Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘libros’

En JAcastellano, durante la semana del 22 al 28 de abril, leímos el capítulo 39 de Orgullo y prejuicio.

A punto estuvo de ocurrirnos lo mismo que en el capítulo previo, es decir, no localizar una cita digna de mención. Sin embargo, gracias a la pedantería de Mary Bennet, extrajimos la siguiente frase, que bien podría salir de boca de cualquier lector.

Ante el comentario de que debió de acompañarlas a recibir a Jane y Lizzy, pues se habría divertido mucho, Mary responde:

I should infinitely prefer a book.

Habría preferido, con mucho, un libro. [trad. José de Urríes y Azara]

Prefiero, con mucho, leer un libro. [trad. Amando Lázaro Ros]

Prefiero infinitamente un libro [trad. José Luis López Muñoz]

Habría preferido mil veces antes un libro [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo preferiría infinitamente un libro. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Prefiero, con mucho, un libro. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Prefiero, con mucho, un libro. [trad. Marta Salís Canosa]

Prefiero infinitamente un libro. [trad. José C. Vales]

Por otra parte, al inicio del capítulo, sin resultar un epigrama, nos llamó mucho la atención que la reacción que tiene Lizzy respecto a la forma que Lydia tiene de expresarse respecto a la señorita Mary King (que se ha salvado de caer en las garras de Wickham):

Elizabeth was shocked to think that, however incapable of such coarseness of expression herself, the coarseness of the sentiment was little other than her own breast had harboured and fancied liberal!

Isabel se escandalizó, pensando que, aunque incapaz de semejante grosería de expresión, la grosería de sentimiento que indicaba era bien poco distinta de la que su propio pecho había albergado e imaginado admisible. [trad. José de Urríes y Azara]

Elizabeth experimentó una sensación dolorosa al comprobar que si bien no se hubiera permitido jamás una frase tan ordinaria, los sentimientos que con esas palabras exteriorizaba su hermana no eran mucho más delicados que los que ella misma había disimulado en su pecho, imaginándose generosa. [trad. Amando Lázaro Ros]

A Elizabeth le avergonzó pensar que, si bien ella era incapaz de expresarse tan vulgarmente, el *sentimiento* ¡apenas se diferenciaba del que abrigara anteriormente en su pecho, considerándolo incluso generoso! [trad. José Luis López Muñoz]

Elizabeth se escandalizó al pensar que, aunque ella fuese incapaz de expresar semejante ordinariez, el sentimiento no era muy distinto del que ella misma había abrigado en otro tiempo y admitido como liberal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Elizabeth descubrió con consternación que, aunque ella misma era incapaz de *expresarse* de una manera tan ruda, el sentimiento expresado era prácticamente igual de rudo que el que ella misma había albergado antes en su pecho, considerándolo generoso. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lizzy se escandalizó, pensando que, aunque fuese incapaz de referirse a alguien en esos términos, ella no podía evitar ser de la misma opinión. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Elizabeth se sobresaltó al pensar que, aunque ella fuera incapaz de expresarse de un modo tan vulgar, el *sentimiento* de Lydia apenas se diferenciaba del que ella había cobijado anteriormente en su pecho, convencida de su liberalidad. [trad. Marta Salís Canosa]

Elizabeth tembló al pensar que, aunque ella fuera incapaz de *expresarse* con semejante grosería, la grosería del pensamiento de Lydia no era muy distinta de la que ella misma había albergado en su pecho no hace mucho tiempo y lo había considerado muy propio. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

Durante la semana del 28 de enero al 3 de febrero, en JAcastellano realizamos la lectura de uno de los capítulos más representativos de Orgullo y prejuicio, el capítulo 18, correspondiente al famoso baile de Netherfield, del que además en el texto se nos da una fecha precisa, pues ocurre en martes 26 de noviembre.

En general, es un capítulo muy sustancioso y además en el que abundan las citas epigramáticas nuevamente, en parte porque de nuevo se enfrentan nuevamente en duelo verbal Lizzy y Darcy y eso también obliga a abrir dos entradas para este capítulo.

En esta primera parte, les presentamos las citas en las que se encuentran involucrados los protagonistas.

La primera aparece cuando Darcy le solicita el baile, y Charlotte trata de que Lizzy sea más razonable respecto a aquél, a lo que Lizzy responde:

To find a man agreeable whom one is determined to hate! Do not wish me such an evil.

¡Encontrar agradable a un hombre a quien se ha determinado odiar! No me desees semejante mal. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Encontrar simpático al hombre que una está dispuesta a odiar! No me desees una desgracia tan grande. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Encontrar agradable a un hombre a quien estoy decidida a aborrecer! No me quieras tan mal. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Encontrar encantador a un hombre que debe ser odiado! No me desees tanto mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Encontrar agradable a un hombre al que una está decidida a odiar! No me desees ese mal. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Encontrar agradable a un hombre a quien se ha decidido odiar! No me desees semejante mal. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Encontrar encantador a un hombre a quien se ha decidido odiar! No me desees semejante castigo. [trad. Marta Salís Canosa]

Una vez que han comenzado a bailar, para fastidiar a Darcy (Y Lizzy no se da cuenta del extraño placer que eso le produce) se propone obligarlo a hacer conversación con las siguentes palabras, que se refieren al comportamiento de una pareja de baile:

It would look odd to be entirely silent for half an hour together; and yet for the advantage of some; conversation ought to be so arranged, as that they may have the trouble of saying as little as possible.

Parecería raro estar juntos en silencio durante media hora; pero, en beneficio de algunos, la conversación hay que llevarla de modo que se diga lo menos posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Me resulta muy raro estar dos personas juntas y completamente calladas durante media hora. Ya sé que para la conveniencia de algunos, habría que arreglar la conversación de manera que se molestasen en hablar lo menos posible. (Una de las desventajas de esta traducción es que aparezca la primera persona, cuando en realidad no se asume un “yo” sino que se mantiene la distancia en tercera persona). [trad. Amando Lázaro Ros]

Parecería extraño callar durante media hora, aunque para agradar a algunos, la conversación debería organizarse de tal manera que se vean obligados a decir lo menos posible. [trad. José Luis López Muñoz]

Sería extraño estar juntos durante media hora sin decir ni una palabra. Pero en atención de algunos, hay que llevar la conversación de modo que no se vean obligados a tener que decir más de lo preciso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Parecería raro pasar media hora juntos en silencio completo; no obstante, hay algunos para los que conviene que la conversación esté ordenada de tal modo que tengan que molestarse en decir lo mínimo posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es preciso hablar un poco, pues de lo contrario parecería extraño estar juntos en silencio durante media hora; pero, en beneficio de algunos, la conversación debería desarrollarse de modo que se diga lo menos posible. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sería muy extraño que dos personas pasaran media hora juntas sin despegar los labios; aunque, para contentar a algunos, la conversación debería organizarse de tal modo que apenas tuvieran que decir nada. [trad. Marta Salís Canosa]

Una de nuestras citas preferidas, aunque podría dudarse de su carácter epigramático, es la mención a las características que, según Lizzy (aunque hay que admitir que lo dice un tanto sarcásticamente), ella y Darcy comparten. La cita completa dice:

We are each of an unsocial, taciturn disposition, unwilling to speak, unless we expect to say something that will amaze the whole room, and be handed down to posterity with all the eclat of a proverb.

Ambos somos de igual temple insociable, taciturno; enemigo de hablar, a no ser que esperemos decir algo que admire a la reunión y que pase a la posteridad con el brillo de un proverbio. [trad. José de Urríes y Azara]

Ambos somos insociables y taciturnos, poco dispuestos a la conversación, a menos que se nos ocurra decir algo que deje asombrada a toda la concurrencia, y que pase a las generaciones venideras con el prestigio de un axioma. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los dos tenemos un temperamento antisocial, taciturno, y estamos poco dispuestos a hablar a no ser que esperemos decir algo que sorprenda a todos los presentes y que pueda transmitirse a la posteridad con todo el brillo de un proverbio. [trad. José Luis López Muñoz]

Los dos somos insociables, taciturnos y enemigos de hablar, a menos que esperemos decir algo que deslumbre a todos los presentes y pase a la posteridad con todo el brillo de un proverbio.[trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los dos tenemos una disposición antisocial, somos taciturnos, no queremos hablar a no ser que esperemos decir algo que sorprenda a toda la sala y que se transmita a la posteridad con valor proverbial. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ambos somos insociables, taciturnos, enemigos de hablar a menos que esperemos decir algo que deje boquiabierto a quien escucha y pase a la posteridad con el brillo de un proverbio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ambos somos poco sociables y taciturnos, y estamos poco dispuestos a hablar a no ser que esperemos decir algo que asombre a todo el mundo y que pase a la posteridad con el lustre de un proverbio. [trad. Marta Salís Canosa]

Tras esa observación sobre la ‘semejanza’ de carácter, con la que Darcy no concuerda, en especial en lo que se refiere a ella, Lizzy responde:

I must not decide on my own performance.

No debo yo juzgar mi propia obra. [trad. José de Urríes y Azara]

Si lo he conseguido o no, es cosa que deben decidir otros (¿?) [trad. Amando Lázaro Ros]

No debo opinar sobre mi propia actuación. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo juzgar mi propia obra. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No debo ser yo la que juzgue mis propias obras. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No soy quien para juzgar mis propias obras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No soy la más indicada para juzgarlo. [trad. Marta Salís Canosa]

Cabe señalar además Darcy no parece querer una confrontación, pero finalmente ante la provocación de Lizzy respecto a Wickam, se ve obligado a decir respecto a éste:

blessed with such happy manners as may ensure his making friends–whether he may be equally capable of retaining them, is less certain.

Dotado de tan gratos modales que puede descontar que haga amigos. Menos seguro es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. José de Urríes y Azara]

Dotado de una simpatía tal que le da seguridad de hacer amigos…, pero el que sepa conservarlos, ya no es tan seguro. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su trato agradable permita… hacer amigos con facilidad; es menos seguro en cambio, que sea capaz de conservarlos. [trad. José Luis López Muñoz]

Dotado de tan gratos modales que ciertamente puede hacer amigos con facilidad. Lo que es menos cierto, es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Goza de modales tan afortunados que pueden servirle para hacer amigos; es menos seguro que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Dotado de gratos modales que no le resulta difícil hacer amigos. Menos seguro es que sea igualmente capaz de conservarlos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tanto encanto que no es raro que haga amigos; lo que no es tan seguro es que sea capaz de conservarlos. [trad. Marta Salís Canosa]

Un poco más adelante, tras la interrupción de Sir William, Darcy trata de mantener la calma y hacer conversación, pero Lizzy, cada vez más molesta, responde:

I cannot talk of books in a ball-room; my head is always full of something else.

No puedo hablar de libros en un salón de baile; mi cabeza está siempre llena de alguna otra cosa. [trad. José de Urríes y Azara]

(¡Sorpresa! Amando Lázaro Ros omite esta frase y la que le sigue que responde Darcy). [trad. Amando Lázaro Ros]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; tengo la cabeza llena de otras cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo hablar de libros en un salón de baile. Tengo la cabeza ocupada con otras cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; siempre tengo otras cosas en la cabeza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile, donde mi cabeza está siempre llena de otras cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puedo hablar de libros en un salón de baile; mi cabeza está llena de otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Sería un temor a encontrar realmente afinidades?

Antes de concluir las piezas de baile, Lizzy lanza un último dardo contra Darcy, nuevamente haciendo alusión a Wickham y refiriéndose a lo que Darcy había dicho de sus propios defectos (en el capítulo 11) y que es posiblemente la cita más epigramática de todo el capítulo.

It is particularly incumbent on those who never change their opinion, to be secure of judging properly at first.

Los que jamás cambian de opinión deben asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los que nunca cambian de opinión deben cuidar de una manera especial que su primer juicio sea correcto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quienes nunca cambian de opinión tienen que estar muy seguros de juzgar correctamente la primera vez. [trad. José Luis López Muñoz]

Los que nunca cambian de opinión deben cuidarse de una manera especial de que su primer juicio sea correcto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las personas que no cambian nunca de opinión tienen un deber especial de asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los que jamás cambian de opinión deben asegurarse de juzgar bien al principio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quienes jamás cambian de opinión tienen que estar muy seguros de juzgar correctamente al principio. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

En JAcastellano, durante la semana del 14 al 20 de enero de 2013 comenzamos a acelerar un poco nuestro ritmo de lectura de Orgullo y prejuicio por lo que leímos tanto el capítulo 14 como el 15 de la novela.

El Sr. Collins resulta ser tal como esperaba el Sr. Bennet: un sujeto tonto, pagado de sí mismo pero al mismo tiempo servil. No obstante, el epigrama más destacado del capítulo surge de su boca:

how little young ladies are interested by books of a serious stamp, though written solely for their benefit… for certainly, there can be nothing so advantageous to them as instruction.

A cuán pocas señoritas interesan los libros de carácter serio, aunque estén escritos sólo para su bien… pues en verdad nada puede haber tan ventajoso para ellas como la instrucción. [trad. José de Urríes y Azara]

Las señoritas no se interesan por los libros de carácter serio, que únicamente para beneficio suyo han sido escritos…, porque no hay nada mejor para instruirlas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cuán poco se interesan las jóvenes por libros serios que están escritos únicamente en beneficio suyo…, porque sin duda, no hay nada tan ventajoso como la instrucción. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo poco que les interesan a las jóvenes los libros de temas serios, a pesar de que fueron escritos por su bien…, pues no puede haber nada tan ventajoso para ellas como la instrucción. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo poco que interesan a las señoritas jóvenes los libros de corte serio, aunque estén escritos exclusivamente para ellas…; pues ciertamente no puede haber nada tan ventajoso para ellas como la instrucción. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Son muy pocas las jóvenes a quienes interesan los libros de carácter serio, aunque estén escritos sólo para su bien…, pues nada puede ser tan ventajoso para ellas como la instrucción. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lo poco que se interesan las mujeres jóvenes por los libros serios, aunque estén escritos únicamente en beneficio suyo…, pues no hay nada tan ventajoso para ellas como la instrucción. [trad. Marta Salís Canosa]

Por lo demás, se demuestran sus ‘grandes luces’ por lo fácil víctima que resulta de las ironías del Sr. Bennet, pues Collins se toma las palabras literalmentente.

Así el invitado presume cómo es capaz de:

to offer those little delicate compliments which are always acceptable to ladies.

Dirigirle… pequeños cumplidos por el estilo, siempre gratos a las damas. [trad. José de Urríes y Azara]

Brindarla estas pequeñas gentilezas que son tan del agrado de las señoras. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ofrecer esos pequeños cumplidos… que las señoras siempre encuentran de su agrado. [trad. José Luis López Muñoz]

Dirigirles… estos pequeños y delicados cumplidos que suelen ser gratos a las damas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ofrecer en toda ocasión esos pequeños cumplidos delicados que siempre resultan aceptables para las damas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Dirigirle… esta clase de pequeños cumplidos, siempre gratos a las damas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ofrecer esos pequeños y delicados cumplidos que tanto deleitan a las damas. [trad. Marta Salís Canosa]

Por lo que el Sr. Bennet hace ‘elogio’ de que:

possess the talent of flattering with delicacy.

Poseas el talento de lisonjear con delicadeza. [trad. José de Urríes y Azara]

Posea ese talento que tiene para halagar con delicadeza. [trad. Amando Lázaro Ros]

Posea el don de halagar con delicadeza. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenga el talento de saber adular con delicadeza [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Poseer el talento de adular con delicadeza. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Poseas el talento de halagar con delicadeza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Posea el talento de adular con tanta delicadeza. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »