Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mérito’

Del 1° al 7 de julio de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 58 de Orgullo y prejuicio, que es sumamente emocionante y donde el nudo principal finalmente se resuelve.

Como el propósito principal ha sido extraer las citas epigramáticas, aquí les presentamos la que destaca en este capitulo, viene de boca de Lizzy, tratando de reconfortar a Darcy por su conducta en el pasado. Ella le dice:

Think only of the past as its remembrance gives you pleasure.

Piense sólo en el pasado cuyo recuerdo le sea grato. [trad. José de Urríes y Azara]

No se acuerde usted del pasado sino en lo que puede resultarle agradable. [trad. Amando Lázaro Ros]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te procure placer. [trad. José Luis López Muñoz]

Del pasado no tiene usted que recordar más que lo placentero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No recuerdes del pasado más que lo que te sea grato. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Recuerde sólo en el pasado aquello que le sea grato. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te sea placentero. [trad. Marta Salís Canosa]

Piensa en el pasado cuando sólo los recuerdos te produzcan placer. [trad. José C. Vales]

Si algo llama la atención es la diferencia en la forma de dirigirse que tienen los personajes. Las traducciones más antiguas, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a Darcy; en cambio, en varias de las traducciones más recientes, el cambio a “tú” se produce cerca de este momento.

Sin embargo, lo sustancioso y más importante de este capítulo, por supuesto que es que finalmente los malentendidos entre la pareja se aclaran y llegan a una conclusión feliz.

La oportunidad la proporciona Kitty que, se nos dice le tiene miedo a Darcy y huye en cuanto puede con el pretexto de visitar a Maria Lucas. Lizzy sabe que, aunque vaya contra las reglas el quedarse así a solas con Darcy, es la única manera para hablar con él y agradecerle por haber solucionado, dadas las circunstancias, la fuga de Lydia.

Darcy lamenta que ella se haya enterado de su injerencia en el asunto, pues nunca hubiera pensado que la Sra. Gardiner sería indiscreta. Lizzy le hace saber que la indiscreción provino de Lydia. Ante las expresiones de agradecimiento, finalmente él dice:

If you will thank me, let it be for yourself alone. That the wish of giving happiness to you might add force to the other inducements which led me on, I shall not attempt to deny. But your family owe me nothing. Much as I respect them, I believe I thought only of you.

Si me lo agradece usted, que sea sólo por usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una dicha pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun respetándolos mucho, no pensé sino en usted. [trad. José de Urríes y Azara]

Si quiere agradecérmelo, hágalo sólo en su nombre propio. No pienso negar que el deseo de hacerla a usted feliz reforzó los demás motivos que me indujeron a actuar. Su familia ninguna deuda tiene contraída conmigo. Mucho es el respeto que me merece, pero, si le he de ser sincero, creo que sólo pensaba en usted. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si me ha de dar las gracias, que sea sólo en nombre suyo. No ocultaré que el deseo de darle una alegría reforzó posiblemente los otros motivos que me impulsaron a obrar. Pero su familia no me debe nada. Aunque es mucho el respeto que siento por ellos, creo que sólo pensé en usted. [trad. José Luis López Muñoz]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No negaré que el deseo de tranquilizarla se sumó a las otras razones que me impulsaron a hacer lo que hice; pero su familia no me debe nada. Les tengo un gran respeto, pero no pensé más que en usted. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si quiere usted darme las gracias, que sea sólo en nombre de usted. No negaré que el deseo de darle una alegría pudo reforzar los otros incentivos que me movieron a actuar. Pero su familia de usted no me debe nada. A pesar de todo el respeto que les tengo, me parece que sólo pensaba en usted. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo agradece, que sea sólo en nombre de usted. No he de negar que el deseo de proporcionarle una alegría pudo añadir fuerza a las otras razones que me impulsaron a ello; pero su familia no me debe nada. Aun cuando los respeto mucho, no pensé sino en usted. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si ha de agradecérmelo, que sea sólo en su propio nombre. No ocultaré que el deseo de hacerla feliz fortaleció las demás razones que me movieron a hacerlo. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que la respete, creo que sólo pensé en usted. [trad. Marta Salís Canosa]

Si quiere darme las gracias, hágalo sólo en su nombre. No pretendo negar que el deseo de verla feliz animó todas las razones que me movieron a actuar. Pero su familia no me debe nada. Por mucho que los respete, en realidad sólo pensé en usted. [trad. José C. Vales]

¿Qué se puede responder ante eso? Lizzy no podía, resultaba demasiado. Darcy también sabe que no hay vuelta atrás, qué más da arriesgarse totalmente así que va su segunda declaración, que dejaremos para una entrada exclusivamente dedicada a ella.

Tras la segunda declaración, como es costumbre con JA, se echa un velo y no ‘vemos’ ni ‘escuchamos’ en directo la respuesta de Lizzy ni las demás palabras de Darcy. L a voz narradora toma el control y nos cuenta brevemente lo que sucede, ni siquiera hace uso del discurso libre indirecto. Tenemos que conformarnos con saber que Lizzy se ve obligada a hablar y dar a entender que sus sentimientos habían cambiado y su aceptación. La reacción inicial de Darcy al saberse aceptado también queda sólo en narración.

Por un rato:

There was too much to be thought, and felt, and said, for attention to any other objects.

Había demasiado que pensar y que sentir y que decir para tender a nada más. [trad. José de Urríes y Azara]

Estaban demasiado abstraídos en sus pensamientos, en sus emociones y en sus palabras para prestar atención a lo que les rodeaba. [trad. Amando Lázaro Ros]

Era demasiado lo que tenían pensar y sentir y decir para prestar atención a otras cuestiones. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para fijarse en nada más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tenían demasiado que pensar, que sentir y que decir para atender a nada más. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Había demasiado que pensar, sentir y decir para atender a nada más. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Había demasiado que pensar, y sentir, y decir, para poder prestar atención a otras cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

Tenían demasiadas cosas que pensar, que sentir y que decir como para prestar atención a otros asuntos. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente recuperan un poco la calma, sin nada de arrebatos sentimentales, vuelve a haber diálogo. El primer tema es la oportuna intervención de Lady C. Habría sido toda una escena ver la ‘conversación’ que tuvo con su sobrino y los resultados tan contrarios a los que ella deseaba que obtiene, pues en lugar de provocar la aversión de Darcy, más bien lo empujó hacia Lizzy:

taught me to hope as I had scarcely ever allowed myself to hope before.

Eso me hizo conocer lo que antes apenas me había atrevido a albergar. [trad. José de Urríes y Azara] (el original dice “hope”, que no es precisamente “conocer”)

Hizo nacer en mí esperanzas que hasta aquel momento no me había atrevido a acariciar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Me dio más esperanzas de las que hasta entonces me había atrevido a abrigar. [trad. José Luis López Muñoz]

Gracias a eso concebí esperanzas que antes apenas me habría atrevido a formular. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me hizo cobrar unas esperanzas que no me había atrevido a albergar hasta entonces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Eso me hizo saber lo que antes apenas me habría atrevido a esperar. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Al basarse en la traducción de Urríes, mantiene la omisión de “hope” y sólo varía del inventado “conocer a “saber” que tampoco resulta una opción adecuada)

Me hizo concebir unas esperanzas que antes no me había atrevido a albergar. [trad. Marta Salís Canosa]

Eso me dio esperanzas… unas esperanzas que apenas me había atrevido a albergar. [trad. José C. Vales]

I knew enough of your disposition to be certain that, had you been absolutely, irrevocably decided against me, you would have acknowledged it… frankly and openly.

Conocía lo suficiente su modo de ser para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. José de Urríes y Azara]

Conozco su carácter lo suficiente para saber que si usted hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme… lo habría confesado… con toda franqueza y sin ambages. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sabía lo bastante de tu manera de ser como para estar seguro de que, si tu actitud hacía mí estaba absoluta e irrevocablemente decidida, lo hubieras confesado con toda franqueza y sin reservas. [trad. José Luis López Muñoz] (omite “en contra”, por así decirlo lo deja implícito)

Conocía de sobra el carácter de usted para saber que si hubiese estado absoluta e irrevocablemente decidida contra mí,… lo habría dicho… con toda claridad y franqueza. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo conocía lo suficiente de tu carácter como para estar seguro de que si hubieras tomado la decisión absoluta, irrevocable, de rechazarme,… la habrías reconocido… de manera franca y abierta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Conocía lo suficiente su carácter… para saber que, de estar absoluta e irrevocablemente decidida a rechazarme,… lo habría hecho saber… con claridad y franqueza. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Te conocía lo suficiente para saber que, si hubieras estado absoluta, irrevocablemente decidida en mi contra… lo habrías dicho… sin ambages. [trad. Marta Salís Canosa]

Conocía suficientemente tu carácter como para estar seguro de que si estuvieras absoluta e irrevocablemente contra mí,… lo habrías reconocido así… franca y abiertamente. [trad. José C. Vales]

Como se ha mencionado al principio de esta entrada, en este diálogo es donde la mayoría de los traductores más recientes hacen el cambio de “usted” a “tú” en la forma de dirigirse uno a otro en ambos personajes, pues consideran que justo la declaración y aceptación motiva el cambio, en tanto que los traductores más antiguos mantuvieron el usted todavía en este punto, lo dejan para más adelante en el capítulo.

Ella responde:

You know enough of my frankness to believe me capable of that. After abusing you so abominably to your face, I could have no scruple in abusing you to all your relations.

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarle a usted tan abominablemente cara a cara no podía tener escrúpulo en manifestar lo propio a todos sus parientes. [trad. José de Urríes y Azara]

Tenía usted pruebas de mi franqueza, como para no dudar de que lo hubiese dicho. Después de agraviarlo a usted de una manera tan odiosa en su misma cara, no podía yo tener ningún reparo en agraviar a todos sus parientes. [trad. Amando Lázaro Ros] (el original no dice agraviar a los parientes, sino agraviarlo ante sus parientes)

Sí; sabes lo bastante de mi *franqueza* para creerme capaz de hacerlo. Después de haberte insultado cara a cara sin el menor escrúpulo, no tendría empacho en repetir los insultos ante tus parientes. [trad. José Luis López Muñoz]

Conocía usted de sobra mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de haberle rechazado tan odiosamente cara a cara, no podía tener reparos en decirles lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí, conocías mi *franqueza* bastante bien como para creerme capaz de *eso*. Después de insultarte a la cara de una manera tan abominable, no podía tener reparo en insultarte ante todos tus parientes. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sí, conocía usted suficientemente mi franqueza para creerme capaz de eso. Después de rechazarlo de moto tan abominable no podía tener escrúpulo en manifestar lo mismo a todos sus parientes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sí, conoces bastante mi *franqueza* para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado del modo más abominable, no tendría el menor escrúpulo en decir cosas horribles de ti delante de tus parientes. [trad. Marta Salís Canosa]

Sí… conoces demasiado mi *sinceridad* como para creerme capaz de eso. Después de haberte insultado de aquel modo tan espantoso en tu propia cara, puede que no hubiera tenido escrúpulos en decirles lo mismo a todos tus parientes. [trad. José C. Vales] (si también en español existe la palabra “franqueza” como equivalente a “frankness”, no hay necesidad de buscar un sinónimo, además parece como eco o reminiscencia significativa, pues en el enfrentamiento de Lizzy con Lady Catherine también se empleó)

Eso los lleva de nuevo a recordar lo sucedido en esa primera declaración, la carta y el cambio operado en ambos. Lizzy le dice:

The conduct of neither, if strictly examined, will be irreproachable; but since then, we have both, I hope, improved in civility.

Mirándolo bien, no puede resultar irreprochable la conducta de ninguno de los dos. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos, si se mira estrictamente la cuestión, nos portamos de una manera irreprochable, pero me imagino que desde entonces hemos ganado los dos en amabilidad [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se examina con calma lo sucedido, se verá que ninguno de los dos se comportó de manera irreprochable; pero desde entonces, espero, los dos nos hemos vuelto más corteses. [trad. José Luis López Muñoz]

Bien mirado, los dos tuvimos nuestras culpas. Pero me parece que los dos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se examina estrictamente la conducta de los dos, ninguno queda libre de reproche; pero creo que desde entonces los dos hemos ganado en cortesía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mirándolo bien, la conducta de los dos fue reprochable. Pero me parece que ambos hemos ganado en cortesía desde entonces. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si lo examinamos con detenimiento, el comportamiento de los dos dejó bastante que desear; pero creo que los dos hemos mejorado mucho en cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

La conducta de ambos, bien mirada, fue bastante deplorable. Pero desde entonces, confío, hemos mejorado bastante en nuestra educación. [trad. José C. Vales] (“civility” es mucho más preciso que “educación”, que aquí parecería más un hiperónimo)

Though we have… reason to think my opinions not entirely unalterable, they are not… quite so easily changed as that implies.

Aunque ambos tengamos razones papara pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado con tanta facilidad como implica lo que usted dice. [trad. José de Urríes y Azara]

No implica que yo cambie fácilmente de opinión, aunque los dos tenemos razones en extremo suficientes para creer que tampoco las mantengo de una manera inflexible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inamovibles, espero que no sean tan mudables. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque… tenemos razones para pensar que mis opiniones no son enteramente inalterables, no cambian tan fácilmente como usted supone. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (la suposición no queda limitada a él)

Aunque ambos tenemos motivos para considerar que mis opiniones no eran inalterables del todo, espero que no hayan cambiado con tanta facilidad como quieres dar a entender. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque ambos tengamos razones para pensar que mis opiniones no son por completo invariables, no creo que hayan cambiado tan fácilmente como usted quiere dar a entender. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque los dos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son inalterables, tampoco son, espero, tan volubles como supones. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque ambos tenemos razones para pensar que mis opiniones no son absolutamente inalterables, espero que no sean tan volubles como para dejarme influir por esa carta. [trad. José C. Vales]

Think no more of the letter. The feelings of the person who wrote, and the person who received it, are now so widely different from what they were then, that every unpleasant circumstance attending it ought to be forgotten.

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes de lo que eran entonces, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. José de Urríes y Azara]

No pensamos más en ella [la carta]. Hay una diferencia profunda entre los sentimientos de la persona que la escribió y los que la que la recibió con los que ambos tenían entonces, que no nos queda más remedio que olvidar todo detalle desagradable. [trad. Amando Lázaro Ros] (no hay plural en “think”)

No pienses más en la carta. Tanto los sentimientos de la que la escribió como los de quien la recibió son ahora tan diferentes que cualquier circunstancia desagradable relacionada con ella debe olvidarse. [trad. José Luis López Muñoz]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la persona que la recibió son ahora tan diferentes, que todas las circunstancias desagradables que a ella se refieran deben ser olvidadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y de la persona que la recibió han variado tanto de lo que eran entonces, que deben olvidarse todas las circunstancias desagradables que la rodean. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No piense más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y los de la que la recibió son ahora tan diferentes, que cuantas circunstancias desagradables se refieren a ella deben echarse al olvido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienses más en esa carta. Los sentimientos de quien la escribió, y de quien la recibió, son ahora tan completamente diferentes de los de entonces que debemos olvidar todas las circunstancias desagradables relacionadas con ella. [trad. Marta Salís Canosa]

No pensemos más en la carta. Los sentimientos de la persona que la escribió y la que la recibió son ahora tan completamente distintos de cómo eran entonces que deberíamos olvidarnos de prestar atención a cualquier circunstancia desagradable. [trad. José C. Vales]

Pero para Darcy, por así decirlo, el acto de contrición debe continuar. De toda la explicación de cómo llegó a ser el orgulloso Darcy, sobresalen dos fragmentos:

I have been a selfish being all my life, in practice, though not in principle. As a child I was taught what was right, but I was not taught to correct my temper. I was given good principles, but left to follow them in pride and conceit.

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño enseñáronme lo que estaba bien, mas no se me enseñó a corregir mi temperamento. Se me inculcaron buenas normas, pero se me dejó seguir orgulloso y vano. [trad. José de Urríes y Azara]

Si no en principio, en la práctica al menos he sido toda mi vida egoísta. De niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a dominar mi temperamento. Recibí muy buenas enseñanzas, pero me dejaron para seguirlas todo mi orgullo y mi engreimiento. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la práctica, aunque no en la teoría, he sido un egoísta toda mi vida. De niño se me enseñó lo que estaba bien, pero no a corregir mi manera de ser. Se me inculcaron buenos principios, pero se me dejó que los siguiera desde el orgullo y la vanidad. [trad. José Luis López Muñoz]

He sido toda mi vida un egoísta en la práctica, aunque no en los principios. De niño me enseñaron a pensar bien, pero no a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que las siguiese cargado de orgullo y de presunción. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He sido durante toda mi vida un ser egoísta, en la práctica, aunque no por principio. De niño me enseñaron qué era lo correcto, pero no me enseñaron a corregir mi genio. Me dieron buenos principios, pero me permitieron aplicarlos con orgullo y vanidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

He sido, durante toda mi vida, egoísta en la práctica, ya que no en los principios. Cuando niño me enseñaron qué estaba bien, pero nadie me enseñó a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenas normas, pero dejaron que siguiese siendo orgulloso y vano. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He sido un egoísta toda mi vida, pero sólo en la práctica, no en los principios. De niño me enseñaron lo que está bien, pero no me enseñaron a corregir mi temperamento. Me inculcaron buenos principios, pero se me permitió seguirlos con orgullo y engreimiento. [trad. Marta Salís Canosa]

Siempre he sido un egoísta, toda mi vida, en la práctica, aunque no en los principios. Cuando era un niño me enseñaron lo que estaba bien, pero no me enseñaron a corregir mi carácter. Me enseñaron los buenos principios, pero permitieron que los ejecutase con orgullo y altivez. [trad. José C. Vales]

Such I was, from eight to eight and twenty; and such I might still have been but for you, dearest, loveliest Elizabeth! What do I not owe you! You taught me a lesson, hard indeed at first, but most advantageous. By you, I was properly humbled. I came to you without a doubt of my reception. You showed me how insufficient were all my pretensions to please a woman worthy of being pleased.

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería a no ser por usted, queridísima, amadísima Isabel. ¿Qué no he deberle a usted? Me dio una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. José de Urríes y Azara]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no haberla encontrado a usted, mi querida y adorada Elizabeth. ¡Cuánto le debo yo! La lección que me dio, aunque dura al principio, me ha sido muy provechosa. Usted me humilló, que era lo que necesitaba. Me acerqué a usted sin que se me ocurriese dudar por un momento de que sería aceptado. Usted me hizo ver qué vacuas eran mis pretensiones de agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. Amando Lázaro Ros]

Así he sido desde los ocho hasta los veintiocho años; y aún seguiría siendo así, de no haber sido por ti, ¡mi queridísima y encantadora Elizabeth! ¿Qué no te debo yo? Me enseñaste una lección, dura al principio, desde luego, pero ventajosísima. Me diste la lección de humildad que necesitaba. Me presenté a ti sin albergar la menor duda sobre la respuesta que iba a recibir. Y tú me demostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer digna de ser agradada. [trad. José Luis López Muñoz]

Así desde los ocho hasta los veintiocho años, y así sería aún si no hubiese sido por usted, amadísima Elizabeth. Se lo debo todo. Me dio una lección que fue, por cierto, muy dura al principio, pero también muy provechosa. Usted me humilló como convenía, usted me enseñó lo insuficientes que eran mis pretensiones para halagar a una mujer que merece todos los halagos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Así fui yo de los ocho a los veintiocho años; ¡y así podría seguir siendo si no hubiera sido por ti, Elizabeth, querida, amadísima! ¡Cuánto te debo! Me has enseñado una lección; muy dura al principio, pero muy provechosa. Me humillaste como merecía. Me presenté ante ti sin dudar para nada de la acogida que me darías. Tú me enseñaste cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer que se merece ser complacida. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería si no fuese por usted, queridísima, amadísima Lizzy. ¿Qué no he de deberle? Me ha dado una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Así fui de los ocho a los veintiocho años; y así habría seguido siendo de no haberte conocido, ¡mi maravillosa y querida Elizabeth! ¡Te debo tanto! Me diste una lección, muy dura al principio, pero enormemente provechosa luego. Recibí una cura de humildad. Me acerqué a ti sin albergar ninguna duda sobre cuál iba a ser mi respuesta. Y tú me mostraste cuán insuficientes eran mis méritos para agradar a una mujer que merecía el mejor de los tratos. [trad. Marta Salís Canosa]

Así fui yo, desde los ocho hasta los veintiocho, y así seguiría siendo de no ser por ti, mi querida, ¡mi adorada Elizabeth! ¡Te lo debo todo! Me diste una lección, dura al principio, desde luego, pero muy provechosa. Gracias a ti, recibí una buena cura de humildad. Me acerqué a ti sin dudar que me querrías. Tú me mostraste qué ridículas eran mis pretensiones para complacer a una mujer que merecía otro trato. [trad. José C. Vales]

Cuando finalmente se dan cuenta de todo el tiempo que ha transcurrido, emprenden la marcha de regreso a Longbourn, y aprovechan para hablar del compromiso de Jane y Bingley. Antes de ir a Londres, Darcy confesó a Bingley todo lo que le habían ocultado, en cierta manera, como piensa Lizzy, Darcy le dio finalmente el permiso a su amigo para ser feliz, aunque ella por el momento se abstiene de embromarlo al respecto.

A most delightful friend; so easily guided that his worth was invaluable.

Muy delicioso amigo por lo fácil en dejarse guiar, que su valía era incomparable. [trad. José de Urríes y Azara]

El más encantador de los amigos y que era incomparable por lo bien que se dejaba guiar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un maravilloso amigo, y tan fácil de guiar que su valor era inapreciable. [trad. José Luis López Muñoz]

El más estupendo de los amigos por la facilidad con que se le podía traer y llevar, y que era realmente impagable. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un amigo encantador y precioso por la facilidad con que se dejaba llevar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un amigo encantador por la facilidad con que se dejaba guiar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El más encantador de los amigos; se dejaba guiar tan fácilmente que no tenía precio. [trad. Marta Salís Canosa]

El mejor de los amigos: dejarse llevar de aquel modo era verdaderamente impagable. [trad. José C. Vales]

Anuncios

Read Full Post »

Asimismo, del 22 al 28 de abril, en JAcastellano, leímos el capítulo 40 de Orgullo y prejuicio.

Es un capítulo notable, pues nos muestra lo importante que puede ser la confesión, o de manera más neutral, el desahogo, para lograr un poco de paz espiritual. Después de haberse mantenido callada respecto al suceso más trascendental que le ocurrió en Kent, Lizzy finalmente le cuenta a Jane, lo cual da pie a que aparezcan tanto citas epigramáticas, como otros comentarios memorables.

Primero que nada, los epigramas (que son el foco principal de la lectura que estamos realizando), pues Lizzy se ve obligada a admitir sus errores de juicio respecto a Darcy.

Así, ella dice:

It is such a spur to one’s genius, such an opening for wit, to have a dislike of that kind.

Hay cierto aguijón para todos, cierto prurito de burla que nos hace sentir desagrados de esa especie. [trad. José de Urríes y Azara]

Esta clase de inquinas sirven para espolear el talento y para dar rienda suelta al ingenio de una. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Es un estímulo tan grande para el entendimiento, una oportunidad tal para el ingenio contar con semejante antipatía! [trad. José Luis López Muñoz]

Sentir ese tipo de antipatías es como un estímulo para la inteligencia, es como un rasgo de ingenio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Una antipatía de ese género espolea mucho el genio de una, da pie al ingenio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos tenemos cierto prurito que nos hace presumir de ingenio al tener tales aversiones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Es tal estímulo para el intelecto, tal oportunidad para el ingenio experimentar esta clase de aversión! [trad. Marta Salís Canosa]

Demostrar desprecio hacia alguien es una ocasión estupenda para estimular nuestra genialidad, una oportunidad para demostrar lo ingeniosos que somos. [trad. José C. Vales]

Añade:

One may be continually abusive without saying anything just.

Puédese estar siempre injuriando sin decir nada que sea justo. [trad. José de Urríes y Azara]

Se puede zaherir sin pronunciar una sola frase que sea justa. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cabe insultar de continuo sin decir nada que merezca la pena. [trad. José Luis López Muñoz]

Se puede estar hablando mal continuamente de alguien sin decir nada justo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Se pude hablar mal constantemente de una persona sin llegar a decir nada justo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una puede injuriar continuamente sin decir nada que sea justo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se puede insultar continuamente a alguien sin decir nada justo. [trad. Marta Salís Canosa]

Uno puede estar continuamente insultando a alguien sin decir nada justo. [trad. José C. Vales]

Que redondea con:

But one cannot always be laughing at a man without now and then stumbling on something witty.

Pero no se puede estar siempre riéndose de un hombre sin dar de vez en cuando con algo chistoso. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero si una se dedica a burlarse de un hombre tropieza de cuando en cuando con algún dicho ingenioso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero no es posible reírse sistemáticamente de una persona sin tropezar alguna vez con algo ingenioso. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero no es posible estar siempre riéndose de una persona sin dar alguna vez en el clavo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero no es posible reírse sin descanso de alguien sin dar de cuando en cuando con una observación ingeniosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero no puede burlarse siempre de un mismo hombre sin decir de vez en cuando alguna frase chistosa. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero no puede una reírse de un hombre sin soltar de vez en cuando alguna frase ingeniosa. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero una no puede estar burlándose continuamente de un hombre sin soltar de vez en cuando algo ingenioso. [trad. José C. Vales]

Y concluye con la observación de que:

The misfortune of speaking with bitterness is a most natural consequence of the prejudices I had been encouraging.

La desdicha de expresarme con amargura fue consecuencia naturalísima de los prejuicios que había ido alimentando. [trad. José de Urríes y Azara]

La desgracia de hablar con acritud ha sido consecuencia natural de los prejuicios que yo venía alimentando. [trad. Amando Lázaro Ros]

La desgracia de hablar con amargura es una consecuencia lógica de los prejuicios que había fomentado. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero estaba amargada por los prejuicios que había ido alimentando. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (otro cambio radical aparentemente sin justificación)

La desventura de hablar con mordacidad fue una consecuencia muy natural de los prejuicios que había estado alimentando. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El expresarme con amargura fue desdichada consecuencia de los prejuicios que había ido alimentando. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La desventura de hablar con acritud es una consecuencia lógica de los prejuicios que yo había alimentado. [trad. Marta Salís Canosa]

El error de hablar con acritud es la consecuencia más natural de los prejuicios que yo había formado en mi cabeza. [trad. José C. Vales]

Antes de esas admisiones, en vista de la compasión de Jane hacia Darcy, Lizzy había tratado de minimizar su propio sentimiento de culpa por juzgarlo mal:

Oh! no, my regret and compassion are all done away by seeing you so full of both. I know you will do him such ample justice, that I am growing every moment more unconcerned and indifferent. Your profusion makes me saving; and if you lament over him much longer, my heart will be as light as a feather.

¡Oh!; no; mi pena y mi compasión han desaparecido al verte tan colmada de ambas cosas. Sé que le harás justicia y que cada vez me veré yo más libre e indiferente. Tu plétora de todo eso me salva, y si sigues lamentándote de él, mi corazón quedará tan ligero como una pluma. [trad. José de Urríes y Azara]

Viéndote tan llena de pena y de compasión se evaporan las mías. Tan segura estoy de que le harás amplísima justicia, que me inclino por momentos a la despreocupación y a la indiferencia. Tu exuberancia me ahorra compasiones; si continúas lamentándote por él mucho rato, conseguirás que mi corazón se vuelva tan ligero como una pluma. [trad. Amando Lázaro Ros]

No, no; mi arrepentimiento y mi compasión han desaparecido al verte a ti tan llena de buenos sentimientos. Estoy tan convencida de que le vas a hacer justicia que a cada momento que pasa me siento más despreocupada e indiferente. Tu prodigalidad me empuja al ahorro; y si te dueles por él más tiempo tendré el corazón tan ligero como una pluma. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Oh, no! Se me ha quitado toda la pena y toda la compasión al ver que tú las sientes por las dos. Sé que, con que tú le hagas justicia, basta. Sé que puedo estar cada vez más despreocupada e indiferente. Tu profusión de lamentos me salva. Y si sigues compadeciéndote de él mucho tiempo, mi corazón se hará tan insensible como una roca. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Cabe observar aquí el cambio de metáfora, de la ligereza de una pluma a la insensibilidad de una roca)

¡Oh no! La lástima y la compasión se me pasan del todo al verte a ti tan llena de las dos. Sé que le harás tanta justicia que yo, por mi parte, estoy más despreocupada e indiferente a cada momento que pasa. Tu derroche me vuelve ahorradora a mí, y si te sigues lamentando por él mucho más tiempo, tendré el corazón tan liviano como una pluma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Oh no! Mi contrariedad y mi compasión se han disipado al ver tu reacción. Sé que le harás justicia y que cada vez me sentiré más libre e indiferente. Tu generosidad al respecto me salva, y si sigues lamentándote de él, mi corazón quedará tan ligero como una pluma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡No! Mi remordimiento y compasión han desaparecido al ver que a ti no te falta ninguno de estos sentimientos. Sé que serás justa con él que cada vez me preocupa menos y me siento más indiferente. Tu generosidad me vuelve moderada; como sigas lamentando mucho tiempo sus infortunios, brincaré de alegría. [trad. Marta Salís Canosa] (No entendemos por qué siente la necesidad de cambiar tanto la metáfora, “brincar de alegría” resulta más común)

¡Oh…! No, toda la pena y la lástima que tenía se me ha pasado al ver que tú tienes de sobra por las dos. Sé que tú los defenderás tan generosamente a los dos que cada vez me siento más aliviada y tranquila. Tu exceso de generosidad sentimental me exime a mí de cualquier cargo de conciencia y, si te sigues apiadando de Darcy, acabaré completamente despreocupada de todo, sabiendo que toda la pesadumbre cae sobre ti. [trad. José C. Vales] (igualmente ocurre un cambio de metáfora que nos parece innecesaria, si en español también funciona la que existe originalmente en inglés)

En cuanto a la diferencia de personalidad e integridad entre Darcy y Wickham, Lizzy le dice a Jane:

This will not do; you never will be able to make both of them good for anything. Take your choice, but you must be satisfied with only one. There is but such a quantity of merit between them; just enough to make one good sort of man; and of late it has been shifting about pretty much. For my part, I am inclined to believe it all Darcy’s; but you shall do as you choose.

Eso no lo conseguirás; nunca podrás dar por bueno a los dos. Haz lo que quieras; pero sólo te habrá de satisfacer uno. Entre ambos no suman sino cierta cantidad de méritos, justos los precisos para hacer un hombre bueno; y desde antiguo se ha tergiversado eso bastante. Por mi parte, me inclino a creer todo lo de Darcy; tú harás lo que gustes. [trad. José de Urríes y Azara] (“shifting” no tiene que ver con “tergiversar” en este caso)

No te empeñes. No conseguirás jamás justificar a los dos a un tiempo. Elige al que quieras y conténtate con uno. La suma de virtudes de los dos no da sino para hacer bueno a uno solo; la balanza ha dado muchos saltos últimamente. Por lo que a mí respecta, me inclino a atribuir todos los méritos al señor Darcy; pero tú haz lo que mejor te parezca. [trad. Amando Lázaro Ros]

No es posible; nunca lograrás hacer buenos a los dos. Elige, porque tendrás que conformarte sólo con uno. Existe una determinada cantidad de méritos entre los dos, lo bastante para hacer un hombre honorable, y últimamente ha cambiado mucho de sitio. Por mi parte, me inclino a creer que le corresponden todos al señor Darcy, pero tú eres libre de escoger lo que prefieras. [trad. José Luis López Muñoz]

No te servirá de nada; nunca podrás decir que los dos son buenos. Elige como quieras; pero o te quedas con uno o con otro. Entre los dos no reúnen más que una cantidad de méritos justita para un solo hombre decente. Ya nos hemos engañado bastante últimamente. Por mi parte, me inclino a creer todo lo que dice Darcy; tú verás lo que decides. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (“shifting” no tiene que ver con “engaño”)

Es inútil; jamás podrás dar por buenos a los dos, por más que lo intentes. Entre los dos sólo hay una cantidad limitada de mérito, el justo para hacer un hombre de buena estofa; y últimamente ha estado oscilando bastante entre los dos. Yo, por mi parte, me inclino a atribuírselo todo a Darcy; pero tú haz como quieras. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No prosigas. Nunca conseguirás hacer bueno a ninguno de los dos. Elige lo que quieras, pero sólo uno podrá satisfacerte. Entre ambos no sumarían méritos suficientes para hacer un hombre bueno. Por mi parte, me inclino a creer que la razón corresponde a Mr. Darcy; tú puedes opinar lo que te parezca. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (aunque generalmente esta traducción parece basarse en la de Urríes, aqui en lugar de copiar, simplemente omite la cláusula donde aparece “shifting”)

Vamos, no insistas. Jamás podrás justificar a los dos. Elige, tendrás que contentarte con uno. Entre uno y otro suman bastantes cualidades, las suficientes para hacer un hombre cabal, y últimamente éstas se han movido demasiado de un lado para otro. Por mi parte, me inclino a pensar que el señor Darcy es quien las atesora todas, pero tú puedes decidir lo que quieras. [trad. Marta Salís Canosa]

No te servirá de nada. Te va a ser imposible conseguir que los dos sean bueno. Elige, pero debes escoger sólo a uno. Entre los dos juntos apenas reúnen los méritos justos para hacer un hombre bueno, y últimamente los méritos han estado bastante repartidos. Por mi parte, me inclino a creer absolutamente al señor Darcy, pero tú haz lo que quieras. [trad. José C. Vales] (“shifting” no se refiere exactamente a “repartición”).

Al respecto, Lizzy concluye:

There certainly was some great mismanagement in the education of those two young men. One has got all the goodness, and the other all the appearance of it.

Es evidente que hubo muy mal sentido en la educación de esos dos hombres. Uno acaparó toda la bondad y el otro toda su apariencia. [trad. José de Urríes y Azara]

El que educó a estos jóvenes sufrió con toda seguridad una gran equivocación. Al uno le dio todas las buenas cualidades, y al otro su apariencia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sin duda se produjo alguna grave deficiencia en la educación de esos dos jóvenes. Uno se llevó toda la bondad y el otro toda la apariencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Sí, es cierto; debió de haber una mala dirección en la educación de estos dos jóvenes; uno acaparó toda la bondad y el otro todas las buenas apariencias. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (aquí se produce una ambigüedad al referirse a “buenas apariencias”)

Está claro que la educación de esos dos jóvenes se dirigió muy mal. Uno se quedó con toda la bondad, y el otro con todas las apariencias de bondad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es evidente que hubo un error en la educación de esos dos hombres. El uno acaparó toda la bondad y el otro toda su apariencia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Es obvio que, en la educación de estos dos jóvenes, se cometió un grave error. Uno posee la bondad y el otro la apariencia de ésta. [trad. Marta Salís Canosa]

Desde luego, hubo una enorme incompetencia en la educación de esos dos jóvenes. Uno tiene toda la bondad y el otro toda la *apariencia* de ella. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

De igual manera, también del 18 al 24 de febrero, en JAcastellano, leímos el capítulo 24 de Orgullo y prejuicio para extraer citas memorables. Con este capítulo comienza el segundo volumen de los tres en los que originalmente se publicó la novela en 1813.

Es uno de los más sustanciosos en cuanto a citas epigramáticas, algunas se sostienen por sí mismas, otras complementan la idea de la frase que les antecede, por lo que es necesario distribuirlas en dos entradas. Las citas en su mayoría proceden más que nada de las reflexiones de Lizzy y Jane respecto al compromiso de Charlotte Lucas y la deserción de Bingley.

Se observa además la distinta actitud de las hermanas; por un lado, Jane tratando de resignarse a su decepción amorosa pero firme en no juzgar mal a las personas, en tanto que a Lizzy, los acontecimientos la hacen destilar amargura en sus comentarios.

Así, se escucha primero a Jane Bennet buscando consolarse:

It has not been more than an error of fancy on my side, and that it has done no harm to anyone but myself.

[Tengo el consuelo de que eso] no haya sido sino un error de imaginación por mi parte que no ha acarreado perjuicio sino a mí misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Todo ha sido equivocación o imaginación mía y… nadie ha sufrido con ello sino yo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sólo ha sido un error de apreciación de mi parte, y… no se ha hecho daño a nadie a excepción mía. [trad. José Luis López Muñoz]

No ha sido más que un error de la imaginación por mi parte y… no ha perjudicado a nadie más que a mí misma. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sólo ha sido un error de la fantasía por mi parte, y… no ha hecho daño a nadie más que a mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No ha sido más que una ilusión, y… sólo yo me he visto perjudicada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sólo han sido imaginaciones mías, y… soy la única perjudicada. [trad. Marta Salís Canosa]

Como tributo a la bondad de su hermana, Lizzy trata de elogiarla y comenta:

Do not be afraid of my running into any excess, of my encroaching on your privilege of universal good-will.

No temas que incurra en exceso apropiándome tu privilegio de buena voluntad hacia todos. [trad. José de Urríes y Azara]

No temas; no me dejará llevar de la pasión ni te coartaré en tu prerrogativa de buena voluntad para con todos. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tengas miedo de que cometa ningún exceso, de que te quite el privilegio de la buena voluntad universal. [trad. José Luis López Muñoz]

No temas que me exceda apropiándome de tu privilegio de bondad universal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No temas que cometa ningún exceso, que quiera participar de tu privilegio de pensar bien de todo el mundo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No temas que exagere al elogiar tu buena predisposición hacia todos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No temas que, llevada por el entusiasmo, te quite el privilegio de ser la criatura más benévola del mundo. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero casi de inmediato también comenta:

There are few people whom I really love, and still fewer of whom I think well.

Hay pocos a quienes ame de veras, y menos aún de quienes piense bien. [trad. José de Urríes y Azara]

Son muy pocas las personas a quienes realmente quiere y menos aún aquellas de quienes tengo buena opinión. [trad. Amando Lázaro Ros]

Son muy pocas las personas a las que quiero de verdad, y todavía menos aquéllas de las que tengo buena opinión. [trad. José Luis López Muñoz]

A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hay pocas personas a las que yo quiera de verdad, y tengo buen concepto de menos todavía. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Hay pocos a quienes ame de veras, y menos aún de quienes piense bien. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Son muy pocas las personas a las que quiero de veras, y aún menos las que me merecen buena opinión. [trad. Marta Salís Canosa]

The more I see of the world, the more am I dissatisfied with it.

Cuanto más conozco el mundo más me enoja. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuanto más voy conociendo a las gentes, menos me gustan. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cuando más sé del mundo, menos me satisface. [trad. José Luis López Muñoz] (traducir “see” como “saber” en este caso no parece muy adecuado)

Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuanto más veo el mundo, más insatisfecha estoy de él. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cuanto más conozco el mundo, más me irrita. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuánto más sé del mundo, menos me gusta. [trad. Marta Salís Canosa] (al igual que López Muñoz, traduce “see” como “saber”)

La frase la remata con:

Every day confirms my belief of the inconsistency of all human characters, and of the little dependence that can be placed on the appearance of merit or sense.

Todos los días confirmo mi creencia en la inconstancia de los caracteres humanos ye n lo poco que se puede fiar de las apariencias de mérito o talento. [trad. José de Urríes y Azara]

Mi opinión de que todos los seres humanos son variables, encuentra todos los días algo que la confirme; poca confianza se puede tener en las personas que aparentan virtud y sensatez. [trad. Amando Lázaro Ros]

Cada día que pasa estoy más convencida de la fragilidad de todas las reputaciones, y de lo poco que, cabe fiarse tanto de la apariencia de mérito como de buen juicio. [trad. José Luis López Muñoz] (“inconsistency of all human characters” es algo mucho más que simplemente la “fragilidad de las reputaciones”, parece que es una ocasión en que el traductor se ha quedado corto al interpretar el texto).

El tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano, y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cada día que pasa confirma mi opinión sobre la incongruencia de todos los caracteres humanos y sobre la poca confianza que se puede depositar en las apariencias de mérito o buen sentido. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos los días confirmo mi creencia en la inconsistencia en el carácter humano y en la poca que me inspiran las apariencias de mérito o talento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cada día estoy más convencida de la inconstancia del carácter humano, y de lo poco fiable que es la apariencia de valía o de buen juicio. [trad. Marta Salís Canosa]

Ante semejantes palabras, Jane le recomienda que:

Do not give way to such feelings as these. They will ruin your happiness.

No des entrada a sentimientos como ésos. Impedirán tu felicidad. [trad. José de Urríes y Azara]

No te dejes llevar por esa clase de sentimientos si no quieres ser desgraciada. [trad. Amando Lázaro Ros]

No te dejes dominar por sentimientos como ésos, que te harían desgraciada. [trad. José Luis López Muñoz]

No debes tener esos sentimientos, acabarán con tu felicidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No caigas en sentimientos de esa especie. Echarían a perder tu felicidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No alientes esa clase de sentimientos. Así nunca lograrás ser feliz. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No albergues esa clase de sentimiento. Echarían a perder tu alegría. [trad. Marta Salís Canosa]

Y además le señala que es intolerante:

You do not make allowance enough for difference of situation and temper.

No concedes nada a la diferencia de situación y carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

No sabéis ser tolerantes con las diferencias de posición y de temperamento. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tienes suficientemente en cuenta las diferencias de situación y de manera de ser. [trad. José Luis López Muñoz]

No tienes en consideración las diferentes situaciones y la forma de ser de las personas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No tienes en cuenta como es debido las diferencias de situación y temperamento. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No concedes nada a la diferencia de situación y carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Hay que tener más en cuenta las diferentes situaciones y temperamentos. [trad. Marta Salís Canosa]

En efecto, Lizzy no parece dispuesta a conceder un poco, en especial cuando su hermana trata de razonar con ella respecto al compromiso de Charlotte Lucas, de manera que exclama:

You shall not, for the sake of one individual, change the meaning of principle and integrity, nor endeavour to persuade yourself or me, that selfishness is prudence, and insensibility of danger security for happiness.

No has de cambiar por una individualidad el significado de los principios y la integridad, ni tratar de persuadirte…o de persuadirme… de que el egoísmo es prudencia o la insensibilidad ante el peligro un seguro de felicidad. [trad. José de Urríes y Azara]

Para favorecer a una persona no puedes torcer los principios y las normas de rectitud, ni debes tratar de convencerte o de convencerme que el egoísmo es prudencia y la ceguera ante el peligro, certeza de felicidad. [trad. Amando Lázaro Ros]

No cambiarás, en favor de una sola persona, el valor de los principios ni de la integridad, ni te esforzarás por persuadirte… ni querrás persuadirme…, de que el egoísmo es prudencia, ni de que la insensibilidad ante el peligro garantiza la felicidad. [trad. José Luis López Muñoz]

Por una persona en concreto no debes trastocar el significado de principio y de integridad, ni intentar convencerte a ti misma o a mí, de que el egoísmo es prudencia o de que la insensibilidad ante el peligro es un seguro de felicidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No vas a forzar, por una persona, el sentido de lo que son los principios y la integridad, ni vas a intentar convencerte… ni convencerme… de que el egoísmo es prudencia y la inconsciencia del peligro un seguro de felicidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No has de cambiar, por consideración a una persona, el significado de los principios y de la integridad, ni tratar de convencerte, o convencerme…, de que el egoísmo es prudencia y la insensibilidad ante el peligro certidumbre de felicidad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No cambies, por consideración a una persona, el valor de los principios y la integridad, ni trates de convencerte o de convencerme de que el egoísmo es prudencia, ni de que el hecho de no ser consciente del peligro asegura la felicidad. [trad. Marta Salís Canosa]

Las citas continuarán en una segunda entrada.

Read Full Post »