Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘baile’

En esta segunda entrada con citas correspondientes al capítulo 18 de Orgullo y prejuicio recopilamos las citas que no se vinculan directamente a las batallas verbales entre los protagonistas, sino que surgen por la interacción con otros personajes.

En cierta medida, la molestia de Lizzy es entendible, dado que el baile en Netherfield no transcurre como ella esperaba. Uno de los primeros motivos de su insatisfacción se produce por haber tenido que conceder las primeras piezas de baile al Sr. Collins, que demuestra su incompetencia, pues ocasiona:

all the shame and misery which a disagreeable partner for a couple of dances can give.

Todo el disgusto y vergüenza que puede proporcionar una pareja molesta en un par de números. [trad. José de Urríes y Azara]

Todo el bochorno y el sufrimiento que es capaz de dar en el transcurso de dos piezas una pareja antipática. [trad. Amando Lázaro Ros]

Toda la vergüenza y las molestias que proporciona una pareja desagradable. [trad. José Luis López Muñoz]

Toda la pena y la vergüenza que una pareja desagradable puede dar en un par de bailes. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tanta vergüenza y desolación como puede dar una pareja de baile durante un par de piezas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todo lo disgustada y avergonzada que una muchacha puede sentirse ante una pareja molesta. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Toda la vergüenza y el sufrimiento que una desagradable pareja de baile puede infligir. [trad. Marta Salís Canosa]

Cabe observar que casi la mitad de los traductores omite la frase correspondiente a la duración (durante dos piezas de baile).

Otra de las humillaciones que provoca Collins se produce cuando se atreve presentarse directamente a Darcy, sin mediar intermediario (como marcaba la etiqueta), con el argumento de que:

there must be a wide difference between the established forms of ceremony amongst the laity, and those which regulate the clergy

Debe mediar gran diferencia entre las fórmulas de ceremonia establecidas para los legos y las referentes a los clérigos. [trad. José de Urríes y Azara]

Existen, sin duda alguna, grandes diferencias entre el ceremonial que regula las relaciones entre los laicos y aquel por el que se rigen las gentes de Iglesia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Existe una gran diferencia entre las formalidades que regulan las relaciones entre laicos y las que gobiernan el trato de los clérigos. [trad. José Luis López Muñoz]

Debe haber una gran diferencia entre las fórmulas de cortesía establecidas para los laicos y las aceptadas para los clérigos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ha de haber una amplia diferencia entre las fórmulas establecidas para las ceremonias entre los seglares y las que rigen al clero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ha de mediar gran diferencia entre las fórmulas de ceremonia establecidas para los legos y las referentes a los clérigos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Existe una gran diferencia entre las fórmulas de cortesía que rigen la vida de los laicos, y as que rigen la vida de los clérigos. [trad. Marta Salís Canosa]

Con eso sólo logra demostrar su inflado ego.

Aunque quizá no es una frase muy epigramática, pero resulta inolvidable, son las “tiernas y delicadas” palabras del Sr. Bennet para hacer callar al ‘ruiseñor’ que es Mary. No es el mejor ejemplo de urbanidad del Sr. Bennet, pues desafortunadamente, son las que contribuyen a que se le incluya en la crítica respecto al comportamiento de su familia en general.

You have delighted us long enough. Let the other young ladies have time to exhibit.

Nos has entretenido ya bastante; deja lugar para exhibirse a las otras señoras. [trad. José de Urríes y Azara]

Nos has proporcionado suficiente placer. Deja ahora que las demás jóvenes nos muestren sus talentos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nos has deleitado lo suficiente. Ahora debes permitir que otras jóvenes tengan ocasión de demostrar su talento. [trad. José Luis López Muñoz] (una traducción que hace ver el comentario del Sr. Bennet mucho más amable de lo que en el original resulta).

Nos has deleitado ya bastante; ahora deja que se luzcan las otras señoritas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ya nos has deleitado durante un buen rato. Deja que las demás señoritas tengan tiempo de lucirse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ya nos has entretenido bastante; deja ahora que otras jóvenes se luzcan. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ya nos has deleitado lo suficiente. Deja que otras jóvenes se luzcan. [trad. Marta Salís Canosa]

Posiblemente el único momento de satisfacción que tiene Lizzy durante el baile ocurre al contemplar a la feliz pareja que hacen su hermana Jane y Bingley, que la hace pensar en la perspectiva de:

Sobre las perspectivas de matrimonio que Lizzy observa para su hermana Jane con Bingley, aparece el comentario:

all the felicity which a marriage of true affection could bestow.

Cuantas dichas podría proporcionar un matrimonio de verdadera inclinación. [trad. José de Urríes y Azara]

Toda la felicidad que puede proporcionar un casamiento de verdadero amor. [trad. Amando Lázaro Ros]

Toda la dicha que puede proporcionar un matrimonio basado en verdadero afecto. [trad. José Luis López Muñoz]

Toda la felicidad que un matrimonio por verdadero amor puede proporcionar. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Toda la felicidad que puede dar un matrimonio nacido del afecto verdadero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La dicha que proporciona un matrimonio por verdadero amor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Toda la felicidad que puede proporcionar un matrimonio basado en el verdadero afecto. [trad. Marta Salís Canosa]

Esta cita representa todo un contraste respecto a la de la pareja de baile, que es la primera en esta entrada.

Anuncios

Read Full Post »

Durante la semana del 28 de enero al 3 de febrero, en JAcastellano realizamos la lectura de uno de los capítulos más representativos de Orgullo y prejuicio, el capítulo 18, correspondiente al famoso baile de Netherfield, del que además en el texto se nos da una fecha precisa, pues ocurre en martes 26 de noviembre.

En general, es un capítulo muy sustancioso y además en el que abundan las citas epigramáticas nuevamente, en parte porque de nuevo se enfrentan nuevamente en duelo verbal Lizzy y Darcy y eso también obliga a abrir dos entradas para este capítulo.

En esta primera parte, les presentamos las citas en las que se encuentran involucrados los protagonistas.

La primera aparece cuando Darcy le solicita el baile, y Charlotte trata de que Lizzy sea más razonable respecto a aquél, a lo que Lizzy responde:

To find a man agreeable whom one is determined to hate! Do not wish me such an evil.

¡Encontrar agradable a un hombre a quien se ha determinado odiar! No me desees semejante mal. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Encontrar simpático al hombre que una está dispuesta a odiar! No me desees una desgracia tan grande. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Encontrar agradable a un hombre a quien estoy decidida a aborrecer! No me quieras tan mal. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Encontrar encantador a un hombre que debe ser odiado! No me desees tanto mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Encontrar agradable a un hombre al que una está decidida a odiar! No me desees ese mal. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Encontrar agradable a un hombre a quien se ha decidido odiar! No me desees semejante mal. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Encontrar encantador a un hombre a quien se ha decidido odiar! No me desees semejante castigo. [trad. Marta Salís Canosa]

Una vez que han comenzado a bailar, para fastidiar a Darcy (Y Lizzy no se da cuenta del extraño placer que eso le produce) se propone obligarlo a hacer conversación con las siguentes palabras, que se refieren al comportamiento de una pareja de baile:

It would look odd to be entirely silent for half an hour together; and yet for the advantage of some; conversation ought to be so arranged, as that they may have the trouble of saying as little as possible.

Parecería raro estar juntos en silencio durante media hora; pero, en beneficio de algunos, la conversación hay que llevarla de modo que se diga lo menos posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Me resulta muy raro estar dos personas juntas y completamente calladas durante media hora. Ya sé que para la conveniencia de algunos, habría que arreglar la conversación de manera que se molestasen en hablar lo menos posible. (Una de las desventajas de esta traducción es que aparezca la primera persona, cuando en realidad no se asume un “yo” sino que se mantiene la distancia en tercera persona). [trad. Amando Lázaro Ros]

Parecería extraño callar durante media hora, aunque para agradar a algunos, la conversación debería organizarse de tal manera que se vean obligados a decir lo menos posible. [trad. José Luis López Muñoz]

Sería extraño estar juntos durante media hora sin decir ni una palabra. Pero en atención de algunos, hay que llevar la conversación de modo que no se vean obligados a tener que decir más de lo preciso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Parecería raro pasar media hora juntos en silencio completo; no obstante, hay algunos para los que conviene que la conversación esté ordenada de tal modo que tengan que molestarse en decir lo mínimo posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es preciso hablar un poco, pues de lo contrario parecería extraño estar juntos en silencio durante media hora; pero, en beneficio de algunos, la conversación debería desarrollarse de modo que se diga lo menos posible. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sería muy extraño que dos personas pasaran media hora juntas sin despegar los labios; aunque, para contentar a algunos, la conversación debería organizarse de tal modo que apenas tuvieran que decir nada. [trad. Marta Salís Canosa]

Una de nuestras citas preferidas, aunque podría dudarse de su carácter epigramático, es la mención a las características que, según Lizzy (aunque hay que admitir que lo dice un tanto sarcásticamente), ella y Darcy comparten. La cita completa dice:

We are each of an unsocial, taciturn disposition, unwilling to speak, unless we expect to say something that will amaze the whole room, and be handed down to posterity with all the eclat of a proverb.

Ambos somos de igual temple insociable, taciturno; enemigo de hablar, a no ser que esperemos decir algo que admire a la reunión y que pase a la posteridad con el brillo de un proverbio. [trad. José de Urríes y Azara]

Ambos somos insociables y taciturnos, poco dispuestos a la conversación, a menos que se nos ocurra decir algo que deje asombrada a toda la concurrencia, y que pase a las generaciones venideras con el prestigio de un axioma. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los dos tenemos un temperamento antisocial, taciturno, y estamos poco dispuestos a hablar a no ser que esperemos decir algo que sorprenda a todos los presentes y que pueda transmitirse a la posteridad con todo el brillo de un proverbio. [trad. José Luis López Muñoz]

Los dos somos insociables, taciturnos y enemigos de hablar, a menos que esperemos decir algo que deslumbre a todos los presentes y pase a la posteridad con todo el brillo de un proverbio.[trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los dos tenemos una disposición antisocial, somos taciturnos, no queremos hablar a no ser que esperemos decir algo que sorprenda a toda la sala y que se transmita a la posteridad con valor proverbial. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ambos somos insociables, taciturnos, enemigos de hablar a menos que esperemos decir algo que deje boquiabierto a quien escucha y pase a la posteridad con el brillo de un proverbio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ambos somos poco sociables y taciturnos, y estamos poco dispuestos a hablar a no ser que esperemos decir algo que asombre a todo el mundo y que pase a la posteridad con el lustre de un proverbio. [trad. Marta Salís Canosa]

Tras esa observación sobre la ‘semejanza’ de carácter, con la que Darcy no concuerda, en especial en lo que se refiere a ella, Lizzy responde:

I must not decide on my own performance.

No debo yo juzgar mi propia obra. [trad. José de Urríes y Azara]

Si lo he conseguido o no, es cosa que deben decidir otros (¿?) [trad. Amando Lázaro Ros]

No debo opinar sobre mi propia actuación. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo juzgar mi propia obra. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No debo ser yo la que juzgue mis propias obras. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No soy quien para juzgar mis propias obras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No soy la más indicada para juzgarlo. [trad. Marta Salís Canosa]

Cabe señalar además Darcy no parece querer una confrontación, pero finalmente ante la provocación de Lizzy respecto a Wickam, se ve obligado a decir respecto a éste:

blessed with such happy manners as may ensure his making friends–whether he may be equally capable of retaining them, is less certain.

Dotado de tan gratos modales que puede descontar que haga amigos. Menos seguro es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. José de Urríes y Azara]

Dotado de una simpatía tal que le da seguridad de hacer amigos…, pero el que sepa conservarlos, ya no es tan seguro. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su trato agradable permita… hacer amigos con facilidad; es menos seguro en cambio, que sea capaz de conservarlos. [trad. José Luis López Muñoz]

Dotado de tan gratos modales que ciertamente puede hacer amigos con facilidad. Lo que es menos cierto, es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Goza de modales tan afortunados que pueden servirle para hacer amigos; es menos seguro que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Dotado de gratos modales que no le resulta difícil hacer amigos. Menos seguro es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tanto encanto que no es raro que haga amigos; lo que no es tan seguro es que sea capaz de conservarlos. [trad. Marta Salís Canosa]

Un poco más adelante, tras la interrupción de Sir William, Darcy trata de mantener la calma y hacer conversación, pero Lizzy, cada vez más molesta, responde:

I cannot talk of books in a ball-room; my head is always full of something else.

No puedo hablar de libros en un salón de baile; mi cabeza está siempre llena de alguna otra cosa. [trad. José de Urríes y Azara]

(¡Sorpresa! Amando Lázaro Ros omite esta frase y la que le sigue que responde Darcy). [trad. Amando Lázaro Ros]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; tengo la cabeza llena de otras cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo hablar de libros en un salón de baile. Tengo la cabeza ocupada con otras cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; siempre tengo otras cosas en la cabeza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile, donde mi cabeza está siempre llena de otras cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; mi cabeza está llena de otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Sería un temor a encontrar realmente afinidades?

Antes de concluir las piezas de baile, Lizzy lanza un último dardo contra Darcy, nuevamente haciendo alusión a Wickham y refiriéndose a lo que Darcy había dicho de sus propios defectos (en el capítulo 11) y que es posiblemente la cita más epigramática de todo el capítulo.

It is particularly incumbent on those who never change their opinion, to be secure of judging properly at first.

Los que jamás cambian de opinión deben asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los que nunca cambian de opinión deben cuidar de una manera especial que su primer juicio sea correcto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quienes nunca cambian de opinión tienen que estar muy seguros de juzgar correctamente la primera vez. [trad. José Luis López Muñoz]

Los que nunca cambian de opinión deben cuidarse de una manera especial de que su primer juicio sea correcto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las personas que no cambian nunca de opinión tienen un deber especial de asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los que jamás cambian de opinión deben asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quienes jamás cambian de opinión tienen que estar muy seguros de juzgar correctamente al principio. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

En la semana del 10 al 16 de diciembre de 2012, en JAcastellano leímos el capítulo 11 de Orgullo y prejuicio.

Dado que la estancia de Jane y Elizabeth en Netherfield continúa, eso da lugar a que la última y Darcy tengan frecuentes debates y aparezcan varias citas epigramáticas, por lo que se han dividido en dos entradas.

En esta primera entrada, aparece una que encanta a los bibliófilos, pero que provienen de boca de un personaje al que resulta difícil creerle.

Así, Caroline, intentando atraer la atención y aprobación de Darcy, exclama entre bostezos:

there is no enjoyment like reading! How much sooner one tires of any thing than of a book!

No hay placer como la lectura ¡Cuánto más pronto cansa cualquier otra cosa que un libro! [trad. José de Urríes y Azara]

No existe, después de todo, placer como el de la lectura. Cualquier cosa hastía antes que un libro. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡No hay placer como la lectura! ¡Cualquier cosa cansa más que un libro! [trad. José Luis López Muñoz]

No hay nada tan divertido como leer. Cualquier otra cosa en seguida te cansa, pero un libro, nunca. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡No hay placer como el de leer! ¡Cuánto antes se cansa uno de cualquier cosa que de un libro! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No hay placer mayor que la lectura. En compañía de un libro uno se aburre mucho menos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡No hay ningún otro placer como la lectura! ¡No hay nada que canse menos que un libro! [trad. Marta Salís Canosa]

Aisladas, parecen muy sabias palabras y con las que concordamos 100%, pero a Caroline Bingley no hay quién se las crea.

Por si no fuera suficiente también añade:

When I have a house of my own, I shall be miserable if I have not an excellent library.

Cuando tenga casa propia me creeré muy desdichada si no poseo una excelente biblioteca. [trad. José de Urríes y Azara]

Sufriré mucho si, cuando tenga casa mía, no poseo una buena biblioteca. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cuando tenga casa propia, seré muy desgraciada si no dispongo de una excelente biblioteca [trad. José Luis López Muñoz]

Cuando tenga una casa propia seré desgraciadísima si no tengo una gran biblioteca. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuando tenga casa propia, me sentiré desgraciada si no tengo una biblioteca excelente. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cuando tenga casa propia me creeré muy desgraciada si no poseo una excelente biblioteca. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando tenga mi propia casa, me sentiré muy desgraciada si no dispongo de una excelente biblioteca. [trad. Marta Salís Canosa]

Cuando tenga casa propia me creeré muy desgraciada si no poseo una excelente biblioteca.

Uno puede seguir riendo a expensas de Caroline con su idea de cómo debe ser un baile y hay que ver que su propio hermano indica lo absurdo de su opinión.

“I should like balls infinitely better if they were carried on in a different manner… . It would surely be much more rational if conversation instead of dancing made the order of the day.”

“Much more rational… but it would not be near so much like a ball.”

—Me gustarían muchísimo más los bailes si fueran de otro modo… Sería mucho más racional que la conversación y no el baile fuera lo corriente.
—Más racional… pero no serían tan íntimo como un baile. [trad. José de Urríes y Azara]

—Me divertirían muchísimo más en los bailes, si se organizaran de otra manera… Si en lugar de bailar se incluyese en el programa la conversación, sería menos absurda la fiesta.
—Entonces la fiesta sería cualquier cosa menos un baile. [trad. Amando Lázaro Ros]

—Me gustarían infinitamente más los bailes, si se celebraran de otra manera… Sería mucho más racional que se dedicara el tiempo a la conversación en lugar de a la danza.
—Mucho más racional… pero no se parecería demasiado a un baile.[trad. José Luis López Muñoz]

—Los bailes me gustarían mucho más si fuesen de otro modo… Sería más racional que lo principal en ellas fuese la conversación y no un baile.
—Mucho más racional sí… pero entonces ya no se parecería en nada a un baile. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

—Me gustarían infinitamente más los bailes si se llevaran a cabo de manera diferente… Sin duda sería mucho más racional que el orden del día consistiera en conversar en vez de bailar.
—Sería mucho más racional…, pero entonces no se parecería tanto, ni con mucho a un baile. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

—Los bailes me gustarían mucho más si fueran de otro modo… Sería mucho más razonable que en lugar de bailes se ofrecieran veladas en las que se pudiera conversar.
—Más razonable… pero entonces ya no se trataría de un baile. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

—Los bailes me gustarían mucho más si se organizaran de otra manera… Sin duda sería mucho más racional que primara la conversación sobre el baile.
—Mucho más racional… pero… entonces dejaría de ser baile. [trad. Marta Salís Canosa]

En un intento desesperado por atraer la atención de Darcy, Caroline parece mostrarse amistosa con Lizzy, lo que genera comentarios destacables.

Lizzy comenta, en cuanto a cómo castigar las palabras de Darcy, que:

We can all plague and punish one another.

Todos nos podemos atormentar y castigar. [trad. José de Urríes y Azara]

Todos podemos fastidiarnos y castigarnos mutuamente. [trad. Amando Lázaro Ros]

Todos podemos molestarnos y castigarnos unos a otros. [trad. José Luis López Muñoz]

Todos sabemos fastidiar y mortificarnos unos a otros. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todos podemos fastidiarnos y castigarnos los unos a los otros. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos podemos castigarnos mutuamente. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos podemos hostigarnos y castigarnos unos a otros. [trad. Marta Salís Canosa]

Pone como ejemplo de ese tipo de castigo el reírse de las debilidades de alguien. Pero según Caroline:

we will not expose ourselves… by attempting to laugh without a subject.

En cuanto a burlarnos, no haremos de exponernos a hacerlo sin motivo. [trad. José de Urríes y Azara]

En cuanto a burlarnos de él, sin un motivo, sería exponernos demasiado. [trad. Amando Lázaro Ros]

En cuanto a reírnos, será mejor… no ponernos en evidencia tratando de reír sin motivo. [trad. José Luis López Muñoz]

En cuanto a reírnos de él sin más mi más, no debemos exponernos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En cuanto a la risa, no nos pondremos en evidencia… intentando reírnos sin tener de qué. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No podemos hacerlo sin motivo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En cuanto a reírnos, preferiría que no nos pusiéramos en evidencia… tratando de hacerlo sin motivo. [trad. Marta Salís Canosa]

En cambio Lizzy señala:

I dearly love a laugh.

Me gusta mucho reírme. [trad. José de Urríes y Azara]

No hay cosa que me más me guste que dar bromas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Me encanta reír. [trad. José Luis López Muñoz]

Me encanta reírme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Con lo que me gusta reírme! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Me gusta mucho reírme. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me encanta reír. [trad. Marta Salís Canosa]

Lo divertido es que, Caroline logra captar la atención de Darcy, pero sólo para que éste tenga otro debate con Lizzy, del que, para variar, surgen otras tantas frases notables de temática mucho más seria y se concentran en una segunda entrada para el capítulo.

Read Full Post »

En esta segunda entrada con citas epigramáticas que, en JAcastellano, seleccionamos del capítulo 6 de Orgullo y prejuicio. En las citas que componen esta entrada surgen dos temas principales: uno sobre el baile y la civilización, el otro relacionado con la admiración y la rápida imaginación femenina.

El tema del baile surge a raíz del comentario de Sir William que opina sobre el baile:

What a charming amusement for young people this is…! There is nothing like dancing… one of the first refinements of polished societies.

—¡Qué encantadora diversión para los jóvenes…! Después de todo, no hay nada como bailar. Tengo el baile por uno de los primeros refinamientos de las sociedades cultas. [trad. José Urríes de Azara]

—¡Que diversión tan más encantadora para los jóvenes la del baile…! No conozco otra mejor. En mi opinión, la danza es uno de los más notables refinamientos de las sociedades civilizadas. [trad. Amando Lázaro Ros]

—¡Qué agradable es esta diversión para los jóvenes…! No hay nada como bailar, después de todo. Considero el baile uno de los principales refinamientos de las sociedades cultivadas. [trad. José Luis López Muñoz]

—¡Qué encantadora diversión para la juventud…! Mirándolo bien, no hay nada como el baile. Lo considero como uno de los mejores refinamientos de las sociedades más distinguidas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

—¡Qué pasatiempo tan encantador para los jóvenes es éste…! Al fin y al cabo, no hay nada como la danza. Yo la considero uno de los refinamientos de la sociedad culta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

—¡Qué encantadora diversión para los jóvenes…! Después de todo, no hay nada como bailar. Tengo el baile por uno de los refinamientos de las sociedades cultas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

—¡Qué diversión tan encantadora para los jóvenes…! No hay nada como el baile, después de todo. En mi opinión, es uno de los mayores refinamientos de las sociedades cultivadas. [trad. Marta Salís Canosa]

A lo que Darcy responde:

it has the advantage also of being in vogue amongst the less polished societies of the world. — Every savage can dance.

—Y posee la ventaja de estar en boga entre las sociedades menos cultas del mundo. Todos los salvajes saben bailar. [trad. José Urríes de Azara]

—A esa excelencia reúne la de estar asimismo en boga entre las sociedades menos civilizadas del mundo. No hay salvaje que no sepa bailar. [trad. Amando Lázaro Ros]

—Tiene la ventaja de que también lo aprecian las sociedades menos refinadas. Todos los salvajes bailan. [trad. José Luis López Muñoz]

—también tiene la ventaja de estar de moda entre las sociedades menos distinguidas del mundo; todos los salvajes bailan. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

—Tiene asimismo la ventaja de estar en boga entre las sociedades menos cultas del mundo. Todos los salvajes saben bailar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

—Posee también la ventaja de estar en boga entre las menos cultas del mundo. Todos los salvajes saben bailar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

—Además tiene la ventaja de estar de moda entre las sociedades menos cultivadas. Todos los salvajes bailan. [trad. Marta Salís Canosa]

El segundo tema surge a raíz de que Darcy comienza a revelar su admiración por Lizzy, cuando dice estar pensando en:

the very great pleasure which a pair of fine eyes in the face of a pretty woman can bestow.

el placer que procuran dos hermosos ojos en el rostro de una mujer bonita. [trad. José Urríes de Azara]

el inmenso placer que pueden producir dos ojos bonitos en el rostro de una mujer bonita. [trad. Amando Lázaro Ros]

el gran placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita. [trad. José Luis López Muñoz]

el gran placer que pueden causar un par de ojos bonitos en el rostro de una mujer hermosa. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

el enorme placer que puede proporcionar un par de ojos hermosos en la cara de una mujer preciosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

El placer que procuran dos hermosos ojos en el rostro de una mujer bonita. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

el enorme placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita. [trad. Marta Salís Canosa]

Y por culpa de Caroline Bingley, Darcy da en la cabeza a todas las mujeres con el comentario de que:

A lady’s imagination is very rapid; it jumps from admiration to love, from love to matrimony, in a moment.

La imaginación de una mujer es muy viva; salta de la admiración al amor, del amor al matrimonio, todo en un momento. [trad. José Urríes de Azara]

Ustedes, las señoras, tienen una imaginación volcánica; en un instante saltan de la admiración al amor y del amor al matrimonio. [trad. Amando Lázaro Ros]

La imaginación de una dama es la rapidez misma; salta del interés al amor, y del amor al matrimonio en un momento. [trad. José Luis López Muñoz]

La imaginación de una dama va muy rápido y salta de la admiración al amor y del amor al matrimonio en un momento. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las damas tienen la imaginación muy veloz: salta en un instante de la admiración al amor, del amor al matrimonio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

La imaginación de la mujer es muy vivaz, salta de la admiración al amor, del amor al matrimonio, todo en un instante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La imaginación de las damas es vertiginosa; en unos segundos pasa de la admiración al amor, y del amor al matrimonio. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

Older Posts »