Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘felicidad’

En JAcastellano, del 1° al 7 de julio de 2013, también revisamos el capítulo 59 de Orgullo y prejuicio para extraer las citas más notables.

Es el antepenúltimo capítulo de la novela y, habiéndose resuelto el punto principal, ahora se procede a rematar los hilos que aún estén sueltos. Primero que nada, Lizzy debe dar a conocer a su familia su compromiso matrimonial, que ocurre en tres distintas etapas: primero su hermana Jane, luego su padre y finalmente su madre.

En el caso de las citas epigramáticas, tanto Jane Bennet como el señor Bennet tienen oportunidad de enunciar una recomendación u opinión.

Cuando Lizzy le da la noticia a Jane, ésta por una vez se muestra incrédula y aconseja a su hermana:

Do anything rather than marry without affection.

Obsérvese cómo el texto original habla de “afecto”, dejando implícito que se refiere a amor, pero las traducciones explicitan.

¡Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor! [trad. José de Urríes y Azara]

Es preferible cualquier cosa a un matrimonio sin cariño. [trad. Amando Lázaro Ros]

(Omite la oración) [trad. José Luis López Muñoz]

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] Haz cualquier cosa antes de casarte sin amor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Haz cualquier cosa antes de casarte sin estar enamorada. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿“antes de casarse” da un sentido temporal y secuencial, lo apropiado sería “antes que”)

Haz cualquier cosa menos casarte sin amor. [trad. Marta Salís Canosa]

Haz cualquier cosa, menos casarte sin amor. [trad. José C. Vales]

Por su parte, una vez que el Sr. Bennet se entera que Darcy fue el que arregló lo de la boda de Lydia, sale con:

These violent young lovers carry every thing their own way.

Estos enamorados violentos cargan con todo. [trad. José de Urríes y Azara] (traduce literalmente “carry everything”, cuando es “carry something their own way”, es decir hacerlo a su manera).

Estos impetuosos mozos enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. Amando Lázaro Ros]

Estos jóvenes locamente enamorados lo hacen todo a su manera. [trad. José Luis López Muñoz]

Esos jóvenes y apasionados enamorados cargan con todo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Comete el mismo error que Urríes)

Estos jóvenes enamorados furiosos lo hacen todo a su manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“furioso” no es el calificativo más adecuado de “violently” en este contexto)

Estos jóvenes enamorados lo hacen todo en un abrir y cerrar de ojos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En ningún momento el sentido de “carry everything their own way” significa que sea “en un abrir y cerrar de ojos”)

A los jóvenes enamorados les gusta hacerlo todo a su manera. [trad. Marta Salís Canosa]

Estos apasionados amantes lo hacen todo a su modo. [trad. José C. Vales] (En este contexto, traducir “lovers” como “amantes” no parece la mejor opción)

Esa noche en que Lizzy revela a Jane que ha aceptado casarse con Darcy, a Jane le resulta difícil creerlo por no estar al tanto de lo ocurrido en Derbyshire ni la injerencia de Darcy en lo de Lydia; para ella sigue predominando la idea de la antipatía que su hermana sentía. Cuando le recuerda todo eso, Lizzy le responde:

In such cases as these, a good memory is unpardonable.

En casos así es imperdonable una buena memoria. [trad. José de Urríes y Azara]

En estos casos es cuando es imperdonable la buena memoria. [trad. Amando Lázaro Ros]

En casos como éste, la buena memoria es imperdonable. [trad. José Luis López Muñoz]

En estos casos una buena memoria es imperdonable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En casos como éste es imperdonable tener buena memoria. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En casos así lo correcto es no tener memoria. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En casos así, tener buena memoria es imperdonable. [trad. Marta Salís Canosa]

En casos como éste, una buena memoria es una facultad detestable [trad. José C. Vales] (“Unpardonable” NO significa detestable)

La verdad, tampoco Lizzy adopta la mejor estrategia de convencimiento, porque se la pasa embromando y eso incluye su respuesta a la pregunta de desde cuándo se enamoró de Darcy:

I must date it from my first seeing his beautiful grounds at Pemberley.

Creo que habría que ponerle como fecha la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. José de Urríes y Azara]

Creo que podría señalar como fecha el día aquel en que vi por primera vez sus magníficas posesiones de Pemberley. [trad. Amando Lázaro Ros]

Creo que se remonta a la primera vez que vi el hermosísimo parque de Pemberley. [trad. José Luis López Muñoz]

Creo que data de la primera vez que vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que, si debo ponerle una fecha, debió de ser cuando vi sus hermosas fincas de Pemberley. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si he de ponerle una fecha, creo que cuando vi sus hermosas posesiones de Pemberley. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Supongo que en mi primera visita a sus preciosas tierras de Pemberley. [trad. Marta Salís Canosa]

Creo que puedo fijar el momento exacto cuando vi por primera vez las preciosas extensiones de sus propiedades en Pemberley. [trad. José C. Vales]

Aunque Jane sabe que su hermana no habla en serio, desafortunadamente muchos lectores se lo toman literalmente, cuando debemos tomarlo como algo figurado, pues aunque hemos sido testigos del cambio gradual de sus sentimientos y en Pemberley finalmente llegó a apreciar del todo a Darcy, siendo la noticia de la fuga de Lydia lo que finalmente obligó a Lizzy a darse cuenta de lo que sentía por él.

Las hermanas pasan casi la mitad de la noche en confesión, y así nos enteramos que por ejemplo que Jane y Bingley habían hablado respecto a Darcy y Lizzy, pero que creían que era algo imposible. Nos enteramos que Jane sabía un poco respecto a lo ocurrido en Derbyshire, por su tía y Lizzy finalmente le cuenta todo lo que Darcy hizo a favor de Lydia.

Al día siguiente, por el comportamiento de Bingley, hay indicios de que Darcy ya también le dio la noticia a su amigo, pues además aquél pregunta si hay algún otro lugar donde Lizzy pudiera extraviarse nuevamente.

Por la tarde, Darcy solicita el permiso del Sr. Bennet. Una conversación que no tenemos de primera mano, porque la escritora no acostumbra presentar conversaciones donde haya exclusivamente personajes masculinos. A Lizzy la pone muy nerviosa, por más que ve salir a Darcy con una sonrisa, su padre quiere hablar con ella.

En ese momento:

How earnestly did she then wish that her former opinions had been more reasonable, her expressions more moderate! It would have spared her from explanations and professions which it was exceedingly awkward to give; but they were now necessary.

¡Cuán vivamente habría deseado… que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Habríale ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; mas ahora resultaban precisas. [trad. José de Urríes y Azara] (“awkward no es temor)

Elizabeth hubiera dado cualquier cosa porque las opiniones que había expresado en otro tiempo hubiesen sido más razonables, y las frases con que se había expresado hubiesen sido más moderadas. Se habría ahorrado explicaciones y confesiones que era muy engorroso dar; pero no había más remedio. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Cuánto hubiera deseado Elizabeth en aquel momento que sus antiguas opiniones hubieran sido más razonables, y su manera de expresarlas más moderada! Se hubiera ahorrado explicaciones y afirmaciones extraordinariamente embarazosas; en aquel momento, sin embargo, resultaban necesarias. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuánto sintió Elizabeth que su primer concepto de Darcy hubiera sido tan injusto y sus expresiones tan inmoderadas! Así se habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que le daban muchísima vergüenza, pero que no había más remedio que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Cuánto deseó ella entonces que sus primeras opiniones hubieran sido más razonables, que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Así se habría ahorrado explicaciones y afirmaciones que ahora le resultaba incomodísimo hacer; pero eran necesarias. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Cuán vivamente habría deseado Lizzy que sus primeros juicios sobre Darcy hubieran estado más puestos en razón y que sus expresiones hubieran sido más moderadas! Le habría ahorrado ciertas explicaciones y confesiones que temía muchísimo hacer; pero ahora resultaban necesarias. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (“awkward” no se relaciona con “temer”)

¡Cuán vivamente deseó Elizabeth en aquel momento que sus opiniones anteriores hubieran sido más razonables, y su forma de expresarlas más moderada! Se habría ahorrado explicaciones y confidencias ahora sumamente embarazosas; pero eran de todo punto necesarias. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Cuán vivamente deseó entonces Elizabeth que sus primeras opiniones hubieran sido razonables y sus expresiones más moderadas! Eso le habría evitado dar tantas explicaciones y asegurar tantas cosas que resultaba incómodo asegurar; pero ahora se hacían necesarias. [trad. José C. Vales]

Obligada por las duras palabras de su padre, y con lágrimas, Lizzy finalmente declara de manera muy explícita su amor por su prometido:

I do, I do like him. I love him. Indeed he has no improper pride. He is perfectly amiable. You do not know what he really is; then pray do not pain me by speaking of him in such terms.

Pues me gusta, me gusta; le amo. Y la verdad es que no tiene orgullo; es perfectamente amable. No sabes lo que es en realidad; por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo estoy, le aseguro que lo estoy efectivamente. Lo amo. Su orgullo no es lo que parece. Posee una perfecta simpatía. Usted, papá, no lo conoce tal como es; le ruego, pues, que no me aflija usted hablándome de él en tales términos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sí que me gusta; le quiero de verdad. Y no es orgulloso, sino un dechado de bondad. Usted no lo conoce realmente, y le ruego que no me apene hablando de él en esos términos. [trad. José Luis López Muñoz] (No se trata de un tenue “querer”, Lizzy dice “love”, además tampoco parece ofrecer opciones para calificativos como “no improper pride” y “perfectly amiable” que quedan reducidos y condensados en “dechado de bondad”)

Pues sí, me gusta; le amo. Además no tiene ningún orgullo. Es lo más amable del mundo. Tú no le conoces. Por eso te suplico que no me hagas daño hablándome de él de esa forma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo quiero, lo quiero. Lo amo. La verdad es que no tiene ningún orgullo indebido. Es absolutamente amable. No sabe usted cómo es en realidad; de modo que le ruego que no me haga daño hablando de él de esa manera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pues lo quiero, lo quiero. Lo amo. Y la verdad es que no es orgulloso, sino muy amable. En realidad, nadie lo conoce, por eso te suplico que no me apenes hablándome de él en esos términos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me gusta, claro que me gusta. Lo amo. Y su orgullo no es injustificado. Es extraordinariamente bueno y amable. Usted no sabe cómo es en realidad; y me duele sobremanera que hable de él de este modo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí, lo quiero. Lo amo. Y en realidad, no es nada orgulloso. Es absolutamente encantador. Vosotros no sabéis cómo es, así que os ruego que no me hagáis sufrir hablando de él en esos términos. [trad. José C. Vales]

La frase “perfectly amiable” es una de las dificultades más notorias de traducción.

Sin embargo, el señor Bennet no parece del todo convencido. Aunque admite que concedió el permiso, por su propia experiencia, trata de disuadir a su hija de cometer lo que él considera como un error irreparable: un matrimonio entre seres de naturaleza desigual. Sus palabras resultan muy emotivas:

I know that you could be neither happy nor respectable, unless you truly esteemed your husband; unless you looked up to him as a superior. Your lively talents would place you in the greatest danger in an unequal marriage. You could scarcely escape discredit and misery. My child, let me not have the grief of seeing you unable to respect your partner in life. You know not what you are about.

Sé que no podrás ser dichosa ni respetada si no amas a tu marido, si no le consideras como a un ser superior. Tu viveza te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes lo que eso es. [trad. José de Urríes y Azara]

Yo sé que no puedes ser feliz ni sentir respeto por ti misma si el hombre con quien te casas no merece verdaderamente tu aprecio; si no lo consideras como superior a ti. Tu inteligencia tan despierta haría peligroso un matrimonio en el que tú fueses superior a tu marido. Difícilmente evitarías el descrédito y el dolor. Hija mía, no me des el disgusto de ver que te casas con un hombre a quien desprecias. No sabes lo que eso significa. [trad. Amando Lázaro Ros] (Se limita a traducir con el hiperónimo “hombre”, cuando en el texto se habla de “husband” y “partner in life”, decir simplemente hombre hace perder la solemnidad y la preocupación que el señor Bennet trata de comunicar)

Sé que no podrás ser feliz ni vivir en paz contigo misma si no aprecias de verdad a tu esposo, si no le consideras superior. Tu inteligencia y tu agudeza harán que corras grandísimos peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparás al descrédito y a la infelicidad. Hija mía, no me causes el dolor de saberte incapaz de respetar al compañero de tu existencia. No sabes lo que te dispones a hacer. [trad. José Luis López Muñoz]

Sé que nunca podrás ser feliz ni prudente si no aprecias verdaderamente a tu marido, si no le consideras como a un superior. La viveza de tu talento te pondría en el más grave de los peligros si hicieras un matrimonio desigual. Difícilmente podrías salvarte del descrédito y la catástrofe. Hija mía, no me des el disgusto de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no estimas de verdad a tu marido; si no lo ves como un superior. Tu vivo talento te haría correr un enorme peligro en un matrimonio desigual. Mal podrías evitar la deshonra y la desgracia. Hija mía, que no tenga el dolor de verte incapaz de respetar al compañero de tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sé que no podrás ser dichosa ni respetable si no amas a tu marido, si no lo consideras como a un ser superior. Tu temperamento te colocaría en los mayores peligros con un matrimonio desigual; con dificultad evitarías el descrédito y la desgracia. Hija mía, no me des el sinsabor de verte incapaz de respetar al compañero de toda tu vida. No sabes a lo que te expones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sé que no podrás ser feliz ni respetable si no quisieras de verdad a tu marido, si no lo miraras como a alguien superior. Tu inteligencia y tu ingenio te expondrían a grandes peligros en un matrimonio desigual. Difícilmente escaparías al descrédito y la desdicha. Hija mía, no me inflijas el dolor de verte incapaz de respetar a tu compañero en la vida. No sabes bien el riesgo que corres. [trad. Marta Salís Canosa]

Sé que jamás podrías ser feliz ni respetable si no amaras a tu esposo, si no lo consideraras un hombre muy especial. Tu modo de ser, tan rebelde, te pondría en gravísimo peligro de un matrimonio desigual. Difícilmente podrías huir del descrédito y la lástima. Hija mía, no permitas que yo sufra el dolor de ver que no puedes respetar al compañero de tu vida. No sabes lo que es eso. [trad. José C. Vales] (Parece que para la sensibilidad moderna de este traductor, no se puede aceptar que el texto dice que debe haber una superioridad del esposo)

Ante tal exhortación, nos enteramos que Lizzy presenta a su padre un resumen de de la serie de altibajos de su relación con Darcy, con lo que finalmente el señor Bennet puede reconciliarse con el hecho e incluso admitir que concede su mano a alguien de valía

Sólo entonces le da a conocer el papel de Darcy para solucionar el escándalo ocasionado por la fuga de Lydia.

Por último, Lizzy da la noticia a su madre, en privado porque, conociéndola, no quería que Darcy escuchara su aprobación o desaprobación. Y aunque sus palabras no son realmente tan epigramáticas, la escena resulta sumamente cómica y, desafortunadamente, las adaptaciones han perdido la oportunidad de mostrarnos a una señora Bennet estupefacta por varios minutos.

El capítulo concluye con el comentario irónico del Sr. Bennet respecto a sus yernos; desafortunadamente algunos lectores no logran captar que no está hablando siendo literal cuando dice que Wickham es su favorito.

Anuncios

Read Full Post »

Del 1° al 7 de julio de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 58 de Orgullo y prejuicio, que es sumamente emocionante y donde el nudo principal finalmente se resuelve.

Como el propósito principal ha sido extraer las citas epigramáticas, aquí les presentamos la que destaca en este capitulo, viene de boca de Lizzy, tratando de reconfortar a Darcy por su conducta en el pasado. Ella le dice:

Think only of the past as its remembrance gives you pleasure.

Piense sólo en el pasado cuyo recuerdo le sea grato. [trad. José de Urríes y Azara]

No se acuerde usted del pasado sino en lo que puede resultarle agradable. [trad. Amando Lázaro Ros]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te procure placer. [trad. José Luis López Muñoz]

Del pasado no tiene usted que recordar más que lo placentero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No recuerdes del pasado más que lo que te sea grato. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Recuerde sólo en el pasado aquello que le sea grato. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te sea placentero. [trad. Marta Salís Canosa]

Piensa en el pasado cuando sólo los recuerdos te produzcan placer. [trad. José C. Vales]

Si algo llama la atención es la diferencia en la forma de dirigirse que tienen los personajes. Las traducciones más antiguas, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a Darcy; en cambio, en varias de las traducciones más recientes, el cambio a “tú” se produce cerca de este momento.

Sin embargo, lo sustancioso y más importante de este capítulo, por supuesto que es que finalmente los malentendidos entre la pareja se aclaran y llegan a una conclusión feliz.

La oportunidad la proporciona Kitty que, se nos dice le tiene miedo a Darcy y huye en cuanto puede con el pretexto de visitar a Maria Lucas. Lizzy sabe que, aunque vaya contra las reglas el quedarse así a solas con Darcy, es la única manera para hablar con él y agradecerle por haber solucionado, dadas las circunstancias, la fuga de Lydia.

Darcy lamenta que ella se haya enterado de su injerencia en el asunto, pues nunca hubiera pensado que la Sra. Gardiner sería indiscreta. Lizzy le hace saber que la indiscreción provino de Lydia. Ante las expresiones de agradecimiento, finalmente él dice:

If you will thank me, let it be for yourself alone. That the wish of giving happiness to you might add force to the other inducements which led me on, I shall not attempt to deny. But your family owe me nothing. Much as I respect them, I believe I thought only of you.

Si me lo agradece usted, que sea sólo por usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una dicha pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun respetándolos mucho, no pensé sino en usted. [trad. José de Urríes y Azara]

Si quiere agradecérmelo, hágalo sólo en su nombre propio. No pienso negar que el deseo de hacerla a usted feliz reforzó los demás motivos que me indujeron a actuar. Su familia ninguna deuda tiene contraída conmigo. Mucho es el respeto que me merece, pero, si le he de ser sincero, creo que sólo pensaba en usted. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si me ha de dar las gracias, que sea sólo en nombre suyo. No ocultaré que el deseo de darle una alegría reforzó posiblemente los otros motivos que me impulsaron a obrar. Pero su familia no me debe nada. Aunque es mucho el respeto que siento por ellos, creo que sólo pensé en usted. [trad. José Luis López Muñoz]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No negaré que el deseo de tranquilizarla se sumó a las otras razones que me impulsaron a hacer lo que hice; pero su familia no me debe nada. Les tengo un gran respeto, pero no pensé más que en usted. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si quiere usted darme las gracias, que sea sólo en nombre de usted. No negaré que el deseo de darle una alegría pudo reforzar los otros incentivos que me movieron a actuar. Pero su familia de usted no me debe nada. A pesar de todo el respeto que les tengo, me parece que sólo pensaba en usted. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo agradece, que sea sólo en nombre de usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una alegría pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun cuando los respeto mucho, no pensé sino en usted. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si ha de agradecérmelo, que sea sólo en su propio nombre. No ocultaré que el deseo de hacerla feliz fortaleció las demás razones que me movieron a hacerlo. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que la respete, creo que sólo pensé en usted. [trad. Marta Salís Canosa]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No pretendo negar que el deseo de verla feliz animó todas las razones que me movieron a actuar. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que los respete, en realidad sólo pensé en usted. [trad. José C. Vales]

¿Qué se puede responder ante eso? Lizzy no podía, resultaba demasiado. Darcy también sabe que no hay vuelta atrás, qué más da arriesgarse totalmente así que va su segunda declaración, que dejaremos para una entrada exclusivamente dedicada a ella.

Tras la segunda declaración, como es costumbre con JA, se echa un velo y no ‘vemos’ ni ‘escuchamos’ en directo la respuesta de Lizzy ni las demás palabras de Darcy. L a voz narradora toma el control y nos cuenta brevemente lo que sucede, ni siquiera hace uso del discurso libre indirecto. Tenemos que conformarnos con saber que Lizzy se ve obligada a hablar y dar a entender que sus sentimientos habían cambiado y su aceptación. La reacción inicial de Darcy al saberse aceptado también queda sólo en narración.

Por un rato:

There was too much to be thought, and felt, and said, for attention to any other objects.

Había demasiado que pensar y que sentir y que decir para tender a nada más. [trad. José de Urríes y Azara]

Estaban demasiado abstraídos en sus pensamientos, en sus emociones y en sus palabras para prestar atención a lo que les rodeaba. [trad. Amando Lázaro Ros]

Era demasiado lo que tenían pensar y sentir y decir para prestar atención a otras cuestiones. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para fijarse en nada más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para atender a nada más. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Había demasiado que pensar, sentir y decir para atender a nada más. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Había demasiado que pensar, y sentir, y decir, para poder prestar atención a otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

Tenían demasiadas cosas que pensar, que sentir y que decir como para prestar atención a otros asuntos. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente recuperan un poco la calma, sin nada de arrebatos sentimentales, vuelve a haber diálogo. El primer tema es la oportuna intervención de Lady C. Habría sido toda una escena ver la ‘conversación’ que tuvo con su sobrino y los resultados tan contrarios a los que ella deseaba que obtiene, pues en lugar de provocar la aversión de Darcy, más bien lo empujó hacia Lizzy:

taught me to hope as I had scarcely ever allowed myself to hope before.

Eso me hizo conocer lo que antes apenas me había atrevido a albergar. [trad. José de Urríes y Azara] (el original dice “hope”, que no es precisamente “conocer”)

Hizo nacer en mí esperanzas que hasta aquel momento no me había atrevido a acariciar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Me dio más esperanzas de las que hasta entonces me había atrevido a abrigar. [trad. José Luis López Muñoz]

Gracias a eso concebí esperanzas que antes apenas me habría atrevido a formular. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me hizo cobrar unas esperanzas que no me había atrevido a albergar hasta entonces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Eso me hizo saber lo que antes apenas me habría atrevido a esperar. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Al basarse en la traducción de Urríes, mantiene la omisión de “hope” y sólo varía del inventado “conocer a “saber” que tampoco resulta una opción adecuada)

Me hizo concebir unas esperanzas que antes no me había atrevido a albergar. [trad. Marta Salís Canosa]

Eso me dio esperanzas… unas esperanzas que apenas me había atrevido a albergar. [trad. José C. Vales]

I knew enough of your disposition to be certain that, had you been absolutely, irrevocably decided against me, you would have acknowledged it… frankly and openly.

Conocía lo suficiente su modo de ser para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. José de Urríes y Azara]

Conozco su carácter lo suficiente para saber que si usted hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme… lo habría confesado… con toda franqueza y sin ambages. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sabía lo bastante de tu manera de ser como para estar seguro de que, si tu actitud hacía mí estaba absoluta e irrevocablemente decidida, lo hubieras confesado con toda franqueza y sin reservas. [trad. José Luis López Muñoz] (omite “en contra”, por así decirlo lo deja implícito)

Conocía de sobra el carácter de usted para saber que si hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría dicho… con toda claridad y franqueza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo conocía lo suficiente de tu carácter como para estar seguro de que si hubieras tomado la decisión absoluta, irrevocable, de rechazarme,… la habrías reconocido… de manera franca y abierta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Conocía lo suficiente su carácter… para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Te conocía lo suficiente para saber que, si hubieras estado absoluta, irrevocablemente decidida en mi contra… lo habrías dicho… sin ambages. [trad. Marta Salís Canosa]

Conocía suficientemente tu carácter como para estar seguro de que si estuvieras absoluta e irrevocablemente contra mí,… lo habrías reconocido así… franca y abiertamente. [trad. José C. Vales]

Como se ha mencionado al principio de esta entrada, en este diálogo es donde la mayoría de los traductores más recientes hacen el cambio de “usted” a “tú” en la forma de dirigirse uno a otro en ambos personajes, pues consideran que justo la declaración y aceptación motiva el cambio, en tanto que los traductores más antiguos mantuvieron el usted todavía en este punto, lo dejan para más adelante en el capítulo.

Ella responde:

You know enough of my frankness to believe me capable of that. After abusing you so abominably to your face, I could have no scruple in abusing you to all your relations.

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarle a usted tan abominablemente cara a cara no podía tener escrúpulo en manifestar lo propio a todos sus parientes. [trad. José de Urríes y Azara]

Tenía usted pruebas de mi franqueza, como para no dudar de que lo hubiese dicho. Después de agraviarlo a usted de una manera tan odiosa en su misma cara, no podía yo tener ningún reparo en agraviar a todos sus parientes. [trad. Amando Lázaro Ros] (el original no dice agraviar a los parientes, sino agraviarlo ante sus parientes)

Sí; sabes lo bastante de mi *franqueza* para creerme capaz de hacerlo. Después de haberte insultado cara a cara sin el menor escrúpulo, no tendría empacho en repetir los insultos ante tus parientes. [trad. José Luis López Muñoz]

Conocía usted de sobra mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de haberle rechazado tan odiosamente cara a cara, no podía tener reparos en decirles lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí, conocías mi *franqueza* bastante bien como para creerme capaz de *eso*. Después de insultarte a la cara de una manera tan abominable, no podía tener reparo en insultarte ante todos tus parientes. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarlo de moto tan abominable no podía tener escrúpulo en manifestar lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sí, conoces bastante mi *franqueza* para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado del modo más abominable, no tendría el menor escrúpulo en decir cosas horribles de ti delante de tus parientes. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí… conoces demasiado mi *sinceridad* como para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado de aquel modo tan espantoso en tu propia cara, puede que no hubiera tenido escrúpulos en decirles lo mismo a todos tus parientes. [trad. José C. Vales] (si también en español existe la palabra “franqueza” como equivalente a “frankness”, no hay necesidad de buscar un sinónimo, además parece como eco o reminiscencia significativa, pues en el enfrentamiento de Lizzy con Lady Catherine también se empleó)

Eso los lleva de nuevo a recordar lo sucedido en esa primera declaración, la carta y el cambio operado en ambos. Lizzy le dice:

The conduct of neither, if strictly examined, will be irreproachable; but since then, we have both, I hope, improved in civility.

Mirándolo bien, no puede resultar irreprochable la conducta de ninguno de los dos. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos, si se mira estrictamente la cuestión, nos portamos de una manera irreprochable, pero me imagino que desde entonces hemos ganado los dos en amabilidad [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se examina con calma lo sucedido, se verá que ninguno de los dos se comportó de manera irreprochable; pero desde entonces, espero, los dos nos hemos vuelto más corteses. [trad. José Luis López Muñoz]

Bien mirado, los dos tuvimos nuestras culpas. Pero me parece que los dos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se examina estrictamente la conducta de los dos, ninguno queda libre de reproche; pero creo que desde entonces los dos hemos ganado en cortesía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mirándolo bien, la conducta de los dos fue reprochable. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si lo examinamos con detenimiento, el comportamiento de los dos dejó bastante que desear; pero creo que los dos hemos mejorado mucho en cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

La conducta de ambos, bien mirada, fue bastante deplorable. Pero desde entonces, confío, hemos mejorado bastante en nuestra educación. [trad. José C. Vales] (“civility” es mucho más preciso que “educación”, que aquí parecería más un hiperónimo)

Though we have… reason to think my opinions not entirely unalterable, they are not… quite so easily changed as that implies.

Aunque ambos tengamos razones papara pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado con tanta facilidad como implica lo que usted dice. [trad. José de Urríes y Azara]

No implica que yo cambie fácilmente de opinión, aunque los dos tenemos razones en extremo suficientes para creer que tampoco las mantengo de una manera inflexible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inamovibles, espero que no sean tan mudables. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque… tenemos razones para pensar que mis opiniones no son enteramente inalterables, no cambian tan fácilmente como usted supone. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (la suposición no queda limitada a él)

Aunque ambos tenemos motivos para considerar que mis opiniones no eran inalterables del todo, espero que no hayan cambiado con tanta facilidad como quieres dar a entender. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque ambos tengamos razones para pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado tan fácilmente como usted quiere dar a entender. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inalterables, tampoco son, espero, tan volubles como supones. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque ambos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son absolutamente inalterables, espero que no sean tan volubles como para dejarme influir por esa carta. [trad. José C. Vales]

Think no more of the letter. The feelings of the person who wrote, and the person who received it, are now so widely different from what they were then, that every unpleasant circumstance attending it ought to be forgotten.

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes de lo que eran entonces, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. José de Urríes y Azara]

No pensamos más en ella [la carta]. Hay una diferencia profunda entre los sentimientos de la persona que la escribió y los que la que la recibió con los que ambos tenían entonces, que no nos queda más remedio que olvidar todo detalle desagradable. [trad. Amando Lázaro Ros] (no hay plural en “think”)

No pienses más en la carta. Tanto los sentimientos de la que la escribió como los de quien la recibió son ahora tan diferentes que cualquier circunstancia desagradable relacionada con ella debe olvidarse. [trad. José Luis López Muñoz]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la persona que la recibió son ahora tan diferentes, que todas las circunstancias desagradables que a ella se refieran deben ser olvidadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y de la persona que la recibió han variado tanto de lo que eran entonces, que deben olvidarse todas las circunstancias desagradables que la rodean. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienses más en esa carta. Los sentimientos de quien la escribió, y de quien la recibió, son ahora tan completamente diferentes de los de entonces que debemos olvidar todas las circunstancias desagradables relacionadas con ella. [trad. Marta Salís Canosa]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y la que la recibió son ahora tan completamente distintos de cómo eran entonces que deberíamos olvidarnos de prestar atención a cualquier circunstancia desagradable. [trad. José C. Vales]

Pero para Darcy, por así decirlo, el acto de contrición debe continuar. De toda la explicación de cómo llegó a ser el orgulloso Darcy, sobresalen dos fragmentos:

I have been a selfish being all my life, in practice, though not in principle. As a child I was taught what was right, but I was not taught to correct my temper. I was given good principles, but left to follow them in pride and conceit.

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño enseñáronme lo que estaba bien, mas no se me enseñó a corregir mi temperamento. Se me inculcaron buenas normas, pero se me dejó seguir orgulloso y vano. [trad. José de Urríes y Azara]

Si no en principio, en la práctica al menos he sido toda mi vida egoísta. De niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a dominar mi temperamento. Recibí muy buenas enseñanzas, pero me dejaron para seguirlas todo mi orgullo y mi engreimiento. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la práctica, aunque no en la teoría, he sido un egoísta toda mi vida. De niño se me enseñó lo que estaba bien, pero no a corregir mi manera de ser. Se me inculcaron buenos principios, pero se me dejó que los siguiera desde el orgullo y la vanidad. [trad. José Luis López Muñoz]

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, aunque no en los principios. De niño me enseñaron a pensar bien, pero no a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que las siguiese cargado de orgullo y de presunción. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He sido durante toda mi vida un ser egoísta, en la práctica, aunque no por principio. De niño me enseñaron qué era lo correcto, pero no me enseñaron a corregir mi genio. Me dieron buenos principios, pero me permitieron aplicarlos con orgullo y vanidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

He sido, durante toda mi vida, egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño me enseñaron qué estaba bien, pero nadie me enseñó a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que siguiese siendo orgulloso y vano. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He sido un egoísta toda mi vida, pero sólo en la práctica, no en los principios. De niño me enseñaron lo que está bien, pero no me enseñaron a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenos principios, pero se me permitió seguirlos con orgullo y engreimiento. [trad. Marta Salís Canosa]

Siempre he sido un egoísta, toda mi vida, en la práctica, aunque no en los principios. Cuando era un niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a corregir mi carácter. Me enseñaron los buenos principios, pero permitieron que los ejecutase con orgullo y altivez. [trad. José C. Vales]

Such I was, from eight to eight and twenty; and such I might still have been but for you, dearest, loveliest Elizabeth! What do I not owe you! You taught me a lesson, hard indeed at first, but most advantageous. By you, I was properly humbled. I came to you without a doubt of my reception. You showed me how insufficient were all my pretensions to please a woman worthy of being pleased.

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería a no ser por usted, queridísima, amadísima Isabel. ¿Qué no he deberle a usted? Me dio una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. José de Urríes y Azara]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no haberla encontrado a usted, mi querida y adorada Elizabeth. ¡Cuánto le debo yo! La lección que me dio, aunque dura al principio, me ha sido muy provechosa. Usted me humilló, que era lo que necesitaba. Me acerqué a usted sin que se me ocurriese dudar por un momento de que sería aceptado. Usted me hizo ver qué vacuas eran mis pretensiones de agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. Amando Lázaro Ros]

Así he sido desde los ocho hasta los veintiocho años; y aún seguiría siendo así, de no haber sido por ti, ¡mi queridísima y encantadora Elizabeth! ¿Qué no te debo yo? Me enseñaste una lección, dura al principio, desde luego, pero ventajosísima. Me diste la lección de humildad que necesitaba. Me presenté a ti sin albergar la menor duda sobre la respuesta que iba a recibir. Y tú me demostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. José Luis López Muñoz]

Así desde los ocho hasta los veintiocho años, y así sería aún si no hubiese sido por usted, amadísima Elizabeth. Se lo debo todo. Me dio una lección que fue, por cierto, muy dura al principio, pero también muy provechosa. Usted me humilló como convenía, usted me enseñó lo insuficientes que eran mis pretensiones para halagar a una mujer que merece todos los halagos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Así fui yo de los ocho a los veintiocho años; ¡y así podría seguir siendo si no hubiera sido por ti, Elizabeth, querida, amadísima! ¡Cuánto te debo! Me has enseñado una lección; muy dura al principio, pero muy provechosa. Me humillaste como merecía. Me presenté ante ti sin dudar para nada de la acogida que me darías. Tú me enseñaste cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer que se merece ser complacida. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería si no fuese por usted, queridísima, amadísima Lizzy. ¿Qué no he de deberle? Me ha dado una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años; y así habría seguido siendo de no haberte conocido, ¡mi maravillosa y querida Elizabeth! ¡Te debo tanto! Me diste una lección, muy dura al principio, pero enormemente provechosa luego. Recibí una cura de humildad. Me acerqué a ti sin albergar ninguna duda sobre cuál iba a ser mi respuesta. Y tú me mostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer que merecía el mejor de los tratos. [trad. Marta Salís Canosa]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no ser por ti, mi querida, ¡mi adorada Elizabeth! ¡Te lo debo todo! Me diste una lección, dura al principio, desde luego, pero muy provechosa. Gracias a ti, recibí una buena cura de humildad. Me acerqué a ti sin dudar que me querrías. Tú me mostraste qué ridículas eran mis pretensiones para complacer a una mujer que merecía otro trato. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente se dan cuenta de todo el tiempo que ha transcurrido, emprenden la marcha de regreso a Longbourn, y aprovechan para hablar del compromiso de Jane y Bingley. Antes de ir a Londres, Darcy confesó a Bingley todo lo que le habían ocultado, en cierta manera, como piensa Lizzy, Darcy le dio finalmente el permiso a su amigo para ser feliz, aunque ella por el momento se abstiene de embromarlo al respecto.

A most delightful friend; so easily guided that his worth was invaluable.

Muy delicioso amigo por lo fácil en dejarse guiar, que su valía era incomparable. [trad. José de Urríes y Azara]

El más encantador de los amigos y que era incomparable por lo bien que se dejaba guiar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un maravilloso amigo, y tan fácil de guiar que su valor era inapreciable. [trad. José Luis López Muñoz]

El más estupendo de los amigos por la facilidad con que se le podía traer y llevar, y que era realmente impagable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un amigo encantador y precioso por la facilidad con que se dejaba llevar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un amigo encantador por la facilidad con que se dejaba guiar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El más encantador de los amigos; se dejaba guiar tan fácilmente que no tenía precio. [trad. Marta Salís Canosa]

El mejor de los amigos: dejarse llevar de aquel modo era verdaderamente impagable. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Del 24 al 30 de junio de 2013, en JAcastellano también revisamos el capítulo 57 de Orgullo y prejuicio para extraer las citas más destacadas, en especial las epigramáticas.

Pese a la manera tan firme y segura con la que se defendió de Lady Catherine, realmente Lizzy no se encuentra tan tranquila. En primer lugar, se pregunta cómo y de dónde salió el rumor y llega a la conclusión de que la respuesta es fácil, después de todo:

The expectation of one wedding made everybody eager for another.

La esperanza de una boda predisponía a suponer otra. [trad. José de Urríes y Azara]

Este rumor de una boda hacía que todos pensasen en otra. [trad. Amando Lázaro Ros]

Bastaba el anuncio de una boda para sugerir la posibilidad de otra. [trad. José Luis López Muñoz]

La boda de los unos predisponía a suponer la de los otros. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La inminencia de una boda hacía esperar otra a todos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La inminencia de una boda predisponía a suponer otra. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La expectación que despertaba una boda bastaba para sugerir la posibilidad de otra. [trad. Marta Salís Canosa]

Era suficiente la expectativa de una boda para que todo el mundo esperara otra. [trad. José C. Vales]

Rastrear la fuente tampoco es difícil: la familia Lucas. Si bien los lectores poseemos información privilegiada, Charlotte tenía sus sospechas y de ahí la posibilidad de que su hermana Maria también hubiera visto y escuchado; además, quienes asistieron al baile de Netherfield y a la última reunión en Longbourn probablemente no pudieron dejar de percibir algo, aunque fuese sólo humo. Realmente los únicos que cabe suponer que realmente permanecían completamente a obscuras son el Sr. y la Sra. Bennet, Mary y Kitty.

Más allá de eso, Lizzy tampoco puede dejar de descontar la advertencia de que Lady Catherine no se iba a quedar cruzada de brazos y sabía que para Darcy:

In enumerating the miseries of a marriage with one; whose immediate connections were so unequal to his own, his aunt would address him on his weakest side.

Al enumerarle las desdichas de un matrimonio con quien tenía parientes inmediatos tan desiguales a los suyos, le atacaría su tía por el lado más flaco. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando ella describiese todas las calamidades que se seguirían de casarse con una mujer cuyos parientes más próximos tanto desmerecían de los suyos, tocaría en un punto flaco de Darcy. [trad. Amando Lázaro Ros]

Al enumerar las desventajas de un matrimonio que le acarrearía unos lazos familiares tan desventajosos, Lady Catherine le atacaría en su punto flaco. [trad. José Luis López Muñoz]

Su tía le tocaría el punto flaco al enumerar las desdichas de un matrimonio con una persona de familia tan desigual a la suya (Error, no de familia, sino de parientes) [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Al enumerar las desgracias de un matrimonio con una persona cuyos parientes próximos eran tan desiguales a él, su tía le tocaría el punto más flaco. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Al enumerarle las desdichas de un matrimonio con quien tenía parientes inmediatos tan desiguales a los suyos, lady Catherine lo atacaría por su punto más débil. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Al enumerar los males de un matrimonio con una joven cuya familia no estaba a su altura… estaría atacando su punto más débil. [trad. Marta Salís Canosa]

Al enumerar todas las desgracias resultantes de un matrimonio con *una mujer* cuyos familiares inmediatos eran tan inferiores a él, su tía intentaría atacar su punto débil. [trad. José C. Vales]

También cabía considerar la posibilidad de que en ella, aquélla no tenía influencia, pero para él:

The advice and entreaty of so near a relation might settle every doubt.

Las advertencias e instancias de parienta tan próxima podrían disipar todas sus dudas. [trad. José de Urríes y Azara]

Los consejos y las súplicas pusiesen fin a sus dudas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los consejos y los ruegos de un familiar tan próximo podían acabar con todas las dudas. [trad. José Luis López Muñoz]

Las advertencias e instancias de un deudo tan allegado disiparían quizá todas sus dudas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los consejos y las amenazas de un pariente tan próximo podrían disipar todas sus dudas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las advertencias a instancias de parienta tan próxima podían disipar todas sus dudas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los consejos y ruegos de un pariente tan cercano podrían disipar sus dudas. [trad. Marta Salís Canosa]

El consejo y las amenazas de una pariente tan cercana podrían sembrar en él aún más dudas. [trad. José C. Vales] (“sembrar más dudas” resulta un contrasentido)

En fin que cabía la posibildad de que él decidiese:

To be as happy as dignity unblemished could make

Ser lo feliz que cupiese sin mengua de su dignidad. [trad. José de Urríes y Azara]

Buscar la felicidad por el que no empañase en un ápice su honor. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ser todo lo feliz que una dignidad sin mancha pudiera permitirle. [trad. José Luis López Muñoz]

Ser todo lo feliz que le permitiese una dignidad inmaculada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ser todo lo feliz que pudiera manteniendo incólume su dignidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ser todo lo feliz que cupiese sin mengua de su dignidad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ser todo lo feliz que le permitiera una dignidad sin tacha. [trad. Marta Salís Canosa]

Ser todo lo feliz que una dignidad señorial sin tacha le pudiera proporcionar. [trad. José C. Vales]

Si así fuera el caso, Lizzy no pensaba languidecer, se dice a sí misma que:

If he is satisfied with only regretting me, when he might have obtained my affections and hand, I shall soon cease to regret him at all.

Si se satisface sólo con acordarse de mí cuando podría obtener mi afecto y mano, pronto cesaré en absoluto de acordarme de él. [trad. José de Urríes y Azara]

Si se conforma con echarme de menos, sin hacer nada por obtener mi afecto y mi mano, acabaré pronto por olvidarme por completo de él. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se conforma con lamentar mi pérdida, cuando podría haber conquistado mi afecto y mi mano, no tardaré mucho en olvidarlo por completo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se conforma con lamentar mi pérdida cuando podía haber obtenido mi amor y mi mano, yo también dejaré pronto de lamentar el perderle a él. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se conforma con acordarse de mí, cuando podría haber obtenido mi amor y mi mano, yo dejaré pronto de acordarme de él en absoluto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“Regret someone” es algo más que simplemente “acordarse de alguien”)

Si se satisface sólo con acordarse de mí cuando podría obtener mi afecto y mi mano, pronto dejaré de pensar en él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si se conforma con lamentar mi pérdida, cuando podría haber conquistado mi amor y mi mano, no tardaré en olvidarlo. [trad. Marta Salís Canosa]

Si se conforma con echarme de menos, cuando podría haber obtenido mi cariño y mi mano, yo no tardaré en dejar de echarle de menos. [trad. José C. Vales]

Sin embargo, al día siguiente de la visita de Lady Catherine, se da un giro inesperado: el rumor también llega a oídos, o mejor dicho ojos, del señor Bennet pues ha recibido una carta de Collins donde le cuenta al respecto. Él la hace ir a la biblioteca para hablar del asunto, que le divierte y desestima, pues, según él:

Mr. Darcy, who never looks at any woman but to see a blemish, and who probably never looked at you in his life!

¡El señor Darcy, que jamás mira a ninguna mujer sino para censurarla; y que probablemente no te habrá mirado en la vida! [trad. José de Urríes y Azara]

¡El señor Darcy que si se fija en una mujer, es para sacarle defectos, y que probablemente no te ha mirado a ti jamás! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡El señor Darcy, que nunca mira a una mujer excepto para encontrarle defectos y que, probablemente, nunca se ha fijado en ti! [trad. José Luis López Muñoz]

¡El señor Darcy, que no mira a una mujer más que para criticarla, y que probablemente no te ha mirado a ti en su vida! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡El señor Darcy, que no mira jamás a una mujer si no es para verle tachas, y que seguramente no te habrá mirado en su vida! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Mr. Darcy, que jamás mira a una mujer sino para censurarla, y que probablemente no te ha mirado en la vida! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El señor Darcy, ¡Que sólo mira a una mujer para encontrarle defectos, y que probablemente ni se ha fijado en ti! [trad. Marta Salís Canosa]

¡El señor Darcy, que sólo mira a las mujeres para encontrarles defectos y que probablemente no te habrá mirado *a ti* en la vida! [trad. José C. Vales]

His perfect indifference, and your pointed dislike, make it so delightfully absurd!

¡Más la completa indiferencia de él y tu profundo desagrado lo hacen deliciosamente absurdo! [trad. José de Urríes y Azara]

Lo que hace que la noticia sea tan deliciosamente absurda es la indiferencia que siente Darcy por ti y la antipatía con que tú le correspondes. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su perfecta indiferencia y tu marcada antipatía, ¡lo hacen tan deliciosamente absurdo! [trad. José Luis López Muñoz]

La absoluta indiferencia de Darcy y la profunda tirria que tú le tienes, es lo que hace el chiste. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La indiferencia absoluta de éste y la aversión marcada que sientes tú por él es lo que lo vuelven deliciosamente absurdo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La completa indiferencia de él hacia ti y tu profundo desagrado lo hacen deliciosamente absurdo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su completa indiferencia y tu antipatía lo convierten en algo ¡tan maravillosamente absurdo! [trad. Marta Salís Canosa]

La absoluta indiferencia del señor Darcy y tu evidente antipatía hacia él… ¡lo convierte todo en un asunto deliciosamente absurdo! [trad. José C. Vales]

Si al señor Bennet le divierte este ‘absurdo’ y, de hecho, pregunta de manera irónica si la visita de Lady Catherine había sido para negar su consentimiento. La doble ironía surge de la situación, pues los lectores sabemos que así fue y él no lo sospecha.

Obviamente, a la única que no le hace gracia la manera en que su padre está tomando el asunto es a Lizzy. Como se nos dice, nunca antes el ingenio de su padre le había sido tan desfavorable, apenas puede fingir que le divierte. Su padre trata de hacerle ver que lo debe tomar de la mejor manera, después de todo, y ahí el epigrama más destacado del capítulo:

For what do we live, but to make sport for our neighbours, and laugh at them in our turn?

¿Para qué vivimos sino para entretener a nuestros vecinos y reírnos de ellos a la vez? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué sería de la vida si nuestros vecinos no pudiesen ocuparse de nosotros y nosotros reírnos de ellos a nuestra vez? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Para qué vivimos, sino para que nuestros vecinos se burlen de nosotros y a continuación reírnos nosotros de ellos? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Para qué vivimos si no es para entretener a nuestros vecinos y reírnos nosotros de ellos a la vez? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Para qué vivimos, sino para hacer reír a nuestro prójimo y para reírnos de él a nuestra vez? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Para qué vivimos sino para entretener a nuestros vecinos y reírnos de ellos a la vez? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué sentido tiene esta vida si nuestros vecinos no se ríen de nosotros, y nosotros de ellos? [trad. Marta Salís Canosa]

¿Para qué vivimos, si no podemos ser la mofa de nuestros vecinos, y a nuestra vez reírnos de ellos? [trad. José C. Vales]

Toda una filosofía de vida que, por lo que hemos podido observar, realmente el señor Bennet ha llevado a la práctica.

Read Full Post »

En la semana del 24 al 30 de junio, en JAcastellano leímos el capítulo 56 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de uno de los capítulos más memorables de la novela, que en un romance de tipo medieval equivaldría al momento en que el héroe tiene que enfrentar el más formidable de los osbtáculos, por ejemplo un dragón, para cumplir su misión y obtener a su dama. Pero aquí, Jane Austen ha dado un giro inusual, la protagonista es quien hace frente al monstruo, en este caso, en la forma de la imperiosa Lady Catherine de Bourgh.

El capítulo es sumamente sustancioso y resulta difícil resistir la tentación de citar cada uno de los diálogos; el ir y venir del duelo verbal, en el que además, por más estocadas que lanza Lady Catherine, casi en totalidad, Lizzy las detiene y además logra devolver el golpe.

La sorpresa es que, aunque el objetivo ha sido seleccionar citas de tipo epigramático, aquí parecen ausentes, si bien existen varias que podrían considerarse como de uso frecuente, no aparece ni una especie de sentencia, a pesar de que nos encontramos ante uno de los personajes más ingeniosos de la literatura (Lizzy) y otro que le gusta emitir juicios y opiniones como si fuera una divinidad (Lady Catherine). Lo que destacamos para este capítulo son algunas respuestas de Lizzy al ataque de Lady Catherine y una de las principales agresiones de ésta.

Todo comienza con la inesperada visita de Lady Catherine de Bourgh a Longbourn. De manera astuta, consigue una entrevista privada con Lizzy en la que explica el motivo de su intempestiva aparición: el rumor que circula respecto a que su sobrino va a casarse con Lizzy. Así que ha ido para que se desmienta tal rumor —pero como le dice Lizzy, su presencia sólo va a ayudar a confirmarlo—.

Para comenzar, Lady Catherine presume de su franqueza, a lo que Lizzy responde que no sólo no aspira a imitarla, sino que:

You may ask questions which I shall not choose to answer.

*Usted* puede preguntar cosas que *yo* no tenga a bien contestar. [trad. José de Urríes y Azara]

Tal vez opte por no contestar algunas de sus preguntas. [trad. Amando Lázaro Ros]

*Usted* es muy libre de hacer preguntas, y yo, de no contestarlas. [trad. José Luis López Muñoz]

Usted puede hacerme preguntas que yo puedo no querer contestar. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Puedo dejar de responder algunas de las preguntas que me hace. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Usted puede preguntar cosas que yo puedo considerar oportuno no responder. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Puede preguntarme lo que quiera, pero yo soy muy libre de responder o no. [trad. Marta Salís Canosa]

Puede usted hacer las preguntas que quiera y yo contestaré las que considere oportunas. [trad. José C. Vales]

El propósito de Lady Catherine obtener la promesa de que Lizzy nunca aceptará una propuesta de matrimonio de su sobrino.

Para ello, Lady Catherine recurre al chantaje, a las amenazas y finalmente al insulto. Así, por ejemplo, amenaza con el desprecio de los parientes de Darcy y de la sociedad en general como una de las calamidades que azotarán si lo acepta. A lo que Lizzy, con extraordinaria habilidad, responde:

The wife of Mr. Darcy must have such extraordinary sources of happiness necessarily attached to her situation, that she could, upon the whole, have no cause to repine.

La esposa del señor Darcy habrá de tener tales manantiales de dicha unidos a su estado, que podría, después de todo, no encontrar motivo de queja. [trad. José de Urríes y Azara]

Es muy posible que la esposa del señor Darcy encontrase tan abundantes medios de ser feliz que no le importase mucho todo eso. [trad. Amando Lázaro Ros]

La esposa del señor Darcy dispondrá de tan extraordinarias fuentes de felicidad, inevitablemente ligadas a su situación, que no tendrá, en conjunto, motivos para afligirse. [trad. José Luis López Muñoz]

La esposa del señor Darcy gozará seguramente de tales venturas que podrá a pesar de todo sentirse muy satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La esposa del señor Darcy deberá gozar, en virtud de su estado, de unas causas de felicidad tan extraordinarias, que podría ser que, en conjunto, no tuviera motivos para quejarse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La esposa de Mr. Darcy encontrará en el matrimonio tantos motivos de dicha, que a pesar de todo lo que me ha dicho nunca encontrará motivo de queja. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Estar casada con el señor Darcy será una fuente tan extraordinaria de felicidad que no tendré en conjunto motivos para quejarme. [trad. Marta Salís Canosa] (Dado que Lizzy mantiene una referencia en tercera persona, evadiendo atribuirse en ese momento la posición, resulta inadecuado que en esta traducción hable en primera persona, es cuestión de estrategia por parte del personaje).

La esposa del señor Darcy contará con abundantes fuentes de felicidad, dada su situación, y, a pesar de todo, probablemente no se arrepentirá. [trad. José C. Vales]

Asimismo, ante una afirmación tan comprometedora, también tiene mucho peso el que Lizzy mantenga un distanciamiento al emplear la tercera persona.

El argumento de la posición social sale a flote, y en dos ocasiones, Lady Catherine tiende una especie de trampa (en la que muchos lectores han caído) respecto a Elizabeth y su familia en comparación con Darcy. Desafortunadamente muchos se han creído la historia de la Cenicienta que Lady Catherine pinta al calificar a Lizzy como:

A young woman of inferior birth, of no importance in the world, and wholly unallied to the family!

Una joven de inferior nacimiento, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. José de Urríes y Azara]

Una jovenzuela sin pergaminos ni posición, ajena por completo a la familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una joven de humilde cuna, sin la menor distinción ni relación alguna con nuestra familia. [trad. José Luis López Muñoz]

La intrusión de una muchacha de cuna inferior, sin ninguna categoría y ajena por completo a la familia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Una joven de origen inferior, sin importancia social y sin ninguna relación con la familia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una joven de inferior condición social, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una joven de cuna humilde, sin la menor relevancia social y sin lazo alguno con nuestra familia. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Aparece una joven de baja estofa, sin categoría social ninguna y ajena por completo a la familia que pretende impedirlo![trad. José C. Vales]

What is to divide them? The upstart pretensions of a young woman without family, connections, or fortune.

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Y quién pretende apartarlos? Una joven osada y advenediza, sin familia, sin parentesco y sin fortuna. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Qué es lo que va a dividirlos? Las pretensiones de una advenediza que no tiene ni familia, ni relaciones, ni fortuna. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Qué puede separarlos? Las intempestivas pretensiones de una muchacha de humilde cuna y sin fortuna. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Qué los va a separar? Las pretensiones advenedizas de una joven sin familia, conocidos ni fortuna. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué es lo que va a separarlos? Las pretensiones de una joven advenediza sin abolengo, ni relaciones ni fortuna. [trad. Marta Salís Canosa]

JCV: ¿Y qué va estropearlo todo? las insensatas pretensiones de una jovenzuela sin estirpe, sin abolengo y sin fortuna. [trad. José C. Vales]

Para además añadir el golpe:

If you were sensible of your own good, you would not wish to quit the sphere in which you have been brought up.

Si conociera usted su propio bien, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. José de Urríes y Azara]

Si supiese lo que le conviene no intentaría salir de la esfera en que se ha criado. [trad. Amando Lázaro Ros]

Por su propio bien no debería usted salir de a esfera en la que se ha educado. [trad. José Luis López Muñoz]

Si velara por su propio bien, no querría salir de la esfera en que ha nacido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si usted fuera consciente de lo que le conviene, no querría salir de la esfera en la que se ha criado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no saldría de la esfera en que se ha educado. [trad. Marta Salís Canosa]

Si fuera usted capaz de darse cuente de lo que le conviene, no desearía abandonar la esfera social en la que ha nacido y crecido. [trad. José C. Vales]

Sin embargo, como Lizzy muy acertadamente responde:

In marrying your nephew, I should not consider myself as quitting that sphere. He is a gentleman; I am a gentleman’s daughter; so far we are equal.

Al casarme con su sobrino consideraría que abandonaba mi esfera. Él es un caballero; yo, la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. José de Urríes y Azara] (Aquí hay un contrasentido, se omite la negación “no abandonar mi esfera”)

No creo que salga de mi esfera casándome con su sobrino. Él es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí vamos iguales. [trad. Amando Lázaro Ros]

No creo que saliera de mi esfera casándome con su sobrino. El señor Darcy es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. José Luis López Muñoz]

Al casarme con su sobrino no creería salirme de mi esfera. Él es un caballero y yo soy hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que no saldría de esa esfera por casarme con su sobrino. Él es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Casarme con su sobrino no me obligaría a cambiar de condición social. Él es un caballero; yo la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No creo que saliera de ella si me casara con su sobrino. El señor Darcy es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Marta Salís Canosa]

Al casarme con su sobrino, no consideraría que estuviera abandonando mi esfera social. Es un caballero; y yo soy hija de un caballero; así que somos iguales. [trad. José C. Vales]

En efecto, si bien los ingresos anuales de Darcy son cinco veces superiores a los del Sr. Bennet, ambos pertenecen a la misma categoría social: caballeros (gentlemen) terratenientes sin título nobiliario, miembros indiscutibles de la denominada gentry, uno de los grupos sociales dominantes en Inglaterra y sólo la realeza y la nobleza se encontraban por encima.

Existía un margen de diferencia, pero no tan abismal como pretendía pintarlo Lady Catherine, quien tras la respuesta de Lizzy, se ve obligada a reconocer esa igualdad de rango, y que las diferencias aparte del dinero, proviene de sus relaciones de parentesco, de clase media por el lado materno de Lizzy, aristocrático por el materno de Darcy.

Muchos ensayos abordan esta cuestión del rango, básicos como referencia para una mejor contextualización se encuentran los que aparecen en compilaciones como: The Cambridge Companion to Jane Austen, editado por Edward Copland y Juliet McMaster, Jane Austen in Context y The Cambridge Companion to Pride and Prejudice ambos editados por Janet Todd, y A Companion to Jane Austen, a cargo de Claudia L. Johnson y Clara Tuite.

A la pregunta directa de si está comprometida con Darcy, Lizzy se ve obligada a responder que no (uno de los pocos tantos que se anota Lady Catherine), pero cuando trata de extraerle la promesa de no aceptarlo nunca, Lizzy además de negarse, le hace saber su opinión de semejante exigencia:

I certainly never shall give it. I am not to be intimidated into anything so wholly unreasonable.

Y bien es cierto que no se la daré jamás; no se me ha de forzar a nada tan falto de razón. [trad. José de Urríes y Azara]

Seguridad que yo le aseguro no se la daré jamás. No conseguirá con sus intimidaciones que caiga en insensatez semejante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y yo no se la daré *nunca* No permitiré que se me obligue a hacer una promesa tna poco razonable. [trad. José Luis López Muñoz]

Pues la verdad es que no se la daré jamás. No crea usted que voy a intimidarme por una cosa tan disparatada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y yo no la daré *jamás*, desde luego que no. No me voy a dejar intimidar para hacer una cosa tan falta de razón. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y yo le aseguro que no se la daré jamás. No conseguirá usted intimidarme forzándome a hacer algo tan falto de sentido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienso hacerlo. Nadie me obligará a prometer algo tan irracional. [trad. Marta Salís Canosa]

Y yo le aseguro que no se lo prometeré. No me voy a sentir intimidada a cumplir semejante insensatez. [trad. José C. Vales]

The arguments with which you have supported this extraordinary application have been as frivolous as the application was ill-judged.

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como falta de reflexión es la exigencia misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Las razones en que… ha basado petición tan extraordinaria son tan frívolas como la petición misma es insensata. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los argumentos en los que apoya su singular solicitud son tan frívolos como desatinada la petición misma. [trad. José Luis López Muñoz]

los argumentos en que ha apoyado usted su extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva la exigencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los argumentos con los que ha apoyado usted esta petición extraordinaria han sido frívolos como irreflexiva es la solicitud misma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva es la exigencia misma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los argumentos que esgrime son tan frívolos como indiscreta la petición misma [trad. Marta Salís Canosa] (La petición no es “indiscreta” sino “ill-judged”, que es más bien insensata o nada juiciosa).

Los argumentos en los que basa esa increíble petición son tan frívolos como ridícula la propia petición. [trad. José C. Vales]

Y como le dice:

I am only resolved to act in that manner, which will, in my own opinion, constitute my happiness, without reference to you ; or to any person so wholly unconnected with me.

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que en opinión mía convenga a mi felicidad, sin tener en cuenta ni a usted ni a ningún otro tan ajeno a mí. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy decidida únicamente a hacer lo que según mi propio sentir constituya mi felicidad sin preocuparme de su señoría ni de nadie que sea tan ajeno a mí, como su señoría. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sólo estoy decidida a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted, o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense. [trad. José Luis López Muñoz]

No estoy decidida más que a proceder del modo que crea más conveniente para mi felicidad sin tenerla en cuenta a usted ni a nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sólo estoy resuelta a obrar del modo que conduzca a mi felicidad, según mi propia opinión, sin tener en cuenta la de usted ni la de ninguna otra persona tan completamente ajena a mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que considere más apropiada para mi felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted ni ningún otro. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que esos otros son aquellos que no tienen ningún vínculo con ella)

Sólo estoy decidida a actuar del modo que me haga más feliz, sin consultar con usted ni con nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sólo he dicho que estoy decidida a actuar del modo que me procure felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted o cualquier persona que, como usted, no tenga en absoluto ninguna relación conmigo. [trad. José C. Vales]

Dado que, a pesar de que en principio se mantuvo evasiva, finalmente Lizzy tuvo que ser muy directa, finalmente remata con:

With regard to the resentment of his family, or the indignation of the world, if the former were excited by his marrying me, it would not give me one moment’s concern–and the world in general would have too much sense to join in the scorn.

Y en cuanto al enfado de su familia o a la indignación del mundo, si excitase aquél mi casamiento con sus sobrino, no me importaría lo más mínimo, y el mundo en general tendrá sobrado sentido común para sumarse a aquélla en el desprecio. [trad. José de Urríes y Azara]

Por lo que respecta a la irritación de su familia y a la indignación del mundo, si con mi casamiento diese lugar a aquélla, no me preocupa en lo más mínimo… y, por lo que respecta al mundo en general, me imagino que la gente es demasiado sensata para tomarse el trabajo de ponerse de acuerdo con objeto de escarnecernos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y, por lo que se refiere al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo provocara su boda conmigo, no lograría inquietarme ni por un momento; y el mundo en general tendría demasiado sentido común para sumarse al desprecio. [trad. José Luis López Muñoz]

En cuanto al resentimiento de su familia o a la indignación del mundo, si los primeros se enfurecen por mi boda con su sobrino, no me importaría lo más mínimo; y el mundo tendría el suficiente buen sentido de sumarse a mi desprecio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y en lo que se refiere al disgusto de su familia o a la indignación del mundo, yo no me preocuparía ni por un instante de suscitar el primero al casarme con él; y el mundo en general tendría demasiado buen sentido como para sumarse a tal desprecio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y en cuanto al enfado de su familia o la indignación del mundo, si tal cosa ocurriera por unirme en matrimonio con su sobrino, no me importaría en absoluto, y la gente en general tiene sobrado sentido común para sumarse a los que por semejante cosa se sienten indignados. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En cuanto al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo suscitara su boda conmigo, no me quitaría ni un minuto el sueño; y el mundo en general tendría demasiado buen juicio para sumarse a tanto menosprecio. [trad. Marta Salís Canosa]

Y respecto al desprecio de la familia, o la indignación del mundo, si el desprecio naciera porque me casara con él, no me preocuparía por eso ni un instante… y respecto al mundo en general… el mundo es demasiado sensato como para unirse a ese desprecio. [trad. José C. Vales]

En vista del éxito NO obtenido, Lady Catherine finalmente emprende la retirada, pero sin aceptar la derrota, sino que amenaza con no quedarse cruzada de brazos:

This is your real opinion! This is your final resolve! Very well. I shall now know how to act.

¿Y ése es el verdadero sentir de usted? ¿Es ésa su última resolución? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Es ésa, pues, su verdadera opinión? ¿Es ésa su última palabra? Perfectamente; así sabré qué hacer. [trad. Amando Lázaro Ros]

De modo que eso es lo que verdaderamente opina. ¡Ésa es su decisión final! Muy bien. Ahora sé ya cómo actuar. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Y ésta es su actitud, su última resolución? Muy bien; ya sé lo que tengo que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Y ésta es su verdadera opinión! ¡Es su última palabra! Muy bien. Ahora sé cómo he de obrar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Eso es lo que verdaderamente opina? ¿Es ésa su última palabra? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Y ésa es su opinión! ¡Ésa su decisión final! Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Eso es lo que piensa de verdad? ¿Ésa es su decisión final? Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. José C. Vales]

Do not imagine… that your ambition will ever be gratified.

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha.[trad. José de Urríes y Azara]

No se imagine por un momento… que su ambición vaya a cumplirse. [trad. Amando Lázaro Ros]

No se imagine… que su ambición se verá satisfecha. [trad. José Luis López Muñoz]

No se figure que su ambición… quedará nunca satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No se imagine usted… que quedará satisfecha su ambición. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No se imagine… que sus ambiciones se verán colmadas. [trad. Marta Salís Canosa]

No crea… que su ambición será recompensada. [trad. José C. Vales]

I came to try you. I hoped to find you reasonable; but, depend upon it, I will carry my point.

Vine a probarla. Esperaba encontrarla más razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. José de Urríes y Azara]

Vine para tantearla. Confiaba en encontrarla razonable, pero puede estar segura de que me saldré con la mía. [trad. Amando Lázaro Ros]

He venido a ponerla a prueba. Esperaba encontrarla dispuesta a razonar; pero tenga el convencimiento de que haré valer mis razones. [trad. José Luis López Muñoz]

Vine para probarla. Esperaba que fuese usted una persona razonable. Pero tenga usted por seguro que me saldré con la mía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He venido para probarla. Esperaba encontrarla razonable; pro me saldré con la mía, esté usted segura de ello. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Vine a probarla. Esperaba encontrarla razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quería ponerla a prueba. Esperaba que fuera usted una persona razonable; pero tenga la seguridad de que no daré mi brazo a torcer. [trad. Marta Salís Canosa]

He venido a probarla. Esperaba que fuera usted razonable. Pero tenga por seguro que me saldré con la mía. [trad. José C. Vales]

Se marcha, según ella mostrando el látigo de su desprecio:

I take no leave of you, Miss Bennet. I send no compliments to your mother. You deserve no such attention. I am most seriously displeased.

No me despido de usted, señorita Bennet; no envío mi saludo a su madre; no merece usted esa atención. Estoy disgustada muy seriamente. [trad. José de Urríes y Azara]

No quiero despedirme de usted, señorita Bennet. No quiero tampoco que me despida de su madre. Son ustedes indignos de tales consideraciones. Me marcho profundamente disgustada. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me despido de usted, señorita Bennet. Ni presentaré mis respetos a su madre. No se merece usted esa atención. Estoy sumamente disgustada. [trad. José Luis López Muñoz]

No me despido de usted, señorita Bennet; no mando ningún saludo a su madre; no se merece usted esa atención. Me ha ofendido gravemente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me despido de usted, señorita Bennet. No le mando saludos para su madre. No merece usted tales atenciones. Estoy disgustadísima. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me despido de usted, Miss Bennet, ni envío recuerdos a su madre. Ninguno de ustedes merece esa atención. Estoy muy seriamente disgustada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me despediré de usted, señorita Bennet. No presentaré mis respetos a su madre. No es usted digna de esa atención. Estoy terriblemente disgustada. [trad. Marta Salís Canosa]

No me despido de usted… No le envío saludos a su madre. No se merecen ustedes esas atenciones. Me voy terriblemente disgustada. [trad. José C. Vales]

¡Qué horror! Seguro es para quitar el sueño y el apetito.

Marcador final:

Lizzy17 puntos
Lady Catherine – ¿2.5?

Read Full Post »

Older Posts »