Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘desdicha’

En JAcastellano, del 1° al 7 de julio de 2013, también revisamos el capítulo 59 de Orgullo y prejuicio para extraer las citas más notables.

Es el antepenúltimo capítulo de la novela y, habiéndose resuelto el punto principal, ahora se procede a rematar los hilos que aún estén sueltos. Primero que nada, Lizzy debe dar a conocer a su familia su compromiso matrimonial, que ocurre en tres distintas etapas: primero su hermana Jane, luego su padre y finalmente su madre.

En el caso de las citas epigramáticas, tanto Jane Bennet como el señor Bennet tienen oportunidad de enunciar una recomendación u opinión.

Cuando Lizzy le da la noticia a Jane, ésta por una vez se muestra incrédula y aconseja a su hermana:

Do anything rather than marry without affection.

Obsérvese cómo el texto original habla de “afecto”, dejando implícito que se refiere a amor, pero las traducciones explicitan.

¡Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor! [trad. José de Urríes y Azara]

Es preferible cualquier cosa a un matrimonio sin cariño. [trad. Amando Lázaro Ros]

(Omite la oración) [trad. José Luis López Muñoz]

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Haz cualquier cosa antes de casarte sin estar enamorada. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿“antes de casarse” da un sentido temporal y secuencial, lo apropiado sería “antes que”)

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Marta Salís Canosa]

Haz cualquier cosa, menos casarte sin amor. [trad. José C. Vales]

Por su parte, una vez que el Sr. Bennet se entera que Darcy fue el que arregló lo de la boda de Lydia, sale con:

These violent young lovers carry every thing their own way.

Estos enamorados violentos cargan con todo. [trad. José de Urríes y Azara] (traduce literalmente “carry everything”, cuando es “carry something their own way”, es decir hacerlo a su manera).

Estos impetuosos mozos enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. Amando Lázaro Ros]

Estos jóvenes locamente enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. José Luis López Muñoz]

Esos jóvenes y apasionados enamorados cargan con todo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Comete el mismo error que Urríes)

Estos jóvenes enamorados furiosos lo hacen todo a su manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“furioso” no es el calificativo más adecuado de “violently” en este contexto)

Estos jóvenes enamorados lo hacen todo en un abrir y cerrar de ojos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En ningún momento el sentido de “carry everything their own way” significa que sea “en un abrir y cerrar de ojos”)

A los jóvenes enamorados les gusta hacerlo todo a su manera. [trad. Marta Salís Canosa]

Estos apasionados amantes lo hacen todo a su modo. [trad. José C. Vales] (En este contexto, traducir “lovers” como “amantes” no parece la mejor opción)

Esa noche en que Lizzy revela a Jane que ha aceptado casarse con Darcy, a Jane le resulta difícil creerlo por no estar al tanto de lo ocurrido en Derbyshire ni la injerencia de Darcy en lo de Lydia; para ella sigue predominando la idea de la antipatía que su hermana sentía. Cuando le recuerda todo eso, Lizzy le responde:

In such cases as these, a good memory is unpardonable.

En casos así es imperdonable una buena memoria. [trad. José de Urríes y Azara]

En estos casos es cuando es imperdonable la buena memoria. [trad. Amando Lázaro Ros]

En casos como éste, la buena memoria es imperdonable. [trad. José Luis López Muñoz]

En estos casos una buena memoria es imperdonable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En casos como éste es imperdonable tener buena memoria. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En casos así lo correcto es no tener memoria. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En casos así, tener buena memoria es imperdonable. [trad. Marta Salís Canosa]

En casos como éste, una buena memoria es una facultad detestable [trad. José C. Vales] (“Unpardonable” NO significa detestable)

La verdad, tampoco Lizzy adopta la mejor estrategia de convencimiento, porque se la pasa embromando y eso incluye su respuesta a la pregunta de desde cuándo se enamoró de Darcy:

I must date it from my first seeing his beautiful grounds at Pemberley.

Creo que habría que ponerle como fecha la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. José de Urríes y Azara]

Creo que podría señalar como fecha el día aquel en que vi por primera vez sus magníficas posesiones de Pemberley. [trad. Amando Lázaro Ros]

Creo que se remonta a la primera vez que vi el hermosísimo parque de Pemberley. [trad. José Luis López Muñoz]

Creo que data de la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que, si debo ponerle una fecha, debió de ser cuando vi sus hermosas fincas de Pemberley. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si he de ponerle una fecha, creo que cuando vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Supongo que en mi primera visita a sus preciosas tierras de Pemberley. [trad. Marta Salís Canosa]

Creo que puedo fijar el momento exacto cuando vi por primera vez las preciosas extensiones de sus propiedades en Pemberley. [trad. José C. Vales]

Aunque Jane sabe que su hermana no habla en serio, desafortunadamente muchos lectores se lo toman literalmente, cuando debemos tomarlo como algo figurado, pues aunque hemos sido testigos del cambio gradual de sus sentimientos y en Pemberley finalmente llegó a apreciar del todo a Darcy, siendo la noticia de la fuga de Lydia lo que finalmente obligó a Lizzy a darse cuenta de lo que sentía por él.

Las hermanas pasan casi la mitad de la noche en confesión, y así nos enteramos que por ejemplo que Jane y Bingley habían hablado respecto a Darcy y Lizzy, pero que creían que era algo imposible. Nos enteramos que Jane sabía un poco respecto a lo ocurrido en Derbyshire, por su tía y Lizzy finalmente le cuenta todo lo que Darcy hizo a favor de Lydia.

Al día siguiente, por el comportamiento de Bingley, hay indicios de que Darcy ya también le dio la noticia a su amigo, pues además aquél pregunta si hay algún otro lugar donde Lizzy pudiera extraviarse nuevamente.

Por la tarde, Darcy solicita el permiso del Sr. Bennet. Una conversación que no tenemos de primera mano, porque la escritora no acostumbra presentar conversaciones donde haya exclusivamente personajes masculinos. A Lizzy la pone muy nerviosa, por más que ve salir a Darcy con una sonrisa, su padre quiere hablar con ella.

En ese momento:

How earnestly did she then wish that her former opinions had been more reasonable, her expressions more moderate! It would have spared her from explanations and professions which it was exceedingly awkward to give; but they were now necessary.

¡Cuán vivamente habría deseado… que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Habríale ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; mas ahora resultaban precisas. [trad. José de Urríes y Azara] (“awkward no es temor)

Elizabeth hubiera dado cualquier cosa porque las opiniones que había expresado en otro tiempo hubiesen sido más razonables, y las frases con que se había expresado hubiesen sido más moderadas. Se habría ahorrado explicaciones y confesiones que era muy engorroso dar; pero no había más remedio. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Cuánto hubiera deseado Elizabeth en aquel momento que sus antiguas opiniones hubieran sido más razonables, y su manera de expresarlas más moderada! Se hubiera ahorrado explicaciones y afirmaciones extraordinariamente embarazosas; en aquel momento, sin embargo, resultaban necesarias. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuánto sintió Elizabeth que su primer concepto de Darcy hubiera sido tan injusto y sus expresiones tan inmoderadas! Así se habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que le daban muchísima vergüenza, pero que no había más remedio que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Cuánto deseó ella entonces que sus primeras opiniones hubieran sido más razonables, que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Así se habría ahorrado explicaciones y afirmaciones que ahora le resultaba incomodísimo hacer; pero eran necesarias. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Cuán vivamente habría deseado Lizzy que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Le habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; pero ahora resultaban necesarias. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (“awkward” no se relaciona con “temer”)

¡Cuán vivamente deseó Elizabeth en aquel momento que sus opiniones anteriores hubieran sido más razonables, y su forma de expresarlas más moderada! Se habría ahorrado explicaciones y confidencias ahora sumamente embarazosas; pero eran de todo punto necesarias. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Cuán vivamente deseó entonces Elizabeth que sus primeras opiniones hubieran sido razonables y sus expresiones más moderadas! Eso le habría evitado dar tantas explicaciones y asegurar tantas cosas que resultaba incómodo asegurar; pero ahora se hacían necesarias. [trad. José C. Vales]

Obligada por las duras palabras de su padre, y con lágrimas, Lizzy finalmente declara de manera muy explícita su amor por su prometido:

I do, I do like him. I love him. Indeed he has no improper pride. He is perfectly amiable. You do not know what he really is; then pray do not pain me by speaking of him in such terms.

Pues me gusta, me gusta; le amo. Y la verdad es que no tiene orgullo; es perfectamente amable. No sabes lo que es en realidad; por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo estoy, le aseguro que lo estoy efectivamente. Lo amo. Su orgullo no es lo que parece. Posee una perfecta simpatía. Usted, papá, no lo conoce tal como es; le ruego, pues, que no me aflija usted hablándome de él en tales términos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sí que me gusta; le quiero de verdad. Y no es orgulloso, sino un dechado de bondad. Usted no lo conoce realmente, y le ruego que no me apene hablando de él en esos términos. [trad. José Luis López Muñoz] (No se trata de un tenue “querer”, Lizzy dice “love”, además tampoco parece ofrecer opciones para calificativos como “no improper pride” y “perfectly amiable” que quedan reducidos y condensados en “dechado de bondad”)

Pues sí, me gusta; le amo. Además no tiene ningún orgullo. Es lo más amable del mundo. Tú no le conoces. Por eso te suplico que no me hagas daño hablándome de él de esa forma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo quiero, lo quiero. Lo amo. La verdad es que no tiene ningún orgullo indebido. Es absolutamente amable. No sabe usted cómo es en realidad; de modo que le ruego que no me haga daño hablando de él de esa manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pues lo quiero, lo quiero. Lo amo. Y la verdad es que no es orgulloso, sino muy amable. En realidad, nadie lo conoce, por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me gusta, claro que me gusta. Lo amo. Y su orgullo no es injustificado. Es extraordinariamente bueno y amable. Usted no sabe cómo es en realidad; y me duele sobremanera que hable de él de este modo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí, lo quiero. Lo amo. Y en realidad, no es nada orgulloso. Es absolutamente encantador. Vosotros no sabéis cómo es, así que os ruego que no me hagáis sufrir hablando de él en esos términos. [trad. José C. Vales]

La frase “perfectly amiable” es una de las dificultades más notorias de traducción.

Sin embargo, el señor Bennet no parece del todo convencido. Aunque admite que concedió el permiso, por su propia experiencia, trata de disuadir a su hija de cometer lo que él considera como un error irreparable: un matrimonio entre seres de naturaleza desigual. Sus palabras resultan muy emotivas:

I know that you could be neither happy nor respectable, unless you truly esteemed your husband; unless you looked up to him as a superior. Your lively talents would place you in the greatest danger in an unequal marriage. You could scarcely escape discredit and misery. My child, let me not have the grief of seeing you unable to respect your partner in life. You know not what you are about.

Sé que no podrás ser dichosa ni respetada si no amas a tu marido, si no le consideras como a un ser superior. Tu viveza te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes lo que eso es. [trad. José de Urríes y Azara]

Yo sé que no puedes ser feliz ni sentir respeto por ti misma si el hombre con quien te casas no merece verdaderamente tu aprecio; si no lo consideras como superior a ti. Tu inteligencia tan despierta haría peligroso un matrimonio en el que tú fueses superior a tu marido. Difícilmente evitarías el descrédito y el dolor. Hija mía, no me des el disgusto de ver que te casas con un hombre a quien desprecias. No sabes lo que eso significa. [trad. Amando Lázaro Ros] (Se limita a traducir con el hiperónimo “hombre”, cuando en el texto se habla de “husband” y “partner in life”, decir simplemente hombre hace perder la solemnidad y la preocupación que el señor Bennet trata de comunicar)

Sé que no podrás ser feliz ni vivir en paz contigo misma si no aprecias de verdad a tu esposo, si no le consideras superior. Tu inteligencia y tu agudeza harán que corras grandísimos peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparás al descrédito y a la infelicidad. Hija mía, no me causes el dolor de saberte incapaz de respetar al compañero de tu existencia. No sabes lo que te dispones a hacer. [trad. José Luis López Muñoz]

Sé que nunca podrás ser feliz ni prudente si no aprecias verdaderamente a tu marido, si no le consideras como a un superior. La viveza de tu talento te pondría en el más grave de los peligros si hicieras un matrimonio desigual. Difícilmente podrías salvarte del descrédito y la catástrofe. Hija mía, no me des el disgusto de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no estimas de verdad a tu marido; si no lo ves como un superior. Tu vivo talento te haría correr un enorme peligro en un matrimonio desigual. Mal podrías evitar la deshonra y la desgracia. Hija mía, que no tenga el dolor de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sé que no podrás ser dichosa ni respetable si no amas a tu marido, si no lo consideras como a un ser superior. Tu temperamento te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar al compañero de toda tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no quisieras de verdad a tu marido, si no lo miraras como a alguien superior. Tu inteligencia y tu ingenio te expondrían a grandes peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparías al descrédito y la desdicha. Hija mía, no me inflijas el dolor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes bien el riesgo que corres. [trad. Marta Salís Canosa]

Sé que jamás podrías ser feliz ni respetable si no amaras a tu esposo, si no lo consideraras un hombre muy especial. Tu modo de ser, tan rebelde, te pondría en gravísimo peligro de un matrimonio desigual. Difícilmente podrías huir del descrédito y la lástima. Hija mía, no permitas que yo sufra el dolor de ver que no puedes respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. José C. Vales] (Parece que para la sensibilidad moderna de este traductor, no se puede aceptar que el texto dice que debe haber una superioridad del esposo)

Ante tal exhortación, nos enteramos que Lizzy presenta a su padre un resumen de de la serie de altibajos de su relación con Darcy, con lo que finalmente el señor Bennet puede reconciliarse con el hecho e incluso admitir que concede su mano a alguien de valía

Sólo entonces le da a conocer el papel de Darcy para solucionar el escándalo ocasionado por la fuga de Lydia.

Por último, Lizzy da la noticia a su madre, en privado porque, conociéndola, no quería que Darcy escuchara su aprobación o desaprobación. Y aunque sus palabras no son realmente tan epigramáticas, la escena resulta sumamente cómica y, desafortunadamente, las adaptaciones han perdido la oportunidad de mostrarnos a una señora Bennet estupefacta por varios minutos.

El capítulo concluye con el comentario irónico del Sr. Bennet respecto a sus yernos; desafortunadamente algunos lectores no logran captar que no está hablando siendo literal cuando dice que Wickham es su favorito.

Read Full Post »

Del 10 al 16 de junio de 2013, en JAcastellano también estuvimos leyendo el capítulo 53 de Orgullo y prejuicio, en el que encontramos varias citas epigramáticas.

Este capítulo realmente contiene dos secciones: la primera se refiere a la partida de Lydia y Wickham y la otra el regreso de Bingley (y Darcy) a Hertfordshire.

Las citas plenamente epigramáticas provienen de boca de Lydia y su madre.

La primera para desentenderse de tener que escribir sale con que:

Married women have never much time for writing.

Las mujeres casadas no disponen jamás de mucho tiempo para escribir. [trad. José de Urríes y Azara]

A una señora casada poco tiempo le queda para dedicarlo a escribir. [trad. Amando Lázaro Ros] (Pasa de plural a singular)

A las casadas siempre nos falta tiempo para escribir. [trad. José Luis López Muñoz]

Las mujeres casadas no disponemos de mucho tiempo para escribir. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Personaliza: “-mos”)

Las mujeres casadas no tenemos nunca mucho tiempo para escribir. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las mujeres casadas nunca disponen de mucho tiempo para escribir. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A las mujeres casadas no nos sobra demasiado tiempo para esas cosas. [trad. Marta Salís Canosa] (Personaliza y en lugar del específico “escribir”, aparece la vaguedad “esas cosas”)

Una mujer casada nunca tiene mucho tiempo para escribir. [trad. José C. Vales]

Además que, siempre considerada, sale que por eso mismo, sus hermanas por eso son las que deberían escribirle.

Por su parte, la Sra. Bennet parece un eco de Lady Catherine (sus palabras se parecen un tanto a las que ésta pronuncio cuando Darcy y el coronel dejaron Rosings):

There is nothing so bad as parting with one’s friends. One seems so forlorn without them.

No había nada peor que separarse de las personas queridas. ¡Se ve una tan desampara sin ellas! [trad. José de Urríes y Azara]

Lo peor que hay en el mundo son estas separaciones de los seres queridos. Se siente una como desamparada. [trad. Amando Lázaro Ros] (Omite el “sin ellos”)

No hay nada peor que separarse de la familia. Todo se vuelve melancólico. [trad. José Luis López Muñoz]

No hay nada peor que separarse de las personas queridas. ¡Se queda una tan desamparada sin ellas! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No hay cosa tan mala como separarnos de nuestros seres queridos. ¡Se queda una tan sola sin ellos! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No hay nada peor que separarse de las personas queridas. ¡Una se siente tan desamparada sin ellas! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No hay nada más doloroso que separarse de las personas queridas. Se queda una tan triste y desamparada sin ellas. [trad. Marta Salís Canosa]

No hay nada peor que separarnos de nuestros seres queridos. Parece que una se queda como desamparada sin ellos. [trad. José C. Vales]

La respuesta que le da Lizzy a esa queja es genial, eso de que debería consolarse entonces con que todavía le quedan cuatro hijas solteras. No por nada es hija de su padre, en eso de darle en la cabeza a la Sra. Bennet.

Más o menos como complemento a ese tren de ideas, la Sra. Bennet comenta a Binglye respecto al matrimonio de su hija menor:

It is a delightful thing, to be sure, to have a daughter well married, but at the same time… it is very hard to have her taken such a way from me.

Es delicioso tener una hija bien casada, pero al propio tiempo… es muy duro que se haya alejado tanto de mí. [trad. José de Urríes y Azara]

Es una satisfacción desde luego, el tener una hija bien casada, pero al mismo tiempo… es muy doloroso el que se la hayan llevado tan lejos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es una cosa muy agradable, desde luego, tener una hija casada, pero al mismo tiempo… es muy duro verla marcharse tan lejos. [trad. José Luis López Muñoz] (omite el calificativo que se da a casada, “well”)

Es delicioso tener una hija bien casada, pero al mismo tiempo… es muy duro que se me haya ido tan lejos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Desde luego que es delicioso casar bien a una hija; pero, al mismo tiempo… es muy duro que me la quiten de esa manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“taken such a way”, el “a way” no significa de una manera, sino el “away” de hoy en día, es decir, lejos)

Es delicioso tener una hija bien casada, pero al mismo tiempo… es lamentable que se haya ido a vivir tan lejos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Es maravilloso, por supuesto, tener una hija bien casada, pero al mismo tiempo… es muy duro que se vaya tan lejos. [trad. Marta Salís Canosa]

Tener una hija casada es una maravilla… pero al mismo tiempo… es muy duro tenerla tan lejos de aquí. [trad. José C. Vales]

Por supuesto, resulta debatible Lydia está *bien* casada. Sólo está casada, punto, porque tanto el marido como la forma en que se hizo dejan mucho en duda respecto al calificativo tan optimista.

En cuanto al regreso en sí de Bingley, aparecen otras citas que casi pueden parecer epigramas.

Por ejemplo, el pensamiento de Lizzy respecto a cómo se corre la noticia y nuevamente surgen la expectativas respecto al inquilino de Netherfield (de hecho es un enunciado un tanto complementario a la frase inicial de la novela). Lizzy considera que:

It is hard that this poor man cannot come to a house which he has legally hired, without raising all this speculation! I will leave him to himself.

¡… que este pobre hombre no puede venir a una casa alquilada legalmente sin levantar esa polvareda. [trad. José de Urríes y Azara] (omite el hecho de que él la alquiló)

Ya es cosa dura que no puede venir este buen hombre a una casa cuyo alquiler tiene pagado sin suscitar todas estas hablillas. En fin, allá él. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es duro que ese pobre hombre no pueda venir a una casa, que tiene legalmente alquilada, sin provocar tantas conjeturas. [trad. José Luis López Muñoz]

Es duro que este pobre hombre no pueda venir a una casa que ha alquilado legalmente sin levantar todas estas cábalas. Yo le dejaré en paz. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Qué duro es que ese pobre hombre no pueda venir a una casa que ha alquilado legalmente sin suscitar tantas especulaciones! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡… que este pobre hombre no puede venir a una casa alquilada legalmente sin provocar gran expectación! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Es un poco absurdo que ese pobre hombre no pueda venir a una casa que tiene arrendada con todas las de la ley sin desatar tantas conjeturas. [trad. Marta Salís Canosa]

Es duro que ese pobre hombre no pueda venir a una casa que ha alquilado legalmente sin levantar tantas especulaciones. *Yo* voy a dejarlo tranquilo. [trad. José C. Vales]

Es obvio que Lizzy no parece estar dispuesta a participarla idea de la “verdad universalmente aceptada” y prefiere dejarlo en paz.

También en la repetición de acciones, la Sra. Bennet vuelve a presionar a su marido para que vaya a visitar a Bingley. El señor Bennet manifiesta mucho más claramente su opinión respecto la etiqueta y buenos modales que parecen exigir la visita. Si bien no es muy amable, tiene cierta razón al decir que si Bingley es el que quiere relacionarse con ellos, pues que los busqué, después de todo sabe donde viven. Además:

I will not spend my hours in running after my neighbours every time they go away and come back again.

No puedo gastar tiempo en correr tras los vencinos cuando van y vuelven. [trad. José de Urríes y Azara]

No voy a perder mi tiempo corriendo tras de mis vecinos cada vez que van y vienen. [trad. Amando Lázaro Ros]

No estoy dispuesto a malgastar mi tiempo en perseguir a mis vecinos porque vuelven a casa. [trad. José Luis López Muñoz] (Omite el “go away”)

No puedo perder el tiempo corriendo detrás de los vecinos cada vez que se van y vuelven. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No estoy dispuesto a pasarme las horas persiguiendo a mis vecinos cada vez que se van y vuelven. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo perder tiempo yendo detrás de mis vecinos cada vez que llegan o parten. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienso malgastar un segundo persiguiendo a unos vecinos cada vez que se marchan y vuelven. [trad. Marta Salís Canosa]

No voy a gastar mi tiempo corriendo detrás de mis vecinos cada vez que se vayan o vuelvan. [trad. José C. Vales]

Para su suerte, Bingley parece haberlo escuchado y se presenta por su propia voluntad en Longbourn. Claro que el recibimiento que le da la Sra. Bennet (demasiada obsequiosidad, añadida al contraste con la manera cortante que tiene para Darcy), hacen pensar a Lizzy varias cosas.

Primero que:

Were the same fair prospect to arise at present as had flattered them a year ago, every thing… would be hastening to the same vexatious conclusion.

Aun brotando de nuevo la bella perspectiva que les lisonjeara hacía un año, todo habría de terminar con el mismo desdichado final. [trad. José de Urríes y Azara]

Si volviese a presentársele una perspectiva tan halagadora como la del año anterior, cavaría con el mismo fracaso doloroso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque surgieran otra vez las agradables perspectivas que les habían alegrado a todos un año antes… la conclusión volvería a ser la misma. [trad. José Luis López Muñoz] (añade

Todas aquellas ilusiones que renacían después de un año acabarían otra vez del mismo modo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Condensación)

Aunque fueran a surgir en el momento presente las mismas hermosas perspectivas que las habían halagado el año anterior, todo conduciría a la misma conclusión penosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sus ilusiones y esperanzas acabarían, como el año anterior, de la misma desdichada manera. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque volvieran a surgir las mismas perspectivas que tanto les habían ilusionado un año antes, comprendió que el desenlace sería igual de funesto. [trad. Marta Salís Canosa]

Si alguna mínima posibilidad de que en ese momento se levantaran las mismas expectativas que tanta ilusión habían despertado hace un año, gracias a su madre acabarían del mismo modo humillante que la otra vez. [trad. José C. Vales]

También piensa que:

Years of happiness could not make… amends for moments of such painful confusion.

Años enteros de felicidad no podrían compensar… estos ratos de tan triste confusión. [trad. José de Urríes y Azara]

Estos momentos de dolorosa confusión por los que estaban pasando… no podían tener compensación suficiente ni aun con muchos años de felicidad. [trad. Amando Lázaro Ros]

Años de felicidad no podrían compensarlas… por momentos de tan dolorosa turbación. [trad. José Luis López Muñoz]

Años enteros de felicidad no podrían compensar… de aquellos momentos de penosa confusión. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ni años enteros de felicidad podrían compensarlas… de aquellos momentos de confusión penosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Años enteros de felicidad no podrían compensar… de aquellos minutos de tan triste confusión. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Años de felicidad no podrían compensar… aquellos momentos tan ingratos. [trad. Marta Salís Canosa]

En los años de felicidad que se desvanecían por culpa de aquellas dolorosas insensateces. [trad. José C. Vales] (¿Eh? De nuevo nos topamos con otro cambio completo de sentido, “make amends” no significa “desvanecerse”, sino “compensar”)

Sin embargo, el pesimismo de Lizzy no es para tanto, pues:

The misery, for which years of happiness were to offer no compensation, received soon afterwards material relief.

Esa desdicha por la que años enteros de felicidad no podrían brindar compensación, suavizóse poco después. [trad. José de Urríes y Azara]

Aquella aflicción, que no se podía pagar ni aun con muchos años de felicidad, experimentó pronto alivio. [trad. Amando Lázaro Ros]

La frustración por la que años de felicidad no ofrecerían compensación suficiente recibió poco después un alivio sustancial. [trad. José Luis López Muñoz]

Aquella desdicha que no podrían compensar años enteros de felicidad, se atenuó poco después [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (¿y dónde quedó el alivió concreto o material?)

Pero aquel suplicio, que no podrían compensar años enteros de felicidad, se aliviaron un poco más tarde. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero esa desdicha que años de felicidad no podían compensar, se suavizó. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero toda aquella aflicción que no podrían compensar años de felicidad pareció mitigarse. [trad. Marta Salís Canosa]

Aquel sufrimiento, que jamás podrían contrarrestar años seguidos de felicidad, menguó poco a poco. [trad. José C. Vales] (Omisión de “relief”)

Por supuesto, tanta especulación respecto al regreso de Bingley, pone muy tensa a Jane, por más que trata de aparentar indiferencia. Lizzy no puede ofrecerle consuelo, pues como le señala:

The usual satisfaction of preaching patience to a sufferer is denied me, because you have always so much.

La satisfacción que todos suelen tener en predicar paciencia a quien sufre me está negada a mí por la mucha paciencia que siempre tienes. [trad. José de Urríes y Azara]

Tampoco puedo darme el gusto de predicar paciencia a quien, como tú, siempre ha tenido tanta. [trad. Amando Lázaro Ros]

La habitual satisfacción de predicar paciencia a quien sufre me está negada, porque siempre has tenido muchísima. [trad. José Luis López Muñoz]

La normal satisfacción de recomendar paciencia a los que sufren me está vedada porque a ti nunca te falta. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me queda el consuelo habitual de predicar paciencia al que sufre, porque tú siempre tienes mucha. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ni siquiera puedo aconsejarte paciencia, porque sé que no hay quien te supere en eso. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ni siquiera puedo darme el placer de aconsejarte paciencia, porque siempre has tenido muchísima. [trad. Marta Salís Canosa]

No soporto ese consejo habitual que consiste en predicar paciencia a alguien que sufre, porque tú ya has sufrido bastante. [trad. José C. Vales] (Otro caso en que el traductor interpretó otra cosa y armó un sentido distinto al del original. En ningún momento Lizzy está diciendo que no soporta, cuando más bien le están negando la satisfacción de predicar, y si bien Jane ha estado sufriendo mal de amores, lo que se indica en el texto origial es que siempre tiene mucha paciencia)

Por último, aunque nada epigramático, no puede pasarse por alto la información que se nos da respecto a lo que Darcy significa para Lizzy:

Lo que es él para ella:

He was the person to whom the whole family were indebted for the first of benefits, and whom she regarded herself with an interest, if not quite so tender, at least as reasonable and just as what Jane felt for Bingley.

Era la persona a quien toda la familia era deudora del mayor de los beneficios y a quien ella misma miraba con un interés, si no tan tierno, por lo menos tan razonable y justo como el que Juana sentía por Bingley. [trad. José de Urríes y Azara]

Era el hombre al que toda la familia debía el más grande de los favores, y por el que ella sentía un afecto, si no tan entrañable, por lo menos tan justo y bien merecido como el que Jane sentía por Bingley. [trad. Amando Lázaro Ros] (“tender” no tiene que ver con “entrañable”)

Sabía que toda su familia estaba en deuda con él, por haberles devuelto el primero y más importante de los bienes, al mismo tiempo que lo miraba con un interés, si no tan tierno, sí al menos tan razonable y tan justo como el que Jane sentía por Bingley. [trad. José Luis López Muñoz] (añade demasiado a la parte respecto a la deuda)

Era el hombre a quien su familia debía el mayor de los favores, y a quien ella miraba con un interés, si no tan tierno, por lo menos tan razonable y justo como el que Jane sentía por Bingley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Hmm, aquí la personalización de “su familia” interfiere con una especie de discurso libre indirecto que tiene el inicio del enunciado)

Era la persona a quien debía la familia el máximo bien, y al que ella misma quería con un afecto, si no tan tierno, al menos tan razonable y justo como el que sentía Jane por Bingley. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Se trataba de la persona a quien toda la familia debía el mayor de los favores, y a quien ella misma miraba con un interés, si no tan tierno, por lo menos tan razonable y justo como el que Jane sentía por Bingley. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Era el hombre con el que su familia había contraído una deuda impagable, y al que ella miraba con un interés, si no tan tierno, al menos tan justo y razonable como el que Jane sentía por Bingley. [trad. Marta Salís Canosa]

Era la persona con la que toda la familia estaba en deuda por un enorme favor que les había hecho, y a quien apreciaba muy sinceramente, y si no sentía por él un cariño tan tierno como el que Jane sentía por Bingley, al menos sí era razonable y justo. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En JAcastellano, durante la semana del 20 al 26 de mayo, leímos el capítulo 46 de Orgullo y prejuicio para extraer citas epigramáticas.

Los epigramas parecen casi ausentes ante la importancia de los acontecimientos, pero ha sido posible encontrar algunos o por lo menos algunas frases que pueden resultar de uso frecuente.

Por ejemplo, en las cartas de Jane a Lizzy aparecen las siguientes frases:

Something has occurred of a most unexpected and serious nature.

Ha ocurrido algo de lo más serio e inesperado. [trad. José de Urríes y Azara]

Ha ocurrido una cosa inesperada y de mucha gravedad. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ha sucedido algo tan inesperado como grave. [trad. José Luis López Muñoz]

Ha ocurrido algo muy serio e inesperado. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ha sucedido una cosa muy grave e inesperada. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ha ocurrido algo grave e inesperado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ha ocurrido algo tan inesperado como grave. [trad. Marta Salís Canosa]

Ha ocurrido algo completamente inesperado y muy grave. [trad. José C. Vales]

My head is so bewildered that I cannot answer for being coherent.

Mi cabeza está tan extraviada que no puedo ser coherente. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy tan desconcertada que no respondo de escribir con coherencia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es tal mi desconcierto que no tengo ninguna seguridad de ser coherente [trad. José Luis López Muñoz] (Se pierde la metonimia de la cabeza)

Mi cabeza está tan aturdida que no puedo ser coherente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo tal desconcierto en la cabeza que no puedo garantizar que sea coherente. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mi cabeza está tan trastornada que no puedo ser coherente. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me siento tan confusa que no sé si lograré ser coherente. [trad. Marta Salís Canosa] (también elimina la metonimia de la cabeza)

Tengo la cabeza tan aturdida que no puedo garantizar que sea coherente. [trad. José C. Vales]

Por su parte, Lizzy no puede dudar por un momento de lo que ha hecho la menor de sus hermanas, pues sabía que:

Neither her virtue nor her understanding would preserve her from falling an easy prey.

Ni su virtud ni su cabeza la hubieran preservado de caer como presa fácil. [trad. José de Urríes y Azara]

No tenía ni la virtud ni la inteligencia suficientes para evitar ser una presa fácil. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ni su virtud ni su inteligencia le evitarían convertirse en presa fácil. [trad. José Luis López Muñoz]

Ni su virtud ni su buen juicio podían preservarla de caer como presa fácil. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ni su virtud ni su entendimiento le impedirían caer como presa fácil. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No se atrevía a asegurar que su virtud y su juicio la hubieran preservado de ser presa fácil. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ni su virtud ni su entendimiento impedirían que se convirtiera en presa fácil. [trad. Marta Salís Canosa]

Ni su virtud ni su inteligencia podían impedir que acabara siendo presa fácil. [trad. José C. Vales]

La vergüenza por la fuga de Lydia, aunado la gran revelación que finalmente tiene respecto a sus sentimientos por Darcy, hace sentir tan desdichada a Lizzy que, si hubiera tenido tiempo para hundirse en su pesar, la habría hecho considerar que:

All employment was impossible to one so wretched.

Cualquier trabajo era irrealizable para una desgraciada como ella. [trad. José de Urríes y Azara]

Su dolor la privaba de capacidad para toda ocupación. [trad. Amando Lázaro Ros] (Toda una reformulación que quita la apariencia de epigrama)

Cualquier ocupación era imposible para una persona tan desdichada. [trad. José Luis López Muñoz]

Una desdichada como ella era incapaz de cualquier trabajo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (No había necesidad de agregar “como ella”)

A una persona tan desgraciada como ella le resultaba imposible hacer nada. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cualquier trabajo era irrealizable para una desgraciada como ella. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Un ser tan desdichado como ella no estaba en condiciones de hacer nada. [trad. Marta Salís Canosa]

Una persona tan desgraciada como ella era incapaz de hacer nada. [trad. José C. Vales]

No obstante, precisamente pese a lo desdichada que Lizzy se siente, tenía tantas cosas qué hacer que era imposible sumirse en la pena.

Y es que, como sabemos, Lizzy se entera de la fuga de Lydia justo en el momento en que Darcy aparece de nuevo en la posada para visitarla, y, como ella se encuentra tan alterada y él lo percibe, inevitablemente le da a conocer lo ocurrido. En ese mismo instante, la consternación que él demuestra le indica a ella que:

Everything must sink under such a proof of family weakness, such an assurance of the deepest disgrace.

Todo tenía que hundirse ante prueba tal de la debilidad de su familia, ante la certeza tal de la más profunda desgracia. [trad. José de Urríes y Azara]

Todo tenía que venirse abajo a la vista de una prueba como aquella de lo poco que valía la familia Bennet, en presencia de una deshonra tan profunda. [trad. Amando Lázaro Ros] (Demasiada explicitación)

Todo se derrumbaba ante semejante prueba de fragilidad familiar, ante tal demostración de la magnitud de su descrédito [trad. José Luis López Muñoz] (“magnitud del descrédito” es más leve que el “deepest disgrace” del original)

Todo se había terminado ante aquella prueba de la indignidad de su familia y ante la certeza de tan profunda desgracia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todo *debía*hundirse ante tal prueba de debilidad por parte de su familia, ante tal garantía de la más profunda deshonra. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“garantía” no parece ser la mejor traducción de “assurance” para este caso)

El poder que había ejercido sobre él se desmoronaba por momentos. Era lógico que ocurriese ante tamaña prueba de la debilidad de su familia, ante la certeza de su profunda deshonra. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Explicita innecesariamente, además no hay indicación de que el derrumbe fuera por momentos, sino que todo fue de golpe, de manera instantánea)

Todo se desvanecía ante semejante prueba de debilidad familiar, ante la certeza de su ignominiosa deshonra. [trad. Marta Salís Canosa]

Todo se había desvanecido ante semejante prueba de la debilidad familiar, ante la certeza de la más profunda infamia. [trad. José C. Vales]

Pero más importante aún:

It was, on the contrary, exactly calculated to make her understand her own wishes; and never had she so honestly felt that she could have loved him, as now, when all love must be vain.

Al contrario, aquello parecía calculado exactamente para que ella comprendiese sus propios deseos, y jamá habría sentido tan castamente que podía haberle amado como ahora, cuando todo amor tenía que ser en vano. [trad. José de Urríes y Azara]

Por el contrario, todo parecía calculado para que viese claro en su propio corazón. No se convenció de que hubiera podido amarlo hasta aquel momento, en que desaparecía toda posibilidad de amor entre ellos. [trad. Amando Lázaro Ros] (Una cosa son “wishes” y otra “corazón”, la voz narradora busca mantener todavía una sombra de duda o no ser tan directa, sino que el lector infiera)

Tuvo exactamente la virtud contraria: la de hacerle entender sus propios deseos, ya que nunca, como en aquel momento, cuando todo amor sería en vano, había sentido tan sinceramente que podía llegar a amarlo. [trad. José Luis López Muñoz]

Al contrario, sirvió para que la joven se diese cuenta de sus propios sentimientos, y nunca sintió tan sinceramente como en aquel momento que podía haberle amado, cuando ya todo amor era imposible. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Antes al contrario: le sirvió precisamente para comprender sus propios deseos, y nunca sintió con tanta sinceridad que podía haberle querido, como lo sentía ahora, cuando todo amor sería baldío. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Al contrario, aquello parecía calculado exactamente para que ella comprendiese sus propios deseos, y jamás comprendió tan claramente que podía haberle amado como en aquel momento, cuando todo amor ya era imposible. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Por el contrario, pareció ayudarle a interpretar sus propios deseos; y jamás había tenido tanta conciencia de que podría haberlo amado como entonces, cuando todo posible amor era ya vano. [trad. Marta Salís Canosa]

Bien al contrario, sirvió exactamente para que conociera el alcance de sus propias pasiones y comprender que nunca se había percatado hasta entonces y tan sinceramente de lo mucho que lo amaba, aun cuando todo amor fuera ya en vano. [trad. José C. Vales] (La decisión de cambiar el tiempo verbal no resulta muy acertada pues el “could have loved” no es tan rotundamente afirmativo como lo es decir “lo amaba”, con la narración se busca que los lectores saquemos las conclusiones, no que se nos diga todo directa y explícitamente, lo mismo aplica para haber traducido “wishes” como “pasiones”, no hay sutileza)

Al desperdirse de ella, Darcy le dice:

Would to Heaven that anything could be either said or done on my part that might offer consolation to such distress!

¡Quiera el Cielo que puedo yo decir o hacer por mi parte algo que le proporcione consuelo en semejante desgracia! [trad. José de Urríes y Azara] (personalización: le)

¡Ojalá pudiese decir o hacer algo que sirviese para consolarla en su aflicción! [trad. Amando Lázaro Ros] (personalización: “-la” y “su”)

Ojalá quisiera el cielo que pudiese yo decir o hacer algo que sirviera de consuelo a tanta aflicción. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Ojalá pudiese decirle o hacer algo que la consolase en semejante desgracia! [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (personalización: “la”)

¡Quisiera el cielo que pudiera decir o hacer algo por mi parte que le sirviera de consuelo en su aflicción! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Quiera el Cielo que pueda yo decir o hacer algo que le proporcione consuelo en semejante desgracia! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ojalá pudiera decir o hacer algo que ofreciera consuelo a tanto dolor. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Ojalá pudiera decir algo que consolara su amargura! [trad. José C. Vales] (¡Se comió la parte de “o hacer”! y personaliza: “su”)

Como sabemos, no son meras palabras de cortesía. No tardó demasiado tiempo en descubrir que podía hacer algo.

Por último, cabe destacar el fragmento donde se comenta respecto a la manera de enamorarse que ha tenido Lizzy:

If gratitude and esteem are good foundations of affection, Elizabeth’s change of sentiment will be neither improbable nor faulty. But if otherwise–if regard springing from such sources is unreasonable or unnatural, in comparison of what is so often described as arising on a first interview with its object, and even before two words have been exchanged, nothing can be said in her defence, except that she had given somewhat of a trial to the latter method… and that its ill success might, perhaps, authorise her to seek the other less interesting mode of attachment.

Si la gratitud y la estimación son buenas bases para el afecto, el cambio de sentimientos de Isabel no parecerá ni improbable ni equivocado. Mas si es de otra suerte, si el interés que brota de tales fuentes no es razonable o natural en comparación con el tantas veces descrito como nacido de su primer coloquio, y aun antes de haber intercambiado con él dos palabras, nada podrá decirse en abono de aquélla sino que había ensayado el antiguo procedimiento… y que su poco éxito podría acaso autorizarla a buscar el camino del afecto, aunque menos interesante. [trad. José de Urríes y Azara]

Si la gratitud y el aprecio constituyen un buen cimiento del amor no se considerará improbable ni se encontrará digno de censura este cambio de sentimientos de Elizabeth. Si no lo son, si se juzga ilógico o monstruoso el afecto que surge de aquellas fuentes, contraponiéndolo al que brota con solo verse una vez dos personas, sin cambiar siquiera entre ellas una palabra, nada se puede decir en justificación suya, como no sea que había ensayado ya este último sistema… con resultados tan desastrosos que tal vez la autorizaran a ensayar el otro sistema de enamoramiento, aunque fuese menos interesante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si la gratitud y la estima son buenos fundamentos para el afecto, el cambio en los sentimientos de Elizabeth no parecerá ni improbable ni deficiente. Pero en caso contrario —si el cariño que nace de tales fuentes es irrazonable o antinatural, en comparación con el que tantas veces se describe después de una primera conversación, e incluso antes de que se hayan intercambiado dos palabras— nada se puede decir en su defensa, excepto que, en cierto modo, Elizabeth había intentado este último método… y que su fracaso la autorizaba, quizás, a intentar el otro modo, menos interesante, de profundizar en el afecto. [trad. José Luis López Muñoz]

Si la gratitud o la estima son buenas bases para el afecto, la transformación de los sentimientos de Elizabeth no parecerá improbable ni condenable. Pero si no es así, si el interés que nace de esto es menos natural y razonable que el que brota espontáneamente, como a menudo se describe, del primer encuentro y antes de haber cambiado dos palabras con el objeto de dicho interés, no podrá decirse en defensa de Elizabeth más que una cosa: que ensayó… este sistema y que los malos resultados que le dio la autorizaban quizás a inclinarse por el otro método, aunque fuese menos apasionante. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si el agradecimiento y la estima son buenas bases para el cariño, el cambio de los sentimientos de Elizabeth no parecerá ni improbable ni culpable. Pero si es al contrario, si el amor que brota de tales fuentes es irracional o antinatural, comparado con el que, según se cuenta tantas veces, surge en una primera entrevista con su objeto, e incluso antes de que se hayan cruzado dos palabras, entonces no podría decirse nada en su defensa, salvo que ya había puesto a prueba en cierto modo este segundo método…, y que el fracaso del miso podía autorizarla, quizá, a buscar el otro modo de amor, menos interesante. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si la gratitud y el aprecio son buenas bases para el afecto, el cambio de sentimientos de Lizzy no parecerá ni improbable ni equivocado. Pero si, por el contrario, el interés que brota de tales fuentes no es razonable o natural en comparación con el tantas veces descrito como nacido de su primer coloquio, y aun antes de haber cambiado con él dos palabras, nada podrá alegarse en defensa de aquélla sino que había ensayado el último procedimiento…, y que su poco éxito podría, acaso, autorizarla a poner en práctica el otro método para buscar el cariño. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Omite el calificativo de que puede parecer “menos interesante”)

Si la gratitud y la estima son buenos cimientos para el afecto, el cambio en el sentir de Elizabeth no resultará extraño ni censurable. Pero, si el cariño que surge de tales fuentes no es razonable ni natural en comparación con el que a menudo nace después de una primera conversación, e incluso antes de que se hayan intercambiado dos palabras, no puede decirse nada en su defensa, salvo que la joven había ensayado en cierto modo este último método…, y que su fracaso tal vez la autorizaba a poner en práctica la otra posibilidad de aprecio, aunque fuese menos interesante. [trad. Marta Salís Canosa]

Si la gratitud y el afecto son buenas bases para el amor, la transformación de los sentimientos de Elizabeth no resultará ni extraña ni censurable. Pero si no es así, si el cariño que nace de tales fuentes es irrazonable o antinatural, en comparación con lo que tan a menudo se describe como amor a primera vista, e incluso con el amor que nace al parecer antes de que se hayan intercambiado dos palabras, nada puede decirse en defensa de Elizabeth, salvo que ya conocía bien este último método… y que su fracaso tal vez podía autorizarla a probar otro modo de enamorarse, tal vez menos apasionante. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »