Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘amistad’

Del 1° al 7 de julio de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 58 de Orgullo y prejuicio, que es sumamente emocionante y donde el nudo principal finalmente se resuelve.

Como el propósito principal ha sido extraer las citas epigramáticas, aquí les presentamos la que destaca en este capitulo, viene de boca de Lizzy, tratando de reconfortar a Darcy por su conducta en el pasado. Ella le dice:

Think only of the past as its remembrance gives you pleasure.

Piense sólo en el pasado cuyo recuerdo le sea grato. [trad. José de Urríes y Azara]

No se acuerde usted del pasado sino en lo que puede resultarle agradable. [trad. Amando Lázaro Ros]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te procure placer. [trad. José Luis López Muñoz]

Del pasado no tiene usted que recordar más que lo placentero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No recuerdes del pasado más que lo que te sea grato. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Recuerde sólo en el pasado aquello que le sea grato. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te sea placentero. [trad. Marta Salís Canosa]

Piensa en el pasado cuando sólo los recuerdos te produzcan placer. [trad. José C. Vales]

Si algo llama la atención es la diferencia en la forma de dirigirse que tienen los personajes. Las traducciones más antiguas, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a Darcy; en cambio, en varias de las traducciones más recientes, el cambio a “tú” se produce cerca de este momento.

Sin embargo, lo sustancioso y más importante de este capítulo, por supuesto que es que finalmente los malentendidos entre la pareja se aclaran y llegan a una conclusión feliz.

La oportunidad la proporciona Kitty que, se nos dice le tiene miedo a Darcy y huye en cuanto puede con el pretexto de visitar a Maria Lucas. Lizzy sabe que, aunque vaya contra las reglas el quedarse así a solas con Darcy, es la única manera para hablar con él y agradecerle por haber solucionado, dadas las circunstancias, la fuga de Lydia.

Darcy lamenta que ella se haya enterado de su injerencia en el asunto, pues nunca hubiera pensado que la Sra. Gardiner sería indiscreta. Lizzy le hace saber que la indiscreción provino de Lydia. Ante las expresiones de agradecimiento, finalmente él dice:

If you will thank me, let it be for yourself alone. That the wish of giving happiness to you might add force to the other inducements which led me on, I shall not attempt to deny. But your family owe me nothing. Much as I respect them, I believe I thought only of you.

Si me lo agradece usted, que sea sólo por usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una dicha pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun respetándolos mucho, no pensé sino en usted. [trad. José de Urríes y Azara]

Si quiere agradecérmelo, hágalo sólo en su nombre propio. No pienso negar que el deseo de hacerla a usted feliz reforzó los demás motivos que me indujeron a actuar. Su familia ninguna deuda tiene contraída conmigo. Mucho es el respeto que me merece, pero, si le he de ser sincero, creo que sólo pensaba en usted. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si me ha de dar las gracias, que sea sólo en nombre suyo. No ocultaré que el deseo de darle una alegría reforzó posiblemente los otros motivos que me impulsaron a obrar. Pero su familia no me debe nada. Aunque es mucho el respeto que siento por ellos, creo que sólo pensé en usted. [trad. José Luis López Muñoz]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No negaré que el deseo de tranquilizarla se sumó a las otras razones que me impulsaron a hacer lo que hice; pero su familia no me debe nada. Les tengo un gran respeto, pero no pensé más que en usted. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si quiere usted darme las gracias, que sea sólo en nombre de usted. No negaré que el deseo de darle una alegría pudo reforzar los otros incentivos que me movieron a actuar. Pero su familia de usted no me debe nada. A pesar de todo el respeto que les tengo, me parece que sólo pensaba en usted. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo agradece, que sea sólo en nombre de usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una alegría pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun cuando los respeto mucho, no pensé sino en usted. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si ha de agradecérmelo, que sea sólo en su propio nombre. No ocultaré que el deseo de hacerla feliz fortaleció las demás razones que me movieron a hacerlo. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que la respete, creo que sólo pensé en usted. [trad. Marta Salís Canosa]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No pretendo negar que el deseo de verla feliz animó todas las razones que me movieron a actuar. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que los respete, en realidad sólo pensé en usted. [trad. José C. Vales]

¿Qué se puede responder ante eso? Lizzy no podía, resultaba demasiado. Darcy también sabe que no hay vuelta atrás, qué más da arriesgarse totalmente así que va su segunda declaración, que dejaremos para una entrada exclusivamente dedicada a ella.

Tras la segunda declaración, como es costumbre con JA, se echa un velo y no ‘vemos’ ni ‘escuchamos’ en directo la respuesta de Lizzy ni las demás palabras de Darcy. L a voz narradora toma el control y nos cuenta brevemente lo que sucede, ni siquiera hace uso del discurso libre indirecto. Tenemos que conformarnos con saber que Lizzy se ve obligada a hablar y dar a entender que sus sentimientos habían cambiado y su aceptación. La reacción inicial de Darcy al saberse aceptado también queda sólo en narración.

Por un rato:

There was too much to be thought, and felt, and said, for attention to any other objects.

Había demasiado que pensar y que sentir y que decir para tender a nada más. [trad. José de Urríes y Azara]

Estaban demasiado abstraídos en sus pensamientos, en sus emociones y en sus palabras para prestar atención a lo que les rodeaba. [trad. Amando Lázaro Ros]

Era demasiado lo que tenían pensar y sentir y decir para prestar atención a otras cuestiones. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para fijarse en nada más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para atender a nada más. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Había demasiado que pensar, sentir y decir para atender a nada más. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Había demasiado que pensar, y sentir, y decir, para poder prestar atención a otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

Tenían demasiadas cosas que pensar, que sentir y que decir como para prestar atención a otros asuntos. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente recuperan un poco la calma, sin nada de arrebatos sentimentales, vuelve a haber diálogo. El primer tema es la oportuna intervención de Lady C. Habría sido toda una escena ver la ‘conversación’ que tuvo con su sobrino y los resultados tan contrarios a los que ella deseaba que obtiene, pues en lugar de provocar la aversión de Darcy, más bien lo empujó hacia Lizzy:

taught me to hope as I had scarcely ever allowed myself to hope before.

Eso me hizo conocer lo que antes apenas me había atrevido a albergar. [trad. José de Urríes y Azara] (el original dice “hope”, que no es precisamente “conocer”)

Hizo nacer en mí esperanzas que hasta aquel momento no me había atrevido a acariciar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Me dio más esperanzas de las que hasta entonces me había atrevido a abrigar. [trad. José Luis López Muñoz]

Gracias a eso concebí esperanzas que antes apenas me habría atrevido a formular. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me hizo cobrar unas esperanzas que no me había atrevido a albergar hasta entonces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Eso me hizo saber lo que antes apenas me habría atrevido a esperar. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Al basarse en la traducción de Urríes, mantiene la omisión de “hope” y sólo varía del inventado “conocer a “saber” que tampoco resulta una opción adecuada)

Me hizo concebir unas esperanzas que antes no me había atrevido a albergar. [trad. Marta Salís Canosa]

Eso me dio esperanzas… unas esperanzas que apenas me había atrevido a albergar. [trad. José C. Vales]

I knew enough of your disposition to be certain that, had you been absolutely, irrevocably decided against me, you would have acknowledged it… frankly and openly.

Conocía lo suficiente su modo de ser para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. José de Urríes y Azara]

Conozco su carácter lo suficiente para saber que si usted hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme… lo habría confesado… con toda franqueza y sin ambages. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sabía lo bastante de tu manera de ser como para estar seguro de que, si tu actitud hacía mí estaba absoluta e irrevocablemente decidida, lo hubieras confesado con toda franqueza y sin reservas. [trad. José Luis López Muñoz] (omite “en contra”, por así decirlo lo deja implícito)

Conocía de sobra el carácter de usted para saber que si hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría dicho… con toda claridad y franqueza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo conocía lo suficiente de tu carácter como para estar seguro de que si hubieras tomado la decisión absoluta, irrevocable, de rechazarme,… la habrías reconocido… de manera franca y abierta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Conocía lo suficiente su carácter… para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Te conocía lo suficiente para saber que, si hubieras estado absoluta, irrevocablemente decidida en mi contra… lo habrías dicho… sin ambages. [trad. Marta Salís Canosa]

Conocía suficientemente tu carácter como para estar seguro de que si estuvieras absoluta e irrevocablemente contra mí,… lo habrías reconocido así… franca y abiertamente. [trad. José C. Vales]

Como se ha mencionado al principio de esta entrada, en este diálogo es donde la mayoría de los traductores más recientes hacen el cambio de “usted” a “tú” en la forma de dirigirse uno a otro en ambos personajes, pues consideran que justo la declaración y aceptación motiva el cambio, en tanto que los traductores más antiguos mantuvieron el usted todavía en este punto, lo dejan para más adelante en el capítulo.

Ella responde:

You know enough of my frankness to believe me capable of that. After abusing you so abominably to your face, I could have no scruple in abusing you to all your relations.

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarle a usted tan abominablemente cara a cara no podía tener escrúpulo en manifestar lo propio a todos sus parientes. [trad. José de Urríes y Azara]

Tenía usted pruebas de mi franqueza, como para no dudar de que lo hubiese dicho. Después de agraviarlo a usted de una manera tan odiosa en su misma cara, no podía yo tener ningún reparo en agraviar a todos sus parientes. [trad. Amando Lázaro Ros] (el original no dice agraviar a los parientes, sino agraviarlo ante sus parientes)

Sí; sabes lo bastante de mi *franqueza* para creerme capaz de hacerlo. Después de haberte insultado cara a cara sin el menor escrúpulo, no tendría empacho en repetir los insultos ante tus parientes. [trad. José Luis López Muñoz]

Conocía usted de sobra mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de haberle rechazado tan odiosamente cara a cara, no podía tener reparos en decirles lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí, conocías mi *franqueza* bastante bien como para creerme capaz de *eso*. Después de insultarte a la cara de una manera tan abominable, no podía tener reparo en insultarte ante todos tus parientes. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarlo de moto tan abominable no podía tener escrúpulo en manifestar lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sí, conoces bastante mi *franqueza* para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado del modo más abominable, no tendría el menor escrúpulo en decir cosas horribles de ti delante de tus parientes. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí… conoces demasiado mi *sinceridad* como para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado de aquel modo tan espantoso en tu propia cara, puede que no hubiera tenido escrúpulos en decirles lo mismo a todos tus parientes. [trad. José C. Vales] (si también en español existe la palabra “franqueza” como equivalente a “frankness”, no hay necesidad de buscar un sinónimo, además parece como eco o reminiscencia significativa, pues en el enfrentamiento de Lizzy con Lady Catherine también se empleó)

Eso los lleva de nuevo a recordar lo sucedido en esa primera declaración, la carta y el cambio operado en ambos. Lizzy le dice:

The conduct of neither, if strictly examined, will be irreproachable; but since then, we have both, I hope, improved in civility.

Mirándolo bien, no puede resultar irreprochable la conducta de ninguno de los dos. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos, si se mira estrictamente la cuestión, nos portamos de una manera irreprochable, pero me imagino que desde entonces hemos ganado los dos en amabilidad [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se examina con calma lo sucedido, se verá que ninguno de los dos se comportó de manera irreprochable; pero desde entonces, espero, los dos nos hemos vuelto más corteses. [trad. José Luis López Muñoz]

Bien mirado, los dos tuvimos nuestras culpas. Pero me parece que los dos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se examina estrictamente la conducta de los dos, ninguno queda libre de reproche; pero creo que desde entonces los dos hemos ganado en cortesía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mirándolo bien, la conducta de los dos fue reprochable. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si lo examinamos con detenimiento, el comportamiento de los dos dejó bastante que desear; pero creo que los dos hemos mejorado mucho en cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

La conducta de ambos, bien mirada, fue bastante deplorable. Pero desde entonces, confío, hemos mejorado bastante en nuestra educación. [trad. José C. Vales] (“civility” es mucho más preciso que “educación”, que aquí parecería más un hiperónimo)

Though we have… reason to think my opinions not entirely unalterable, they are not… quite so easily changed as that implies.

Aunque ambos tengamos razones papara pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado con tanta facilidad como implica lo que usted dice. [trad. José de Urríes y Azara]

No implica que yo cambie fácilmente de opinión, aunque los dos tenemos razones en extremo suficientes para creer que tampoco las mantengo de una manera inflexible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inamovibles, espero que no sean tan mudables. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque… tenemos razones para pensar que mis opiniones no son enteramente inalterables, no cambian tan fácilmente como usted supone. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (la suposición no queda limitada a él)

Aunque ambos tenemos motivos para considerar que mis opiniones no eran inalterables del todo, espero que no hayan cambiado con tanta facilidad como quieres dar a entender. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque ambos tengamos razones para pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado tan fácilmente como usted quiere dar a entender. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inalterables, tampoco son, espero, tan volubles como supones. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque ambos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son absolutamente inalterables, espero que no sean tan volubles como para dejarme influir por esa carta. [trad. José C. Vales]

Think no more of the letter. The feelings of the person who wrote, and the person who received it, are now so widely different from what they were then, that every unpleasant circumstance attending it ought to be forgotten.

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes de lo que eran entonces, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. José de Urríes y Azara]

No pensamos más en ella [la carta]. Hay una diferencia profunda entre los sentimientos de la persona que la escribió y los que la que la recibió con los que ambos tenían entonces, que no nos queda más remedio que olvidar todo detalle desagradable. [trad. Amando Lázaro Ros] (no hay plural en “think”)

No pienses más en la carta. Tanto los sentimientos de la que la escribió como los de quien la recibió son ahora tan diferentes que cualquier circunstancia desagradable relacionada con ella debe olvidarse. [trad. José Luis López Muñoz]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la persona que la recibió son ahora tan diferentes, que todas las circunstancias desagradables que a ella se refieran deben ser olvidadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y de la persona que la recibió han variado tanto de lo que eran entonces, que deben olvidarse todas las circunstancias desagradables que la rodean. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienses más en esa carta. Los sentimientos de quien la escribió, y de quien la recibió, son ahora tan completamente diferentes de los de entonces que debemos olvidar todas las circunstancias desagradables relacionadas con ella. [trad. Marta Salís Canosa]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y la que la recibió son ahora tan completamente distintos de cómo eran entonces que deberíamos olvidarnos de prestar atención a cualquier circunstancia desagradable. [trad. José C. Vales]

Pero para Darcy, por así decirlo, el acto de contrición debe continuar. De toda la explicación de cómo llegó a ser el orgulloso Darcy, sobresalen dos fragmentos:

I have been a selfish being all my life, in practice, though not in principle. As a child I was taught what was right, but I was not taught to correct my temper. I was given good principles, but left to follow them in pride and conceit.

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño enseñáronme lo que estaba bien, mas no se me enseñó a corregir mi temperamento. Se me inculcaron buenas normas, pero se me dejó seguir orgulloso y vano. [trad. José de Urríes y Azara]

Si no en principio, en la práctica al menos he sido toda mi vida egoísta. De niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a dominar mi temperamento. Recibí muy buenas enseñanzas, pero me dejaron para seguirlas todo mi orgullo y mi engreimiento. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la práctica, aunque no en la teoría, he sido un egoísta toda mi vida. De niño se me enseñó lo que estaba bien, pero no a corregir mi manera de ser. Se me inculcaron buenos principios, pero se me dejó que los siguiera desde el orgullo y la vanidad. [trad. José Luis López Muñoz]

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, aunque no en los principios. De niño me enseñaron a pensar bien, pero no a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que las siguiese cargado de orgullo y de presunción. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He sido durante toda mi vida un ser egoísta, en la práctica, aunque no por principio. De niño me enseñaron qué era lo correcto, pero no me enseñaron a corregir mi genio. Me dieron buenos principios, pero me permitieron aplicarlos con orgullo y vanidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

He sido, durante toda mi vida, egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño me enseñaron qué estaba bien, pero nadie me enseñó a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que siguiese siendo orgulloso y vano. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He sido un egoísta toda mi vida, pero sólo en la práctica, no en los principios. De niño me enseñaron lo que está bien, pero no me enseñaron a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenos principios, pero se me permitió seguirlos con orgullo y engreimiento. [trad. Marta Salís Canosa]

Siempre he sido un egoísta, toda mi vida, en la práctica, aunque no en los principios. Cuando era un niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a corregir mi carácter. Me enseñaron los buenos principios, pero permitieron que los ejecutase con orgullo y altivez. [trad. José C. Vales]

Such I was, from eight to eight and twenty; and such I might still have been but for you, dearest, loveliest Elizabeth! What do I not owe you! You taught me a lesson, hard indeed at first, but most advantageous. By you, I was properly humbled. I came to you without a doubt of my reception. You showed me how insufficient were all my pretensions to please a woman worthy of being pleased.

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería a no ser por usted, queridísima, amadísima Isabel. ¿Qué no he deberle a usted? Me dio una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. José de Urríes y Azara]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no haberla encontrado a usted, mi querida y adorada Elizabeth. ¡Cuánto le debo yo! La lección que me dio, aunque dura al principio, me ha sido muy provechosa. Usted me humilló, que era lo que necesitaba. Me acerqué a usted sin que se me ocurriese dudar por un momento de que sería aceptado. Usted me hizo ver qué vacuas eran mis pretensiones de agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. Amando Lázaro Ros]

Así he sido desde los ocho hasta los veintiocho años; y aún seguiría siendo así, de no haber sido por ti, ¡mi queridísima y encantadora Elizabeth! ¿Qué no te debo yo? Me enseñaste una lección, dura al principio, desde luego, pero ventajosísima. Me diste la lección de humildad que necesitaba. Me presenté a ti sin albergar la menor duda sobre la respuesta que iba a recibir. Y tú me demostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. José Luis López Muñoz]

Así desde los ocho hasta los veintiocho años, y así sería aún si no hubiese sido por usted, amadísima Elizabeth. Se lo debo todo. Me dio una lección que fue, por cierto, muy dura al principio, pero también muy provechosa. Usted me humilló como convenía, usted me enseñó lo insuficientes que eran mis pretensiones para halagar a una mujer que merece todos los halagos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Así fui yo de los ocho a los veintiocho años; ¡y así podría seguir siendo si no hubiera sido por ti, Elizabeth, querida, amadísima! ¡Cuánto te debo! Me has enseñado una lección; muy dura al principio, pero muy provechosa. Me humillaste como merecía. Me presenté ante ti sin dudar para nada de la acogida que me darías. Tú me enseñaste cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer que se merece ser complacida. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería si no fuese por usted, queridísima, amadísima Lizzy. ¿Qué no he de deberle? Me ha dado una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años; y así habría seguido siendo de no haberte conocido, ¡mi maravillosa y querida Elizabeth! ¡Te debo tanto! Me diste una lección, muy dura al principio, pero enormemente provechosa luego. Recibí una cura de humildad. Me acerqué a ti sin albergar ninguna duda sobre cuál iba a ser mi respuesta. Y tú me mostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer que merecía el mejor de los tratos. [trad. Marta Salís Canosa]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no ser por ti, mi querida, ¡mi adorada Elizabeth! ¡Te lo debo todo! Me diste una lección, dura al principio, desde luego, pero muy provechosa. Gracias a ti, recibí una buena cura de humildad. Me acerqué a ti sin dudar que me querrías. Tú me mostraste qué ridículas eran mis pretensiones para complacer a una mujer que merecía otro trato. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente se dan cuenta de todo el tiempo que ha transcurrido, emprenden la marcha de regreso a Longbourn, y aprovechan para hablar del compromiso de Jane y Bingley. Antes de ir a Londres, Darcy confesó a Bingley todo lo que le habían ocultado, en cierta manera, como piensa Lizzy, Darcy le dio finalmente el permiso a su amigo para ser feliz, aunque ella por el momento se abstiene de embromarlo al respecto.

A most delightful friend; so easily guided that his worth was invaluable.

Muy delicioso amigo por lo fácil en dejarse guiar, que su valía era incomparable. [trad. José de Urríes y Azara]

El más encantador de los amigos y que era incomparable por lo bien que se dejaba guiar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un maravilloso amigo, y tan fácil de guiar que su valor era inapreciable. [trad. José Luis López Muñoz]

El más estupendo de los amigos por la facilidad con que se le podía traer y llevar, y que era realmente impagable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un amigo encantador y precioso por la facilidad con que se dejaba llevar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un amigo encantador por la facilidad con que se dejaba guiar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El más encantador de los amigos; se dejaba guiar tan fácilmente que no tenía precio. [trad. Marta Salís Canosa]

El mejor de los amigos: dejarse llevar de aquel modo era verdaderamente impagable. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En la semana del 15 al 21 de abril, en JAcastellano leímos el capítulo 37 de Orgullo y prejuicio para seleccionar las citas epigramáticas más memorables.

Una vez que Darcy y su primo el coronel Fitzwilliam han dejado Kent, la presencia de los moradores de Hunsford vuelve a adquirir importancia para Lady Catherine, quien los invita de nuevo con mucha frecuencia a Rosings. Pero también se acerca el momento de partir para Lizzy y Maria Lucas.

Aunque el epigrama más destacado del capítulo de manera indirecta, a través de la voz narradora que penetra en la mente de Lizzy, Lady Catherine no puede quedar lejos de los reflectores e impartir su ‘sabiduría’ a cuantos la rodean, y nosotros los lectores sabemos lo ‘acertada’ que resulta su opinión.

Así, Lady Catherine opina:

Daughters are never of so much consequence to a father.

Las hijas nunca son de tanta precisión para un padre. [trad. José de Urríes y Azara]

Las hijas no tienen nunca mucha importancia para los padres. [trad. Amando Lázaro Ros]

Las hijas nunca son tan importantes para un padre. [trad. José Luis López Muñoz]

Las hijas nunca son tan necesarias para los padres como para las madres. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las hijas no suelen significar gran cosa para los padres. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La presencia de una hija nunca es de tanta necesidad para un padre. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las hijas nunca son tan importantes para un padre. [trad. Marta Salís Canosa]

A los padres nunca les interesan las hijas [trad. José C. Vales]

Young women should always be properly guarded and attended, according to their situation in life.

Las jóvenes deben permanecer siempre guardadas y atendidas en relación a su posición. [trad. José de Urríes y Azara]

Las señoritas deben ser siempre vigiladas y atendidas de manera conveniente, de acuerdo con su posición social. [trad. Amando Lázaro Ros]

A las jóvenes siempre se las debe proteger y atender debidamente, de acuerdo con su situación en la vida. [trad. José Luis López Muñoz]

Las jóvenes tienen que ser siempre guardadas y atendidas según su posición. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las señoritas deben estar siempre bien custodiadas y atendidas, en proporción a su categoría social. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las jóvenes deben permanecer guardadas y atendidas en relación con su posición. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las jóvenes deberían estar siempre vigiladas y atendidas de acuerdo con su posición social. [trad. Marta Salís Canosa]

Las jóvenes deberías estar siempre adecuadamente vigiladas y protegidas, de acuerdo con la posición que tengan en la vida. [trad. José C. Vales]

No sin que antes, al comentar la partida de sus sobrinos, dijese:

No one feels the loss of friends so much as I do.

Nadie siente la pérdida de los amigos tanto como yo. [trad. José de Urríes y Azara]

No hay nadie que sienta tanto como yo el quedarse sin sus amigos [trad. Amando Lázaro Ros]

Nadie lamenta tanto como yo la marcha de sus amigos. [trad. José Luis López Muñoz]

Nadie lamenta tanto como yo la pérdida de los amigos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No hay persona en el mundo que lamente perder a sus amigos tanto como yo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nadie siente la ausencia de los amigos tanto como yo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nadie lamenta más que yo la ausencia de los amigos. [trad. Marta Salís Canosa]

Nadie sufre la ausencia de los amigos tanto como yo [trad. José C. Vales]

En tanto que el epigrama más importante del capítulo es:

Reflection must be reserved for solitary hours.

Sin embargo, por lo que puede observarse, pierde su cualidad epigramática en las distintas traducciones, ya que se marca muy explícitamente que Lizzy debía cumplir con esa recomendación, (“tenía que reservarla”, “sus meditaciones”, “sus horas de soledad”, “que estuviese sola”, “una está a solas”), la más aproximada (la de Martha Salís) queda truncada al intercalarse una oración relativa que no aparece como tal en el texto original.

La meditación tenía que reservarla para las horas de soledad. [trad. José de Urríes y Azara]

Era preciso dejar sus meditaciones para las horas en que estuviese sola. [trad. Amando Lázaro Ros]

Había que reservar las reflexiones… para las horas de soledad. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenía que reservar sus meditaciones para sus horas de soledad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Debía dejar las reflexiones para las horas de soledad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La meditación tenía que reservarla para las horas de soledad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las reflexiones… debían reservarse para las horas de soledad. [trad. Marta Salís Canosa]

La reflexión debe reservarse para cuando una está a solas. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Durante la semana del 18 al 24 de marzo de 2013, en JAcastellano también leímos el capítulo 32 de Orgullo y prejuicio para extraer citas epigramáticas notables.

Nos encontramos con una segunda escena en la que Lizzy y Darcy se encuentran completamente solos, pero a diferencia de la ocasión anterior, Darcy ya no rehuye ni desea ignorar a Lizzy, sino que parece tantear el terreno respecto a ciertos motivos ulteriores.

La conversación gira inicialmente en torno a la partida de Netherfield y si Bingley regresará alguna vez a residir en Hertfordshire.

Pero después, el tema es el matrimonio de los Collins. Y Darcy como quien no quiere la cosa, comenta que para Charlotte:

It must be very agreeable… to be settled within so easy a distance of… family and friends.

Ha de ser muy grato… verse a tan poca distancia de su familia y amigos. [trad. José de Urríes y Azara]

Ha de resultar… muy agradable… casarse en un punto tan próximo al de la residencia habitual de su familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Debe ser muy agradable… vivir a tan poca distancia de su familia y amistades. [trad. José Luis López Muñoz]

Tiene que ser muy agradable… vivir a tan poca distancia de su familia y amigos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Debe ser muy agradable… estar establecida a una distancia tan cómoda de su familia y amigas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ha de ser muy grato… vivir tan cerca de su familia y amigos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tiene que ser muy agradable… vivir tan cerca de su familia y de sus amigos. [trad. Marta Salís Canosa]

Debe de ser muy agradable… vivir a una distancia tan cómoda de su familia y sus amigos. [trad. José C. Vales]

Por lo que se enfrascan en un debate respecto a si realmente la distancia en cuestión es cercana, pero las alusiones hacen pensar a Lizzy que Darcy se refiere a la distancia entre Longbourn y Netherfield, cuando más bien parece tratarse de la distancia entre otros dos puntos (que tampoco son Meryton y Hunsford). Así que ella comenta:

I do not mean to say that a woman may not be settled too near her family.

No pretendo significar que una mujer no puede dejar de estar demasiado cerca de su familia. [trad. José de Urríes y Azara]

No he querido decir con eso que por muy cerca que una mujer se case, nunca el punto en donde se casa está situado demasiado cerca de su familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

No quiero decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. José Luis López Muñoz]

No quiero decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tampoco quiero decir que una mujer no pueda estar establecida demasiado cerca de su familia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No pretendo afirmar que una mujer no pueda dejar de estar demasiado cerca de su familia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No estoy diciendo que una mujer tenga que vivir cerca de su familia. [trad. Marta Salís Canosa]

No pretendo decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. José C. Vales]

La distancia entre Meryton y Hunsford es de 50 millas, que a Lizzy no le parece una distancia cercana, pero en opinión de Darcy:

And what is fifty miles of good road? Little more than half a day’s journey. Yes, I call it a very easy distance.

¿Y qué son cincuenta millas de buen camino? Poco más de media jornada de viaje. Sí, la tengo por poca distancia. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Y qué representan cincuenta millas de buena carretera? Poco más que mediodía de viaje. Para mí, al menos, eso es estar muy próximo. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Y qué son ochenta kilómetros si la carretera es buena? Poco más de medio día de viaje. Sí, yo lo llamo a eso poca distancia. [trad. José Luis López Muñoz] (Aquí el punto negativo es la transformación de la distancia del sistema métrico inglés al métrico decimal, la naturalización del texto a la lengua de traducción)

¿Y qué son cincuenta millas de buen camino? Poco más de media jornada de viaje. Sí, yo a eso lo llamo una distancia corta. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Y qué son cincuenta millas, habiendo buena carretera? Poco más de medio día de viaje. Sí, yo diría que es una distancia muy cómoda. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Habiendo una buena carretera, suponen muy poco. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué es esa distancia con una buena carretera? Apenas medio día de viaje. Sí, a eso lo llamo yo vivir muy cerca. [trad. Marta Salís Canosa] (La misma crítica hecha a la traducción de López Muñoz, el transformar las medidas del sistema inglés al sistema métrico decimal)

¿Y qué son cincuenta millas por un buen camino? Un viaje de poco más de medio día. Sí, yo lo llamaría una distancia *muy* cómoda. [trad. José C. Vales]

En respuesta, Lizzy ofrece las dos frases más epigramáticas del capítulo:

The far and the near must be relative, and depend on many varying circumstances.

Lejos o cerca son cosas relativas y dependen de muy variadas circunstancias. [trad. José de Urríes y Azara]

Cerca y lejos son términos relativos y su apreciación depende de muchas circunstancias. [trad. Amando Lázaro Ros]

La lejanía y la proximidad son relativas y dependen de muchas circunstancias. [trad. José Luis López Muñoz]

Lejos y cerca son cosas relativas y dependen de muy distintas circunstancias. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La lejanía y la cercanía dependen de muchas circunstancias variables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lejos y cerca son cosas relativas y dependen de muy variadas circunstancias. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La cercanía y lejanía son relativas y dependen de muchas y muy diversas circunstancias. [trad. Marta Salís Canosa]

La lejanía y la cercanía son cuestiones relativas y dependen de circunstancias muy particulares. [trad. José C. Vales]

Where there is fortune to make the expenses of travelling unimportant, distance becomes no evil.

Si hay suficiente fortuna para no conceder importancia a los gastos de viaje, la distancia no es un mal. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando se dispone de medios de fortuna suficientes para no reparar en los gastos que acarrea un viaje, la distancia no supone un inconveniente alguno. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se cuenta con la fortuna necesaria para que los gastos de viaje carezcan de importancia, la distancia no es un obstáculo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se tiene fortuna para no dar importancia a los gastos de los viajes, la distancia es lo de menos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La distancia no es ningún inconveniente cuando hay posibilidades económicas de afrontar los gastos de viaje. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si hay suficiente fortuna para no conceder importancia a los gastos de viaje, la distancia no es un inconveniente. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando nuestra fortuna nos permite viajar sin preocuparnos de los gastos, la distancia no es un inconveniente. [trad. Marta Salís Canosa] (el problema de esta versión es el uso de la primera persona del plural —nuestra, nos―, en el texto en inglés se mantiene neutral y de ahí la distancia del personaje con sus palabras, no dice “nos”, no es incluyente al enunciar esas palabras).

Donde hay dinero, el gasto de un viaje carece de importancia y la distancia no es ninguna desgracia. [trad. José C. Vales]

Finalmente, ante ese inesperado tête-à-tête, Charlotte intuye que Darcy está interesado en su amiga, pero como Lizzy rechaza la idea, su amiga prefiere no insistir debido a:

the danger of raising expectations which might only end in disappointment.

Temor a que naciesen esperanzas que sólo podían acabar en disgustos. [trad. José de Urríes y Azara] (¿”dissapointment” como “disgusto”?)

Temor a despertar… esperanzas que tal vez no se cumpliesen luego. [trad. Amando Lázaro Ros]

El temor de crear unas esperanzas que pudieran acabar en decepción. [trad. José Luis López Muñoz]

Evitar el peligro de engendrar esperanzas imposibles [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El peligro de suscitar unas esperanzas que quizá terminasen en una desilusión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Temor a que naciesen esperanzas que sólo podían acabar en disgustos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En esta traducción siguen apareciendo indicios de que está basada en la de Urríes, como es la traducción de “dissapointment” como “disgusto”)

Miedo de sembrar unas esperanzas que sólo podían acabar en decepción. [trad. Marta Salís Canosa]

Se corría el peligro de levantar expectativas que a lo mejor sólo acababan en desilusión. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En una segunda sección del capítulo 26 de Orgullo y prejuicio, los Gardiner están de vuelta en Londres y se han llevado a Jane para un cambio de aires. Así que lo que tenemos son citas de la correspondencia de Jane a su hermana y de ésta para su tía Gardiner.

Primero, Jane se ve obligada a reconocer que Caroline Bingley no es su amiga, pero por sus comentarios a Lizzy, se observa que sigue negándose a pensar mal de las personas en general.

Por ejemplo, le escribe a su hermana:

“Do not think me obstinate if I still assert that… my confidence was as natural as your suspicion.

No me juzgues obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. José de Urríes y Azara]

No me acuses de obstinada… si te digo… que… mi confianza era tan natural como tu recelo. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me consideres obstinada si todavía afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. José Luis López Muñoz]

No me creas obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus recelos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me tengas por terca si sigo afirmando que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me juzgues obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me consideres obstinada si sigo afirmando que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Marta Salís Canosa]

if the same circumstances were to happen again, I am sure I should be deceived again.

Si de nuevo ocurrieran las mismas circunstancias, es bien cierto que de nuevo me volvería a engañar. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy segura de que me engañaría otra vez si se repitiesen las mismas circunstancias. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si las mismas circunstancias volvieran a repetirse, estoy se gura de que me engañaría de nuevo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si las cosas se volviesen a repetir, no me cabe la menor duda de que me engañaría de nuevo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si volvieran a darse las mismas circunstancias,… volvería a engañarme otra vez. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si otra vez se produjeran las mismas circunstancias, es bien cierto que nuevamente volvería a engañarme. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si las mismas circunstancias se repitieran, tengo la certeza de que volvería a engañarme. [trad. Marta Salís Canosa]

Entre lo más duro que llega a escribir contra Caroline es:

I pity, though I cannot help blaming her.

La compadezco, aun sin poder evitar censurarla. [trad. José de Urríes y Azara]

La compadezco, aunque no tengo más remedio que censurarla. [trad. Amando Lázaro Ros]

La compadezco, pero no puedo menos de culparla. [trad. José Luis López Muñoz]

Me da pena, aunque no puedo evitar echarle la culpa. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me da lástima, aunque no puedo evitar culparla. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si bien no puedo evitar censurarla, la compadezco. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La compadezco, aunque no puedo sino culparla. [trad. Marta Salís Canosa]

Por otra parte, se observa que, después de todo, Lizzy siguió el consejo de su tía (en parte porque Wickham desertó de sus filas de admiradores, por ir a cortejar a la Srta. King, que recién había heredado algo de dinero).

En un comentario, digno de la hija preferida del Sr. Bennet, Lizzy dice:

Tough I certainly should be a more interesting object to all my acquaintances were I distractedly in love… I cannot say that I regret my comparative insignificance.

Aunque si estuviera frenéticamente enamorada… resultaría ahora más interesante para todos mis conocidos, no puedo decir que lamento mi relativa insignificancia. [trad. José de Urríes y Azara]

Si yo diese muestras de estar perdidamente enamorada… me mirarían con mayor interés todas mis amistades. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque… sería ciertamente objeto de mayor interés para todos mis conocidos si estuviera locamente enamorada…, no voy a decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque mis amistades se preocuparían mucho más por mí, si yo estuviese locamente enamorada…, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aunque no cabe duda de que resultaría mucho más interesante para todas mis conocidas si estuviera loca de amor…, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque si estuviera frenéticamente enamorada… resultaría ahora más interesante para todos sus conocidos, no puedo decir que lamento mi relativa insignificancia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque sin duda… resultaría más interesante para mis conocidos si estuviera perdidamente enamorada, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Marta Salís Canosa]

Pues reconoce, y en nuestra opinión es el epigrama más notable de todo el capítulo, que:

Importance may sometimes be purchased too dearly.

A veces la importancia se paga sobrado cara. [trad. José de Urríes y Azara]

La notoriedad se compra a veces demasiado cara. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ser importante puede a veces tener un precio demasiado alto. [trad. José Luis López Muñoz]

La importancia se paga a veces demasiado cara. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El precio de darse importancia puede ser demasiado caro a veces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A veces la importancia se paga demasiado cara. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A veces hay que pagar un precio demasiado alto para ser importante. [trad. Marta Salís Canosa]

Finalmente, cuando explica a su tía que Wickham ahora corteja a la Srta. King, parece aceptar sin ningún problema que:

Handsome young men must have something to live on as well as the plain.

Las muchachas guapas han de tener algo para vivir, como todas las demás. [trad. José de Urríes y Azara] (Un ejemplo más de que el traductor se confundió con el género, no supo recuperar el referente)

Los buenos mozos, lo mismo que los feos, tienen que vivir de algo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los varones agraciados, al igual que los feos, también necesitan un medio de vida. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hombres guapos deben tener algo de qué vivir, al igual que los feos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los jóvenes bien parecidos deben tener algo de qué vivir, igual que los feos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los hombres atractivos han de tener algún recurso para vivir, como todos los demás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los jóvenes guapos, al igual que los feos, han de buscar el modo de ganarse la vida. [trad. Marta Salís Canosa]

Así, Lizzy parece aceptar y excusar con más facilidad la actitud mercenaria de un hombre, que las de una mujer (el caso de Charlotte).

Read Full Post »

Older Posts »