Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘amargura’

Asimismo, del 22 al 28 de abril, en JAcastellano, leímos el capítulo 40 de Orgullo y prejuicio.

Es un capítulo notable, pues nos muestra lo importante que puede ser la confesión, o de manera más neutral, el desahogo, para lograr un poco de paz espiritual. Después de haberse mantenido callada respecto al suceso más trascendental que le ocurrió en Kent, Lizzy finalmente le cuenta a Jane, lo cual da pie a que aparezcan tanto citas epigramáticas, como otros comentarios memorables.

Primero que nada, los epigramas (que son el foco principal de la lectura que estamos realizando), pues Lizzy se ve obligada a admitir sus errores de juicio respecto a Darcy.

Así, ella dice:

It is such a spur to one’s genius, such an opening for wit, to have a dislike of that kind.

Hay cierto aguijón para todos, cierto prurito de burla que nos hace sentir desagrados de esa especie. [trad. José de Urríes y Azara]

Esta clase de inquinas sirven para espolear el talento y para dar rienda suelta al ingenio de una. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Es un estímulo tan grande para el entendimiento, una oportunidad tal para el ingenio contar con semejante antipatía! [trad. José Luis López Muñoz]

Sentir ese tipo de antipatías es como un estímulo para la inteligencia, es como un rasgo de ingenio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Una antipatía de ese género espolea mucho el genio de una, da pie al ingenio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos tenemos cierto prurito que nos hace presumir de ingenio al tener tales aversiones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Es tal estímulo para el intelecto, tal oportunidad para el ingenio experimentar esta clase de aversión! [trad. Marta Salís Canosa]

Demostrar desprecio hacia alguien es una ocasión estupenda para estimular nuestra genialidad, una oportunidad para demostrar lo ingeniosos que somos. [trad. José C. Vales]

Añade:

One may be continually abusive without saying anything just.

Puédese estar siempre injuriando sin decir nada que sea justo. [trad. José de Urríes y Azara]

Se puede zaherir sin pronunciar una sola frase que sea justa. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cabe insultar de continuo sin decir nada que merezca la pena. [trad. José Luis López Muñoz]

Se puede estar hablando mal continuamente de alguien sin decir nada justo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Se pude hablar mal constantemente de una persona sin llegar a decir nada justo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una puede injuriar continuamente sin decir nada que sea justo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se puede insultar continuamente a alguien sin decir nada justo. [trad. Marta Salís Canosa]

Uno puede estar continuamente insultando a alguien sin decir nada justo. [trad. José C. Vales]

Que redondea con:

But one cannot always be laughing at a man without now and then stumbling on something witty.

Pero no se puede estar siempre riéndose de un hombre sin dar de vez en cuando con algo chistoso. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero si una se dedica a burlarse de un hombre tropieza de cuando en cuando con algún dicho ingenioso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero no es posible reírse sistemáticamente de una persona sin tropezar alguna vez con algo ingenioso. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero no es posible estar siempre riéndose de una persona sin dar alguna vez en el clavo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero no es posible reírse sin descanso de alguien sin dar de cuando en cuando con una observación ingeniosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero no puede burlarse siempre de un mismo hombre sin decir de vez en cuando alguna frase chistosa. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero no puede una reírse de un hombre sin soltar de vez en cuando alguna frase ingeniosa. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero una no puede estar burlándose continuamente de un hombre sin soltar de vez en cuando algo ingenioso. [trad. José C. Vales]

Y concluye con la observación de que:

The misfortune of speaking with bitterness is a most natural consequence of the prejudices I had been encouraging.

La desdicha de expresarme con amargura fue consecuencia naturalísima de los prejuicios que había ido alimentando. [trad. José de Urríes y Azara]

La desgracia de hablar con acritud ha sido consecuencia natural de los prejuicios que yo venía alimentando. [trad. Amando Lázaro Ros]

La desgracia de hablar con amargura es una consecuencia lógica de los prejuicios que había fomentado. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero estaba amargada por los prejuicios que había ido alimentando. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (otro cambio radical aparentemente sin justificación)

La desventura de hablar con mordacidad fue una consecuencia muy natural de los prejuicios que había estado alimentando. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El expresarme con amargura fue desdichada consecuencia de los prejuicios que había ido alimentando. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La desventura de hablar con acritud es una consecuencia lógica de los prejuicios que yo había alimentado. [trad. Marta Salís Canosa]

El error de hablar con acritud es la consecuencia más natural de los prejuicios que yo había formado en mi cabeza. [trad. José C. Vales]

Antes de esas admisiones, en vista de la compasión de Jane hacia Darcy, Lizzy había tratado de minimizar su propio sentimiento de culpa por juzgarlo mal:

Oh! no, my regret and compassion are all done away by seeing you so full of both. I know you will do him such ample justice, that I am growing every moment more unconcerned and indifferent. Your profusion makes me saving; and if you lament over him much longer, my heart will be as light as a feather.

¡Oh!; no; mi pena y mi compasión han desaparecido al verte tan colmada de ambas cosas. Sé que le harás justicia y que cada vez me veré yo más libre e indiferente. Tu plétora de todo eso me salva, y si sigues lamentándote de él, mi corazón quedará tan ligero como una pluma. [trad. José de Urríes y Azara]

Viéndote tan llena de pena y de compasión se evaporan las mías. Tan segura estoy de que le harás amplísima justicia, que me inclino por momentos a la despreocupación y a la indiferencia. Tu exuberancia me ahorra compasiones; si continúas lamentándote por él mucho rato, conseguirás que mi corazón se vuelva tan ligero como una pluma. [trad. Amando Lázaro Ros]

No, no; mi arrepentimiento y mi compasión han desaparecido al verte a ti tan llena de buenos sentimientos. Estoy tan convencida de que le vas a hacer justicia que a cada momento que pasa me siento más despreocupada e indiferente. Tu prodigalidad me empuja al ahorro; y si te dueles por él más tiempo tendré el corazón tan ligero como una pluma. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Oh, no! Se me ha quitado toda la pena y toda la compasión al ver que tú las sientes por las dos. Sé que, con que tú le hagas justicia, basta. Sé que puedo estar cada vez más despreocupada e indiferente. Tu profusión de lamentos me salva. Y si sigues compadeciéndote de él mucho tiempo, mi corazón se hará tan insensible como una roca. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Cabe observar aquí el cambio de metáfora, de la ligereza de una pluma a la insensibilidad de una roca)

¡Oh no! La lástima y la compasión se me pasan del todo al verte a ti tan llena de las dos. Sé que le harás tanta justicia que yo, por mi parte, estoy más despreocupada e indiferente a cada momento que pasa. Tu derroche me vuelve ahorradora a mí, y si te sigues lamentando por él mucho más tiempo, tendré el corazón tan liviano como una pluma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Oh no! Mi contrariedad y mi compasión se han disipado al ver tu reacción. Sé que le harás justicia y que cada vez me sentiré más libre e indiferente. Tu generosidad al respecto me salva, y si sigues lamentándote de él, mi corazón quedará tan ligero como una pluma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡No! Mi remordimiento y compasión han desaparecido al ver que a ti no te falta ninguno de estos sentimientos. Sé que serás justa con él que cada vez me preocupa menos y me siento más indiferente. Tu generosidad me vuelve moderada; como sigas lamentando mucho tiempo sus infortunios, brincaré de alegría. [trad. Marta Salís Canosa] (No entendemos por qué siente la necesidad de cambiar tanto la metáfora, “brincar de alegría” resulta más común)

¡Oh…! No, toda la pena y la lástima que tenía se me ha pasado al ver que tú tienes de sobra por las dos. Sé que tú los defenderás tan generosamente a los dos que cada vez me siento más aliviada y tranquila. Tu exceso de generosidad sentimental me exime a mí de cualquier cargo de conciencia y, si te sigues apiadando de Darcy, acabaré completamente despreocupada de todo, sabiendo que toda la pesadumbre cae sobre ti. [trad. José C. Vales] (igualmente ocurre un cambio de metáfora que nos parece innecesaria, si en español también funciona la que existe originalmente en inglés)

En cuanto a la diferencia de personalidad e integridad entre Darcy y Wickham, Lizzy le dice a Jane:

This will not do; you never will be able to make both of them good for anything. Take your choice, but you must be satisfied with only one. There is but such a quantity of merit between them; just enough to make one good sort of man; and of late it has been shifting about pretty much. For my part, I am inclined to believe it all Darcy’s; but you shall do as you choose.

Eso no lo conseguirás; nunca podrás dar por bueno a los dos. Haz lo que quieras; pero sólo te habrá de satisfacer uno. Entre ambos no suman sino cierta cantidad de méritos, justos los precisos para hacer un hombre bueno; y desde antiguo se ha tergiversado eso bastante. Por mi parte, me inclino a creer todo lo de Darcy; tú harás lo que gustes. [trad. José de Urríes y Azara] (“shifting” no tiene que ver con “tergiversar” en este caso)

No te empeñes. No conseguirás jamás justificar a los dos a un tiempo. Elige al que quieras y conténtate con uno. La suma de virtudes de los dos no da sino para hacer bueno a uno solo; la balanza ha dado muchos saltos últimamente. Por lo que a mí respecta, me inclino a atribuir todos los méritos al señor Darcy; pero tú haz lo que mejor te parezca. [trad. Amando Lázaro Ros]

No es posible; nunca lograrás hacer buenos a los dos. Elige, porque tendrás que conformarte sólo con uno. Existe una determinada cantidad de méritos entre los dos, lo bastante para hacer un hombre honorable, y últimamente ha cambiado mucho de sitio. Por mi parte, me inclino a creer que le corresponden todos al señor Darcy, pero tú eres libre de escoger lo que prefieras. [trad. José Luis López Muñoz]

No te servirá de nada; nunca podrás decir que los dos son buenos. Elige como quieras; pero o te quedas con uno o con otro. Entre los dos no reúnen más que una cantidad de méritos justita para un solo hombre decente. Ya nos hemos engañado bastante últimamente. Por mi parte, me inclino a creer todo lo que dice Darcy; tú verás lo que decides. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (“shifting” no tiene que ver con “engaño”)

Es inútil; jamás podrás dar por buenos a los dos, por más que lo intentes. Entre los dos sólo hay una cantidad limitada de mérito, el justo para hacer un hombre de buena estofa; y últimamente ha estado oscilando bastante entre los dos. Yo, por mi parte, me inclino a atribuírselo todo a Darcy; pero tú haz como quieras. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No prosigas. Nunca conseguirás hacer bueno a ninguno de los dos. Elige lo que quieras, pero sólo uno podrá satisfacerte. Entre ambos no sumarían méritos suficientes para hacer un hombre bueno. Por mi parte, me inclino a creer que la razón corresponde a Mr. Darcy; tú puedes opinar lo que te parezca. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (aunque generalmente esta traducción parece basarse en la de Urríes, aqui en lugar de copiar, simplemente omite la cláusula donde aparece “shifting”)

Vamos, no insistas. Jamás podrás justificar a los dos. Elige, tendrás que contentarte con uno. Entre uno y otro suman bastantes cualidades, las suficientes para hacer un hombre cabal, y últimamente éstas se han movido demasiado de un lado para otro. Por mi parte, me inclino a pensar que el señor Darcy es quien las atesora todas, pero tú puedes decidir lo que quieras. [trad. Marta Salís Canosa]

No te servirá de nada. Te va a ser imposible conseguir que los dos sean bueno. Elige, pero debes escoger sólo a uno. Entre los dos juntos apenas reúnen los méritos justos para hacer un hombre bueno, y últimamente los méritos han estado bastante repartidos. Por mi parte, me inclino a creer absolutamente al señor Darcy, pero tú haz lo que quieras. [trad. José C. Vales] (“shifting” no se refiere exactamente a “repartición”).

Al respecto, Lizzy concluye:

There certainly was some great mismanagement in the education of those two young men. One has got all the goodness, and the other all the appearance of it.

Es evidente que hubo muy mal sentido en la educación de esos dos hombres. Uno acaparó toda la bondad y el otro toda su apariencia. [trad. José de Urríes y Azara]

El que educó a estos jóvenes sufrió con toda seguridad una gran equivocación. Al uno le dio todas las buenas cualidades, y al otro su apariencia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sin duda se produjo alguna grave deficiencia en la educación de esos dos jóvenes. Uno se llevó toda la bondad y el otro toda la apariencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Sí, es cierto; debió de haber una mala dirección en la educación de estos dos jóvenes; uno acaparó toda la bondad y el otro todas las buenas apariencias. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (aquí se produce una ambigüedad al referirse a “buenas apariencias”)

Está claro que la educación de esos dos jóvenes se dirigió muy mal. Uno se quedó con toda la bondad, y el otro con todas las apariencias de bondad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es evidente que hubo un error en la educación de esos dos hombres. El uno acaparó toda la bondad y el otro toda su apariencia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Es obvio que, en la educación de estos dos jóvenes, se cometió un grave error. Uno posee la bondad y el otro la apariencia de ésta. [trad. Marta Salís Canosa]

Desde luego, hubo una enorme incompetencia en la educación de esos dos jóvenes. Uno tiene toda la bondad y el otro toda la *apariencia* de ella. [trad. José C. Vales]

Anuncios

Read Full Post »

En JAcastellano, durante la semana del 4 al 10 de marzo de 2013, leímos el capítulo 27 de Orgullo y prejuicio, que en la división por volúmenes correspondía al volumen II capítulo 4.

En este capítulo, Lizzy se prepara a viajar a Kent a visitar a Charlotte Lucas, con una pequeña escala en Londres, para ver a Jane y a la tía Gardiner, a quién le da noticias de haber cumplido su promesa de no alentar a Wickham, además que éste ahora pretende a la Srta. King, que recientemente recibió una herencia.

Respecto a ese asunto, Lizzy hace los siguientes comentarios con los que parece disculpar a Wickham (y desafortunadamente muestra una doble moral, pues no aceptó de manera tan tolerante la decisión de Charlotte):

what is the difference in matrimonial affairs, between the mercenary and the prudent motive? Where does discretion end, and avarice begin?

¿Qué diferencia hay, en cuestiones de matrimonio, entre lo mercenario y lo prudente? ¿Dónde acaba la discreción y comienza la avaricia? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué diferencia hay, cuando se considera la conveniencia de una boda, entre el interesado y el sensato? ¿Dónde termina la sensatez y empieza el interés por el dinero? [trad. Amando Lázaro Ros]

En cuestiones matrimoniales, ¿cuál es la diferencia entre el interés y la prudencia? ¿Dónde termina la discreción y empieza la avaricia? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cuál es la diferencia que hay en cuestiones matrimoniales, entre los móviles egoístas y los prudentes? ¿Dónde acaba la discreción y empieza la avaricia? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿En qué se diferencia, en asuntos matrimoniales, la prudencia del interés? ¿Dónde termina la sensatez y dónde empieza la avaricia? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué diferencia hay, en cuestiones de matrimonio, entre un mercenario y una persona prudente? ¿Dónde acaba la discreción y comienza la avaricia? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cuál es la diferencia entre el interés y la prudencia cuando se habla de matrimonio? ¿Dónde acaba la discreción y empieza la codicia? [trad. Marta Salís Canosa]

Según ella:

A man in distressed circumstances has not time for all those elegant decorums which other people may observe.

Un hombre en circunstancias aflictivas no tiene tiempo para ese decoro elegante a que otros pueden atender. [trad. José de Urríes y Azara]

El hombre que se encuentra en mala situación económica no puede andarse con esos remilgos, que tal vez observarían oros que no estuviesen en su estado. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un hombre en circunstancias difíciles no dispone de tanto tiempo como otras personas para todos esos elegantes detalles de cortesía. [trad. José Luis López Muñoz]

Un hombre que está en mala situación, no tiene tiempo, como otros, para observar esas elegantes delicadezas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un hombre en situación apurada no tiene tiempo para todo ese decoro elegante que pueden observar otras personas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un hombre que carece de recursos no puede permitirse el lujo de perder el tiempo simulando el decoro elegante de los pudientes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Un hombre que pasa estrecheces no dispone de tanto tiempo como otras personas para respetar esas eleganes muestras de decoro. [trad. Marta Salís Canosa]

La Sra. Gardiner no está tan de acuerdo con las opiniones de su sobrina. En tanto que ésta da rienda suelta a su enojo por lo que alude a Darcy y a Bingley en una cita que si bien no califica totalmente como epigramática, resulta imposible no mencionar:

I have a very poor opinion of young men who live in Derbyshire; and their intimate friends who live in Hertfordshire are not much better. I am sick of them all.

Tengo muy mala opinión de jóvenes que viven en ese condado, y sus íntimos amigos, que viven en el de Hunsford, no son mucho mejores. Harta estoy de todos ellos. [trad. José de Urríes y Azara] (aquí hay una confusión en cuanto al lugar, además que, por ende, el referente no es correcto).

Tengo formada una opinión muy pobre de los jóvenes que viven en Derbyshire y no salen mejor parados sus íntimos amigos, que viven en Hertfordshire. Me dan náuseas todos ellos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tengo muy mala opinión de algunos jóvenes que viven en Derbyshire; y a sus amigos íntimos que viven en Hertfordshire no salen mucho mejor parados. Estoy harta de todos ellos. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo muy mal concepto de los jóvenes que viven en Derbyshire, cuyos íntimos amigos, que viven en Hertfordshire, no son mucho mejores. Estoy harta de todos ellos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo muy mal concepto de algunos jóvenes que viven en Derbyshire; y sus amigos íntimos que viven en Hertfordshire no son mucho mejores. Estoy harta de todos ellos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tengo muy mala opinión de jóvenes que viven en ese condado; y sus íntimos amigos, que viven en el de Hunsford, no son mucho mejores. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (como se ha venido observando, esta traducción parece basarse en la de Urríes y Azara, pero en lugar de corregir errores, los repite, como aquí confunde el lugar y cambia al referente).

Tengo muy mala opinión de algunos jóvenes que residen en Derbyshire; y sus mejores amigos de Hertfordshire no son mucho mejores. Estoy harta de ellos. [trad. Marta Salís Canosa]

A tal grado da rienda suelta a su amargura que lanza la no tan sensata idea de que:

Stupid men are the only ones worth knowing, after all.

Los hombres necios son, después de todo, los únicos que vale la pena conocer. [trad. José de Urríes y Azara]

No vale la pena de tratar sino a los hombres que son unos majaderos. [trad. Amando Lázaro Ros] (¿“majadero” como equivalente de “stupid”?)

Los hombres estúpidos son, a fin de cuentas, los únicos que merece la pena conocer. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hombres estúpidos son los únicos que vale la pena conocer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Al fin y al cabo, los hombres estúpidos son los únicos que vale la pena conocer. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los hombres necios son, después de todo, los únicos que vale la pena conocer. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los hombres necios son, al fin y al cabo, los únicos que vale la pena conocer. [trad. Marta Salís Canosa]

Así que su tía Gardiner le advierte:

Take care… that speech savours strongly of disappointment.

Cuidado,… que esas palabras trascienden demasiado a disgusto. [trad. José de Urríes y Azara] (“disappointment” no es precisamente “disgusto”)

Cuidado…; esas palabras trascienden de un modo extraño a desilusión. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ten cuidado…; esas frases saben demasiado a decepción. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuidado…! Esas palabras suenan demasiado a desengaño. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuidado…; esa manera de hablar suena mucho a desengaño. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cuidado…, que esas palabras revelan demasiado disgusto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ten cuidado…; tus palabras reflejan un profundo desencanto. [trad. Marta Salís Canosa]

La actitud de Lizzy da un giro de 180° con la invitación de sus tíos a realizar un viaje de verano a la región de los lagos, así que se la escucha exclamar:

What delight! what felicity! You give me fresh life and vigour. Adieu to disappointment and spleen.

¡Qué delicia! ¡Qué felicidad! Me proporcionáis vida nueva y nuevo vigor. ¡Adiós a los disgustos y al mal humor! [trad. José de Urríes y Azara]

¡Qué felicidad…! Me da usted nueva vida y energía. ¡Nada de desilusiones y melancolías! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Qué maravilla! ¡Qué felicidad! Me da usted nueva vida y vigor. ¡Adiós a la decepción y a la melancolía! [trad. José Luis López Muñoz]

¡Qué delicia!, ¡qué felicidad! Me haces revivir, esto me da fuerzas. ¡Adiós al desengaño y al rencor! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Qué deleite! ¡Qué felicidad! Me das nueva vida y vigor. Adiós al desengaño y la melancolía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Qué feliz…! Me dais nuevo vigor. ¡Adiós a los disgustos y al mal humor! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Qué alegría! Me siento llena de vida y de entusiasmo. ¡Adios al desencanto y a la melancolía! [trad. Marta Salís Canosa]

Por último, una cita que quizá tampoco sea muy epigramática, pero que debido a las adaptaciones de la novela, se menciona con mucha frecuencia (aunque en la versión que aparece en los guiones).

La cita exacta es:

What are young men to rocks and mountains?

¿Qué son los hombres al lado de las rocas y las montañas? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué valen los hombres comparados con un panorama de rocas y montañas? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Qué son los hombres comparados con las rocas y las montañas? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Qué son los hombres al lado de las rocas y de las montañas? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Qué son los jóvenes comparados con las peñas y las montañas? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué son los hombres al lado de los valles y las montañas? [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿“rocks” equivalen a “valles”?

¿Qué son los hombres al lado de las rocas y las montañas! [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

De igual manera, también del 18 al 24 de febrero, en JAcastellano, leímos el capítulo 24 de Orgullo y prejuicio para extraer citas memorables. Con este capítulo comienza el segundo volumen de los tres en los que originalmente se publicó la novela en 1813.

Es uno de los más sustanciosos en cuanto a citas epigramáticas, algunas se sostienen por sí mismas, otras complementan la idea de la frase que les antecede, por lo que es necesario distribuirlas en dos entradas. Las citas en su mayoría proceden más que nada de las reflexiones de Lizzy y Jane respecto al compromiso de Charlotte Lucas y la deserción de Bingley.

Se observa además la distinta actitud de las hermanas; por un lado, Jane tratando de resignarse a su decepción amorosa pero firme en no juzgar mal a las personas, en tanto que a Lizzy, los acontecimientos la hacen destilar amargura en sus comentarios.

Así, se escucha primero a Jane Bennet buscando consolarse:

It has not been more than an error of fancy on my side, and that it has done no harm to anyone but myself.

[Tengo el consuelo de que eso] no haya sido sino un error de imaginación por mi parte que no ha acarreado perjuicio sino a mí misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Todo ha sido equivocación o imaginación mía y… nadie ha sufrido con ello sino yo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sólo ha sido un error de apreciación de mi parte, y… no se ha hecho daño a nadie a excepción mía. [trad. José Luis López Muñoz]

No ha sido más que un error de la imaginación por mi parte y… no ha perjudicado a nadie más que a mí misma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sólo ha sido un error de la fantasía por mi parte, y… no ha hecho daño a nadie más que a mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No ha sido más que una ilusión, y… sólo yo me he visto perjudicada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sólo han sido imaginaciones mías, y… soy la única perjudicada. [trad. Marta Salís Canosa]

Como tributo a la bondad de su hermana, Lizzy trata de elogiarla y comenta:

Do not be afraid of my running into any excess, of my encroaching on your privilege of universal good-will.

No temas que incurra en exceso apropiándome tu privilegio de buena voluntad hacia todos. [trad. José de Urríes y Azara]

No temas; no me dejará llevar de la pasión ni te coartaré en tu prerrogativa de buena voluntad para con todos. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tengas miedo de que cometa ningún exceso, de que te quite el privilegio de la buena voluntad universal. [trad. José Luis López Muñoz]

No temas que me exceda apropiándome de tu privilegio de bondad universal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No temas que cometa ningún exceso, que quiera participar de tu privilegio de pensar bien de todo el mundo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No temas que exagere al elogiar tu buena predisposición hacia todos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No temas que, llevada por el entusiasmo, te quite el privilegio de ser la criatura más benévola del mundo. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero casi de inmediato también comenta:

There are few people whom I really love, and still fewer of whom I think well.

Hay pocos a quienes ame de veras, y menos aún de quienes piense bien. [trad. José de Urríes y Azara]

Son muy pocas las personas a quienes realmente quiere y menos aún aquellas de quienes tengo buena opinión. [trad. Amando Lázaro Ros]

Son muy pocas las personas a las que quiero de verdad, y todavía menos aquéllas de las que tengo buena opinión. [trad. José Luis López Muñoz]

A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hay pocas personas a las que yo quiera de verdad, y tengo buen concepto de menos todavía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Hay pocos a quienes ame de veras, y menos aún de quienes piense bien. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Son muy pocas las personas a las que quiero de veras, y aún menos las que me merecen buena opinión. [trad. Marta Salís Canosa]

The more I see of the world, the more am I dissatisfied with it.

Cuanto más conozco el mundo más me enoja. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuanto más voy conociendo a las gentes, menos me gustan. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cuando más sé del mundo, menos me satisface. [trad. José Luis López Muñoz] (traducir “see” como “saber” en este caso no parece muy adecuado)

Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuanto más veo el mundo, más insatisfecha estoy de él. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cuanto más conozco el mundo, más me irrita. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuánto más sé del mundo, menos me gusta. [trad. Marta Salís Canosa] (al igual que López Muñoz, traduce “see” como “saber”)

La frase la remata con:

Every day confirms my belief of the inconsistency of all human characters, and of the little dependence that can be placed on the appearance of merit or sense.

Todos los días confirmo mi creencia en la inconstancia de los caracteres humanos ye n lo poco que se puede fiar de las apariencias de mérito o talento. [trad. José de Urríes y Azara]

Mi opinión de que todos los seres humanos son variables, encuentra todos los días algo que la confirme; poca confianza se puede tener en las personas que aparentan virtud y sensatez. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cada día que pasa estoy más convencida de la fragilidad de todas las reputaciones, y de lo poco que, cabe fiarse tanto de la apariencia de mérito como de buen juicio. [trad. José Luis López Muñoz] (“inconsistency of all human characters” es algo mucho más que simplemente la “fragilidad de las reputaciones”, parece que es una ocasión en que el traductor se ha quedado corto al interpretar el texto).

El tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano, y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cada día que pasa confirma mi opinión sobre la incongruencia de todos los caracteres humanos y sobre la poca confianza que se puede depositar en las apariencias de mérito o buen sentido. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos los días confirmo mi creencia en la inconsistencia en el carácter humano y en la poca que me inspiran las apariencias de mérito o talento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cada día estoy más convencida de la inconstancia del carácter humano, y de lo poco fiable que es la apariencia de valía o de buen juicio. [trad. Marta Salís Canosa]

Ante semejantes palabras, Jane le recomienda que:

Do not give way to such feelings as these. They will ruin your happiness.

No des entrada a sentimientos como ésos. Impedirán tu felicidad. [trad. José de Urríes y Azara]

No te dejes llevar por esa clase de sentimientos si no quieres ser desgraciada. [trad. Amando Lázaro Ros]

No te dejes dominar por sentimientos como ésos, que te harían desgraciada. [trad. José Luis López Muñoz]

No debes tener esos sentimientos, acabarán con tu felicidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No caigas en sentimientos de esa especie. Echarían a perder tu felicidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No alientes esa clase de sentimientos. Así nunca lograrás ser feliz. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No albergues esa clase de sentimiento. Echarían a perder tu alegría. [trad. Marta Salís Canosa]

Y además le señala que es intolerante:

You do not make allowance enough for difference of situation and temper.

No concedes nada a la diferencia de situación y carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

No sabéis ser tolerantes con las diferencias de posición y de temperamento. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tienes suficientemente en cuenta las diferencias de situación y de manera de ser. [trad. José Luis López Muñoz]

No tienes en consideración las diferentes situaciones y la forma de ser de las personas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No tienes en cuenta como es debido las diferencias de situación y temperamento. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No concedes nada a la diferencia de situación y carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Hay que tener más en cuenta las diferentes situaciones y temperamentos. [trad. Marta Salís Canosa]

En efecto, Lizzy no parece dispuesta a conceder un poco, en especial cuando su hermana trata de razonar con ella respecto al compromiso de Charlotte Lucas, de manera que exclama:

You shall not, for the sake of one individual, change the meaning of principle and integrity, nor endeavour to persuade yourself or me, that selfishness is prudence, and insensibility of danger security for happiness.

No has de cambiar por una individualidad el significado de los principios y la integridad, ni tratar de persuadirte…o de persuadirme… de que el egoísmo es prudencia o la insensibilidad ante el peligro un seguro de felicidad. [trad. José de Urríes y Azara]

Para favorecer a una persona no puedes torcer los principios y las normas de rectitud, ni debes tratar de convencerte o de convencerme que el egoísmo es prudencia y la ceguera ante el peligro, certeza de felicidad. [trad. Amando Lázaro Ros]

No cambiarás, en favor de una sola persona, el valor de los principios ni de la integridad, ni te esforzarás por persuadirte… ni querrás persuadirme…, de que el egoísmo es prudencia, ni de que la insensibilidad ante el peligro garantiza la felicidad. [trad. José Luis López Muñoz]

Por una persona en concreto no debes trastocar el significado de principio y de integridad, ni intentar convencerte a ti misma o a mí, de que el egoísmo es prudencia o de que la insensibilidad ante el peligro es un seguro de felicidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No vas a forzar, por una persona, el sentido de lo que son los principios y la integridad, ni vas a intentar convencerte… ni convencerme… de que el egoísmo es prudencia y la inconsciencia del peligro un seguro de felicidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No has de cambiar, por consideración a una persona, el significado de los principios y de la integridad, ni tratar de convencerte, o convencerme…, de que el egoísmo es prudencia y la insensibilidad ante el peligro certidumbre de felicidad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No cambies, por consideración a una persona, el valor de los principios y la integridad, ni trates de convencerte o de convencerme de que el egoísmo es prudencia, ni de que el hecho de no ser consciente del peligro asegura la felicidad. [trad. Marta Salís Canosa]

Las citas continuarán en una segunda entrada.

Read Full Post »