Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘belleza’

Asimismo, del 13 al 19 de mayo de 2013, en JAcastellano, también leímos el capítulo 45 de Orgullo y prejuicio, donde encontramos varias citas que califican como epigramáticas.

Luego de haber recibido la visita de la Srta. Darcy y compañía, Lizzy y su tía se esfuerzan por corresponder a tanta amabilidad y acudir nuevamente a Pemberley lo más pronto posible.

Las hermanas de Bingley tratan de empañar este nuevo encuentro entre Lizzy y Georgiana, y ahí se ve que la riqueza compra los buenos modales, pues son la Sra. Gardiner y la Sra. Annesley las que se esfuerzan por relajar el ambiente.

Sin embargo, la tensión crece con la aparición de Darcy en escena y Lizzy está con mucho menos en control que en los dos primeros tercios de la novela. Además las sospechas respecto a ellos dos son tales que la atención de los demás está centrada en ellos.

Los epigramas surgen a costa de Caroline Bingley, cuyos dardos no sólo fracasan en dar en el blanco, sino que ella misma recibe el castigo. Veamos.

Inicialmente:

Jealousy had not yet made her desperate.

Los celos no la habían desesperado. [trad. José de Urríes y Azara]

Los celos no la habían llevado todavía a desesperar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los celos no se habían convertido aún en desesperación. [trad. José Luis López Muñoz]

Sus celos no habían llegado hasta hacerla desistir. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los celos no habían llegado a desesperarla todavía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los celos aún no la habían desesperado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los celos aún no la habían sumido en la desesperación. [trad. Marta Salís Canosa]

Los celos aún no la habían conducido a la desesperación. [trad. José C. Vales]

La mirada de Darcy a Lizzy

La mirada de Darcy (Colin Firth) a Lizzy en Pemberley, luego de los comentarios maliciosos de Caroline Bingley. Imagen de la miniserie de la BBC de 1995. © BBC

Por más que intenta hacer quedar mal a Lizzy, lo único que logra es que Darcy fije más su atención, y con admiración, en ésta. Incluso el comentario más malicioso, al aludir a la milicia en Meryton, falla.

Como se nos dice:

Angry people are not always wise.

La gente irritada no siempre es cuerda. [trad. José de Urríes y Azara]

El despecho suele cegar a las personas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Las personas despechadas no siempre son prudentes. [trad. José Luis López Muñoz]

La gente irritada no suele actuar con sabiduría. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las personas enfadadas no siempre son prudentes. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La prudencia no suele acompañar a las personas que se encolerizan. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Reformulación que modifica el tema y el rema)

La persona enojada no siempre es juiciosa. [trad. Marta Salís Canosa]

La gente que está enfadada no suele actuar con inteligencia. [trad. José C. Vales]

De manera que una vez que Lizzy y la Sra. Gardiner se han marchado, Caroline Bingley lanza un último disparo, al recordar una de las primeras opiniones de Darcy respecto a Lizzy:

She a beauty!–I should as soon call her mother a wit.

¡Ella una hermosura! Lo mismo se podría llamar a su madre un genio. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué ella es una belleza? Antes llamaría yo mujer de ingenio a su madre. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Una belleza! ¡Tan cierto como decir que su madre es una mujer ingeniosa! [trad. José Luis López Muñoz] (Omitió el “ella” de la primera exclamación)

¡Si ella es una belleza, su madre es un genio! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡*Ésa*, una belleza! Antes podría decirse que su madre es una lumbrera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Ella una belleza! Antes se podría considerar a su madre un genio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Ella, una belleza! Entonces habría que decir que su madre es dechado de ingenio. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Ésa, una belleza? Entonces su madre es un prodigio de inteligencia. [trad. José C. Vales]

En vista de lo cual, obliga a Darcy a dar parcialmente su actual opinión:

It is many months since I have considered her as one of the handsomest women of my acquaintance.

Hace muchos meses ya que la considero como una de las más bellas mujeres que conozco. [trad. José de Urríes y Azara]

Hace ya muchos meses que la tengo por una de las más bellas mujeres que yo conozco. [trad. Amando Lázaro Ros]

Hace ya muchos meses que la considero una de las mujeres más hermosas entre mis amistades. [trad. José Luis López Muñoz] (“acquaintance” es algo más genérico que amistad, que connota más cercanía, decir de amistades se refiere a un conjunto más reducido del que está abarcando el texto original)

Hace ya muchos meses que la considero como una de las mujeres más bellas que he visto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hace ya muchos meses que la considero una de las mujeres más hermosas que conozco. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Hace muchos meses ya que la considero como una de las más bellas mujeres que conozco. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Hace ya muchos meses que la considero una de las mujeres más atractivas que conozco. [trad. Marta Salís Canosa]

Hace muchos meses que la considero como una de las mujeres más hermosas que conozco. [trad. José C. Vales]

De manera que Caroline Bingley:

Left to all the satisfaction of having forced him to say what gave no one any pain but herself.

Se quedó con la satisfacción de haberle obligado a decir lo que no apenaba a nadie, sino a ella misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Dejando a la señorita Bingley que saborease el placer de haberle obligado a decir lo que sólo a ella tenía que disgustar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Recibió toda la satisfacción de haberle forzado a decir algo que sólo la molestaba a ella [trad. José Luis López Muñoz] (“molestar” es un sentimiento menos agudo que el que “pain” conlleva)

Se quedó muy satisfecha de haberle obligado a decir lo que sólo a ella le dolía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Le quedó la satisfacción de haberlo obligado a decir una cosa que sólo podía herirla a ella misma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Se quedó con la satisfacción de haberlo obligado a decir lo que no apenaba a nadie más que a ella misma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se quedó con la satisfacción de haberle obligado a decir lo que a nadie causaba ningún dolor salvo a ella misma. [trad. Marta Salís Canosa]

Se quedó con la satisfacción de haberlo obligado a decir una cosa que sólo le dolía a ella. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Nota: Perdonen la demora, por causas de fuerza mayor durante las 5 semanas había sido imposible actualizar las entradas, aunque la lectura en JAcastellano ha continuado sin interrupciones.

En la semana del 6 al 12 de mayo de 2013, leímos el capítulo 43 de Orgullo y prejuicio, con el que comienza el tercer y último volumen en los que originalmente se publicó la novela.

Como saben, es uno de los capítulos trascendentales, además de uno de los más extensos de toda la novela, pues contiene la visita a Pemberley.

Realmente es muy díficil elegir las principales citas, pues uno puede caer en la tentación de citar todo el capítulo completo, sin faltar un solo punto o una sola coma, pero el objetivo de la lectura ha sido localizar epigramas y, pese a que la atención para este capítulo se enfoca en otros temas, también resulta posible localizar algunas.

Por ejemplo, en el panegírico que hace de su patrón, la Sra. Reynolds comenta:

They who are good-natured when children, are good-natured when they grow up.

Quienes muestran buen natural desde niños lo conservan cuando son mayores. [trad. José de Urríes y Azara]

Quienes de niños tienen buen carácter lo tienen también cuando son mayores. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quienes son bondadosos de niños, siguen siéndolo cuando crecen. [trad. José Luis López Muñoz]

Los que son bondadosos de pequeños, siguen siéndolo de mayores. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los que son buenos de niños son buenos de mayores. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Quienes muestran buen carácter desde niños lo conservan cuando son mayores. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quienes son bondadosos de niños siguen siéndolo de adultos. [trad. Marta Salís Canosa]

Los que tienen buen carácter cuando son niños, lo tienen también cuando crecen. [trad. José C. Vales]

De por sí, aunque todavía no se haya dado cuenta de ello, Lizzy está dispuesta a convertirse al culto darcyniano, la Sra. Reynolds le resulta tan convincente que a Lizzy no le queda duda del elogio, pues:

What praise is more valuable than the praise of an intelligent servant?

¿Qué elogio más valioso que el de un criado inteligente? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué elogio más digno de crédito que el que tributa a su amo un servidor inteligente? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Acaso existe alabanza más valiosa que la de un criado inteligente? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Qué elogio puede ser más valioso que el de un criado inteligente? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Qué alabanzas pueden ser más valiosas que las que hace un criado inteligente? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué elogio más valioso que el de un criado inteligente? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué alabanza podía ser más valiosa que la de un criado inteligente? [trad. Marta Salís Canosa]

¿Qué elogio puede ser más valioso que aquel que proviene de un criado inteligente? [trad. José C. Vales]

Si las referencias indirectas había logrado despertar la imaginación respecto a la clase de lugar que puede ser Pemberley, ciertamente el ‘verlo’ en directo supera toda expectativa. Se nos da una descripción relativamente detallada de los terrenos en el exterior, de la edificación y del interior de la residencia, pero entre todas ellas, encontramos como citas dignas de mención, la siguientes:

A place for which nature had done more, or where natural beauty had been so little counteracted by an awkward taste.

Jamás… un sitio por el que hubiera hecho más la naturaleza o donde la belleza natural fuera menos contrariada por el mal gusto. [trad. José de Urríes y Azara]

Jamás… un lugar más favorecido por la naturaleza ni en el que la belleza natural hubiese tenido que sufrir menos las violencias del mal gusto humano. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nunca un sitio con el que la naturaleza hubiera sido más generosa, o donde la belleza natural estuviera menos contrariada por un gusto inoportuno. [trad. José Luis López Muñoz]

Jamás… un lugar más favorecido por la naturaleza o donde la belleza natural estuviese menos deteriorada por el mal gusto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Nunca un lugar tan favorecido por la naturaleza, o donde se hubiera estropeado menos la belleza natural por el mal gusto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Jamás… un lugar tan mimado por la naturaleza o donde la belleza natural fuera menos contrariada por el mal gusto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nunca un lugar con el que la naturaleza hubiera sido más generosa, o donde el gusto del hombre hubiera respetado más la belleza natural. [trad. Marta Salís Canosa]

Nunca… un lugar por el que la Naturaleza hubiera hecho más o donde la belleza natural estuviera tan poco contaminada por el mal gusto. [trad. José C. Vales]

(Nota: La traducción de esta cita no funciona de manera aislada, pues se trata de una cláusula subordinada a otra principal, así que el modo que se emplea para traducirla es el subjuntivo y por eso parecen un tanto rara, en inglés no parece haber diferencia entre ambos modos verbales.)

The rooms were lofty and handsome, and their furniture suitable to the fortune of its proprietor; but Elizabeth saw, with admiration of his taste, that it was neither gaudy nor uselessly fine; with less of splendour, and more real elegance, than the furniture of Rosings.

Las piezas… eran altas y bellas, y su mobiliario acorde con la fortuna de su propietario; pero Isabel notó, admirando el gusto de éste, que no había nada charro o nimiamente delicado; que reinaba menos esplendor pero más elegancia que en el moblaje de Rosings. [trad. José de Urríes y Azara]

Todas [las habitaciones] eran amplias y hermosas y el moblaje estaba en consonancia con la fortuna del propietario… sintió admiración por su buen gusto, porque nada era allí ostentoso ni de una delicadeza inútil. Había menos lujo, pero mucha más elegancia que en el moblaje del palacio de Rosings. [trad. Amando Lázaro Ros]

Las habitaciones eran espaciosas y de techos altos, y la riqueza del mobiliario estaba de acuerdo con la fortuna de su propietario; pero Elizabeth advirtió de manera especial, admirando su buen gusto, que no era ni llamativo ni innecesariamente primoroso; que poseían menos esplendor, y más elegancia verdadera, que el mobiliario de Rosings. [trad. José Luis López Muñoz]

Las piezas eran altas y bellas, y su mobiliario estaba en armonía con la fortuna de su propietario. Elizabeth notó, admirando el gusto de éste, que no había nada llamativo ni cursi y que había allí menos pompa pero más elegancia que en Rosings. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las salas eran altas y hermosas, y sus muebles, adecuados a la fortuna de su propietario; pero Elizabeth apreció, admirando el gusto de éste, que no había un lujo ostentoso ni innecesario, y sí menos esplendor y más elegancia verdadera que en la casa de Rosings. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las estancias… eran altas y bellas, y su mobiliario en armonía con la fortuna de su propietario; pero Lizzy notó, admirando el gusto de éste, que no había nada muy llamativo ni vanamente lujoso, que reinaba menos esplendor pero más elegancia que en la mansión de Rosings. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las estancias eran bonitas y de techos elevados, y los muebles armonizaban con la fortuna del propietario; pero Elizabeth admiró su buen gusto, al advertir que no eran llamativos ni vanamente ostentosos; que su suntuosidad era menor, pero su elegancia más auténtica que en Rosings. [trad. Marta Salís Canosa]

Todas las estancias eran hermosas y amplias, y su mobiliario, acorde con la riqueza de su propietario; pero Elizabeth comprobó, con cierta admiración por el gusto del dueño, que no era nada vergonzosamente ridículo o inútilmente elegante; había menos esplendor y más elegancia real que en Rosings. [trad. José C. Vales]

Pemberley, tal como aparece representada en la miniserie de 1995 (Lyme Park).

Ser señora de Pemberley… ¡tenía que ser extraordinario! Lyme Park como Pemberley en la miniserie de 1995. Fotografía personal © Cinthia GS

En conjunto, hacen llegar a la conclusión de que:

To be mistress of Pemberley might be something!

¡… ser señora de Pemberley valía algo! [trad. José de Urríes y Azara]

Lo que significaba ser la señora de Pemberley. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ser señora de Pemberley no tenía nada desdeñable. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo que podría significar ser la señora de Pemberley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡… ser señora de Pemberley podía ser algo! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡… ser la dueña de Pemberley era algo muy importante! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Convertirse en la señora de Pemberley no sería ninguna bagatela. [trad. Marta Salís Canosa]

Ser señora de Pemberley… ¡tenía que ser extraordinario! [trad. José C. Vales]

Al igual que en el inicio de la declaración de Darcy, el que los traductores reorganicen la sintaxis de la frase hace que pierda contundencia.

Y por supuesto, Lizzy no puede evitar pensar que:

Of this place I might have been mistress!

¡Y de este sitio habría podido ser dueña! [trad. José de Urríes y Azara]

¡Y yo podría haber sido la señora de todo esto! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Y de este lugar podría ser yo la señora! [trad. José Luis López Muñoz]

¡Y pensar que habría podido ser dueña de todo esto! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Y yo podría haber sido señora de esta casa! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Y de este sitio… habría podido ser dueña! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Y pensar que podría ser ama y señora de este lugar. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Y yo podría haber sido la señora de este lugar! [trad. José C. Vales]

Afortunadamente, el pensar que no podría haber recibido a sus tíos, impide arrepentirse de su decisión de haber rechazado la propuesta matrimonial de Darcy.

Durante el recorrido por la galería de pinturas, Lizzy sólo parece interesada en el retrato de Darcy, por lo que:

She stood several minutes before the picture, in earnest contemplation.

Permaneció varios minutos ante semejante pintura, en la más atenta contemplación. [trad. José de Urríes y Azara]

Permaneció delante del retrato algunos minutos contemplándolo con gran atención. [trad. Amando Lázaro Ros]

Permaneció varios minutos delante del cuadro, en atenta contemplación. [trad. José Luis López Muñoz]

Permaneció varios minutos ante el cuadro, en la más atenta contemplación. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Se quedó varios minutos ante el retrato, contemplándolo con seriedad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Permaneció varios minutos ante la pintura, contemplándola atentamente. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se quedó unos minutos contemplando con detenimiento el cuadro. [trad. Marta Salís Canosa]

Permaneció varios minutos delante del cuadro, contemplándolo con el más vivo interés. [trad. José C. Vales]

Es en ese momento cuando, aunque aún no esté consciente de ello, que Elizabeth se ha enamorado. De ello nos enteramos porque la voz narradora se mete en la mente de Lizzy y nos da a conocer, mediante el discurso libre indirecto, parte de sus pensamientos:

There was certainly at this moment, in Elizabeth’s mind, a more gentle sensation towards the original than she had ever felt in the height of their acquaintance… As a brother, a landlord, a master, she considered how many people’s happiness were in his guardianship! — How much of pleasure or pain it was in his power to bestow! — How much of good or evil must be done by him!

En el ánimo de Isabel, había, en verdad, en este momento, más inclinación hacia el original de la que había experimentado en el auge de su relación con él… ¡…Ah cuánta gente podía hacer feliz como hermano, como señor y como amo!; ¡cuánto placer y cuánta pena podía proporcionar!; ¡cuánto le era dable hacer en bien o en mal! [trad. José de Urríes y Azara]

En aquel instante Elizabeth sentía hacia el original de aquel retrato una simpatía mucho mayor de la que había despertado en ella en los momentos más culminantes de sus relaciones… Como hermano, como terrateniente, como señor, pensaba Elizabeth que dependía de su vigilancia la felicidad de muchas personas. ¡Cuánto dolor o cuánta alegría podía causar! ¡Cuánto bien o cuánto mal estaba en su mano hacer! [trad. Amando Lázaro Ros]

En aquel instante los sentimientos de Elizabeth hacia el retratado eran más favorables que en ningún otro período de su relación… cuántas personas dependían de la protección de Darcy —como hermano, como terrateniente, como amo— para ser felices. ¡Cuánto placer y cuánto dolor en sus manos! ¡Cuánto bien y cuánto mal posibles! [trad. José Luis López Muñoz]

Elizabeth sentía en aquellos momentos mucha mayor inclinación por el original de la que había sentido en el auge de sus relaciones… ¡Cuánta gente tenía puesta su felicidad en las manos de Darcy en calidad de hermano, de propietario y de señor! ¡Cuánto placer y cuánto dolor podía otorgar! ¡Cuánto mal y cuánto bien podía hacer! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En aquel momento, Elizabeth tenía sin duda en la mente una sensación más benigna hacia el original del retrato que la que había sentido nunca en la época de mayor trato con él… la felicidad de cuántas personas tenía en sus manos como hermano, como señor, como amo; cuánto gusto o dolor podía dar o infligir; cuánto bien o mal podía hacer. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En ese momento, en el ánimo de Lizzy había, en verdad, más inclinación hacia el original de la que había experimentado hasta entonces… ¡… a cuánta gente podía hacer feliz como hermano, como señor y como amo!; ¡cuánto placer y cuánta pena podía proporcionar!; ¡cuánto bien y cuánto mal podía hacer! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En aquellos instantes, Elizabeth se sentía más cercana al señor Darcy que en cualquier otro momento de su relación… Como hermano, como terrateniente, como amo… ¡Dependía de él la felicidad de tantas personas! ¡Podía causar tanto dolor y procurar tanto placer! ¡Estaba en sus manos hacer tanto bien y tanto mal! [trad. Marta Salís Canosa]

Desde luego, en aquel momento, en la mente de Elizabeth había más interés en el original del que había sentido por él a lo largo de toda su relación… Como hermano, como terrateniente, como señor… Elizabeth pensó en la cantidad de personas cuya felicidad dependía de él. ¡Cuánto placer o dolor podía negar o conceder! ¡Cuánto mal y cuanto bien se ejecutaba en su sola voluntad! [trad. José C. Vales]

Para redondear la impresión tan favorable, llega de manera inesperada el dueño y señor de Pemberley, quien además se comporta como nunca antes se le había visto, afable y deseoso de agradar, con un trato muy cortés con los Gardiner, que parecen ser los únicos parientes de los que Lizzy no tiene porque avergonzarse.

Read Full Post »

En la semana del 11 al 17 de marzo de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 29 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de un capítulo sustancioso, con la primera visita a Rosings y en el que finalmente podemos conocer a la tan mencionada Lady Catherine de Bourgh. Tenemos descripciones y diálogos que ayudan a caracterizar a los personajes, y también algunas frases epigramáticas notables. Aquí les presentamos las que seleccionamos al respecto.

Primero, un opinión general de la voz narradora mientras los de Hunsford van caminando rumbo a Rosings:

Every park has its beauty and its prospects.

Todo parque posee sus bellezas y sus perspectivas. [trad. José de Urríes y Azara]

Cada parque tiene su propia belleza y sus propios panoramas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Todos los parques tienen su belleza y sus panoramas. [trad. José Luis López Muñoz]

Todas las fincas tienen su belleza y sus vistas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todo parque tiene su belleza y sus vistas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todo parque posee sus bellezas y sus perspectivas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos los jardines tienen su belleza y sus paisajes. [trad. Marta Salís Canosa]

Además nos trasnmite el sentir de Lizzy ante la perspectiva de conocer el lugar y a Lady Catherine:

The mere stateliness of money or rank… she could witness without trepidation.

Desde la sola majestad del dinero y del rango le era dado ser testigo sin turbación. [trad. José de Urríes y Azara]

Capaz de contemplar sin temblores la grandeza que únicamente se fundaba en el dinero y en la alcurnia. [trad. Amando Lázaro Ros]

A la simple dignidad del dinero y el rango social,… creía capaz de estar en su presencia sin turbarse. [trad. José Luis López Muñoz]

La mera majestuosidad del dinero y de la alcurnia no le haría perder la calma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Capaz de ver sin temblar la grandiosidad que se debía simplemente al dinero o la categoría social. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Convencida de que no iba a deslumbrarse ante la majestad del dinero y del rango. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La simple majestuosidad del rango y del dinero no conseguiría turbarla. [trad. Marta Salís Canosa]

Lady Catherine de Bourgh muestra su autoridad desde el primer momento y no tarda en impartir su ‘sabia’ opinión:

Nothing is to be done in education without steady and regular instruction.

En materia de educación nada se consigue sin instrucción sólida y ordenada. [trad. José de Urríes y Azara]

No es posible la educación sin el estudio constante y a horas fijas. [trad. Amando Lázaro Ros]

No se puede hacer nada en materia de educación sin una instrucción firme y constante. [trad. José Luis López Muñoz]

En materia de educación no se consigue nada sin una instrucción sólida y ordenada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En la educación no se consigue nada sin una instrucción constante y regular.[trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En materia de educación nada se consigue sin instrucción sólida y ordenada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En materia de educación, no se puede conseguir nada sin regularidad y ni firmeza.[trad. Marta Salís Canosa]

Lizzy es la única capaz de no dejarse intimidar y también expresar sus opiniones con firmeza, así, ante la sorpresa de su anfitriona al enterarse que todas sus hermanas han sido presentadas en sociedad, argumenta:

It would be very hard upon younger sisters, that they should not have their share of society and amusement, because the elder may not have the means or inclination to marry early.

Sería muy duro para las menores que careciesen de alguna sociedad y de entretenimientos porque las mayores no poseyesen medios o inclinación para casarse pronto. [trad. José de Urríes y Azara]

Sería muy cruel para las hermanas menores que porque la mayor no pudiese o no quisiese casarse pronto, se viesen ellas privadas de su parte en la vida social y en las distracciones mundanas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Parecería muy duro privar a las hermanas más jóvenes de su parte de vida social y diversiones porque a la mayor le falten quizá los medios o la inclinación para casarse pronto. [trad. José Luis López Muñoz]

Sería muy injusto que las hermanas menores no pudieran disfrutar de la sociedad y de sus amenidades, por el hecho de que las mayores no tuviesen medios o ganas de casarse pronto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sería muy duro para las hermanas menores no poder participar de la vida social y las diversiones porque las mayores no tengan medios o inclinación para casarse pronto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sería muy duro para las menores que careciesen de trato mundano y entretenimientos por el simple hecho de que las mayores no poseyesen medios o inclinación para casarse pronto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Es muy duro para las hermanas pequeñas no poder disfrutar de la vida social porque las mayores no tengan los medios o no sientan inclinación por casarse pronto. [trad. Marta Salís Canosa]

The last-born has as good a right to the pleasures of youth at the first.

La última nacida tiene tanto derecho como la primera a los placeres de la juventud. [trad. José de Urríes y Azara]

Las que han nacido después tienen tanto derecho a los placeres de la juventud como la que ha nacido primero. [trad. Amando Lázaro Ros]

La última en nacer tiene los mismos derechos a los placeres de la juventud que la primera. [trad. José Luis López Muñoz]

La última de las hijas tiene tanto derecho a los placeres de la juventud como la primera. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La menor tiene tanto derecho como la mayor a disfrutar de los placeres de la juventud. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La última nacida tiene tanto derecho como la primera a los placeres de la juventud. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La última en nacer tiene el mismo derecho que la primogénita a los placeres de la juventud. [trad. Marta Salís Canosa]

And to be kept back on such a motive!… it would not be very likely to promote sisterly affection or delicacy of mind.

¡Y demorarlos por ese motivo!… no sería muy a propósito para promover el cariño fraternal ni la delicadeza de pensamientos. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Dejarla encerrada por tal motivo!… No es la mejor manera de cultivar el afecto entre las hermanas y la delicadeza de sentimientos. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Y verse relegadas por un motivo así! No… parece nada probable que con eso se promueva el afecto fraterno o la delicadeza de espíritu. [trad. José Luis López Muñoz]

Demorarlos por ese motivo… no sería lo más adecuado para fomentar el cariño fraternal y la delicadeza de pensamiento. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Y tener que quedarse en casa por un motivo como *ése*!… no tendería mucho a fomentar el afecto entre hermanas ni la delicadeza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Y demorarlos por ese motivo!… no sería muy a propósito para promover el cariño fraternal ni la delicadeza de pensamientos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cómo escatimárselo por semejante motivo?… parece muy improbable que eso promueva el cariño fraternal o la delicadeza de sentimientos. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

De igual manera, del 4 al 10 de marzo de 2013, en JAcastellano realizamos la lectura del capítulo 28 de Orgullo y prejuicio, que en la división por volúmenes corresponde al capítulo 5 del segundo volumen.

Tenemos la llegada a Kent y las impresiones respecto a la vida en la rectoría de Hunsford, con lo que Lizzy parece reconciliarse un poco con la decisión de su amiga Charlotte.

No abundan las citas de tipo epigramático. Si acaso dos observaciones provenientes de la voz narradora.

Primero, respecto a la verbosidad de Collins cuando los lleva a conocer algunos de los mejores parajes naturales del lugar:

Every view was pointed out with a minuteness which left beauty entirely behind.

Señalando los puntos de vista importantes con una minuciosidad que sobrepujaba en mucho a su belleza. [trad. José de Urríes y Azara]

Señalando todas las particularidades con una minuciosidad que… no permitía gozar de su belleza. [trad. Amando Lázaro Ros]

Señalando cada vista con una minuciosidad que olvidaba por completo su belleza. [trad. José Luis López Muñoz]

Señalando todas las vistas con una minuciosidad que estaba muy por encima de su belleza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Señaló cada uno de los paisajes con una minuciosidad que dejaba atrás por completo la belleza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Señalando los lugares… más atractivos con una minuciosidad que superaba en mucho su belleza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Señaló cuanto les rodeaba con una minuciosidad que… impedía disfrutar de la belleza. [trad. Marta Salís Canosa]

Parece que se trata de una expresión muy díficil de trasladar a nuestra lengua. En primer lugar por la voz pasiva, de manera que los traductores modificaron la sintaxis a una voz activa y con ello explicitan al agente de la acción (Collins).

Por otra parte también les resulta complicado traducir “leave beauty entirely behind”; la decisión que algunos tomaron cambia el sentido de la frase, pues “olvidar” no es lo que sucede, en tanto que se atribuye un sentido positivo a la minuciosidad de las descripciones cuando aparecen opciones como “superar”, “estar muy por encima” y la literal “dejar atrás”; en cambio las opciones “no permitir gozar” e “impedir disfrutar” parecen dar en el clavo con la idea negativa que se expresa en el texto original en inglés.

La otra cita seleccionada es:

A lively imagination soon settled it all.

Su viva imaginación lo determinó todo al punto. [trad. José de Urríes y Azara]

Su vivaracha imaginación lo arregló todo muy pronto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su viva imaginación le permitió concluir pronto aquella tarea. [trad. José Luis López Muñoz]

Su viva imaginación lo planeó todo en seguida. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Su viva imaginación no tardó en dejarlo todo trazado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En su viva imaginación, todo quedó pronto decidido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su imaginación era tan viva que no tardó en dar por concluido el asunto. [trad. Marta Salís Canosa]

Aquí se observa otro cambio por parte de los traductores. En el texto original se trata de una idea genérica, aplicable a la mente de cualquier persona con imaginación viva. Sin embargo, todos parecen haber explicitado al marcar con el posesivo “su” a la “imaginación viva” de manera que remite exclusivamente a la de Lizzy.

Read Full Post »

Older Posts »