Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘obstinación’

Mención aparte merecen las citas del capítulo 52 de Orgullo y prejuicio que se relacionan con la opinión de la Sra. Gardiner respecto a Darcy y las impresiones que le produce la carta a Lizzy.

En opinión de la Sra. Gardiner:

Obstinacy is the real defect of his character.

La obstinación es, después de todo, el verdadero defecto de su carácter. [trad. José de Urríes y Azara]

El verdadero defecto que tiene es la obstinación. [trad. Amando Lázaro Ros] (Cambia el tema y el rema)

La testarudez es, después de todo, su verdadero defecto. [trad. José Luis López Muñoz]

La obstinación es el verdadero defecto de su carácter. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El verdadero defecto de su carácter es, después de todo, la terquedad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La obstinación es el verdadero defecto de su carácter. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La obstinación es, a final de cuentas, su verdadero defecto. [trad. Marta Salís Canosa]

La terquedad es el verdadero defecto de su carácter. [trad. José C. Vales]

How much I like him… His understanding and opinions all please me; he wants nothing but a little more liveliness, and that; if he marry prudently; his wife may teach him.

Cuánto me gusta… Su entendimiento, sus opiniones, todo me es grato; no le falta más que un poco de viveza, y eso , si se casa prudentemente, su mujer se lo podrá enseñar. [trad. José de Urríes y Azara]

Me gusta muchísimo… Me agrada en él todo: su inteligencia y sus opiniones. Le falta únicamente un poco más de alegría y ésta podría enseñársela su mujer, si se casa prudentemente. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tu amigo me gusta muchísimo… Me agradan todos sus juicios y opiniones; sólo le falta un poquito más de animación, y eso, si se casa *prudentemente*, se lo puede enseñar su esposa. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo mucho que me gusta Darcy… Su inteligencia, sus opiniones, todo me agrada. No le falta más que un poco de viveza, y eso si se casa juiciosamente, su mujer se lo enseñará. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuánto lo aprecio… Me agradan su entendimiento y sus opiniones, sólo le falta un poco más de vivacidad; y ésta se la puede enseñar su esposa si sabe casarse bien. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“prudently” dice el texto original, por lo que “bien” no resulta una buena elección, incluso, ¿qué es casarse bien?).

Lo mucho que me gusta… Su inteligencia, sus opiniones, todo me es grato; no le falta más que un poco de buen humor, y eso, si se casa prudentemente, su mujer se lo podrá enseñar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lo mucho que me gusta el señor Darcy… Me agradan tanto su inteligencia como sus opiniones; sólo le falta un poco de alegría, y eso, si se casa prudentemente, puede enseñárselo su mujer. [trad. Marta Salís Canosa]

Cuánto me agrada este señor Darcy… Su inteligencia y sus opiniones me encanta; no necesita más que un poco de alegría y eso, si tiene cabeza para casarse *con quien debe*, se lo enseñará su esposa. [trad. José C. Vales] (“con quien debe” parece una alusión más directa que el original “prudently”)

Y por supuesto, la serie de reacciones de Lizzy con la confirmación de que Darcy fue al rescate:

The contents of this letter threw Elizabeth into a flutter of spirits, in which it was difficult to determine whether pleasure or pain bore the greatest share. The vague and unsettled suspicions which uncertainty had produced of what Mr. Darcy might have been doing to forward her sister’s match, which she had feared to encourage as an exertion of goodness too great to be probable, and at the same time dreaded to be just, from the pain of obligation, were proved beyond their greatest extent to be true!

El contenido de esta carta dejó a Isabel en una agitación de espíritu en que era difícil determinar si el placer o la pena tomaban mayor parte. Probado quedaba ser ciertas las vagas e indeterminadas sospechas que su incertidumbre sobre lo que Darcy hiciera para llevar adelante el casamiento de su hermana había hecho nacer, sospechas que había temido alentar por referirse a esfuerzos demasiado grandes de bondad para ser probables y que a la par temió que fuesen fundadas por la pena que llevaba la obligación. [trad. José de Urríes y Azara]

El contenido de esta carta puso a Elizabeth en un estado de ánimo tan agitado, que era difícil saber si era mayor el placer o la pena que le había producido. Ahora veía que eran verdaderas, más aún de lo que ella se había supuesto, aquellas sospechas vagas e indeterminadas que le había sugerido la incertidumbre sobre la parte que el señor Darcy hubiera podido tener en la boda de su hermana, sospechas que suponían en él un acto de bondad demasiado grande para ser probable, y que ella temía además que se realizase porque la dejaba dolorosamente obligada a él. [trad. Amando Lázaro Ros] (Otro cambio de tema y rema, al iniciar el enunciado con “verdaderas”, cuando en el original el “true” aparece al final, y no era un cambio forzado por la sintaxis. Además de nuevo hay personalización: “la dejaba… obligada”)

El contenido de aquella carta agitó sobremanera a Elizabeth, aunque en aquella agitación era difícil decidir si el placer era más intenso que el sufrimiento. Las vagas sospechas, producidas por la incertidumbre, acerca delo que el señor Darcy podría haber hecho para promover el enlace de su hermana, sospechas que no había querido fomentar, por tratarse de una prueba de bondad demasiado grande para ser probable, al mismo tiempo que temía fuesen ciertas, por la vergüenza de la obligación que creaban, ¡estaban resultado verdaderas hasta más allá de lo imaginable! [trad. José Luis López Muñoz]

El contenido de esta carta dejó a Elizabeth en una conmoción en la que no se podía determinar si tomaba mayor parte el placer o la pena. Las vagas sospechas que en su incertidumbre sobre el papel de Darcy en la boda de su hermana había concebido, sin osar alentarlas porque implicaban alardes de bondad demasiado grandes para ser posibles, y temiendo que fueran ciertas por la humillación que la gratitud impondría, quedaban, pues, confirmadas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (“Conmoción” por “flutter of spirits” no parece la opción más adecuada, porque no tiene la impresión positiva, y si bien en “obligation” se implica una cierta “humillación” no se trata exactamente de su equivalente más acertado)

El contenido de esta carta produjo a Elizabeth una agitación de espíritu en la que era difícil determinar si dominaba el placer o el dolor. ¡Las sospechas vagas e indeterminadas que le habían despertado la incertidumbre acerca de lo que podía haber estado haciendo el señor Darcy para sacar adelante la boda de su hermana, sospechas que ella había temido albergar por considerarlas una bondad poco probable de puro grande, y que al mismo tiempo había temido que fueran ciertas, por el dolor de la deuda contraída, habían quedado demostradas con creces! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lizzy no atinaba a decidir si el estado de agitación que le produjo la lectura de la carta se debía a la alegría o a la pena. Quedaban probadas las vagas e indeterminadas sospechas que su incertidumbre sobre lo que Darcy hiciera para llevar adelante el casamiento de su hermana había hecho nacer, sospechas que había temido alentar por referirse a actos bondadosos demasiado grandes para ser probables, y que, al mismo tiempo, temió que se debieran al hecho de que debería humillarse al quedar agradecida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El contenido de esta carta pareció turbar a Elizabeth, aunque fuera difícil precisar si era mayor el placer o el sufrimiento. Las vagas e inquietantes sospechas, nacidas de la incertidumbre, sobre lo que el señor Darcy podría haber hecho para propiciar la boda de su hermana, sospechas que ella no se había atrevido a alentar por tratarse de una muestra de bondad demasiado grande para ser probable, al tiempo que temía que fueran ciertas por el compromiso que entrañaban, ¡estaban resultando más que fundadas! [trad. Marta Salís Canosa]

El contenido de esta carta conmocionó a Elizabeth, aunque era difícil decidir si le había producido más placer o dolor. Las vagas y difusas sospechas, e improbables, que había imaginado respecto a lo que el señor Darcy podría haber estado haciendo en relación con la boda de su hermana, y que prudentemente no había querido alimentar, porque era un ejercicio de bondad demasiado grande como para ser siquiera probable, y al mismo tiempo temía que fueran ciertas, por los compromisos que imponía… ¡resultaron ser, más allá de toda consideración, absolutamente ciertas! [trad. José C. Vales] (Igualmente, traduce “flutter of spirits” como conmoción, cuando hay algo positivo en el original. Hay que alabar que logró manejar la complicada sintaxis del enunciado original)

Her heart did whisper that he had done it for her. But it was a hope shortly checked by other considerations, and she soon felt that even her vanity was insufficient, when required to depend on his affection for her –for a woman who had already refused him–as able to overcome a sentiment so natural as abhorrence against relationship with Wickham.

Su corazón le decía que lo había hecho por ella misma; mas la esperanza era reprimida por otras consideraciones, y pronto conoció que holgaba su vanidad pretendiendo explicar el hecho por un afecto hacia ella, hacia una mujer que le rechazara, afecto que, de existir, tendría que ser capaz de sobreponerse a sentimiento tan natural como el odio al parentesco con Wickham. [trad. José de Urríes y Azara] (Falto el detalle de cómo le decía: “whisper”, por otra parte, no se requiere marcar el posesivo, las partes del cuerpo son posesión inalienable en español, así que basta usar el artículo definido)

El corazón le decía muy bajito a Elizabeth que era por ella por quien lo había hecho. Pero otras consideraciones acallaban muy pronto sus esperanzas, porque no bastaba su vanidad para convencerla de que el afecto que Darcy pudiese sentir por ella, por una mujer que había despreciado sus ofrecimientos, pudiese vencer un sentimiento tan natural como la repugnancia de mantener cualquier clase de relación con Wickham. [trad. Amando Lázaro Ros]

A Elizabeth su corazón le susurraba que lo había hecho por ella, pero fue una esperanza pronto contrarrestada por otras consideraciones, y en seguida le pareció que ni siquiera su propia vanidad lograría hacérselo creer, puesto que exigía del afecto por ella, del afecto por una mujer que ya le había rechazado, la fortaleza que le permitiera superar un sentimiento tan lógico como la repugnancia a emparentarse con Wickham. [trad. José Luis López Muñoz]

El corazón le decía a Elizabeth que lo había hecho por ella, pero otras consideraciones reprimían esta esperanza y pronto se dio cuenta de que halagaba su vanidad al pretender explicar el hecho de esa manera, pues Darcy no podía sentir ningún afecto por una mujer que le había rechazado y, si lo sentía, no sería capaz de sobreponerse a un sentimiento tan natural como el de emparentar con Wickham. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A Elizabeth le susurraba el corazón que había hecho todo aquello por ella. Pero era una esperanza que no tardó en quedar truncada por otras consideraciones, y le pareció enseguida que hasta su propia vanidad no le bastaba para confiar en que él pudiera amarla (a una mujer que ya le había rechazado) hasta el punto de superar un sentimiento tan natural como el aborrecimiento de emparentarse con Wickham. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A Lizzy el corazón le decía que lo había hecho por ella, pero la esperanza era reprimida por otras consideraciones, y pronto reconoció que alimentaba su vanidad pretendiendo explicar el hecho por un afecto hacia una mujer que lo había rechazado; afecto que, de existir, tendría que ser capaz de sobreponerse a sentimiento tan natural como el odio a emparentar con Wickham. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El corazón de Elizabeth le susurraba que lo había hecho por ella. Pero fue una esperanza que muy pronto frenaron otras consideraciones, y en seguida comprendió que ni su propia vanidad bastaría para convencerla de que el amor que sentía por ella, por una mujer que ya le había rechazado, era tan intenso como para dominar un sentimiento tan lógico como la repugnancia de emparentarse con Wickham. [trad. Marta Salís Canosa]

El corazón de Elizabeth le susurraba que lo había hecho por ella. Pero era una esperanza que enseguida sometió a otras consideraciones y no tardó en creer que incluso su vanidad era insuficiente cuando había que valorar el amor de Darcy por ella, por una mujer que ya lo había rechazado, fuera capaz de superar un sentimiento tan natural como el asco de volver a relacionarse con Wickham. [trad. José C. Vales]

Oh! how heartily did she grieve over every ungracious sensation she had ever encouraged, every saucy speech she had ever directed towards him. For herself she was humbled; but she was proud of him. Proud that in a cause of compassion and honour, he had been able to get the better of himself.

¡Oh! ¡Cuán profundamente le entristecían los sentimientos ingratos que siempre había alimentado contra él, todas las palabras insolentes que le dirigiera! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de él; orgullosa, porque en un asunto de compasión y de honra no había podido quedar mejor. [trad. José de Urríes y Azara] (“get the better of himself” no significa “quedar mejor” sino algo así como sacar lo mejor de sí mismo)

¡Cómo le dolía a Elizabeth en el alma todas las prevenciones desfavorables que había albergado contra Darcy, todas las bromas picantes que había hecho a costa de él! Sentíase humillada, pero también se sentía orgullosa de él. Orgullosa porque, en un litigio de compasión y honor, había logrado dominarse a sí mismo. [trad. Amando Lázaro Ros] (“prevención” como traducción de “sensation” no parece acertada, tampoco “albergar” de “encourage”, “saucy speech” tampoco es precisamente “broma picante”, además que no eran “a costa de él”, sino que se las había dirigido a él”)

Cuán sinceramente lamentó en aquel momento los sentimientos descorteses, las frases insolentes pronunciadas en el pasado. En cuanto a ella misma, se sentía justamente humillada; pero al mismo tiempo orgullosa de él. Orgullosa de que razones de compasión y de defensa del honor del débil le hubieran llevado a dar lo mejor de sí mismo. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Cuánto le dolieron a Elizabeth su ingratitud y las insolentes palabras que le había dirigido! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de él, orgullosa de que se hubiera portado tan compasivo y noblemente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Resulta más una condensación que una traducción, pues se come demasiadas frases nominales)

¡Oh! ¡Cuánto lamentó entonces todas las impresiones desagradables que había albergado hacia él, todas las palabras mordaces que había pronunciado en contra suya! Ella había quedado humillada, pero estaba orgullosa de él. Estaba orgullosa de que hubiera sacado a relucir lo mejor de sí mismo en aras de la compasión y el honor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Cuánto lamentaba haber abrigado sentimientos tan ingratos contra él, todas las palabras insolentes que le dirigiera! Estaba avergonzada de sí misma, pero orgullosa de Darcy.; orgullosa porque en un asunto en que estaba en juego la honra de una mujer, no habría podido actuar mejor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Oh! ¡Cuánto lamentaba haber albergado contra él sentimientos tan descorteses, y haberle dirigido palabras tan insolentes! Se sentía avergonzada de sí misma, pero muy orgullosa de él. Orgullosa de que, ante una cuestión de honor y de humanidad, hubiera sacado lo mejor de sí mismo. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Oh… cuánto le dolían ahora todos aquellos sentimientos vengativos que había albergado, todos aquellos discursos amargos que le había escupido a la cara! Se sentía avergonzada; pero estaba orgullosa de él. Orgullosa de que, en una causa de honor y compasión, hubiera sido capaz de ofrecer lo mejor de sí mismo. [trad. José C. Vales] (“Ungracious” no significa “vengativo”, tampoco “saucy” es “amargo”, parece que con esa calificación de “amargo” y que “le escupió a la cara” se refiriera a lo que le dijo en la primera declaración de Hunsford, pero creo que el pensamiento de Lizzy se remonta más al pasado, a esos intercambios verbales que tenían y con los que a ella le gustaba provocarlo)

Anuncios

Read Full Post »

Después de una larga pausa tras la Semana Santa, reanudamos las actividades.

En la semana previa a ese descanso, durante la semana del 18 al 24 de marzo de 2013), en JAcastellano estuvimos seleccionando citas del capítulo 31 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de uno de los capítulos más memorables de la novela, donde en cierta forma se reanuda el duelo verbal entre Lizzy y Darcy, pues es la primera reunión en Rosings desde la llegada de los sobrinos de Lady Catherine a la que resultan invitados los Collins y sus dos huéspedes.

Un detalle que se indica que en la novela es que dicha reunión tiene lugar el domingo de Pascua y, según la cronología establecida tanto por R. W. Chapman como por Ellen Moody, sucedió el 29 de marzo de 1812 (hace 201 años, pues se calcula que la trama transcurre de 1811 a 1812).

Antes de que Lizzy y Darcy se enfrasquen en un debate, el coronel Fitzwilliam estaba charlando animadamente con ella, lo que atrajo la atención de Lady Catherine, quien no pierde la oportunidad de lucirse (y así demuestra a Darcy Lizzy no es la única con parientes que no saben comportarse y por ende, capaces de avergonzar).

Cuando se entera que están hablando de música, ella insiste que:

I must have my share in the conversation.

Tengo que meter baza en la conversación. [trad. José de Urríes y Azara]

Tengo que participar en la conversación[trad. Amando Lázaro Ros]

He de participar en la conversación. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo que tomar parte en la conversación[trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Debo participar en la conversación. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Quiero intervenir. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Debo participar en la conversación. [trad. Marta Salís Canosa]

Tengo que participar en la conversación. [trad. José C. Vales]

Como sabemos, lo mismo podía ser cualquier tema y no sólo la música, pues ella siempre tiene que entrometerse en todo.

Como si eso no fuera suficiente, se pone todavía más en ridículo con su ‘modesto’ autoelogio respecto a que pocos en Inglaterra pueden apreciar la música como ella misma y opina que:

If I had ever learnt, I should have been a great proficient.

Si yo la hubiera aprendido habría dado grandes frutos. [trad. José de Urríes y Azara]

Si hubiese estudiado música habría sido muy hábil ejecutante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si hubiera estudiado, habría llegado a ser una gran intérprete. [trad. José Luis López Muñoz]

Si hubiese estudiado, habría resultado una gran discípula. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo habría llegado muy lejos en esta arte si la hubiera estudiado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si me lo hubiese propuesto, habría sido una gran intérprete. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si hubiera estudiado, habría llegado a ser una gran intérprete. [trad. Marta Salís Canosa]

Si hubiera estudiado música, habría sido una gran alumna. [trad. José C. Vales]

Y como el dicho popular, “si mi abuelita tuviera ruedas…” Resulta deliciosamente absurda, y más que anteriormente la escuchamos sorprenderse de la escasa educación de las hermanas Bennet, todavía más asombroso que la hija de un conde no hubiera tenido esa mínima instrucción artística.

Cabe observar, que algunos de los traductores relacionaron “great proficient” con la idea de aprender, por lo que la traducen como si se refirierse a ser estudiante, cuando dado que la cuestión completa era aprender a tocar el piano, más bien se refiere a ser gran ejecutante, intérprete, etc.

Esa ignorancia, no la detiene en lo más mínimo para volver a emitir una máxima:

No excellence in music is to be acquired without constant practice.

No se alcanza superioridad en la música sin práctica constante. [trad. José de Urríes y Azara]

No se puede llegar en música a la perfección sin una práctica constante. [trad. Amando Lázaro Ros]

En la música no se consigue la excelencia si no se practica constantemente. [trad. José Luis López Muñoz]

En música no se consigue nada sin una práctica constante. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El dominio de la música no se puede adquirir sin la práctica constante. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nunca se llega a ser un gran intérprete sin práctica constante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No puede alcanzarse la maestría sin una práctica constante. [trad. Marta Salís Canosa]

No se adquiere la excelencia en la música sin practicar constantemente. [trad. José C. Vales]

Cuando Darcy, con toda solemnidad, se aproxima a contemplar a Lizzy en el piano, ella lanza el comentario:

There is a stubbornness about me that never can bear to be frightened at the will of others. My courage always rises at every attempt to intimidate me.

Es terquedad en mí no poder asustarme a voluntad de otros. Mi valor crece siempre a cada tentativa de intimidarme. [trad. José de Urríes y Azara]

Soy tan rebelde que no puedo soportar la idea de que otros quieran asustarme. Cualquier intento de intimidación no hace sino fortalecer mi valor. [trad. Amando Lázaro Ros] (¿Rebeldía?)

Hay en mí una testarudez que no soporta dejarse dominar por la voluntad de otros. Mi valor aumenta ante cualquier intento de intimidación. [trad. José Luis López Muñoz]

Hay una especie de terquedad en mí, que nunca me permite que me intimide nadie. Por el contrario, mi valor crece cuando alguien intenta intimidarme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo una obstinación que no permite que los demás la asusten a voluntad. Siempre que alguien intenta intimidarme mi valor crece. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me dejo asustar por nadie… Cualquier intento de intimidarme no hace más que estimular mi valor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Hay en mí una obstinación que me impide doblegarme ante la voluntad de los demás. Mi valor aumenta cuando tratan de intimidarme. [trad. Marta Salís Canosa] (¿“doblegar” para “never can bear to be frightened”?)

Soy tan implacable que nunca permito que me atemoricen los demás. Mi valor aumenta cada vez que alguien pretende intimidarme. [trad. José C. Vales] (¿’implacable’ como traducción de ‘stubborness’? No es lo más acertado)

A lo que él rechaza esa acusación y añade:

I have had the pleasure of your acquaintance long enough to know that you find great enjoyment in occasionally professing opinions which in fact are not your own.

He tenido el placer de conocerla suficiente tiempo para saber que encuentra usted gran contento en profesar a veces opiniones que de hecho no son las suyas. [trad. José de Urríes y Azara]

Con el tiempo que la conozco me basta para saber que muchas veces se complace en decir lo que no siente. [trad. Amando Lázaro Ros] (No cambia del todo el sentido, pero no es lo que dice el original)

He tenido el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que en ocasiones disfruta usted mucho atribuyéndose opiniones que dista de profesar. [trad. José Luis López Muñoz]

He tenido el placer de conocerla lo bastante para saber que se complace a veces en sustentar opiniones que de hecho no son suyas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Tengo el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que usted se complace mucho en emitir de vez en cuando opiniones que en realidad no hace suyas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tengo el placer de conocerla desde hace bastante tiempo para saber que le gusta expresar opiniones que en realidad no son suyas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He tenido el placer de conocerla el tiempo suficiente para saber que de vez en cuando le gusta expresar opiniones que no son en realidad suyas. [trad. Marta Salís Canosa]

Ya la conozco lo suficiente para saber que se divierte enormemente propalando opiniones que no son suyas. [trad. José C. Vales]

Lizzy aprovecha la ventaja que lleva en el debate y revela al coronel el mal comportamiento que tuvo su primo en la asamblea de Meryton (claro, sin sacar a colación el comentario que hirió el orgullo de ella en esa ocasión).

Darcy se defiende con el argumento de que:

I am ill-qualified to recommend myself to strangers.

No sirvo para recomendarme a personas desconocidas. [trad. José de Urríes y Azara]

Me cuesta trabajo pedir un favor a personas con las que no tengo confianza. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me resulta fácil tratar con extraños. [trad. José Luis López Muñoz]

No sirvo para darme a conocer a extraños. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estoy mal dotado para causar buena impresión a los desconocidos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No sirvo para recomendarme a personas desconocidas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me resulta fácil hablar con desconocidos. [trad. Marta Salís Canosa]

No soy muy hábil relacionándome con desconocidos. [trad. José C. Vales]

La excusa de introversión no parece lo suficientemente válida, por lo que Lizzy pregunta, un tanto retóricamente, al coronel:

Why a man of sense and education, and who has lived in the world, is ill qualified to recommend himself to strangers?

¿Cómo un hombre de talento y educación, que ha vivido en el mundo, no sirve para recomendarse por sí a los desconocidos? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Por qué un hombre de buen sentido y de buena educación, acostumbrado a moverse en el mundo, encuentra dificultad en pedir un favor a las personas con las cuales no tiene mucha confianza? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Por qué un hombre inteligente y educado, y que ha vivido en el mundo, encuentra difícil tratar con extraños? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cómo es posible que un hombre de talento y bien educado, que ha vivido en el gran mundo, no sirva para atender a desconocidos? [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Carece de cohesión, el texto debería repetir las palabras de Darcy respecto a “recommend oneself to strangers”, pero la traductora decidió no mantener unificada su forma de traducir entre lo que dice un personaje y otro)

¿Por qué está mal dotado para causar buena impresión a los desconocidos un hombre de buen juicio y bien educado, y con mundo? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Cómo un hombre educado, juicioso y por demás mundano no sirve para recomendarse por sí a desconocidos? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Por qué a un hombre inteligente, educado y de mundo le cuesta trabajo tanto hablar con extraños? [trad. Marta Salís Canosa] (nuevamente no hay cohesión o eco a las palabras de Darcy).

¿Por qué un hombre sensato y educado, y que tiene mundo, no es muy hábil para relacionarse con desconocidos? [trad. José C. Vales]

Para el coronel, la respuesta es muy sencilla:

It is because he will not give himself the trouble.

Es porque no quiere tomarse esa molestia. [trad. José de Urríes y Azara]

Eso le ocurre porque no quiere tomarse la molestia de pedir un favor a nadie. [trad. Amando Lázaro Ros] (Demasiada palabrería, pero mantiene la cohesión con lo que tradujo párrafos antes)

La razón es que no se toma la molestia. [trad. José Luis López Muñoz]

Es porque no quiere tomarse la molestia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es porque no quiere tomarse la molestia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El motivo es que no quiere tomarse esa molestia [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El motivo es que no quiere tomarse la molestia. [trad. Marta Salís Canosa]

Es porque no quiere tomarse esa molestia. [trad. José C. Vales]

Darcy nuevamente se defiende:

I certainly have not the talent which some people possess of conversing easily with those I have never seen before. I cannot catch their tone of conversation, or appear interested in their concerns.

Cierto que no poseo el talento de otros que pueden conversar con facilidad con quienes nunca han visto. No puede hacerme a esa especie de conversación ni parecer interesado en sus cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

Reconozco, desde luego, que no poseo la facilidad que algunos tienen para conversar sin esfuerzo con gentes a las que ven por primera vez. No consigo ponerme a tono en la conversación ni interesarme en los asuntos que a ellos les preocupan. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es verdad que no tengo la capacidad que poseen algunas personas de conversar con soltura con aquellos a quienes no conocen. No sé captar el tono de su conversación, ni dar la impresión de interesarme en sus preocupaciones [trad. José Luis López Muñoz]

Reconozco que no tengo la habilidad que otros poseen de conversar fácilmente con las personas que jamás he visto. No puedo hacerme a esas conversaciones y fingir que me intereso por sus cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Desde luego que no tengo el talento que poseen algunos para conversar con soltura con personas que acaban de conocer. No soy capaz de captar el tono de su conversación ni de aparentar interés por sus asuntos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sin duda no poseo el talento de otros que pueden conversar con facilidad con quienes nunca han visto. No tengo valor para ello ni puedo adaptarme al carácter de los demás con la facilidad que otros lo hacen. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿”tener valor”? en ningún momento se dice algo así, no hay referencia o alusión alguna a cobardía, que es lo que implicaría esa traducción)

Es cierto que no tengo la facilidad que poseen otros de conversar con soltura con aquellos que no conocen. No puedo ceñirme al tono de su conversación, ni fingirme interesado por sus asuntos. [trad. Marta Salís Canosa]

La verdad es que no poseo el talento que tienen otras personas para conversar naturalmente con aquellos a quienes no conozco de nada. Me resulta difícil captar el tono de la conversación o aparentar que me interesan sus asuntos. [trad. José C. Vales]

Y en cierta forma también resulta una velada alusión a que su primo el coronel, si sabe relacionarse con extraños, como evidentemente lo está haciendo con Lizzy.

Lizzy lanza una especie de reproche, pues admite que si ella practicase en el piano, quizá podría tener más habilidad al tocar el instrumento.

Ante ese comentario, Darcy admite la derrota al darle la razón a ella y le hace un cumplido, pero más importante aún es que en esta ocasión, él alude a un parecido entre ellos dos:

We neither of us perform to strangers.

Ninguno de nosotros hace comedias ante desconocidos. [trad. José de Urríes y Azara]

Ninguno de los dos hacemos exhibiciones en presencia de gentes extrañas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ni usted ni yo damos lo mejor de nosotros ante extraños. [trad. José Luis López Muñoz] (¿”dar lo mejor” como opción de traducción para perform en este caso? Resulta un tanto extraño)

Ninguno de nosotros toca ante desconocidos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ni usted ni yo interpretamos para desconocidos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ninguno de nosotros hace comedias ante desconocidos. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A ninguno de los dos nos gusta lucirnos delante de desconocidos. [trad. Marta Salís Canosa]

Ni a usted ni a mí nos gusta tocar para desconocidos. [trad. José C. Vales]

Como puede observarse, la mayoría de los traductores parece interpretar que el verbo “perform” se refiere sólo a “tocar el piano”, pero tiene un sentido mucho más amplio, que abarca el desempeño en general (la forma de comportarse), y de ahí que se exprese el no querer hacer espectáculos (exhibirse, lucirse), como en cambio a Lady C, a Collins, a la Sra Bennet y a Lydia les encanta. Pero los menos atinados parecen ser aquellos que lo tradujeron como “hacer comedias” o “dar lo mejor”.

Read Full Post »

En una segunda sección del capítulo 26 de Orgullo y prejuicio, los Gardiner están de vuelta en Londres y se han llevado a Jane para un cambio de aires. Así que lo que tenemos son citas de la correspondencia de Jane a su hermana y de ésta para su tía Gardiner.

Primero, Jane se ve obligada a reconocer que Caroline Bingley no es su amiga, pero por sus comentarios a Lizzy, se observa que sigue negándose a pensar mal de las personas en general.

Por ejemplo, le escribe a su hermana:

“Do not think me obstinate if I still assert that… my confidence was as natural as your suspicion.

No me juzgues obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. José de Urríes y Azara]

No me acuses de obstinada… si te digo… que… mi confianza era tan natural como tu recelo. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me consideres obstinada si todavía afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. José Luis López Muñoz]

No me creas obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus recelos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me tengas por terca si sigo afirmando que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me juzgues obstinada si aún afirmo que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me consideres obstinada si sigo afirmando que… mi confianza era tan natural como tus sospechas. [trad. Marta Salís Canosa]

if the same circumstances were to happen again, I am sure I should be deceived again.

Si de nuevo ocurrieran las mismas circunstancias, es bien cierto que de nuevo me volvería a engañar. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy segura de que me engañaría otra vez si se repitiesen las mismas circunstancias. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si las mismas circunstancias volvieran a repetirse, estoy se gura de que me engañaría de nuevo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si las cosas se volviesen a repetir, no me cabe la menor duda de que me engañaría de nuevo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si volvieran a darse las mismas circunstancias,… volvería a engañarme otra vez. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si otra vez se produjeran las mismas circunstancias, es bien cierto que nuevamente volvería a engañarme. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si las mismas circunstancias se repitieran, tengo la certeza de que volvería a engañarme. [trad. Marta Salís Canosa]

Entre lo más duro que llega a escribir contra Caroline es:

I pity, though I cannot help blaming her.

La compadezco, aun sin poder evitar censurarla. [trad. José de Urríes y Azara]

La compadezco, aunque no tengo más remedio que censurarla. [trad. Amando Lázaro Ros]

La compadezco, pero no puedo menos de culparla. [trad. José Luis López Muñoz]

Me da pena, aunque no puedo evitar echarle la culpa. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Me da lástima, aunque no puedo evitar culparla. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si bien no puedo evitar censurarla, la compadezco. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La compadezco, aunque no puedo sino culparla. [trad. Marta Salís Canosa]

Por otra parte, se observa que, después de todo, Lizzy siguió el consejo de su tía (en parte porque Wickham desertó de sus filas de admiradores, por ir a cortejar a la Srta. King, que recién había heredado algo de dinero).

En un comentario, digno de la hija preferida del Sr. Bennet, Lizzy dice:

Tough I certainly should be a more interesting object to all my acquaintances were I distractedly in love… I cannot say that I regret my comparative insignificance.

Aunque si estuviera frenéticamente enamorada… resultaría ahora más interesante para todos mis conocidos, no puedo decir que lamento mi relativa insignificancia. [trad. José de Urríes y Azara]

Si yo diese muestras de estar perdidamente enamorada… me mirarían con mayor interés todas mis amistades. [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque… sería ciertamente objeto de mayor interés para todos mis conocidos si estuviera locamente enamorada…, no voy a decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque mis amistades se preocuparían mucho más por mí, si yo estuviese locamente enamorada…, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aunque no cabe duda de que resultaría mucho más interesante para todas mis conocidas si estuviera loca de amor…, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aunque si estuviera frenéticamente enamorada… resultaría ahora más interesante para todos sus conocidos, no puedo decir que lamento mi relativa insignificancia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque sin duda… resultaría más interesante para mis conocidos si estuviera perdidamente enamorada, no puedo decir que lamente mi relativa insignificancia. [trad. Marta Salís Canosa]

Pues reconoce, y en nuestra opinión es el epigrama más notable de todo el capítulo, que:

Importance may sometimes be purchased too dearly.

A veces la importancia se paga sobrado cara. [trad. José de Urríes y Azara]

La notoriedad se compra a veces demasiado cara. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ser importante puede a veces tener un precio demasiado alto. [trad. José Luis López Muñoz]

La importancia se paga a veces demasiado cara. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

El precio de darse importancia puede ser demasiado caro a veces. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A veces la importancia se paga demasiado cara. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A veces hay que pagar un precio demasiado alto para ser importante. [trad. Marta Salís Canosa]

Finalmente, cuando explica a su tía que Wickham ahora corteja a la Srta. King, parece aceptar sin ningún problema que:

Handsome young men must have something to live on as well as the plain.

Las muchachas guapas han de tener algo para vivir, como todas las demás. [trad. José de Urríes y Azara] (Un ejemplo más de que el traductor se confundió con el género, no supo recuperar el referente)

Los buenos mozos, lo mismo que los feos, tienen que vivir de algo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los varones agraciados, al igual que los feos, también necesitan un medio de vida. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hombres guapos deben tener algo de qué vivir, al igual que los feos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los jóvenes bien parecidos deben tener algo de qué vivir, igual que los feos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los hombres atractivos han de tener algún recurso para vivir, como todos los demás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los jóvenes guapos, al igual que los feos, han de buscar el modo de ganarse la vida. [trad. Marta Salís Canosa]

Así, Lizzy parece aceptar y excusar con más facilidad la actitud mercenaria de un hombre, que las de una mujer (el caso de Charlotte).

Read Full Post »