Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘casamiento’

En JAcastellano, del 1° al 7 de julio de 2013, también revisamos el capítulo 59 de Orgullo y prejuicio para extraer las citas más notables.

Es el antepenúltimo capítulo de la novela y, habiéndose resuelto el punto principal, ahora se procede a rematar los hilos que aún estén sueltos. Primero que nada, Lizzy debe dar a conocer a su familia su compromiso matrimonial, que ocurre en tres distintas etapas: primero su hermana Jane, luego su padre y finalmente su madre.

En el caso de las citas epigramáticas, tanto Jane Bennet como el señor Bennet tienen oportunidad de enunciar una recomendación u opinión.

Cuando Lizzy le da la noticia a Jane, ésta por una vez se muestra incrédula y aconseja a su hermana:

Do anything rather than marry without affection.

Obsérvese cómo el texto original habla de “afecto”, dejando implícito que se refiere a amor, pero las traducciones explicitan.

¡Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor! [trad. José de Urríes y Azara]

Es preferible cualquier cosa a un matrimonio sin cariño. [trad. Amando Lázaro Ros]

(Omite la oración) [trad. José Luis López Muñoz]

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Haz cualquier cosa antes de casarte sin estar enamorada. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿“antes de casarse” da un sentido temporal y secuencial, lo apropiado sería “antes que”)

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Marta Salís Canosa]

Haz cualquier cosa, menos casarte sin amor. [trad. José C. Vales]

Por su parte, una vez que el Sr. Bennet se entera que Darcy fue el que arregló lo de la boda de Lydia, sale con:

These violent young lovers carry every thing their own way.

Estos enamorados violentos cargan con todo. [trad. José de Urríes y Azara] (traduce literalmente “carry everything”, cuando es “carry something their own way”, es decir hacerlo a su manera).

Estos impetuosos mozos enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. Amando Lázaro Ros]

Estos jóvenes locamente enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. José Luis López Muñoz]

Esos jóvenes y apasionados enamorados cargan con todo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Comete el mismo error que Urríes)

Estos jóvenes enamorados furiosos lo hacen todo a su manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“furioso” no es el calificativo más adecuado de “violently” en este contexto)

Estos jóvenes enamorados lo hacen todo en un abrir y cerrar de ojos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En ningún momento el sentido de “carry everything their own way” significa que sea “en un abrir y cerrar de ojos”)

A los jóvenes enamorados les gusta hacerlo todo a su manera. [trad. Marta Salís Canosa]

Estos apasionados amantes lo hacen todo a su modo. [trad. José C. Vales] (En este contexto, traducir “lovers” como “amantes” no parece la mejor opción)

Esa noche en que Lizzy revela a Jane que ha aceptado casarse con Darcy, a Jane le resulta difícil creerlo por no estar al tanto de lo ocurrido en Derbyshire ni la injerencia de Darcy en lo de Lydia; para ella sigue predominando la idea de la antipatía que su hermana sentía. Cuando le recuerda todo eso, Lizzy le responde:

In such cases as these, a good memory is unpardonable.

En casos así es imperdonable una buena memoria. [trad. José de Urríes y Azara]

En estos casos es cuando es imperdonable la buena memoria. [trad. Amando Lázaro Ros]

En casos como éste, la buena memoria es imperdonable. [trad. José Luis López Muñoz]

En estos casos una buena memoria es imperdonable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En casos como éste es imperdonable tener buena memoria. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En casos así lo correcto es no tener memoria. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En casos así, tener buena memoria es imperdonable. [trad. Marta Salís Canosa]

En casos como éste, una buena memoria es una facultad detestable [trad. José C. Vales] (“Unpardonable” NO significa detestable)

La verdad, tampoco Lizzy adopta la mejor estrategia de convencimiento, porque se la pasa embromando y eso incluye su respuesta a la pregunta de desde cuándo se enamoró de Darcy:

I must date it from my first seeing his beautiful grounds at Pemberley.

Creo que habría que ponerle como fecha la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. José de Urríes y Azara]

Creo que podría señalar como fecha el día aquel en que vi por primera vez sus magníficas posesiones de Pemberley. [trad. Amando Lázaro Ros]

Creo que se remonta a la primera vez que vi el hermosísimo parque de Pemberley. [trad. José Luis López Muñoz]

Creo que data de la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que, si debo ponerle una fecha, debió de ser cuando vi sus hermosas fincas de Pemberley. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si he de ponerle una fecha, creo que cuando vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Supongo que en mi primera visita a sus preciosas tierras de Pemberley. [trad. Marta Salís Canosa]

Creo que puedo fijar el momento exacto cuando vi por primera vez las preciosas extensiones de sus propiedades en Pemberley. [trad. José C. Vales]

Aunque Jane sabe que su hermana no habla en serio, desafortunadamente muchos lectores se lo toman literalmente, cuando debemos tomarlo como algo figurado, pues aunque hemos sido testigos del cambio gradual de sus sentimientos y en Pemberley finalmente llegó a apreciar del todo a Darcy, siendo la noticia de la fuga de Lydia lo que finalmente obligó a Lizzy a darse cuenta de lo que sentía por él.

Las hermanas pasan casi la mitad de la noche en confesión, y así nos enteramos que por ejemplo que Jane y Bingley habían hablado respecto a Darcy y Lizzy, pero que creían que era algo imposible. Nos enteramos que Jane sabía un poco respecto a lo ocurrido en Derbyshire, por su tía y Lizzy finalmente le cuenta todo lo que Darcy hizo a favor de Lydia.

Al día siguiente, por el comportamiento de Bingley, hay indicios de que Darcy ya también le dio la noticia a su amigo, pues además aquél pregunta si hay algún otro lugar donde Lizzy pudiera extraviarse nuevamente.

Por la tarde, Darcy solicita el permiso del Sr. Bennet. Una conversación que no tenemos de primera mano, porque la escritora no acostumbra presentar conversaciones donde haya exclusivamente personajes masculinos. A Lizzy la pone muy nerviosa, por más que ve salir a Darcy con una sonrisa, su padre quiere hablar con ella.

En ese momento:

How earnestly did she then wish that her former opinions had been more reasonable, her expressions more moderate! It would have spared her from explanations and professions which it was exceedingly awkward to give; but they were now necessary.

¡Cuán vivamente habría deseado… que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Habríale ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; mas ahora resultaban precisas. [trad. José de Urríes y Azara] (“awkward no es temor)

Elizabeth hubiera dado cualquier cosa porque las opiniones que había expresado en otro tiempo hubiesen sido más razonables, y las frases con que se había expresado hubiesen sido más moderadas. Se habría ahorrado explicaciones y confesiones que era muy engorroso dar; pero no había más remedio. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Cuánto hubiera deseado Elizabeth en aquel momento que sus antiguas opiniones hubieran sido más razonables, y su manera de expresarlas más moderada! Se hubiera ahorrado explicaciones y afirmaciones extraordinariamente embarazosas; en aquel momento, sin embargo, resultaban necesarias. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuánto sintió Elizabeth que su primer concepto de Darcy hubiera sido tan injusto y sus expresiones tan inmoderadas! Así se habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que le daban muchísima vergüenza, pero que no había más remedio que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Cuánto deseó ella entonces que sus primeras opiniones hubieran sido más razonables, que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Así se habría ahorrado explicaciones y afirmaciones que ahora le resultaba incomodísimo hacer; pero eran necesarias. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Cuán vivamente habría deseado Lizzy que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Le habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; pero ahora resultaban necesarias. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (“awkward” no se relaciona con “temer”)

¡Cuán vivamente deseó Elizabeth en aquel momento que sus opiniones anteriores hubieran sido más razonables, y su forma de expresarlas más moderada! Se habría ahorrado explicaciones y confidencias ahora sumamente embarazosas; pero eran de todo punto necesarias. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Cuán vivamente deseó entonces Elizabeth que sus primeras opiniones hubieran sido razonables y sus expresiones más moderadas! Eso le habría evitado dar tantas explicaciones y asegurar tantas cosas que resultaba incómodo asegurar; pero ahora se hacían necesarias. [trad. José C. Vales]

Obligada por las duras palabras de su padre, y con lágrimas, Lizzy finalmente declara de manera muy explícita su amor por su prometido:

I do, I do like him. I love him. Indeed he has no improper pride. He is perfectly amiable. You do not know what he really is; then pray do not pain me by speaking of him in such terms.

Pues me gusta, me gusta; le amo. Y la verdad es que no tiene orgullo; es perfectamente amable. No sabes lo que es en realidad; por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo estoy, le aseguro que lo estoy efectivamente. Lo amo. Su orgullo no es lo que parece. Posee una perfecta simpatía. Usted, papá, no lo conoce tal como es; le ruego, pues, que no me aflija usted hablándome de él en tales términos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sí que me gusta; le quiero de verdad. Y no es orgulloso, sino un dechado de bondad. Usted no lo conoce realmente, y le ruego que no me apene hablando de él en esos términos. [trad. José Luis López Muñoz] (No se trata de un tenue “querer”, Lizzy dice “love”, además tampoco parece ofrecer opciones para calificativos como “no improper pride” y “perfectly amiable” que quedan reducidos y condensados en “dechado de bondad”)

Pues sí, me gusta; le amo. Además no tiene ningún orgullo. Es lo más amable del mundo. Tú no le conoces. Por eso te suplico que no me hagas daño hablándome de él de esa forma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo quiero, lo quiero. Lo amo. La verdad es que no tiene ningún orgullo indebido. Es absolutamente amable. No sabe usted cómo es en realidad; de modo que le ruego que no me haga daño hablando de él de esa manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pues lo quiero, lo quiero. Lo amo. Y la verdad es que no es orgulloso, sino muy amable. En realidad, nadie lo conoce, por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me gusta, claro que me gusta. Lo amo. Y su orgullo no es injustificado. Es extraordinariamente bueno y amable. Usted no sabe cómo es en realidad; y me duele sobremanera que hable de él de este modo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí, lo quiero. Lo amo. Y en realidad, no es nada orgulloso. Es absolutamente encantador. Vosotros no sabéis cómo es, así que os ruego que no me hagáis sufrir hablando de él en esos términos. [trad. José C. Vales]

La frase “perfectly amiable” es una de las dificultades más notorias de traducción.

Sin embargo, el señor Bennet no parece del todo convencido. Aunque admite que concedió el permiso, por su propia experiencia, trata de disuadir a su hija de cometer lo que él considera como un error irreparable: un matrimonio entre seres de naturaleza desigual. Sus palabras resultan muy emotivas:

I know that you could be neither happy nor respectable, unless you truly esteemed your husband; unless you looked up to him as a superior. Your lively talents would place you in the greatest danger in an unequal marriage. You could scarcely escape discredit and misery. My child, let me not have the grief of seeing you unable to respect your partner in life. You know not what you are about.

Sé que no podrás ser dichosa ni respetada si no amas a tu marido, si no le consideras como a un ser superior. Tu viveza te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes lo que eso es. [trad. José de Urríes y Azara]

Yo sé que no puedes ser feliz ni sentir respeto por ti misma si el hombre con quien te casas no merece verdaderamente tu aprecio; si no lo consideras como superior a ti. Tu inteligencia tan despierta haría peligroso un matrimonio en el que tú fueses superior a tu marido. Difícilmente evitarías el descrédito y el dolor. Hija mía, no me des el disgusto de ver que te casas con un hombre a quien desprecias. No sabes lo que eso significa. [trad. Amando Lázaro Ros] (Se limita a traducir con el hiperónimo “hombre”, cuando en el texto se habla de “husband” y “partner in life”, decir simplemente hombre hace perder la solemnidad y la preocupación que el señor Bennet trata de comunicar)

Sé que no podrás ser feliz ni vivir en paz contigo misma si no aprecias de verdad a tu esposo, si no le consideras superior. Tu inteligencia y tu agudeza harán que corras grandísimos peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparás al descrédito y a la infelicidad. Hija mía, no me causes el dolor de saberte incapaz de respetar al compañero de tu existencia. No sabes lo que te dispones a hacer. [trad. José Luis López Muñoz]

Sé que nunca podrás ser feliz ni prudente si no aprecias verdaderamente a tu marido, si no le consideras como a un superior. La viveza de tu talento te pondría en el más grave de los peligros si hicieras un matrimonio desigual. Difícilmente podrías salvarte del descrédito y la catástrofe. Hija mía, no me des el disgusto de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no estimas de verdad a tu marido; si no lo ves como un superior. Tu vivo talento te haría correr un enorme peligro en un matrimonio desigual. Mal podrías evitar la deshonra y la desgracia. Hija mía, que no tenga el dolor de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sé que no podrás ser dichosa ni respetable si no amas a tu marido, si no lo consideras como a un ser superior. Tu temperamento te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar al compañero de toda tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no quisieras de verdad a tu marido, si no lo miraras como a alguien superior. Tu inteligencia y tu ingenio te expondrían a grandes peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparías al descrédito y la desdicha. Hija mía, no me inflijas el dolor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes bien el riesgo que corres. [trad. Marta Salís Canosa]

Sé que jamás podrías ser feliz ni respetable si no amaras a tu esposo, si no lo consideraras un hombre muy especial. Tu modo de ser, tan rebelde, te pondría en gravísimo peligro de un matrimonio desigual. Difícilmente podrías huir del descrédito y la lástima. Hija mía, no permitas que yo sufra el dolor de ver que no puedes respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. José C. Vales] (Parece que para la sensibilidad moderna de este traductor, no se puede aceptar que el texto dice que debe haber una superioridad del esposo)

Ante tal exhortación, nos enteramos que Lizzy presenta a su padre un resumen de de la serie de altibajos de su relación con Darcy, con lo que finalmente el señor Bennet puede reconciliarse con el hecho e incluso admitir que concede su mano a alguien de valía

Sólo entonces le da a conocer el papel de Darcy para solucionar el escándalo ocasionado por la fuga de Lydia.

Por último, Lizzy da la noticia a su madre, en privado porque, conociéndola, no quería que Darcy escuchara su aprobación o desaprobación. Y aunque sus palabras no son realmente tan epigramáticas, la escena resulta sumamente cómica y, desafortunadamente, las adaptaciones han perdido la oportunidad de mostrarnos a una señora Bennet estupefacta por varios minutos.

El capítulo concluye con el comentario irónico del Sr. Bennet respecto a sus yernos; desafortunadamente algunos lectores no logran captar que no está hablando siendo literal cuando dice que Wickham es su favorito.

Anuncios

Read Full Post »

Mención aparte merecen las citas del capítulo 52 de Orgullo y prejuicio que se relacionan con la opinión de la Sra. Gardiner respecto a Darcy y las impresiones que le produce la carta a Lizzy.

En opinión de la Sra. Gardiner:

Obstinacy is the real defect of his character.

La obstinación es, después de todo, el verdadero defecto de su carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

El verdadero defecto que tiene es la obstinación. [trad. Amando Lázaro Ros] (Cambia el tema y el rema)

La testarudez es, después de todo, su verdadero defecto. [trad. José Luis López Muñoz]

La obstinación es el verdadero defecto de su carácter. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El verdadero defecto de su carácter es, después de todo, la terquedad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La obstinación es el verdadero defecto de su carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La obstinación es, a final de cuentas, su verdadero defecto. [trad. Marta Salís Canosa]

La terquedad es el verdadero defecto de su carácter. [trad. José C. Vales]

How much I like him… His understanding and opinions all please me; he wants nothing but a little more liveliness, and that; if he marry prudently; his wife may teach him.

Cuánto me gusta… Su entendimiento, sus opiniones, todo me es grato; no le falta más que un poco de viveza, y eso , si se casa prudentemente, su mujer se lo podrá enseñar. [trad. José de Urríes y Azara]

Me gusta muchísimo… Me agrada en él todo: su inteligencia y sus opiniones. Le falta únicamente un poco más de alegría y ésta podría enseñársela su mujer, si se casa prudentemente. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tu amigo me gusta muchísimo… Me agradan todos sus juicios y opiniones; sólo le falta un poquito más de animación, y eso, si se casa *prudentemente*, se lo puede enseñar su esposa. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo mucho que me gusta Darcy… Su inteligencia, sus opiniones, todo me agrada. No le falta más que un poco de viveza, y eso si se casa juiciosamente, su mujer se lo enseñará. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuánto lo aprecio… Me agradan su entendimiento y sus opiniones, sólo le falta un poco más de vivacidad; y ésta se la puede enseñar su esposa si sabe casarse bien. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“prudently” dice el texto original, por lo que “bien” no resulta una buena elección, incluso, ¿qué es casarse bien?).

Lo mucho que me gusta… Su inteligencia, sus opiniones, todo me es grato; no le falta más que un poco de buen humor, y eso, si se casa prudentemente, su mujer se lo podrá enseñar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lo mucho que me gusta el señor Darcy… Me agradan tanto su inteligencia como sus opiniones; sólo le falta un poco de alegría, y eso, si se casa prudentemente, puede enseñárselo su mujer. [trad. Marta Salís Canosa]

Cuánto me agrada este señor Darcy… Su inteligencia y sus opiniones me encanta; no necesita más que un poco de alegría y eso, si tiene cabeza para casarse *con quien debe*, se lo enseñará su esposa. [trad. José C. Vales] (“con quien debe” parece una alusión más directa que el original “prudently”)

Y por supuesto, la serie de reacciones de Lizzy con la confirmación de que Darcy fue al rescate:

The contents of this letter threw Elizabeth into a flutter of spirits, in which it was difficult to determine whether pleasure or pain bore the greatest share. The vague and unsettled suspicions which uncertainty had produced of what Mr. Darcy might have been doing to forward her sister’s match, which she had feared to encourage as an exertion of goodness too great to be probable, and at the same time dreaded to be just, from the pain of obligation, were proved beyond their greatest extent to be true!

El contenido de esta carta dejó a Isabel en una agitación de espíritu en que era difícil determinar si el placer o la pena tomaban mayor parte. Probado quedaba ser ciertas las vagas e indeterminadas sospechas que su incertidumbre sobre lo que Darcy hiciera para llevar adelante el casamiento de su hermana había hecho nacer, sospechas que había temido alentar por referirse a esfuerzos demasiado grandes de bondad para ser probables y que a la par temió que fuesen fundadas por la pena que llevaba la obligación. [trad. José de Urríes y Azara]

El contenido de esta carta puso a Elizabeth en un estado de ánimo tan agitado, que era difícil saber si era mayor el placer o la pena que le había producido. Ahora veía que eran verdaderas, más aún de lo que ella se había supuesto, aquellas sospechas vagas e indeterminadas que le había sugerido la incertidumbre sobre la parte que el señor Darcy hubiera podido tener en la boda de su hermana, sospechas que suponían en él un acto de bondad demasiado grande para ser probable, y que ella temía además que se realizase porque la dejaba dolorosamente obligada a él. [trad. Amando Lázaro Ros] (Otro cambio de tema y rema, al iniciar el enunciado con “verdaderas”, cuando en el original el “true” aparece al final, y no era un cambio forzado por la sintaxis. Además de nuevo hay personalización: “la dejaba… obligada”)

El contenido de aquella carta agitó sobremanera a Elizabeth, aunque en aquella agitación era difícil decidir si el placer era más intenso que el sufrimiento. Las vagas sospechas, producidas por la incertidumbre, acerca delo que el señor Darcy podría haber hecho para promover el enlace de su hermana, sospechas que no había querido fomentar, por tratarse de una prueba de bondad demasiado grande para ser probable, al mismo tiempo que temía fuesen ciertas, por la vergüenza de la obligación que creaban, ¡estaban resultado verdaderas hasta más allá de lo imaginable! [trad. José Luis López Muñoz]

El contenido de esta carta dejó a Elizabeth en una conmoción en la que no se podía determinar si tomaba mayor parte el placer o la pena. Las vagas sospechas que en su incertidumbre sobre el papel de Darcy en la boda de su hermana había concebido, sin osar alentarlas porque implicaban alardes de bondad demasiado grandes para ser posibles, y temiendo que fueran ciertas por la humillación que la gratitud impondría, quedaban, pues, confirmadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (“Conmoción” por “flutter of spirits” no parece la opción más adecuada, porque no tiene la impresión positiva, y si bien en “obligation” se implica una cierta “humillación” no se trata exactamente de su equivalente más acertado)

El contenido de esta carta produjo a Elizabeth una agitación de espíritu en la que era difícil determinar si dominaba el placer o el dolor. ¡Las sospechas vagas e indeterminadas que le habían despertado la incertidumbre acerca de lo que podía haber estado haciendo el señor Darcy para sacar adelante la boda de su hermana, sospechas que ella había temido albergar por considerarlas una bondad poco probable de puro grande, y que al mismo tiempo había temido que fueran ciertas, por el dolor de la deuda contraída, habían quedado demostradas con creces! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lizzy no atinaba a decidir si el estado de agitación que le produjo la lectura de la carta se debía a la alegría o a la pena. Quedaban probadas las vagas e indeterminadas sospechas que su incertidumbre sobre lo que Darcy hiciera para llevar adelante el casamiento de su hermana había hecho nacer, sospechas que había temido alentar por referirse a actos bondadosos demasiado grandes para ser probables, y que, al mismo tiempo, temió que se debieran al hecho de que debería humillarse al quedar agradecida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El contenido de esta carta pareció turbar a Elizabeth, aunque fuera difícil precisar si era mayor el placer o el sufrimiento. Las vagas e inquietantes sospechas, nacidas de la incertidumbre, sobre lo que el señor Darcy podría haber hecho para propiciar la boda de su hermana, sospechas que ella no se había atrevido a alentar por tratarse de una muestra de bondad demasiado grande para ser probable, al tiempo que temía que fueran ciertas por el compromiso que entrañaban, ¡estaban resultando más que fundadas! [trad. Marta Salís Canosa]

El contenido de esta carta conmocionó a Elizabeth, aunque era difícil decidir si le había producido más placer o dolor. Las vagas y difusas sospechas, e improbables, que había imaginado respecto a lo que el señor Darcy podría haber estado haciendo en relación con la boda de su hermana, y que prudentemente no había querido alimentar, porque era un ejercicio de bondad demasiado grande como para ser siquiera probable, y al mismo tiempo temía que fueran ciertas, por los compromisos que imponía… ¡resultaron ser, más allá de toda consideración, absolutamente ciertas! [trad. José C. Vales] (Igualmente, traduce “flutter of spirits” como conmoción, cuando hay algo positivo en el original. Hay que alabar que logró manejar la complicada sintaxis del enunciado original)

Her heart did whisper that he had done it for her. But it was a hope shortly checked by other considerations, and she soon felt that even her vanity was insufficient, when required to depend on his affection for her –for a woman who had already refused him–as able to overcome a sentiment so natural as abhorrence against relationship with Wickham.

Su corazón le decía que lo había hecho por ella misma; mas la esperanza era reprimida por otras consideraciones, y pronto conoció que holgaba su vanidad pretendiendo explicar el hecho por un afecto hacia ella, hacia una mujer que le rechazara, afecto que, de existir, tendría que ser capaz de sobreponerse a sentimiento tan natural como el odio al parentesco con Wickham. [trad. José de Urríes y Azara] (Falto el detalle de cómo le decía: “whisper”, por otra parte, no se requiere marcar el posesivo, las partes del cuerpo son posesión inalienable en español, así que basta usar el artículo definido)

El corazón le decía muy bajito a Elizabeth que era por ella por quien lo había hecho. Pero otras consideraciones acallaban muy pronto sus esperanzas, porque no bastaba su vanidad para convencerla de que el afecto que Darcy pudiese sentir por ella, por una mujer que había despreciado sus ofrecimientos, pudiese vencer un sentimiento tan natural como la repugnancia de mantener cualquier clase de relación con Wickham. [trad. Amando Lázaro Ros]

A Elizabeth su corazón le susurraba que lo había hecho por ella, pero fue una esperanza pronto contrarrestada por otras consideraciones, y en seguida le pareció que ni siquiera su propia vanidad lograría hacérselo creer, puesto que exigía del afecto por ella, del afecto por una mujer que ya le había rechazado, la fortaleza que le permitiera superar un sentimiento tan lógico como la repugnancia a emparentarse con Wickham. [trad. José Luis López Muñoz]

El corazón le decía a Elizabeth que lo había hecho por ella, pero otras consideraciones reprimían esta esperanza y pronto se dio cuenta de que halagaba su vanidad al pretender explicar el hecho de esa manera, pues Darcy no podía sentir ningún afecto por una mujer que le había rechazado y, si lo sentía, no sería capaz de sobreponerse a un sentimiento tan natural como el de emparentar con Wickham. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A Elizabeth le susurraba el corazón que había hecho todo aquello por ella. Pero era una esperanza que no tardó en quedar truncada por otras consideraciones, y le pareció enseguida que hasta su propia vanidad no le bastaba para confiar en que él pudiera amarla (a una mujer que ya le había rechazado) hasta el punto de superar un sentimiento tan natural como el aborrecimiento de emparentarse con Wickham. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A Lizzy el corazón le decía que lo había hecho por ella, pero la esperanza era reprimida por otras consideraciones, y pronto reconoció que alimentaba su vanidad pretendiendo explicar el hecho por un afecto hacia una mujer que lo había rechazado; afecto que, de existir, tendría que ser capaz de sobreponerse a sentimiento tan natural como el odio a emparentar con Wickham. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El corazón de Elizabeth le susurraba que lo había hecho por ella. Pero fue una esperanza que muy pronto frenaron otras consideraciones, y en seguida comprendió que ni su propia vanidad bastaría para convencerla de que el amor que sentía por ella, por una mujer que ya le había rechazado, era tan intenso como para dominar un sentimiento tan lógico como la repugnancia de emparentarse con Wickham. [trad. Marta Salís Canosa]

El corazón de Elizabeth le susurraba que lo había hecho por ella. Pero era una esperanza que enseguida sometió a otras consideraciones y no tardó en creer que incluso su vanidad era insuficiente cuando había que valorar el amor de Darcy por ella, por una mujer que ya lo había rechazado, fuera capaz de superar un sentimiento tan natural como el asco de volver a relacionarse con Wickham. [trad. José C. Vales]

Oh! how heartily did she grieve over every ungracious sensation she had ever encouraged, every saucy speech she had ever directed towards him. For herself she was humbled; but she was proud of him. Proud that in a cause of compassion and honour, he had been able to get the better of himself.

¡Oh! ¡Cuán profundamente le entristecían los sentimientos ingratos que siempre había alimentado contra él, todas las palabras insolentes que le dirigiera! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de él; orgullosa, porque en un asunto de compasión y de honra no había podido quedar mejor. [trad. José de Urríes y Azara] (“get the better of himself” no significa “quedar mejor” sino algo así como sacar lo mejor de sí mismo)

¡Cómo le dolía a Elizabeth en el alma todas las prevenciones desfavorables que había albergado contra Darcy, todas las bromas picantes que había hecho a costa de él! Sentíase humillada, pero también se sentía orgullosa de él. Orgullosa porque, en un litigio de compasión y honor, había logrado dominarse a sí mismo. [trad. Amando Lázaro Ros] (“prevención” como traducción de “sensation” no parece acertada, tampoco “albergar” de “encourage”, “saucy speech” tampoco es precisamente “broma picante”, además que no eran “a costa de él”, sino que se las había dirigido a él”)

Cuán sinceramente lamentó en aquel momento los sentimientos descorteses, las frases insolentes pronunciadas en el pasado. En cuanto a ella misma, se sentía justamente humillada; pero al mismo tiempo orgullosa de él. Orgullosa de que razones de compasión y de defensa del honor del débil le hubieran llevado a dar lo mejor de sí mismo. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuánto le dolieron a Elizabeth su ingratitud y las insolentes palabras que le había dirigido! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de él, orgullosa de que se hubiera portado tan compasivo y noblemente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Resulta más una condensación que una traducción, pues se come demasiadas frases nominales)

¡Oh! ¡Cuánto lamentó entonces todas las impresiones desagradables que había albergado hacia él, todas las palabras mordaces que había pronunciado en contra suya! Ella había quedado humillada, pero estaba orgullosa de él. Estaba orgullosa de que hubiera sacado a relucir lo mejor de sí mismo en aras de la compasión y el honor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Cuánto lamentaba haber abrigado sentimientos tan ingratos contra él, todas las palabras insolentes que le dirigiera! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de Darcy.; orgullosa porque en un asunto en que estaba en juego la honra de una mujer, no habría podido actuar mejor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Oh! ¡Cuánto lamentaba haber albergado contra él sentimientos tan descorteses, y haberle dirigido palabras tan insolentes! Se sentía avergonzada de sí misma, pero muy orgullosa de él. Orgullosa de que, ante una cuestión de honor y de humanidad, hubiera sacado lo mejor de sí mismo. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Oh… cuánto le dolían ahora todos aquellos sentimientos vengativos que había albergado, todos aquellos discursos amargos que le había escupido a la cara! Se sentía avergonzada; pero estaba orgullosa de él. Orgullosa de que, en una causa de honor y compasión, hubiera sido capaz de ofrecer lo mejor de sí mismo. [trad. José C. Vales] (“Ungracious” no significa “vengativo”, tampoco “saucy” es “amargo”, parece que con esa calificación de “amargo” y que “le escupió a la cara” se refiriera a lo que le dijo en la primera declaración de Hunsford, pero creo que el pensamiento de Lizzy se remonta más al pasado, a esos intercambios verbales que tenían y con los que a ella le gustaba provocarlo)

Read Full Post »

En JAcastellano seguimos con la lectura de Orgullo y prejuicio. Durante la semana del 1° al 7 de abril de 2007, estuvimos seleccionado citas epigramáticas del capítulo 33.

Es el capitulo donde el coronel Fitzwilliam revela a Lizzy que Darcy se ha entrometido en los asuntos amorosos de un amigo, sin sospechar que ella pueda conocer a la otra parte involucrada. Al mismo tiempo, el coronel se descarta como pretendiente de Lizzy.

La conversación entre ambos personajes tiende a girar respecto a cuestiones de dinero y la libertad de acción al poseer recursos económicos y de ahí salen las citas a destacar de este capítulo.

Así, respecto a que la estancia de ambos caballeros en Kent se ha extendido a voluntad de Darcy, Lizzy comenta (no sin ánimo de criticar) que:

And if not able to please himself in the arrangement, he has at least pleasure in the great power of choice. I do not know anybody who seems more to enjoy the power of doing what he likes.

Y si no resulta contento con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca gozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. José de Urríes y Azara]

Y si la manera como las arregla no le gusta, tiene por lo menos el placer de ser él quien las arregla. No he conocido a ninguna persona capaz de hacer lo que le da la gana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y si no le satisface lo que dispone, encuentra al menos placer en poder elegir. No conozco a nadie que parezca disfrutar tanto con hacer lo que quiere. [trad. José Luis López Muñoz]

Y si no le placen las cosas por lo menos le da un gran placer el poder disponerlas a su antojo. No conozco a nadie que parezca gozar más con el poder de hacer lo que quiere. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y si no puede quedar satisfecho de lo que organiza, cuenta por lo menos con la satisfacción de poder elegir. No conozco a nadie que disfrute más, al parecer, de poder hacer lo que quiera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y si no resulta conforme con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca ozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Y, aunque no le satisfaga su decisión, nadie le quita el placer de elegir. No conozco a nadie que disfrute tanto… de hacer lo que le viene en gana. [trad. Marta Salís Canosa]

Y si no le gusta cómo son, al menos tiene el gran placer de organizarlas como más le gusta. No conozco a nadie que disfrute más el poder de hacer lo que le place. [trad. José C. Vales]

El coronel no niega la acusación contra su primo, pero existe una explicación para ello:

He likes to have his own way very well. But so we all do. It is only that he has better means of having it than many others, because he is rich.

Gústale seguir su camino. Más así hacemos todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. José de Urríes y Azara]

Le gusta salirse con la suya, pero eso nos ocurre a todos. Lo que sucede es que él dispone de medios para hacerlo y otros no los tienen; porque es rico. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le gusta mucho salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. Lo único que sucede es que él dispone de mejores medios para conseguirlo porque es rico. [trad. José Luis López Muñoz]

Le gusta hacer su santa voluntad. Pero a todos nos gusta. Sólo que él tiene más medios para hacerlo que otros muchos, porque es rico. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí que le gusta mucho hacer las cosas a su manera. Pero eso nos gusta a todos. Sólo que él tiene más medios para ello que muchos otros, porque es rico. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Le gusta satisfacer sus caprichos. Pero eso nos ocurre a todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le encanta salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. La única diferencia es que él tiene más facilidad para conseguirlo porque es rico. [trad. Marta Salís Canosa]

Le gusta que todo sea como a él le gusta. Pero así somos todos. Lo único que ocurre es que él tiene más medios para conseguirlo que la mayoría, porque es rico. [trad. José C. Vales]

Y hablando respecto a sí mismo, a su dependencia económica, agrega:

A younger son… must be inured to self-denial and dependence.

Hoy en día no resuena como en aquella época esa limitante, pero no dejaba de tener razón.

Un segundón tiene que habituarse a la dependencia y a negarse a sí propio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los segundones estamos condenados al sacrificio y a depender de otros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un segundón… tiene que acostumbrarse a la abnegación y la dependencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hijos menores tienen que acostumbrarse a la dependencia y renunciar a muchas cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un hijo segundón debe acostumbrarse a las privaciones y a falta de independencia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un hijo menor… ha de habituarse a la dependencia y el sacrificio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando no eres primogénito tienes que acostumbrarte a la austeridad y a la dependencia. [trad. Marta Salís Canosa]

Los hijos menores… tienen que acostumbrarse a las privaciones y a depender de otros. [trad. José C. Vales]

A lo que Lizzy, incrédula, responde:

The younger son of an earl can know very little of either.

El segundón de un conde debe conocer poco de esas cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

El hijo segundón de un conde sabe muy poco de esas dos cosas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El hijo menor de un conde no puede saber mucho de ninguna de esas dos cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

El hijo menor de un conde no lo pasa tan mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Poco puede saber de ambas cosas el hijo segundón de un conde. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El hijo menor de un conde debe saber poco de esas cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El hijo menor de un conde no puede saber gran cosa de eso. [trad. Marta Salís Canosa]

El hijo menor de un conde tiene que saber muy poco de privaciones y dependencia. [trad. José C. Vales]

Entonces el coronel aclara que el asunto es relativo, pues:

But in matters of greater weight, I may suffer from want of money. Younger sons cannot marry where they like.

Pero en cuestiones de más monta puedo sentir la falta de dinero. Los segundones no pueden casarse cuando les place. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero, en ciertas ocasiones de gran trascendencia, la falta de dinero puede privarme de hacer lo que yo quisiera. Por ejemplo, un segundón no puede casarse con la mujer que le gusta. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá si sufra por falta de dinero en cuestiones de más peso. Los segundones no pueden casarse con quiern quieren. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero en cuestiones de mayor trascendencia, estoy sujeto a la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les apetece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero en cuestiones de mayor peso, acaso me resienta de la falta de dinero. Los segundones no nos podemos casar con quien nos guste. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero en cuestiones más importantes puedo sentir la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les place. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero es posible que la falta de dinero me afecte en cuestiones más importantes. Los hijos menores no puden casarse con la mujer que quieren. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero en asuntos de mayor enjundia, puedo sufrir la falta de dinero. Los hermanos menores no se pueden casar como quieren. [trad. José C. Vales]

Con eso es con lo que se descarta como pretendiente, aunque como puede observarse, muchas de las traducciones deciden poner el asunto de manera mucho más directa (casarse con la mujer que les gusta o que quieren), en lugar de la alusión que hay en el texto original (que se limita a señalar como casarse cuando les guste) sin ser tan específicos como decidieron hacerlo algunos de los traductores.

Ante eso, Lizzy opta por no ofenderse y comentar mostrando conocimiento del mundo:

Unless where they like women of fortune, which I think they very often do.

A no ser que les gusten mujeres de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. José de Urríes y Azara]

A menos de que la mujer que le gusta sea también rica, lo que ocurre con mucha frecuencia, según entiendo. [trad. Amando Lázaro Ros]

A no ser que quieran casarse con mujeres de fortuna, lo que… hacen con frecuencia. [trad. José Luis López Muñoz]

A menos que les gusten las mujeres ricas, cosa que creo que sucede a menudo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A no ser que les gusten las mujeres con buena dote, como… sucede a menudo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A no ser que tengan la oportunidad de elegir una mujer de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A menos que ésta sea una rica heredera, lo que, al parecer, ocurre con frecuencia. [trad. Marta Salís Canosa]

A menos que le gusten las mujeres ticas, lo cual ocurre bastante a menudo. [trad. José C. Vales]

El coronel remarca la cuestión de la dependencia económica:

Our habits of expense make us too dependent, and there are not many in my rank of life who can afford to marry without some attention to money.

Nuestro hábito de gastar nos hace sobreado dependientes, y no hay muchos de mi rango que puedan conseguir casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. José de Urríes y Azara]

Estamos habituados a gastar mucho dinero y eso nos impone ciertas trabas. Son pocos los hombres que están en la situación mía y que pueden prescindir de consideraciones monetarias para elegir mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan pensar en casarse sin prestar atención al dinero. [trad. José Luis López Muñoz]

Nuestra costumbre de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos de mi rango que se casen sin prestar un poco de atención al dinero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estamos acostumbrados a gastar, por lo que dependemos demasiado del dinero, y hay pocos en mi situación que podamos permitirnos contraer matrimonio sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos hombres en mi situación que puedan consentir en casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos vuelve demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan permitirse el lujo de casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. Marta Salís Canosa]

Nuestro tren de vida nos convierte en seres muy dependientes y no hay muchos de mi clase que puedan casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. José C. Vales]

A Lizzy no le queda más remedio que no darse por aludida y comentar en tono jocoso:

What is the usual price of an earl’s younger son? Unless the elder brother is very sickly, I suppose you would not ask above fifty thousand pounds.

¿Cuál es precio ordinario del segundón de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“menos”, si lo que dice es “above”, es decir “más”).

¿Y qué precio pone el hijo segundón de un conde para casarse? Si su hermano mayor goza de buena salud, supongo que usted no exigirá arriba de cincuenta mil libras. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Cuál es el precio habitual del segundo hijo de un conde? A no ser que el primogénito esté muy enfermo, imagino que no pedirá más de cincuenta mil libras. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cuál es el precio normal de un hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor esté muy enfermo, no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras… [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Cuánto suele costar el hijo segundón de un conde? Supongo que no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras, a no ser que el hermano mayor esté muy enfermo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿A qué precio suele cotizarse el hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cuál es el precio habitual del hijo menor de un conde? A menos que el primogénito tenga muy mala salud, supongo que no será más de cincuenta mil libras. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Cuánto viene a costar aproximadamente el hijo pequeño de un conde? A menos que el hermano mayor esté muy enfermo, supongo que no pedirá usted menos de cincuenta mil libras. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »