Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘naturaleza humana’

Para la semana del 27 de mayo al 2 de junio de 2013, en JAcastellano estuvimos leyendo el capítulo 48 de Orgullo y prejuicio.

En este capítulo la ansiedad para la familia Bennet se mantiene ante la falta de noticias respecto a Lydia.

The arrival of letters was the grand object of every morning’s impatience.

La llegada de cartas era el primer motivo importante de impaciencia de todas las mañanas. [trad. José de Urríes y Azara]

La impaciencia de todas las mañanas era, en primer término, la llegada de cartas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El momento de mayor nerviosismo era la llegada del correo, primer motivo de impaciencia matutina. [trad. José Luis López Muñoz]

Todas las mañanas esperaban las cartas con impaciencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (De nuevo la tendencia a personalizar: “esperaban”)

La llegada de las cartas era al gran motivo de impaciencia de cada mañana. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los días transcurrían en medio de la ansiedad, sobre todo cuando se aguardaba la llegada del correo [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que era “en la mañana”)

Las cartas eran el primer objeto de su impaciencia matinal. [trad. Marta Salís Canosa] (Personalización: “su”)

La llegada de las cartas, cada mañana, se esperaba con gran impaciencia. [trad. José C. Vales]

Through letters, whatever of good or bad was to be told would be communicated.

Por carta se había de comunicar lo que hubiera de decir de bueno o de malo. [trad. José de Urríes y Azara]

Por carta habían de llegar a su conocimiento las noticias, buenas o malas. [trad. Amando Lázaro Ros] (Otra personalización: “su”)

Por las cartas sabrían lo que de bueno o de malo hubiera que saber. [trad. José Luis López Muñoz]

Por carta habrían de saber la mala o buena marcha del asunto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (También personaliza: “habrían”)

Lo que se supiera, bueno o malo, se habría de saber por cartas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Por carta se había de comunicar lo que hubiera de decir de bueno o de malo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A través de ellas les comunicarían lo que de bueno o malo tuvieran que saber. [trad. Marta Salís Canosa] (Personalización)

A través de las cartas se les comunicaría lo bueno o lo malo que tuvieran que decirles. [trad. José C. Vales]

Además, el asunto no puede permanecer oculto al mundo, de manera que en la carta del Sr. Collins tenemos una muestra de la forma en que piensan las mentes cerradas y fanáticas:

The death of your daughter would have been a blessing in comparison of this.

La muerte de una hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. José de Urríes y Azara]

La muerte de su hija hubiera sido una bendición de Dios comparada con esto. [trad. Amando Lázaro Ros]

Comparada con esto, la muerte de su hija habría sido una bendición.[trad. José Luis López Muñoz]

La muerte de una hija habría sido una bendición comparada con esto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La muerte de su hija habría sido una bendición comparada con esto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La muerte de una hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La muerte de su hija habría sido una alegría en comparación con esto. [trad. Marta Salís Canosa]

La muerte de su hija habría sido una bendición en comparación con esto. [trad. José C. Vales]

Comentario aparte, respecto a esta misiva de Collins, saca a relucir su “tacto diplomático” con esa alusión a que se libró de estar envuelto también en el escándalo gracias al rechazo de Lizzy.

Lo jugoso del capítulo es que los Gardiner todavía siguen sin tener certeza qué sucede entre Lizzy y Darcy. Por ejemplo, en su carta, el Sr. Gardiner apela a la información que quizá pudiera tener Lizzy respecto a Wickham, sin perder de vista la discreción la que hace alusión al tema.

Por su parte, la Sra. Gardiner sigue intrigada qué hay de la relación de Lizzy con cierto terrateniente de Derbyshire, pero su sobrina sigue sin soltar prenda. Y ésta, a su vez, está deprimida, ha pasado una o dos noches de desvelo y aunque puede fingir que se debe a lo de Lydia, se nos dice que Lizzy está bastante consciente de sus propios sentimientos.

Sin haber logrado encontrar a su hija, el Sr. Bennet regresa a Longbourn, dejando a su cuñado a cargo de la búsqueda. No puede olvidar que Lizzy le advirtió del peligro que representaba soltar la rienda a Lydia, y aunque se reprocha el haber sido tan negligente, cuando su hija predilecta trata de reconfortarlo, él dice algo casi equivalente a un epigrama:

You may well warn me against such an evil. Human nature is so prone to fall into it!

Bien puedes hacerme advertencias sobre males tan grandes. ¡La naturaleza humana tan propensa a caer en ellos! [trad. José de Urríes y Azara] (Se pierde la referencia: “Ser severo con uno mismo”, y la convierte en “males grandes” cuando específicamente se habla de un mal en especial)

Está bien que me pongas en guardia contra semejante peligro, porque la humanidad tiene tendencia a caer en él. [trad. Amando Lázaro Ros]

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo consigo mismo]. ¡La naturaleza humana tiende tanto a caer en él! [trad. José Luis López Muñoz]

No hay contemplaciones que valgan en males tan grandes. La naturaleza humana es demasiado propensa a recurrir a ellas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Un cambio de referente, de “culparse a uno mismo” a “contemplaciones” que no está en el original

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo consigo mismo]. ¡Tiende tanto a caer en él la naturaleza humana! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Bien puedes hacerme advertencias sobre males tan grandes. ¡La naturaleza humana es tan propensa a caer en ellos! [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Copia la traducción de Urríes)

Haces bien en prevenirme contra ese mal [ser demasiado severo con uno mismo]. La naturaleza humana es tan propensa a caer en él. [trad. Marta Salís Canosa]

Haces bien en advertirme contra la autocompasión. ¡La naturaleza humana es tan proclive a tropezar con ese pecado! [trad. José C. Vales]

En tanto que respecto a la actuación de su esposa opina con sarcasmo:

This is a parade which does one good; it gives such an elegance to misfortune!

¡He aquí una cosa que sienta bien, que presta cierta elegancia a la desdicha! [trad. José de Urríes y Azara]

¡Cuánto gana uno con estos alardes que dan elegancia al infortunio! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Excelente idea que contribuye a hacer elegante el infortunio! [trad. José Luis López Muñoz]

¡Mira qué bien! ¡Eso presta cierta elegancia al infortunio! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Esto es un desfile que sirve para una cosa, por lo menos: ¡para dar mucha elegancia a la desgracia! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡He ahí una cosa que sienta bien, que presta cierta elegancia a nuestra desdicha! [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Personaliza: “nuestra”)

Tanto ir y venir lo consuela a uno; ¡y da tal elegancia al infortunio! [trad. Marta Salís Canosa]

Estas elegancias le hacen sentir bien a uno… ¡proporciona cierto aire nobiliario a la desgracia! [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En el capítulo 11 de Orgullo y prejuicio se presenta una de las más feroces batallas verbales entre Lizzy y Darcy, en la que se analiza un tanto el carácter de uno y otro. Se habla de las debilidades y propensiones del carácter, entre lo que se incluye por supuesto, el orgullo.

Luego de que Lizzy se declara como una persona a la que le encanta reír, Darcy señala que:

The wisest and the best of men, nay, the wisest and best of their actions, may be rendered ridiculous by a person whose first object in life is a joke.

El más sabio y mejor de los hombres, mejor dicho, la más sabia y mejor de las acciones, puede tornarse ridícula a los ojos de una persona cuyo primer anhelo en la vida sea la risa. [trad. José de Urríes y Azara]

El más prudente de los hombres y la más razonable de sus acciones pueden ser puestos en ridículo por quién sólo vive para hacer chistes. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una persona cuyo principal objeto en la vida sea hacer chistes puede ridiculizar al mejor y más prudente de los hombres, más aún, las mejores y más prudentes entre sus acciones. [trad. José Luis López Muñoz]

El más sabio y mejor de los hombres o la más sabia y mejor de las acciones, pueden ser ridículos a los ojos de una persona que no piensa en esta vida más que en reírse. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hasta los hombres más sabios y mejores… más aún, hasta los actos más sabios y mejores de éstos, pueden ser puestos en ridículo por una persona cuyo primer objetivo en la vida es la broma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El más sabio y mejor de los hombres, mejor dicho, la más sabia y mejor de las acciones, puede tornarse ridícula a los ojos de una persona cuyo primer anhelo en la vida sea la risa. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una persona cuyo principal objetivo en la vida sean las bromas y las chanzas puede ridiculizar al más sensato y mejor de los hombres, por no decir el más sensato y mejor de sus actos. [trad. Marta Salís Canosa]

A lo que Lizzy responde:

I hope I never ridicule what is wise or good. Follies and nonsense, whims and inconsistencies do divert me, I own, and I laugh at them whenever I can.

Creo que jamás ridiculizo lo que es cuerdo y bueno. Locuras y necedades, antojos e inconvenientes son lo que me divierte, y de esas cosas me burlo siempre que puedo. [trad. José de Urríes y Azara]

Jamás he ridiculizado lo razonable y lo bueno. Las locuras y las majaderías, las extravagancias y las inconsecuencias, me divierten, lo reconozco, y no pierdo ocasión en reírme de ellas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Confío en no ridiculizar nunca lo que es prudente o bueno. Locuras y tonterías, caprichos y contradicciones me divierten, lo reconozco, y me río de ellos siempre que puedo. [trad. José Luis López Muñoz]

Espero que nunca llegue a ridiculizar lo que es bueno o sabio. Las insensateces, las tonterías, los caprichos y las inconsecuencias son las cosas que verdaderamente me divierten, lo confieso, y me río de ellas siempre que puedo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Espero no ridiculizar jamás lo sabio y lo bueno. Las locuras y los disparates, los caprichos y los despropósitos sí que me divierten, lo reconozco, y me río de ellos siempre que puedo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Creo que jamás ridiculizo lo que es cuerdo y bueno. Locuras y necedades, antojos e inconvenientes son lo que me divierte, y de esas cosas me burlo siempre que puedo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Espero no ridiculizar nunca lo que es bueno o sensato. Reconozco que me divierten las locuras y los disparates, los caprichos y las contradicciones, y que me río de ellos siempre que puedo. [trad. Marta Salís Canosa]

La ofensiva entre ambos prosigue, por lo que Darcy, un tanto de manera arrogante ante el bombardeo, dice que:

it has been the study of my life to avoid those weaknesses which often expose a strong understanding to ridicule.

El estudio de mi vida ha sido huir de semejantes debilidades, que a menudo exponen al ridículo a un buen entendimiento. [trad. José de Urríes y Azara]

Toda la preocupación de mi vida ha sido librarme de ciertas debilidades que ponen con frecuencia en ridículo a las más claras inteligencias. [trad. Amando Lázaro Ros]

Siempre me he esforzado por evitar las debilidades que a menudo exponen al ridículo a una persona inteligente. [trad. José Luis López Muñoz]

He pasado la vida esforzándome para evitar estas debilidades que exponen al ridículo a cualquier persona inteligente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He aspirado toda mi vida a evitar aquellas debilidades que suelen exponer al ridículo a un entendimiento vigoroso. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Durante toda mi vida he procurado evitar semejantes debilidades, que a menudo exponen al ridículo a un buen entendimiento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Siempre he hecho lo posible por evitar esas debilidades que a menudo exponen al ridículo a un fuerte intelecto. [trad. Marta Salís Canosa]

Además, él parece corroborar la idea de que el orgullo y la vanidad son cosas distintas:

vanity is a weakness indeed. But pride — where there is a real superiority of mind, pride will be always under good regulation.

La vanidad es, en efecto, una debilidad. Pero en cuanto al orgullo, donde se dé verdadera alteza de entendimiento, estará siempre bien regulado. [trad. José de Urríes y Azara]

La vanidad es una de ellas, desde luego. En cuanto al orgullo… donde existe una verdadera superioridad de inteligencia, el orgullo siempre está bien regulado. [trad. Amando Lázaro Ros]

La vanidad es sin duda un defecto. Pero el orgullo… donde realmente existe inteligencia, el orgullo estará siempre sometido a un buen control. [trad. José Luis López Muñoz]

En efecto, la vanidad es un defecto. Pero el orgullo, en caso de personas de inteligencia superior, creo que es válido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La vanidad es una debilidad, desde luego. Pero el orgullo, cuando hay una verdadera superioridad de espíritu, el orgullo estará siempre sujeto a un buen régimen. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La vanidad es, en efecto, una debilidad. Pero en cuanto al orgullo, donde se dé verdadera superioridad de espíritu, estará siempre justificado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No hay duda que la vanidad es un defecto. Pero el orgullo… en una naturaleza realmente superior, el orgullo no tiende jamás a extralimitarse. [trad. Marta Salís Canosa]

I have faults enough, but they are not, I hope, of understanding.

Poseo bastantes defectos, mas creo que no proceden del entendimiento. [trad. José de Urríes y Azara]

Tengo muchos defectos, pero creo que no afectan a mi buen juicio. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tengo defectos más que suficientes, pero no derivan, espero, de la falta de inteligencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo muchos defectos, pero no tienen que ver con la inteligencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo bastantes defectos, pero no son de entendimiento, o en eso confío. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Poseo bastantes defectos, pero creo que no proceden de mi entendimiento. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tengo bastantes defectos, pero no están relacionados, espero, con mi inteligencia. [trad. Marta Salís Canosa]

I cannot forget the follies and vices of others so soon as I ought, nor their offences against myself.

No puedo olvidar las locuras y los vicios ajenos tan pronto como debiera, ni sus ofensas. [trad. José de Urríes y Azara]

Tardo en olvidar más de lo debido las locuras y los vicios de los otros y las ofensas que me hacen. [trad. Amando Lázaro Ros]

No consigo olvidar las locuras y los vicios de otros tan pronto como debiera, ni las ofensas que se me hacen. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo olvidar tan pronto como debería las insensateces y los vicios ajenos, ni las ofensas que contra mí se hacen. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No soy capaz de olvidar las locuras y vicios de los demás tan pronto como debiera, ni tampoco las ofensas que me hacen. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo olvidar las locuras y los vicios ajenos tan pronto como debiera, ni sus ofensas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puedo olvidar con la debida rapidez las locuras y los vicios ajenos, ni las ofensas que se me hacen. [trad. Marta Salís Canosa]

My temper would perhaps be called resentful. –My good opinion once lost is lost for ever.

Mi temperamento acaso pudiera llamarse suspicaz. Cuando alguien ha perdido mi buena opinión, perdida la tiene para siempre. [trad. José de Urríes y Azara]

Tal vez me llamen rencoroso. Quien pierde mi aprecio, lo pierde para siempre. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quizá pueda decirse que tiendo al resentimiento. Cuando pierdo mi buena opinión sobre alguien o algo, perdida está para siempre. [trad. José Luis López Muñoz]

Quizá se me pueda acusar de rencoroso. Cuando pierdo la buena opinión que tengo sobre alguien, es para siempre. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Quizá pudiera calificarse mi temperamento de rencoroso. Cuando pierdo el buen concepto de alguien, lo pierdo para siempre. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mi temperamento acaso podría definirse de suspicaz. Cuando alguien pierde mi estima, la pierde para siempre. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Tal vez podría tachárseme de rencoroso, Cuando alguien pierde mi aprecio, lo pierde para siempre. [trad. Marta Salís Canosa]

Lizzy parece aludir a un cese al fuego cuando comenta que:

Implacable resentment is a shade in a character.

El resentimiento implacable es una verdadera sombra del carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

El rencor que no se pasa es una sombra en el carácter. [trad. Amando Lázaro Ros]

El resentimiento implacable *es una mancha en un carácter. [trad. José Luis López Muñoz]

El rencor implacable es verdaderamente una sombra en un carácter. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El resentimiento implacable que es una tacha en un carácter. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El resentimiento implacable es una verdadera sombra del carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Un rencor implacable es un baldón en su carácter. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero Darcy continúa en cierta forma engolosinado en el debate, así que comenta:

There is… in every disposition a tendency to some particular evil, a natural defect, which not even the best education can overcome.

En todo natural hay cierta tendencia a una determinada maldad, un defecto nativo y que siempre puede vencer la buena educación. [trad. José de Urríes y Azara] (esta traducción contiene un contrasentido)

En todas las naturalezas existe la tendencia hacia un vicio u otro, y ni la educación misma es capaz de dominarla. [trad. Amando Lázaro Ros]

Existe en todo carácter… una tendencia a algún mal concreto, un defecto natural que ni siquiera la mejor educación permite superar. [trad. José Luis López Muñoz]

En todo individuo hay cierta tendencia a un determinado mal, a un defecto innato, que ni siquiera la mejor educación puede vencer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En toda disposición existe una tendencia hacia cierto mal determinado, un defecto natural que no se puede superar ni con la mejor educación. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

En todo ser humano hay cierta tendencia a una determinada maldad, un defecto innato y que siempre puede vencer la buena educación. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (En esta traducción hay un contrasentido).

Todo temperamento manifiesta cierta tendencia a un mal concreto, un defecto natural que ni siquiera la mejor educación puede vencer. [trad. Marta Salís Canosa]

Terminan acusándose mutuamente de un defecto en particular:

“your defect is a propensity to hate every body.”

“And yours… is wilfully to misunderstand them.”

—Su defecto es la propensión a odiar a todos.
—El de usted es el de no entenderlos premeditadamente. [trad. José de Urríes y Azara]

—La naturaleza de usted tiene cierta propensión para aborrecer a los demás.
—La de usted parece complacerse en no entenderlos. [trad. Amando Lázaro Ros]

—Su defecto es una propensión a aborrecer a todas las personas.
—El de usted, malinterpretarlas deliberadamente. [trad. José Luis López Muñoz]

—Ese defecto es la propensión a odiar a todo el mundo.
—El suyo es el interpretar mal a todo el mundo intencionadamente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

—El defecto de *usted* es odiar a todo el mundo.
—El de usted es interpretar mal a todo el mundo de propósito. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

—Su defecto es la propensión a odiar a la gente.
—El de usted, el de obstinarse en no entender a los demás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

—Su defecto es una propensión a odiar a todas las personas.
—El suyo, obstinarse en malinterpretarlas. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »

En JAcastellano, durante la semana del 29 de octubre al 4 de noviembre, estuvimos leyendo el cap. 5 de Orgullo y prejuicio, donde las citas que más destacaron se relacionan con reflexiones acerca del orgullo.

Además, sobresale el hecho de que dichas frases provienen de Mary Bennet, Charlotte Lucas y uno de los hermanos de ésta.

Por supuesto, la frase más importente la constituye la diferencia de definición entre orgullo y vanidad que proporciona Mary, pero antes de llegar a ellas, habla del orgullo en general. Dice así:

Pride… is a very common failing… that human nature is particularly prone to it, and that there are very few of us who do not cherish a feeling of self-complacency on the score of some quality or other, real or imaginary.

Las distintas traducciones al español de esa opinión son:

El orgullo es un defecto muy común… la naturaleza humana es en extremo propensa a él, y… hay muy pocos que no abriguen sentimientos de propia complacencia con motivo de tal o cual condición real o imaginaria. [trad. José Urríes de Azara].

El orgullo es un defecto muy corriente… es muy común, muy propio de la naturaleza humana. Pocos somos los que no abrigamos un sentimiento de íntima complacencia atribuyéndonos, con razón o sin ella, alguna clase de superioridad. [trad. Amando Lázaro Ros].

El orgullo es… un defecto muy común…, es frecuentísimo… la naturaleza humana es particularmente propensa… y son pocas las personas que no cultivan un sentimiento de suficiencia en razón de alguna cualidad, real o imaginaria. [trad. José Luis López Muñoz].

El orgullo es un defecto muy común… en realidad es muy frecuente que la naturaleza humana sea especialmente propensa a él, hay muy pocos que no abriguen un sentimiento de autosuficiencia por una u otra razón, ya sea real o imaginaria. [trad. Ma. Antonia Ibáñez].

El orgullo es un defecto muy común… la naturaleza humana es especialmente proclive a él y… somos muy pocos los que no albergamos un sentimiento de autocomplacencia por alguna cualidad verdadera o imaginada. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

El orgullo es un defecto muy común… la naturaleza humana es muy propensa a él, y… hay muy pocas personas que no se sientan satisfechas de sí mismas por tal o cual condición real o imaginaria. [trad. Ana Ma. Rodríguez].

El orgullo es… un defecto muy común… La naturaleza humana es especialmente proclive a él, y muy poca gente no se siente satisfecha de poseer ciertas cualidades, reales o imaginarias. [trad. Marta Salís Canosa]

El orgullo es un defecto muy común. Es más… es muy común; que la naturaleza humana es propensa a este sentimiento y que somos pocas las personas a las que no nos gusta destacar por nuestras cualidades ya sean reales o imaginarias.[trad. Roser Vilagrassa]

El orgullo es un defecto muy común… es fracamente muy común, que la naturaleza humana es particularmente proclive a ello y que hay muy pocos de nosotros que no alberguen un sentimiento de autocomplacencia con motivo de tal o cual cualidad, real o imaginaria [trad. José C. Vales]

Lo dicho, la frase más notable es la diferencia entre orgullo y vanidad, Mary dice:

Vanity and pride are different things, though the words are often used synonimously. A person may be proud without being vain. Pride relates more to our opinion of ourselves, vanity to what we would have others think of us.

La vanidad y el orgullo son cosas muy diversas, aunque a menudo se tomen como sinónimas ambas palabras. Una persona puede ser orgullosa sin ser vana. El orgullo se refiere más a nuestra opinión sobre nosotros mismos; la vanidad, a lo que los demás hayan de pensar de nosotros. [trad. José Urríes de Azara].

Una cosa es la vanidad y otra el orgullo, aunque a veces se emplean esas palabras como sinónimas. Se puede ser orgulloso sin ser vanidoso. El orgullo arranca de la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad mira hacia la opinión que quisiéramos que tuviesen de nosotros los demás. [trad. Amando Lázaro Ros].

Vanidad y orgullo son cosas diferentes, aunque las dos palabras se utilicen con frecuencia como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser vana. El orgullo se relaciona sobre todo con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, en cambio, con lo que queremos que los demás piensen de nosotros mismos. [trad. José Luis López Muñoz].

La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros. [trad. Ma. Antonia Ibáñez].

La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque esas palabras se empleen con frecuencia como si fueran sinónimas. Una persona puede ser orgullosa sin ser vanidosa. El orgullo está más relacionado con el concepto que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que queremos que piensen de nosotros los demás. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

La arrogancia y el orgullo son cosas muy distintas, aunque a menudo se tomen como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser arrogante. El orgullo se refiere más a nuestra opinión sobre nosotros mismos; la arrogancia, a lo que deseamos que los demás piensen de nosotros. [trad. Ana Ma. Rodríguez].

La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque las dos palabras a menudo se empleen como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser vana. El orgullo se identifica más con la opinión que tenemos de nosotros mismos, y la vanidad con lo que deseamos que los demás piensen de nosotros. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque la vanidad y el orgullo son dos palabras distintas, a menudo se usan como sinónimos. Se puede ser orgulloso sin ser vanidoso. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que nos gustaría que los demás pensaran de nosotros. [trad. Roser Vilagrassa]

La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque las palabras con frecuencia se utilizan como sinónimos. Una persona puede ser orgullosa sin ser vanidosa. El orgullo guarda más relación con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que deseamos que los otros piensen de nosotros. [trad. José C. Vales]

Resulta imposible no notar que Ana Ma. Rodríguez es la única que traduce vanity como arrogancia, y no creo que sean lo mismo, con lo que cambia totalmente el sentido de la frase.

E intercaladas entre las palabras de Mary Bennet, se presentan…

Primero, la opinión de Charlotte Lucas, quien comenta:

One cannot wonder that so very fine a young man, with family, fortune, everything in his favour, should think highly of himself. If I may so express it, he has a right to be proud.

No hay que maravillarse de que un muchacho tan fino, con familia, fortuna y todo a su favor piense altamente de sí mismo. Si puedo expresarme así, diré que tiene derecho a ser orgulloso. [trad. José Urríes de Azara].

¿Qué hay de extraño en que tenga una elevada opinión de sí mismo un joven tan distinguido, acaudalado, de buena familia y con todo en su favor? Casi estoy por decir que tiene derecho a ser orgulloso. [trad. Amando Lázaro Ros].

No es sorprendente que un joven tan distinguido, en el que se unen familia, fortuna e inteligencia, tenga muy buena opinión de sí mismo. Si se me permite expresarlo así, tiene *derecho* a ser orgulloso [trad. José Luis López Muñoz].

Es natural que un hombre atractivo, con familia, fortuna y todo a su favor tenga un alto concepto de sí mismo. Por decirlo de algún modo, tiene derecho a ser orgulloso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez].

No es de extrañar que un joven tan elegante, de buena familia, con fortuna, con todas las buenas prendas, tenga tan buen concepto de sí mismo. Si puedo expresarlo de este modo, tiene *derecho* a sentirse orgulloso. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

No hay que maravillarse de que un joven tan distinguido, de buena cuna y fortuna, con todo a su favor, tenga un alto concepto de sí mismo. Si puedo expresarme así, diré que tiene derecho a ser orgulloso. [trad. Ana Ma. Rodríguez].

No puede sorprendernos que un joven tan apuesto, rico, distinguido, con todo a su favor, tenga tan buena opinión de sí mismo. Si se me permite decirlo, tiene *derecho* a ser orgulloso. [trad. Marta Salís Canosa]

Es normal que un joven tan refinado, de buena familia, rico, con tanto a su favor, se tenga en tan alta estima. Digamos que tiene derecho a ser orgulloso. [trad. Roser Vilagrassa]

Una no puede extrañarse de que un hombre joven, tan apuesto, de buena familia, con fortuna y con todo a su favor, tenga una elevada opinión de sí mismo. Y si se me permite decirlo así… tiene un cierto *derecho* a ser orgulloso. [trad. José C. Vales]

Mientras que, en opinión del joven Lucas, y ésta es más bien una opinión que mueve el humor, indica:

If I were as rich… I should not care how proud I was. I would keep a pack of foxhounds, and drink a bottle of wine a day.

Si yo fuera tan rico… ni me cuidaría de si era orgulloso o no. Compraría una traílla de perros zorreros y me bebería una botella de vino todos los días. [trad. José Urríes de Azara].

¡Si yo fuese tan rico…, ya podían llamarme orgulloso! Tendría una jauría de sabuesos y todos los días me bebería una botella de vino. [trad. Amando Lázaro Ros].

Si yo tuviera tanto dinero…, me importaría un comino lo orgulloso que fuese. Tendría una buena jauría para cazar zorros y me bebería una botella de vino todos los días. [trad. José Luis López Muñoz].

Si yo fuese tan rico… no me importaría ser orgulloso. Tendría una jauría de perros de caza, y bebería una botella de vino al día. [trad. Ma. Antonia Ibáñez].

Si yo fuera tan rico…., no me importaría ser orgulloso. Tendría una jauría de perros raposeros y me bebería una botella de vino cada día. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez].

Si yo tuviese tanto dinero… no me preocuparía ser orgulloso o no. Compraría una traílla de perros zorreros y me bebería una botella de vino todos los días. [trad. Ana Ma. Rodríguez].

Si yo fuera tan rico… me daría igual ser orgulloso. Tendría una jauría de perros raposeros, y bebería una botella de vino al día. [trad. Marta Salís Canosa]

Si yo fuera tan rico… me daría igual ser orgulloso. Tendría una jauría de perros de caza y me bebería una botella de vino al día. [trad. Roser Vilagrassa]

Si yo fuera tan rico… , me traería sin cuidado ser orgulloso o no. Tendría una jauría de sabuesos zorreros y me bebería una botella de vino todos los días. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »