Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘dinero’

En la semana del 24 al 30 de junio, en JAcastellano leímos el capítulo 56 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de uno de los capítulos más memorables de la novela, que en un romance de tipo medieval equivaldría al momento en que el héroe tiene que enfrentar el más formidable de los osbtáculos, por ejemplo un dragón, para cumplir su misión y obtener a su dama. Pero aquí, Jane Austen ha dado un giro inusual, la protagonista es quien hace frente al monstruo, en este caso, en la forma de la imperiosa Lady Catherine de Bourgh.

El capítulo es sumamente sustancioso y resulta difícil resistir la tentación de citar cada uno de los diálogos; el ir y venir del duelo verbal, en el que además, por más estocadas que lanza Lady Catherine, casi en totalidad, Lizzy las detiene y además logra devolver el golpe.

La sorpresa es que, aunque el objetivo ha sido seleccionar citas de tipo epigramático, aquí parecen ausentes, si bien existen varias que podrían considerarse como de uso frecuente, no aparece ni una especie de sentencia, a pesar de que nos encontramos ante uno de los personajes más ingeniosos de la literatura (Lizzy) y otro que le gusta emitir juicios y opiniones como si fuera una divinidad (Lady Catherine). Lo que destacamos para este capítulo son algunas respuestas de Lizzy al ataque de Lady Catherine y una de las principales agresiones de ésta.

Todo comienza con la inesperada visita de Lady Catherine de Bourgh a Longbourn. De manera astuta, consigue una entrevista privada con Lizzy en la que explica el motivo de su intempestiva aparición: el rumor que circula respecto a que su sobrino va a casarse con Lizzy. Así que ha ido para que se desmienta tal rumor —pero como le dice Lizzy, su presencia sólo va a ayudar a confirmarlo—.

Para comenzar, Lady Catherine presume de su franqueza, a lo que Lizzy responde que no sólo no aspira a imitarla, sino que:

You may ask questions which I shall not choose to answer.

*Usted* puede preguntar cosas que *yo* no tenga a bien contestar. [trad. José de Urríes y Azara]

Tal vez opte por no contestar algunas de sus preguntas. [trad. Amando Lázaro Ros]

*Usted* es muy libre de hacer preguntas, y yo, de no contestarlas. [trad. José Luis López Muñoz]

Usted puede hacerme preguntas que yo puedo no querer contestar. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Puedo dejar de responder algunas de las preguntas que me hace. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Usted puede preguntar cosas que yo puedo considerar oportuno no responder. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Puede preguntarme lo que quiera, pero yo soy muy libre de responder o no. [trad. Marta Salís Canosa]

Puede usted hacer las preguntas que quiera y yo contestaré las que considere oportunas. [trad. José C. Vales]

El propósito de Lady Catherine obtener la promesa de que Lizzy nunca aceptará una propuesta de matrimonio de su sobrino.

Para ello, Lady Catherine recurre al chantaje, a las amenazas y finalmente al insulto. Así, por ejemplo, amenaza con el desprecio de los parientes de Darcy y de la sociedad en general como una de las calamidades que azotarán si lo acepta. A lo que Lizzy, con extraordinaria habilidad, responde:

The wife of Mr. Darcy must have such extraordinary sources of happiness necessarily attached to her situation, that she could, upon the whole, have no cause to repine.

La esposa del señor Darcy habrá de tener tales manantiales de dicha unidos a su estado, que podría, después de todo, no encontrar motivo de queja. [trad. José de Urríes y Azara]

Es muy posible que la esposa del señor Darcy encontrase tan abundantes medios de ser feliz que no le importase mucho todo eso. [trad. Amando Lázaro Ros]

La esposa del señor Darcy dispondrá de tan extraordinarias fuentes de felicidad, inevitablemente ligadas a su situación, que no tendrá, en conjunto, motivos para afligirse. [trad. José Luis López Muñoz]

La esposa del señor Darcy gozará seguramente de tales venturas que podrá a pesar de todo sentirse muy satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La esposa del señor Darcy deberá gozar, en virtud de su estado, de unas causas de felicidad tan extraordinarias, que podría ser que, en conjunto, no tuviera motivos para quejarse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La esposa de Mr. Darcy encontrará en el matrimonio tantos motivos de dicha, que a pesar de todo lo que me ha dicho nunca encontrará motivo de queja. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Estar casada con el señor Darcy será una fuente tan extraordinaria de felicidad que no tendré en conjunto motivos para quejarme. [trad. Marta Salís Canosa] (Dado que Lizzy mantiene una referencia en tercera persona, evadiendo atribuirse en ese momento la posición, resulta inadecuado que en esta traducción hable en primera persona, es cuestión de estrategia por parte del personaje).

La esposa del señor Darcy contará con abundantes fuentes de felicidad, dada su situación, y, a pesar de todo, probablemente no se arrepentirá. [trad. José C. Vales]

Asimismo, ante una afirmación tan comprometedora, también tiene mucho peso el que Lizzy mantenga un distanciamiento al emplear la tercera persona.

El argumento de la posición social sale a flote, y en dos ocasiones, Lady Catherine tiende una especie de trampa (en la que muchos lectores han caído) respecto a Elizabeth y su familia en comparación con Darcy. Desafortunadamente muchos se han creído la historia de la Cenicienta que Lady Catherine pinta al calificar a Lizzy como:

A young woman of inferior birth, of no importance in the world, and wholly unallied to the family!

Una joven de inferior nacimiento, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. José de Urríes y Azara]

Una jovenzuela sin pergaminos ni posición, ajena por completo a la familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una joven de humilde cuna, sin la menor distinción ni relación alguna con nuestra familia. [trad. José Luis López Muñoz]

La intrusión de una muchacha de cuna inferior, sin ninguna categoría y ajena por completo a la familia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Una joven de origen inferior, sin importancia social y sin ninguna relación con la familia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una joven de inferior condición social, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una joven de cuna humilde, sin la menor relevancia social y sin lazo alguno con nuestra familia. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Aparece una joven de baja estofa, sin categoría social ninguna y ajena por completo a la familia que pretende impedirlo![trad. José C. Vales]

What is to divide them? The upstart pretensions of a young woman without family, connections, or fortune.

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Y quién pretende apartarlos? Una joven osada y advenediza, sin familia, sin parentesco y sin fortuna. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Qué es lo que va a dividirlos? Las pretensiones de una advenediza que no tiene ni familia, ni relaciones, ni fortuna. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Qué puede separarlos? Las intempestivas pretensiones de una muchacha de humilde cuna y sin fortuna. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Qué los va a separar? Las pretensiones advenedizas de una joven sin familia, conocidos ni fortuna. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué es lo que va a separarlos? Las pretensiones de una joven advenediza sin abolengo, ni relaciones ni fortuna. [trad. Marta Salís Canosa]

JCV: ¿Y qué va estropearlo todo? las insensatas pretensiones de una jovenzuela sin estirpe, sin abolengo y sin fortuna. [trad. José C. Vales]

Para además añadir el golpe:

If you were sensible of your own good, you would not wish to quit the sphere in which you have been brought up.

Si conociera usted su propio bien, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. José de Urríes y Azara]

Si supiese lo que le conviene no intentaría salir de la esfera en que se ha criado. [trad. Amando Lázaro Ros]

Por su propio bien no debería usted salir de a esfera en la que se ha educado. [trad. José Luis López Muñoz]

Si velara por su propio bien, no querría salir de la esfera en que ha nacido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si usted fuera consciente de lo que le conviene, no querría salir de la esfera en la que se ha criado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no saldría de la esfera en que se ha educado. [trad. Marta Salís Canosa]

Si fuera usted capaz de darse cuente de lo que le conviene, no desearía abandonar la esfera social en la que ha nacido y crecido. [trad. José C. Vales]

Sin embargo, como Lizzy muy acertadamente responde:

In marrying your nephew, I should not consider myself as quitting that sphere. He is a gentleman; I am a gentleman’s daughter; so far we are equal.

Al casarme con su sobrino consideraría que abandonaba mi esfera. Él es un caballero; yo, la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. José de Urríes y Azara] (Aquí hay un contrasentido, se omite la negación “no abandonar mi esfera”)

No creo que salga de mi esfera casándome con su sobrino. Él es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí vamos iguales. [trad. Amando Lázaro Ros]

No creo que saliera de mi esfera casándome con su sobrino. El señor Darcy es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. José Luis López Muñoz]

Al casarme con su sobrino no creería salirme de mi esfera. Él es un caballero y yo soy hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que no saldría de esa esfera por casarme con su sobrino. Él es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Casarme con su sobrino no me obligaría a cambiar de condición social. Él es un caballero; yo la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No creo que saliera de ella si me casara con su sobrino. El señor Darcy es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Marta Salís Canosa]

Al casarme con su sobrino, no consideraría que estuviera abandonando mi esfera social. Es un caballero; y yo soy hija de un caballero; así que somos iguales. [trad. José C. Vales]

En efecto, si bien los ingresos anuales de Darcy son cinco veces superiores a los del Sr. Bennet, ambos pertenecen a la misma categoría social: caballeros (gentlemen) terratenientes sin título nobiliario, miembros indiscutibles de la denominada gentry, uno de los grupos sociales dominantes en Inglaterra y sólo la realeza y la nobleza se encontraban por encima.

Existía un margen de diferencia, pero no tan abismal como pretendía pintarlo Lady Catherine, quien tras la respuesta de Lizzy, se ve obligada a reconocer esa igualdad de rango, y que las diferencias aparte del dinero, proviene de sus relaciones de parentesco, de clase media por el lado materno de Lizzy, aristocrático por el materno de Darcy.

Muchos ensayos abordan esta cuestión del rango, básicos como referencia para una mejor contextualización se encuentran los que aparecen en compilaciones como: The Cambridge Companion to Jane Austen, editado por Edward Copland y Juliet McMaster, Jane Austen in Context y The Cambridge Companion to Pride and Prejudice ambos editados por Janet Todd, y A Companion to Jane Austen, a cargo de Claudia L. Johnson y Clara Tuite.

A la pregunta directa de si está comprometida con Darcy, Lizzy se ve obligada a responder que no (uno de los pocos tantos que se anota Lady Catherine), pero cuando trata de extraerle la promesa de no aceptarlo nunca, Lizzy además de negarse, le hace saber su opinión de semejante exigencia:

I certainly never shall give it. I am not to be intimidated into anything so wholly unreasonable.

Y bien es cierto que no se la daré jamás; no se me ha de forzar a nada tan falto de razón. [trad. José de Urríes y Azara]

Seguridad que yo le aseguro no se la daré jamás. No conseguirá con sus intimidaciones que caiga en insensatez semejante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y yo no se la daré *nunca* No permitiré que se me obligue a hacer una promesa tna poco razonable. [trad. José Luis López Muñoz]

Pues la verdad es que no se la daré jamás. No crea usted que voy a intimidarme por una cosa tan disparatada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y yo no la daré *jamás*, desde luego que no. No me voy a dejar intimidar para hacer una cosa tan falta de razón. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y yo le aseguro que no se la daré jamás. No conseguirá usted intimidarme forzándome a hacer algo tan falto de sentido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienso hacerlo. Nadie me obligará a prometer algo tan irracional. [trad. Marta Salís Canosa]

Y yo le aseguro que no se lo prometeré. No me voy a sentir intimidada a cumplir semejante insensatez. [trad. José C. Vales]

The arguments with which you have supported this extraordinary application have been as frivolous as the application was ill-judged.

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como falta de reflexión es la exigencia misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Las razones en que… ha basado petición tan extraordinaria son tan frívolas como la petición misma es insensata. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los argumentos en los que apoya su singular solicitud son tan frívolos como desatinada la petición misma. [trad. José Luis López Muñoz]

los argumentos en que ha apoyado usted su extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva la exigencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los argumentos con los que ha apoyado usted esta petición extraordinaria han sido frívolos como irreflexiva es la solicitud misma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva es la exigencia misma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los argumentos que esgrime son tan frívolos como indiscreta la petición misma [trad. Marta Salís Canosa] (La petición no es “indiscreta” sino “ill-judged”, que es más bien insensata o nada juiciosa).

Los argumentos en los que basa esa increíble petición son tan frívolos como ridícula la propia petición. [trad. José C. Vales]

Y como le dice:

I am only resolved to act in that manner, which will, in my own opinion, constitute my happiness, without reference to you ; or to any person so wholly unconnected with me.

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que en opinión mía convenga a mi felicidad, sin tener en cuenta ni a usted ni a ningún otro tan ajeno a mí. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy decidida únicamente a hacer lo que según mi propio sentir constituya mi felicidad sin preocuparme de su señoría ni de nadie que sea tan ajeno a mí, como su señoría. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sólo estoy decidida a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted, o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense. [trad. José Luis López Muñoz]

No estoy decidida más que a proceder del modo que crea más conveniente para mi felicidad sin tenerla en cuenta a usted ni a nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sólo estoy resuelta a obrar del modo que conduzca a mi felicidad, según mi propia opinión, sin tener en cuenta la de usted ni la de ninguna otra persona tan completamente ajena a mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que considere más apropiada para mi felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted ni ningún otro. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que esos otros son aquellos que no tienen ningún vínculo con ella)

Sólo estoy decidida a actuar del modo que me haga más feliz, sin consultar con usted ni con nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sólo he dicho que estoy decidida a actuar del modo que me procure felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted o cualquier persona que, como usted, no tenga en absoluto ninguna relación conmigo. [trad. José C. Vales]

Dado que, a pesar de que en principio se mantuvo evasiva, finalmente Lizzy tuvo que ser muy directa, finalmente remata con:

With regard to the resentment of his family, or the indignation of the world, if the former were excited by his marrying me, it would not give me one moment’s concern–and the world in general would have too much sense to join in the scorn.

Y en cuanto al enfado de su familia o a la indignación del mundo, si excitase aquél mi casamiento con sus sobrino, no me importaría lo más mínimo, y el mundo en general tendrá sobrado sentido común para sumarse a aquélla en el desprecio. [trad. José de Urríes y Azara]

Por lo que respecta a la irritación de su familia y a la indignación del mundo, si con mi casamiento diese lugar a aquélla, no me preocupa en lo más mínimo… y, por lo que respecta al mundo en general, me imagino que la gente es demasiado sensata para tomarse el trabajo de ponerse de acuerdo con objeto de escarnecernos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y, por lo que se refiere al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo provocara su boda conmigo, no lograría inquietarme ni por un momento; y el mundo en general tendría demasiado sentido común para sumarse al desprecio. [trad. José Luis López Muñoz]

En cuanto al resentimiento de su familia o a la indignación del mundo, si los primeros se enfurecen por mi boda con su sobrino, no me importaría lo más mínimo; y el mundo tendría el suficiente buen sentido de sumarse a mi desprecio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y en lo que se refiere al disgusto de su familia o a la indignación del mundo, yo no me preocuparía ni por un instante de suscitar el primero al casarme con él; y el mundo en general tendría demasiado buen sentido como para sumarse a tal desprecio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y en cuanto al enfado de su familia o la indignación del mundo, si tal cosa ocurriera por unirme en matrimonio con su sobrino, no me importaría en absoluto, y la gente en general tiene sobrado sentido común para sumarse a los que por semejante cosa se sienten indignados. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En cuanto al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo suscitara su boda conmigo, no me quitaría ni un minuto el sueño; y el mundo en general tendría demasiado buen juicio para sumarse a tanto menosprecio. [trad. Marta Salís Canosa]

Y respecto al desprecio de la familia, o la indignación del mundo, si el desprecio naciera porque me casara con él, no me preocuparía por eso ni un instante… y respecto al mundo en general… el mundo es demasiado sensato como para unirse a ese desprecio. [trad. José C. Vales]

En vista del éxito NO obtenido, Lady Catherine finalmente emprende la retirada, pero sin aceptar la derrota, sino que amenaza con no quedarse cruzada de brazos:

This is your real opinion! This is your final resolve! Very well. I shall now know how to act.

¿Y ése es el verdadero sentir de usted? ¿Es ésa su última resolución? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Es ésa, pues, su verdadera opinión? ¿Es ésa su última palabra? Perfectamente; así sabré qué hacer. [trad. Amando Lázaro Ros]

De modo que eso es lo que verdaderamente opina. ¡Ésa es su decisión final! Muy bien. Ahora sé ya cómo actuar. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Y ésta es su actitud, su última resolución? Muy bien; ya sé lo que tengo que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Y ésta es su verdadera opinión! ¡Es su última palabra! Muy bien. Ahora sé cómo he de obrar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Eso es lo que verdaderamente opina? ¿Es ésa su última palabra? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Y ésa es su opinión! ¡Ésa su decisión final! Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Eso es lo que piensa de verdad? ¿Ésa es su decisión final? Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. José C. Vales]

Do not imagine… that your ambition will ever be gratified.

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha.[trad. José de Urríes y Azara]

No se imagine por un momento… que su ambición vaya a cumplirse. [trad. Amando Lázaro Ros]

No se imagine… que su ambición se verá satisfecha. [trad. José Luis López Muñoz]

No se figure que su ambición… quedará nunca satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No se imagine usted… que quedará satisfecha su ambición. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No se imagine… que sus ambiciones se verán colmadas. [trad. Marta Salís Canosa]

No crea… que su ambición será recompensada. [trad. José C. Vales]

I came to try you. I hoped to find you reasonable; but, depend upon it, I will carry my point.

Vine a probarla. Esperaba encontrarla más razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. José de Urríes y Azara]

Vine para tantearla. Confiaba en encontrarla razonable, pero puede estar segura de que me saldré con la mía. [trad. Amando Lázaro Ros]

He venido a ponerla a prueba. Esperaba encontrarla dispuesta a razonar; pero tenga el convencimiento de que haré valer mis razones. [trad. José Luis López Muñoz]

Vine para probarla. Esperaba que fuese usted una persona razonable. Pero tenga usted por seguro que me saldré con la mía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He venido para probarla. Esperaba encontrarla razonable; pro me saldré con la mía, esté usted segura de ello. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Vine a probarla. Esperaba encontrarla razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quería ponerla a prueba. Esperaba que fuera usted una persona razonable; pero tenga la seguridad de que no daré mi brazo a torcer. [trad. Marta Salís Canosa]

He venido a probarla. Esperaba que fuera usted razonable. Pero tenga por seguro que me saldré con la mía. [trad. José C. Vales]

Se marcha, según ella mostrando el látigo de su desprecio:

I take no leave of you, Miss Bennet. I send no compliments to your mother. You deserve no such attention. I am most seriously displeased.

No me despido de usted, señorita Bennet; no envío mi saludo a su madre; no merece usted esa atención. Estoy disgustada muy seriamente. [trad. José de Urríes y Azara]

No quiero despedirme de usted, señorita Bennet. No quiero tampoco que me despida de su madre. Son ustedes indignos de tales consideraciones. Me marcho profundamente disgustada. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me despido de usted, señorita Bennet. Ni presentaré mis respetos a su madre. No se merece usted esa atención. Estoy sumamente disgustada. [trad. José Luis López Muñoz]

No me despido de usted, señorita Bennet; no mando ningún saludo a su madre; no se merece usted esa atención. Me ha ofendido gravemente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me despido de usted, señorita Bennet. No le mando saludos para su madre. No merece usted tales atenciones. Estoy disgustadísima. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me despido de usted, Miss Bennet, ni envío recuerdos a su madre. Ninguno de ustedes merece esa atención. Estoy muy seriamente disgustada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me despediré de usted, señorita Bennet. No presentaré mis respetos a su madre. No es usted digna de esa atención. Estoy terriblemente disgustada. [trad. Marta Salís Canosa]

No me despido de usted… No le envío saludos a su madre. No se merecen ustedes esas atenciones. Me voy terriblemente disgustada. [trad. José C. Vales]

¡Qué horror! Seguro es para quitar el sueño y el apetito.

Marcador final:

Lizzy17 puntos
Lady Catherine – ¿2.5?

Read Full Post »

Asimismo, en la semana del 17 al 23 de junio, en JAcastellano leímos el capítulo 55 de Orgullo y prejuicio.

Con toda claridad, la trama se acerca a su conclusión y en este caso, podemos atestiguar que la Sra. Bennet finalmente logra el objetivo que se había propuesto desde el inicio de la novela. Por un lado, Darcy finalmente ha dejado las riendas sueltas a su amigo, lo cual también facilita las maquinaciones de aquélla. Sólo Lizzy parece intentar interponerse en los solapados planes de su madre, de manera que logra frustrar el primer intento de dejar a solas a Bingley con Jane, pero no contaba con la persistencia de su madre, que con gran maña deshace los planes de jugar a las cartas; por lo que tras tantos meses, por lo menos ese asunto llega a una conclusión satisfactoria.

Realmente no ha sido posible localizar alguna cita incuestionablemente epigramática, lo que sobresale son las expresiones de felicitación a la pareja y comentarios sobre las perspectivas de felicidad que tienen.

Así, por ejemplo, se nos dice de las felicitaciones que da Lizzy a su hermana:

Congratulations were given with a sincerity, a warmth, a delight, which words could but poorly express.

La enhorabuena de Isabel fue tan sincera, tan ardiente, reveló tanta complacencia, que las palabras no lo pueden expresar. [trad. José de Urríes y Azara]

No es posible explicar debidamente con palabras la sinceridad, el calor y la alegría con que Elizabeth felicitó a su hermana. (Además de una reorganización sintáctica, hay una transposición sintáctica, el sustantivo y la conjugación pasiva, cambiados a verbo en voz activa) [trad. Amando Lázaro Ros]

Elizabeth la felicitó con una sinceridad, un calor y un júbilo que las palabras apenas permiten expresar. [trad. José Luis López Muñoz]

La enhorabuena de Elizabeth fue tan sincera y tan ardiente y reveló tanto placer que no puede expresarse con palabras. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Elizabeth le dio su enhorabuena con una sinceridad, un calor, un deleite, que apenas se podía expresar con palabras. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La enhorabuena de Lizzy fue tan sincera, tan ardiente, reveló tanta complacencia, que las palabras no alcanzan a expresarla. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Elizabeth la felicitó con una sinceridad, con un calor y un alborozo más allá de lo que las palabras podíasn expresar. [trad. Marta Salís Canosa]

Elizabeth felicitó a su hermana con una sinceridad, un cariño y una alegría que las palabras sólo expresarían a medias. [trad. José C. Vales] (Efectúa la misma transposición que Lázaro Ros)

Además ella considera que:

His expectations of felicity to be rationally founded, because they had for basis the excellent understanding, and super-excellent disposition of Jane, and a general similarity of feeling and taste between her and himself.

Todas esas esperanzas de ventura tenían racional fundamento por estar basadas en el entendimiento excelente y el más excelente corazón de Juana, sumados a la universal semejanza de sentimientos y gustos en los dos. [trad. José de Urríes y Azara]

Le parecían muy razonables… sus ilusiones de felicidad, porque se fundaban en el buen juicio, en las magníficas cualidades de Jane, en la similaridad de gustos y de sentimientos que existían entre los dos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sus esperanzas de felicidad tenían una base racional, porque descansaban sobre la notable inteligencia y superlativo buen carácter de Jane, así como en una general semejanza entre ambos de gustos y sentimientos. [trad. José Luis López Muñoz]

Sus esperanzas de dicha, a pesar del amor que cegaba al joven, pues al buen entendimiento y al excelente corazón de Jane se unían la semejanza de sentimientos y gustos con su prometida. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todas sus expectativas de felicidad tenían una base racional, porque se fundaban en el entendimiento excelente y la disposición excelentísima de Jane, y en una semejanza general de sentimientos y gustos entre ella y él. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todas esas esperanzas de felicidad tenían un fundamento racional por estar basadas en una inteligencia excelente y el aún más excelente corazón de Jane, sumados a una semejanza de sentimientos y aspiraciones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sus esperanzas de felicidad tenían una base racional, pues descansaban no sólo sobre el excelente juicio y el maravilloso carácter de Jane, sino también sobre la semejanza de gustos y sentimientos que existía entre ambos. [trad. Marta Salís Canosa]

Todas sus esperanzas de felicidad estaban sensatamente fundadas, porque el fundamento de su amor era una perfecta comprensión mutua, el maravilloso corazón de Jane y unos sentimientos y gustos muy parecidos. [trad. José C. Vales]

Por lo que se refiere al Sr. Bennet, sus felicitaciones a su hija no pueden dejar de estar sazonadas con su característico sentido del humor:

I have great pleasure in thinking you will be so happily settled. I have not a doubt of your doing very well together. Your tempers are by no means unlike. You are each of you so complying, that nothing will ever be resolved on; so easy, that every servant will cheat you; and so generous, that you will always exceed your income.

Me satisface en extremo pensar que vas a estar tan felizmente colocada. No dudo de que os vaya bien juntos. Vuestros caracteres no tienen nada de opuestos. Sois tan condescendientes, que nada resolveréis; tan sencillos, que cualquier criado os engañará, y tan generosos, que siempre sobrepasaréis vuestros ingresos. [trad. José de Urríes y Azara]

Me produce un gran placer el pensar la buena boda que haces. Estoy seguro de que os llevaréis muy bien. Sois dos caracteres bastante parecidos. Los dos sois tan condescendientes que nunca sabréis decidir nada; tan confiados que todos los criados os estafarán, y tan espléndidos, que gastaréis siempre más de lo que ganéis. (“Ganar” no es precisamente “exceed your income”, además que causa una impresión anacrónica) [trad. Amando Lázaro Ros]

Me complace mucho pensar que vas a estar tan felizmente casada. No me cabe la menor duda de que os llevaréis muy bien. Vuestra manera de ser tiene muchos puntos en común. Estáis los dos tan dispuestos a ceder que nunca resolveréis nada; sois tan buenas personas que os engañarán todos los criados; y tan generosos que siempre gastaréis por encima de vuestros ingresos. [trad. José Luis López Muñoz]

Mereces la suerte que has tenido. Os llevaréis muy bien. Vuestros caracteres son muy parecidos. Sois tan complacientes el uno con el otro que nunca resolveréis nada, tan confiados que os engañará cualquier criado, y tan generosos que siempre gastaréis más de lo que tengáis. (No le dice “mereces”, el Sr. Bennet está expresando su propio sentir de manera muy agentiva: “I have great pleasure”) [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me complace mucho pensar que tendrás un matrimonio feliz. No dudo que os irá muy bien juntos. Tenéis unos temperamentos bastante semejantes. Ambos sois dóciles, que no llegaréis a decidir nunca nada, y todos los criados os engañarán; y tan generosos, que siempre gastaréis más de lo que tenéis. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Me satisface saber que estarás felizmente casada. No dudo que os entenderéis. Vuestros caracteres no tienen nada de opuestos. Sois tan condescendientes que jamás resolveréis nada, tan sencillos, que cualquier criado os engañará, y tan generosos, que siempre gastaréis más de lo que vuestros ingresos os permitan. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me complace pensar que estarás felizmente casada. Estoy convencido de que os llevaréis muy bien. Tenéis un carácter muy parecido. Sois tan complacientes que nunca zanjaréis nada; tan apacibles que os engañarán todos los criados; y tan generosos que gastaréis por encima de vuestras posibilidades. [trad. Marta Salís Canosa]

Me alegra mucho pensar que vas a estar felizmente casada. No tengo ninguna duda de que seréis muy felices juntos. Tenéis unos temperamentos muy parecidos. Los dos sois tan dubitativos que nunca decidiréis nada, y tan ingenuos que todos los criados os tomarán el pelo, y tan generosos que siempre gastaréis más de lo que ganéis. (Nuevamente, el error de traducir “exceed your income” como simplemente “ganar” cuando en el contexto histórico que se retrata, no tiene las mismas connotaciones) [trad. José C. Vales]

A lo que Jane responde:

Imprudence or thoughtlessness in money matters would be unpardonable in me.

La imprudencia o falta de seso en cuestiones de dinero es imperdonable en mí. [trad. José de Urríes y Azara] (Cambio de tiempo verbal que no parece necesario)

La imprudencia y la ligereza en cuestiones de dinero serían imperdonables en mí. [trad. Amando Lázaro Ros]

La imprudencia y despreocupación en cuestiones económicas serían imperdonables en mí. [trad. José Luis López Muñoz]

La imprudencia o el descuido en cuestiones de dinero sería imperdonable para mí. (“para” no resulta la preposición más acertada) [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La imprudencia o la irreflexión en cuestiones de dinero sería imperdonable en mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La imprudencia en cuestiones de dinero sería imperdonable en mí [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite “thoughtlessness”)

La imprudencia en cuestiones de dinero sería imperdonable en mí. [trad. Marta Salís Canosa] (también omite “thoughtlessness”)

La imprudencia y la inconsciencia en cuestiones de dinero serían imperdonables para mí. [trad. José C. Vales]

Por último, cuando Jane desea que Lizzy pudiese encontrar otro Bingley para ser tan feliz como ella. Muy realista (no es sólo el amor de hermana), Lizzy le responde:

Till I have your disposition, your goodness, I never can have your happiness.

Mientras no posea tu carácter no podré tener tanta dicha. [trad. José de Urríes y Azara]

No podría jamás gozar de tu dicha sin tener tu buen carácter y tu bondad. [trad. Amando Lázaro Ros]

Mientras carezca de tu buen carácter y de tu bondad no podré compararme contigo. [trad. José Luis López Muñoz] (No es una mera comparación general, sino que omite la cuestión de que no puede tener una felicidad igual)

Mientras no tenga tu carácter, jamás podré disfrutar de tanta felicidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No podría gozar de tu felicidad sin tener tu buena disposición, tu bondad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mientras no posea tu carácter no podré tener tanta dicha. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Mientras no posea tu carácter, tu bondad, no podrá embargarme esa dicha. [trad. Marta Salís Canosa]

Porque no tengo tu carácter, ni tu bondad, así que nunca tendré tu felicidad. [trad. José C. Vales] (La causalidad –“porque” – no es el conector más adecuado)

Lo cual, si uno reflexiona, es muy cierto. Cada quién tiene su propio concepto y, por ende, forma de felicidad, acorde a sus propias ideas y personalidad. Lo que puede hacer feliz a una persona, no necesariamente aplica también para otra.

Read Full Post »

En JAcastellano seguimos con la lectura de Orgullo y prejuicio. Durante la semana del 1° al 7 de abril de 2007, estuvimos seleccionado citas epigramáticas del capítulo 33.

Es el capitulo donde el coronel Fitzwilliam revela a Lizzy que Darcy se ha entrometido en los asuntos amorosos de un amigo, sin sospechar que ella pueda conocer a la otra parte involucrada. Al mismo tiempo, el coronel se descarta como pretendiente de Lizzy.

La conversación entre ambos personajes tiende a girar respecto a cuestiones de dinero y la libertad de acción al poseer recursos económicos y de ahí salen las citas a destacar de este capítulo.

Así, respecto a que la estancia de ambos caballeros en Kent se ha extendido a voluntad de Darcy, Lizzy comenta (no sin ánimo de criticar) que:

And if not able to please himself in the arrangement, he has at least pleasure in the great power of choice. I do not know anybody who seems more to enjoy the power of doing what he likes.

Y si no resulta contento con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca gozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. José de Urríes y Azara]

Y si la manera como las arregla no le gusta, tiene por lo menos el placer de ser él quien las arregla. No he conocido a ninguna persona capaz de hacer lo que le da la gana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y si no le satisface lo que dispone, encuentra al menos placer en poder elegir. No conozco a nadie que parezca disfrutar tanto con hacer lo que quiere. [trad. José Luis López Muñoz]

Y si no le placen las cosas por lo menos le da un gran placer el poder disponerlas a su antojo. No conozco a nadie que parezca gozar más con el poder de hacer lo que quiere. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y si no puede quedar satisfecho de lo que organiza, cuenta por lo menos con la satisfacción de poder elegir. No conozco a nadie que disfrute más, al parecer, de poder hacer lo que quiera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y si no resulta conforme con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca ozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Y, aunque no le satisfaga su decisión, nadie le quita el placer de elegir. No conozco a nadie que disfrute tanto… de hacer lo que le viene en gana. [trad. Marta Salís Canosa]

Y si no le gusta cómo son, al menos tiene el gran placer de organizarlas como más le gusta. No conozco a nadie que disfrute más el poder de hacer lo que le place. [trad. José C. Vales]

El coronel no niega la acusación contra su primo, pero existe una explicación para ello:

He likes to have his own way very well. But so we all do. It is only that he has better means of having it than many others, because he is rich.

Gústale seguir su camino. Más así hacemos todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. José de Urríes y Azara]

Le gusta salirse con la suya, pero eso nos ocurre a todos. Lo que sucede es que él dispone de medios para hacerlo y otros no los tienen; porque es rico. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le gusta mucho salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. Lo único que sucede es que él dispone de mejores medios para conseguirlo porque es rico. [trad. José Luis López Muñoz]

Le gusta hacer su santa voluntad. Pero a todos nos gusta. Sólo que él tiene más medios para hacerlo que otros muchos, porque es rico. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí que le gusta mucho hacer las cosas a su manera. Pero eso nos gusta a todos. Sólo que él tiene más medios para ello que muchos otros, porque es rico. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Le gusta satisfacer sus caprichos. Pero eso nos ocurre a todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le encanta salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. La única diferencia es que él tiene más facilidad para conseguirlo porque es rico. [trad. Marta Salís Canosa]

Le gusta que todo sea como a él le gusta. Pero así somos todos. Lo único que ocurre es que él tiene más medios para conseguirlo que la mayoría, porque es rico. [trad. José C. Vales]

Y hablando respecto a sí mismo, a su dependencia económica, agrega:

A younger son… must be inured to self-denial and dependence.

Hoy en día no resuena como en aquella época esa limitante, pero no dejaba de tener razón.

Un segundón tiene que habituarse a la dependencia y a negarse a sí propio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los segundones estamos condenados al sacrificio y a depender de otros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un segundón… tiene que acostumbrarse a la abnegación y la dependencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hijos menores tienen que acostumbrarse a la dependencia y renunciar a muchas cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un hijo segundón debe acostumbrarse a las privaciones y a falta de independencia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un hijo menor… ha de habituarse a la dependencia y el sacrificio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando no eres primogénito tienes que acostumbrarte a la austeridad y a la dependencia. [trad. Marta Salís Canosa]

Los hijos menores… tienen que acostumbrarse a las privaciones y a depender de otros. [trad. José C. Vales]

A lo que Lizzy, incrédula, responde:

The younger son of an earl can know very little of either.

El segundón de un conde debe conocer poco de esas cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

El hijo segundón de un conde sabe muy poco de esas dos cosas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El hijo menor de un conde no puede saber mucho de ninguna de esas dos cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

El hijo menor de un conde no lo pasa tan mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Poco puede saber de ambas cosas el hijo segundón de un conde. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El hijo menor de un conde debe saber poco de esas cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El hijo menor de un conde no puede saber gran cosa de eso. [trad. Marta Salís Canosa]

El hijo menor de un conde tiene que saber muy poco de privaciones y dependencia. [trad. José C. Vales]

Entonces el coronel aclara que el asunto es relativo, pues:

But in matters of greater weight, I may suffer from want of money. Younger sons cannot marry where they like.

Pero en cuestiones de más monta puedo sentir la falta de dinero. Los segundones no pueden casarse cuando les place. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero, en ciertas ocasiones de gran trascendencia, la falta de dinero puede privarme de hacer lo que yo quisiera. Por ejemplo, un segundón no puede casarse con la mujer que le gusta. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá si sufra por falta de dinero en cuestiones de más peso. Los segundones no pueden casarse con quiern quieren. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero en cuestiones de mayor trascendencia, estoy sujeto a la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les apetece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero en cuestiones de mayor peso, acaso me resienta de la falta de dinero. Los segundones no nos podemos casar con quien nos guste. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero en cuestiones más importantes puedo sentir la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les place. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero es posible que la falta de dinero me afecte en cuestiones más importantes. Los hijos menores no puden casarse con la mujer que quieren. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero en asuntos de mayor enjundia, puedo sufrir la falta de dinero. Los hermanos menores no se pueden casar como quieren. [trad. José C. Vales]

Con eso es con lo que se descarta como pretendiente, aunque como puede observarse, muchas de las traducciones deciden poner el asunto de manera mucho más directa (casarse con la mujer que les gusta o que quieren), en lugar de la alusión que hay en el texto original (que se limita a señalar como casarse cuando les guste) sin ser tan específicos como decidieron hacerlo algunos de los traductores.

Ante eso, Lizzy opta por no ofenderse y comentar mostrando conocimiento del mundo:

Unless where they like women of fortune, which I think they very often do.

A no ser que les gusten mujeres de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. José de Urríes y Azara]

A menos de que la mujer que le gusta sea también rica, lo que ocurre con mucha frecuencia, según entiendo. [trad. Amando Lázaro Ros]

A no ser que quieran casarse con mujeres de fortuna, lo que… hacen con frecuencia. [trad. José Luis López Muñoz]

A menos que les gusten las mujeres ricas, cosa que creo que sucede a menudo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A no ser que les gusten las mujeres con buena dote, como… sucede a menudo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A no ser que tengan la oportunidad de elegir una mujer de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A menos que ésta sea una rica heredera, lo que, al parecer, ocurre con frecuencia. [trad. Marta Salís Canosa]

A menos que le gusten las mujeres ticas, lo cual ocurre bastante a menudo. [trad. José C. Vales]

El coronel remarca la cuestión de la dependencia económica:

Our habits of expense make us too dependent, and there are not many in my rank of life who can afford to marry without some attention to money.

Nuestro hábito de gastar nos hace sobreado dependientes, y no hay muchos de mi rango que puedan conseguir casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. José de Urríes y Azara]

Estamos habituados a gastar mucho dinero y eso nos impone ciertas trabas. Son pocos los hombres que están en la situación mía y que pueden prescindir de consideraciones monetarias para elegir mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan pensar en casarse sin prestar atención al dinero. [trad. José Luis López Muñoz]

Nuestra costumbre de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos de mi rango que se casen sin prestar un poco de atención al dinero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estamos acostumbrados a gastar, por lo que dependemos demasiado del dinero, y hay pocos en mi situación que podamos permitirnos contraer matrimonio sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos hombres en mi situación que puedan consentir en casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos vuelve demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan permitirse el lujo de casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. Marta Salís Canosa]

Nuestro tren de vida nos convierte en seres muy dependientes y no hay muchos de mi clase que puedan casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. José C. Vales]

A Lizzy no le queda más remedio que no darse por aludida y comentar en tono jocoso:

What is the usual price of an earl’s younger son? Unless the elder brother is very sickly, I suppose you would not ask above fifty thousand pounds.

¿Cuál es precio ordinario del segundón de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“menos”, si lo que dice es “above”, es decir “más”).

¿Y qué precio pone el hijo segundón de un conde para casarse? Si su hermano mayor goza de buena salud, supongo que usted no exigirá arriba de cincuenta mil libras. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Cuál es el precio habitual del segundo hijo de un conde? A no ser que el primogénito esté muy enfermo, imagino que no pedirá más de cincuenta mil libras. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cuál es el precio normal de un hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor esté muy enfermo, no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras… [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Cuánto suele costar el hijo segundón de un conde? Supongo que no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras, a no ser que el hermano mayor esté muy enfermo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿A qué precio suele cotizarse el hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cuál es el precio habitual del hijo menor de un conde? A menos que el primogénito tenga muy mala salud, supongo que no será más de cincuenta mil libras. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Cuánto viene a costar aproximadamente el hijo pequeño de un conde? A menos que el hermano mayor esté muy enfermo, supongo que no pedirá usted menos de cincuenta mil libras. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Durante la semana del 18 al 24 de marzo de 2013, en JAcastellano también leímos el capítulo 32 de Orgullo y prejuicio para extraer citas epigramáticas notables.

Nos encontramos con una segunda escena en la que Lizzy y Darcy se encuentran completamente solos, pero a diferencia de la ocasión anterior, Darcy ya no rehuye ni desea ignorar a Lizzy, sino que parece tantear el terreno respecto a ciertos motivos ulteriores.

La conversación gira inicialmente en torno a la partida de Netherfield y si Bingley regresará alguna vez a residir en Hertfordshire.

Pero después, el tema es el matrimonio de los Collins. Y Darcy como quien no quiere la cosa, comenta que para Charlotte:

It must be very agreeable… to be settled within so easy a distance of… family and friends.

Ha de ser muy grato… verse a tan poca distancia de su familia y amigos. [trad. José de Urríes y Azara]

Ha de resultar… muy agradable… casarse en un punto tan próximo al de la residencia habitual de su familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Debe ser muy agradable… vivir a tan poca distancia de su familia y amistades. [trad. José Luis López Muñoz]

Tiene que ser muy agradable… vivir a tan poca distancia de su familia y amigos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Debe ser muy agradable… estar establecida a una distancia tan cómoda de su familia y amigas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ha de ser muy grato… vivir tan cerca de su familia y amigos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tiene que ser muy agradable… vivir tan cerca de su familia y de sus amigos. [trad. Marta Salís Canosa]

Debe de ser muy agradable… vivir a una distancia tan cómoda de su familia y sus amigos. [trad. José C. Vales]

Por lo que se enfrascan en un debate respecto a si realmente la distancia en cuestión es cercana, pero las alusiones hacen pensar a Lizzy que Darcy se refiere a la distancia entre Longbourn y Netherfield, cuando más bien parece tratarse de la distancia entre otros dos puntos (que tampoco son Meryton y Hunsford). Así que ella comenta:

I do not mean to say that a woman may not be settled too near her family.

No pretendo significar que una mujer no puede dejar de estar demasiado cerca de su familia. [trad. José de Urríes y Azara]

No he querido decir con eso que por muy cerca que una mujer se case, nunca el punto en donde se casa está situado demasiado cerca de su familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

No quiero decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. José Luis López Muñoz]

No quiero decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tampoco quiero decir que una mujer no pueda estar establecida demasiado cerca de su familia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No pretendo afirmar que una mujer no pueda dejar de estar demasiado cerca de su familia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No estoy diciendo que una mujer tenga que vivir cerca de su familia. [trad. Marta Salís Canosa]

No pretendo decir que una mujer no pueda vivir lejos de su familia. [trad. José C. Vales]

La distancia entre Meryton y Hunsford es de 50 millas, que a Lizzy no le parece una distancia cercana, pero en opinión de Darcy:

And what is fifty miles of good road? Little more than half a day’s journey. Yes, I call it a very easy distance.

¿Y qué son cincuenta millas de buen camino? Poco más de media jornada de viaje. Sí, la tengo por poca distancia. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Y qué representan cincuenta millas de buena carretera? Poco más que mediodía de viaje. Para mí, al menos, eso es estar muy próximo. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Y qué son ochenta kilómetros si la carretera es buena? Poco más de medio día de viaje. Sí, yo lo llamo a eso poca distancia. [trad. José Luis López Muñoz] (Aquí el punto negativo es la transformación de la distancia del sistema métrico inglés al métrico decimal, la naturalización del texto a la lengua de traducción)

¿Y qué son cincuenta millas de buen camino? Poco más de media jornada de viaje. Sí, yo a eso lo llamo una distancia corta. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Y qué son cincuenta millas, habiendo buena carretera? Poco más de medio día de viaje. Sí, yo diría que es una distancia muy cómoda. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Habiendo una buena carretera, suponen muy poco. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué es esa distancia con una buena carretera? Apenas medio día de viaje. Sí, a eso lo llamo yo vivir muy cerca. [trad. Marta Salís Canosa] (La misma crítica hecha a la traducción de López Muñoz, el transformar las medidas del sistema inglés al sistema métrico decimal)

¿Y qué son cincuenta millas por un buen camino? Un viaje de poco más de medio día. Sí, yo lo llamaría una distancia *muy* cómoda. [trad. José C. Vales]

En respuesta, Lizzy ofrece las dos frases más epigramáticas del capítulo:

The far and the near must be relative, and depend on many varying circumstances.

Lejos o cerca son cosas relativas y dependen de muy variadas circunstancias. [trad. José de Urríes y Azara]

Cerca y lejos son términos relativos y su apreciación depende de muchas circunstancias. [trad. Amando Lázaro Ros]

La lejanía y la proximidad son relativas y dependen de muchas circunstancias. [trad. José Luis López Muñoz]

Lejos y cerca son cosas relativas y dependen de muy distintas circunstancias. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La lejanía y la cercanía dependen de muchas circunstancias variables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lejos y cerca son cosas relativas y dependen de muy variadas circunstancias. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La cercanía y lejanía son relativas y dependen de muchas y muy diversas circunstancias. [trad. Marta Salís Canosa]

La lejanía y la cercanía son cuestiones relativas y dependen de circunstancias muy particulares. [trad. José C. Vales]

Where there is fortune to make the expenses of travelling unimportant, distance becomes no evil.

Si hay suficiente fortuna para no conceder importancia a los gastos de viaje, la distancia no es un mal. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando se dispone de medios de fortuna suficientes para no reparar en los gastos que acarrea un viaje, la distancia no supone un inconveniente alguno. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se cuenta con la fortuna necesaria para que los gastos de viaje carezcan de importancia, la distancia no es un obstáculo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se tiene fortuna para no dar importancia a los gastos de los viajes, la distancia es lo de menos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La distancia no es ningún inconveniente cuando hay posibilidades económicas de afrontar los gastos de viaje. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si hay suficiente fortuna para no conceder importancia a los gastos de viaje, la distancia no es un inconveniente. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando nuestra fortuna nos permite viajar sin preocuparnos de los gastos, la distancia no es un inconveniente. [trad. Marta Salís Canosa] (el problema de esta versión es el uso de la primera persona del plural —nuestra, nos―, en el texto en inglés se mantiene neutral y de ahí la distancia del personaje con sus palabras, no dice “nos”, no es incluyente al enunciar esas palabras).

Donde hay dinero, el gasto de un viaje carece de importancia y la distancia no es ninguna desgracia. [trad. José C. Vales]

Finalmente, ante ese inesperado tête-à-tête, Charlotte intuye que Darcy está interesado en su amiga, pero como Lizzy rechaza la idea, su amiga prefiere no insistir debido a:

the danger of raising expectations which might only end in disappointment.

Temor a que naciesen esperanzas que sólo podían acabar en disgustos. [trad. José de Urríes y Azara] (¿”dissapointment” como “disgusto”?)

Temor a despertar… esperanzas que tal vez no se cumpliesen luego. [trad. Amando Lázaro Ros]

El temor de crear unas esperanzas que pudieran acabar en decepción. [trad. José Luis López Muñoz]

Evitar el peligro de engendrar esperanzas imposibles [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El peligro de suscitar unas esperanzas que quizá terminasen en una desilusión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Temor a que naciesen esperanzas que sólo podían acabar en disgustos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En esta traducción siguen apareciendo indicios de que está basada en la de Urríes, como es la traducción de “dissapointment” como “disgusto”)

Miedo de sembrar unas esperanzas que sólo podían acabar en decepción. [trad. Marta Salís Canosa]

Se corría el peligro de levantar expectativas que a lo mejor sólo acababan en desilusión. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Older Posts »