión de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque tal vez se habrían pasado por alto esos agravios si no hubiera herido su orgullo al confesarle los escrúpulos que me impidieron durante tanto tiempo aceptar lo que sentía. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero tal vez, tal vez esas ofensas podrían haberse pasado por alto si su orgullo no se hubiera visto herido por mi sincera confesión sobre los reparos que durante mucho tiempo impidieron que pudiera pensar en nuestra relación como algo serio. [trad. José C. Vales]

Sin más remedio, Lizzy termina por rematarlo con varias aclaraciones muy directas:

You are mistaken… if you suppose that the mode of your declaration affected me in any other way, than as it spared the concern which I might have felt in refusing you, had you behaved in a more gentlemanlike manner.

Se equivoca usted… si supone que la forma de su declaración me ha afectado; es decir, si piensa que me habría ahorrado el mal rato de rechazarle si se hubiera usted conducido de un modo más caballeroso. [trad. José de Urríes y Azara]

Se equivoca… si cree que su manera de declarárseme ejerció en mí otro efecto que el de ahorrarme la preocupación que tal vez hubiera sentido al negarme si usted se hubiese conducido de una manera más propia de caballeros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Se confunde usted… si supone que el estilo de su declaración me ha afectado de otro modo que para ahorramr la preocupación que podría haber sentido al rechazarle si se hubiera usted comportado de una manera más caballerosa. [trad. José Luis López Muñoz]

Se equivoca usted… si supone que lo que me ha afectado es su forma de declararse; si se figura que me habría evitado el mal rato de rechazarle si se hubiera comportado de modo más caballeroso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Se equivoca usted… si supone que el modo en que ha hecho su declaración me ha afectado de alguna otra manera que ahorrándome la inquietud que podría haber sentido al rechazarlo si se hubiera comportado usted de manera más caballerosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Se equivoca usted… si supone que lo que más me ha afectado ha sido la forma de su declaración, si piensa que me habría ahorrado el mal rato de rechazarlo si se hubiera concudido de modo más caballeroso. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se equivoca usted… si supone que su forma de declararse ha influido en mi respuesta; sólo me ha ahorrado el mal rato que habría pasado al rechazarle si se hubiera comportado de un modo más caballeroso. [trad. Marta Salís Canosa]

Está usted muy equivocado… si supone que su declaración me afecta de otro modo que no sea para ahorrarme la preocupación que hubiera podido sentir al rechazarle, si se hubiera comportado como un caballero. [trad. José C. Vales]

You could not have made the offer of your hand in any possible way that would have tempted me to accept it.

No pudiera usted haberme ofrecido su mano de manera que me hubiera tentado a aceptar. [trad. José de Urríes y Azara]

De ninguna manera que hubiese usted hecho el ofrecimiento de su mano habría podido conseguir que yo la aceptase. [trad. Amando Lázaro Ros]

No podría haberme ofrecido su mano de manera alguna que me hubiera impulsado a aceptarla. [trad. José Luis López Muñoz]

Podría haber formulado su proposiciónde matrimonio de cualquier otro modo, pero jamás hubiera estado tentada a aceptarla. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No habría podido usted pedir mi mano de ninguna manera que hubiera tenido alguna posibilidad de tentarme a otorgársela. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No importa el modo en que me hubiese declarado su amor, siempre lo habría rechazado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Habría podido ser otras sus palabras y jamás habría aceptado su proposición. [trad. Marta Salís Canosa]

Usted no habría podido ofrecerme su mano de ningún modo que me hubiese tentado a aceptarla. [trad. José C. Vales]

From the very beginning–from the first moment, I may almost say–of my acquaintance with you, your manners, impressing me with the fullest belief of your arrogance, your conceit, and your selfish disdain of the feelings of others, were such as to form the groundwork of disapprobation on which succeeding events have built so immovable a dislike; and I had not known you a month before I felt that you were the last man in the world whom I could ever be prevailed on to marry.

Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el primer instante de mi relación con usted, sus modales, que imprimieron en mí la más arraigada creencia de su arrogancia, su vanidad, su egoísta desdén a los sentimientos ajenos, me parecieron tales, que al punto asentaron los cimientos de la desaprobación, que sucesos posteriores han convertido en desagrado firme, y aunque no le hubiera conocido sino hace un mes, habría pensado que era usted el último hombre del mundo con quien yo pudiera casarme. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“no le hubiera conocido”?)

Desde el principio, casi desde el instante mismo de conocerlo, me impresionaron sus maneras, que denotaban a las claras su arrogancia, su engreimiento y su desdén egoísta hacia los sentimientos ajenos. Sobre esos cimientos de disconformidad vinieron otros hechos a levantar una inconmovible antipatía. No nos habíamos tratado un mes, y ya pensaba yo para mí misma que usted sería el último hombre con quien yo me decidiría a casarme. [trad. Amando Lázaro Ros]

Desde el principio, casi diría que desde el primer momento de mi trato con usted, sus modales me proporcionaron una imagen tan clara de su arrogancia, de su engreimiento y de su desprecio egoísta por los sentimientos de otras personas como para crear el fundamento de la desaprobación sobre la que sucesivos acontecimientos han edificado un desagrado inamovible; y antes de transcurrido un mes ya estaba convencida de que sería el último hombre sobre la tierra con el que aceptaría casarme. [trad. José Luis López Muñoz]

Desde el principio, casi desde el primer instante en que le conocí, sus modales me convencieron de su arrogancia, de su vanidad y de su egoísta desdén hacia los sentimientos ajenos; me disgustaron de tal modo que hicieron nacer en mí la desaprobación que los sucesos posteriores convirtieron en firme desagrado; y no hacía un mes aún que le conocía cuando supe que usted sería el último hombre en la tierra con el que podría casarme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Desde el principio mismo, casi podría decir que desde el mismo instante que lo conocí, sus modales, que me convencieron plenamente de su arrogancia, de su soberbia y su desprecio egoísta de los sentimientos de los demás, sentaron los cimientos de desaprobación sobre los que los hechos subsiguientes han levantado una antipatía tan inamovible; y cuando no había transcurrido un mes desde que lo conocí, ya me parecía que era usted el último hombre del mundo con quien podría convencerme de que me casara. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el instante mismo que lo conocí, sus modales, que consideré propios de una persona arrogante, su vanidad, su desdén egoísta a los sentimientos ajenos, pusieron los cimientos de la desaprobación que los sucesos posteriores han convertido en firme desagrado; y aunque no lo hubiera conocido sino hace un mes, habría pensado que era usted el último hombre del mundo con quien podría casarme. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Desde el principio, casi desde el instante mismo en que lo conocí, sus modales me hicieron comprender su arrogancia, su engreimiento, su desprecio egoísta de los sentimientos ajenos, y pusieron los cimientos para un sentimiento de prevención que sucesos posteriores convirtieron en firme desagrado; no tuvo que pasar ni un mes para que supera que usted sería el último hombre que me llevaría al altar. [trad. Marta Salís Canosa]

Desde el mismísimo principio, puedo decir casi desde el primer momento que lo conocí a usted, sus modales dejaron tal impresión en mí que quedé absolutamente convencida de que era un arrogante, un vanidoso, y de que su egoísta desdén hacia los sentimientos de los demás eran tales que sólo sirvieron para sentar las bases de una desaprobación que los hechos posteriores han convertido en una antipatía inamovible; no habría transcurrido un mes desde que le conocía y ya sabía que usted sería el último hombre sobre la faz de la tierra con el que podría casarme. [trad. José C. Vales]

Ante tales aclaraciones, a Darcy sólo le queda emprender la retirada.

En tanto que, pese a la arrogancia en la actitud del fallido pretendiente, tal como hemos señalado, las palabras han hecho mella en Lizzy, pues:

It was gratifying to have inspired unconsciously so strong an affection. But his pride, his abominable pride… soon overcame the pity which the consideration of his attachment had for a moment excited.

Érale grato haber inspirado afecto tan vehemente. Pero el orgullo de él… pronto prevalecieron sobre la compasión que el asombro le había excitado por un momento. [trad. José de Urríes y Azara]

Era halagador haber inspirado una pasión tan fuerte. Pero si la gratitud por ese afecto excitaba por un momento la compasión… pronto la borraba el recuerdo de su orgullo, de su orgullo odioso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Resultaba halagador haber inspirado sin advertirlo un afecto tan intenso. Pero su orgullo, su abominable orgullo… pronto vencieron la compasión que la idea de su afecto había despertado por un momento. [trad. José Luis López Muñoz]

Le era grato haber inspirado un afecto tan vehemente. Pero el orgullo, su abominable orgullo, no tardaron en prevalecer sobre la compasión que había sentido al pensar en su amor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Era agradable haber inspirado un amor tan fuerte sin saberlo. Pero su orgullo, su orgullo abominable…. superaron enseguida la lástima que había provocado… la consideración de su amor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sin duda era halagador haber inspirado afecto tan vehemente. Pero el orgullo de él… prevalecieron sobre la compasión que el asombro le había hecho sentir por un instante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le halagaba haber inspirado sin querer un cariño tan intenso. Pero el orgullo, el abominable orgullo… pronto prevalecieron sobre la compasión que por unos instantes habían despertado en ella los sentimientos del señor Darcy. [trad. Marta Salís Canosa]

Era gratificante haber inspirado inconscientemente un afecto tan poderoso. Pero aquel orgullo suyo, aquel abominable orgullo… todo aquello no tardó en anular la lástima que había suscitado momentáneamente ante su declaración de amor. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »