Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘parentesco’

Del 24 al 30 de junio de 2013, en JAcastellano también revisamos el capítulo 57 de Orgullo y prejuicio para extraer las citas más destacadas, en especial las epigramáticas.

Pese a la manera tan firme y segura con la que se defendió de Lady Catherine, realmente Lizzy no se encuentra tan tranquila. En primer lugar, se pregunta cómo y de dónde salió el rumor y llega a la conclusión de que la respuesta es fácil, después de todo:

The expectation of one wedding made everybody eager for another.

La esperanza de una boda predisponía a suponer otra. [trad. José de Urríes y Azara]

Este rumor de una boda hacía que todos pensasen en otra. [trad. Amando Lázaro Ros]

Bastaba el anuncio de una boda para sugerir la posibilidad de otra. [trad. José Luis López Muñoz]

La boda de los unos predisponía a suponer la de los otros. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La inminencia de una boda hacía esperar otra a todos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La inminencia de una boda predisponía a suponer otra. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La expectación que despertaba una boda bastaba para sugerir la posibilidad de otra. [trad. Marta Salís Canosa]

Era suficiente la expectativa de una boda para que todo el mundo esperara otra. [trad. José C. Vales]

Rastrear la fuente tampoco es difícil: la familia Lucas. Si bien los lectores poseemos información privilegiada, Charlotte tenía sus sospechas y de ahí la posibilidad de que su hermana Maria también hubiera visto y escuchado; además, quienes asistieron al baile de Netherfield y a la última reunión en Longbourn probablemente no pudieron dejar de percibir algo, aunque fuese sólo humo. Realmente los únicos que cabe suponer que realmente permanecían completamente a obscuras son el Sr. y la Sra. Bennet, Mary y Kitty.

Más allá de eso, Lizzy tampoco puede dejar de descontar la advertencia de que Lady Catherine no se iba a quedar cruzada de brazos y sabía que para Darcy:

In enumerating the miseries of a marriage with one; whose immediate connections were so unequal to his own, his aunt would address him on his weakest side.

Al enumerarle las desdichas de un matrimonio con quien tenía parientes inmediatos tan desiguales a los suyos, le atacaría su tía por el lado más flaco. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando ella describiese todas las calamidades que se seguirían de casarse con una mujer cuyos parientes más próximos tanto desmerecían de los suyos, tocaría en un punto flaco de Darcy. [trad. Amando Lázaro Ros]

Al enumerar las desventajas de un matrimonio que le acarrearía unos lazos familiares tan desventajosos, Lady Catherine le atacaría en su punto flaco. [trad. José Luis López Muñoz]

Su tía le tocaría el punto flaco al enumerar las desdichas de un matrimonio con una persona de familia tan desigual a la suya (Error, no de familia, sino de parientes) [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Al enumerar las desgracias de un matrimonio con una persona cuyos parientes próximos eran tan desiguales a él, su tía le tocaría el punto más flaco. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Al enumerarle las desdichas de un matrimonio con quien tenía parientes inmediatos tan desiguales a los suyos, lady Catherine lo atacaría por su punto más débil. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Al enumerar los males de un matrimonio con una joven cuya familia no estaba a su altura… estaría atacando su punto más débil. [trad. Marta Salís Canosa]

Al enumerar todas las desgracias resultantes de un matrimonio con *una mujer* cuyos familiares inmediatos eran tan inferiores a él, su tía intentaría atacar su punto débil. [trad. José C. Vales]

También cabía considerar la posibilidad de que en ella, aquélla no tenía influencia, pero para él:

The advice and entreaty of so near a relation might settle every doubt.

Las advertencias e instancias de parienta tan próxima podrían disipar todas sus dudas. [trad. José de Urríes y Azara]

Los consejos y las súplicas pusiesen fin a sus dudas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los consejos y los ruegos de un familiar tan próximo podían acabar con todas las dudas. [trad. José Luis López Muñoz]

Las advertencias e instancias de un deudo tan allegado disiparían quizá todas sus dudas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los consejos y las amenazas de un pariente tan próximo podrían disipar todas sus dudas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las advertencias a instancias de parienta tan próxima podían disipar todas sus dudas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los consejos y ruegos de un pariente tan cercano podrían disipar sus dudas. [trad. Marta Salís Canosa]

El consejo y las amenazas de una pariente tan cercana podrían sembrar en él aún más dudas. [trad. José C. Vales] (“sembrar más dudas” resulta un contrasentido)

En fin que cabía la posibildad de que él decidiese:

To be as happy as dignity unblemished could make

Ser lo feliz que cupiese sin mengua de su dignidad. [trad. José de Urríes y Azara]

Buscar la felicidad por el que no empañase en un ápice su honor. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ser todo lo feliz que una dignidad sin mancha pudiera permitirle. [trad. José Luis López Muñoz]

Ser todo lo feliz que le permitiese una dignidad inmaculada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Ser todo lo feliz que pudiera manteniendo incólume su dignidad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ser todo lo feliz que cupiese sin mengua de su dignidad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ser todo lo feliz que le permitiera una dignidad sin tacha. [trad. Marta Salís Canosa]

Ser todo lo feliz que una dignidad señorial sin tacha le pudiera proporcionar. [trad. José C. Vales]

Si así fuera el caso, Lizzy no pensaba languidecer, se dice a sí misma que:

If he is satisfied with only regretting me, when he might have obtained my affections and hand, I shall soon cease to regret him at all.

Si se satisface sólo con acordarse de mí cuando podría obtener mi afecto y mano, pronto cesaré en absoluto de acordarme de él. [trad. José de Urríes y Azara]

Si se conforma con echarme de menos, sin hacer nada por obtener mi afecto y mi mano, acabaré pronto por olvidarme por completo de él. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se conforma con lamentar mi pérdida, cuando podría haber conquistado mi afecto y mi mano, no tardaré mucho en olvidarlo por completo. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se conforma con lamentar mi pérdida cuando podía haber obtenido mi amor y mi mano, yo también dejaré pronto de lamentar el perderle a él. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se conforma con acordarse de mí, cuando podría haber obtenido mi amor y mi mano, yo dejaré pronto de acordarme de él en absoluto. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“Regret someone” es algo más que simplemente “acordarse de alguien”)

Si se satisface sólo con acordarse de mí cuando podría obtener mi afecto y mi mano, pronto dejaré de pensar en él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si se conforma con lamentar mi pérdida, cuando podría haber conquistado mi amor y mi mano, no tardaré en olvidarlo. [trad. Marta Salís Canosa]

Si se conforma con echarme de menos, cuando podría haber obtenido mi cariño y mi mano, yo no tardaré en dejar de echarle de menos. [trad. José C. Vales]

Sin embargo, al día siguiente de la visita de Lady Catherine, se da un giro inesperado: el rumor también llega a oídos, o mejor dicho ojos, del señor Bennet pues ha recibido una carta de Collins donde le cuenta al respecto. Él la hace ir a la biblioteca para hablar del asunto, que le divierte y desestima, pues, según él:

Mr. Darcy, who never looks at any woman but to see a blemish, and who probably never looked at you in his life!

¡El señor Darcy, que jamás mira a ninguna mujer sino para censurarla; y que probablemente no te habrá mirado en la vida! [trad. José de Urríes y Azara]

¡El señor Darcy que si se fija en una mujer, es para sacarle defectos, y que probablemente no te ha mirado a ti jamás! [trad. Amando Lázaro Ros]

¡El señor Darcy, que nunca mira a una mujer excepto para encontrarle defectos y que, probablemente, nunca se ha fijado en ti! [trad. José Luis López Muñoz]

¡El señor Darcy, que no mira a una mujer más que para criticarla, y que probablemente no te ha mirado a ti en su vida! [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡El señor Darcy, que no mira jamás a una mujer si no es para verle tachas, y que seguramente no te habrá mirado en su vida! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Mr. Darcy, que jamás mira a una mujer sino para censurarla, y que probablemente no te ha mirado en la vida! [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El señor Darcy, ¡Que sólo mira a una mujer para encontrarle defectos, y que probablemente ni se ha fijado en ti! [trad. Marta Salís Canosa]

¡El señor Darcy, que sólo mira a las mujeres para encontrarles defectos y que probablemente no te habrá mirado *a ti* en la vida! [trad. José C. Vales]

His perfect indifference, and your pointed dislike, make it so delightfully absurd!

¡Más la completa indiferencia de él y tu profundo desagrado lo hacen deliciosamente absurdo! [trad. José de Urríes y Azara]

Lo que hace que la noticia sea tan deliciosamente absurda es la indiferencia que siente Darcy por ti y la antipatía con que tú le correspondes. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su perfecta indiferencia y tu marcada antipatía, ¡lo hacen tan deliciosamente absurdo! [trad. José Luis López Muñoz]

La absoluta indiferencia de Darcy y la profunda tirria que tú le tienes, es lo que hace el chiste. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La indiferencia absoluta de éste y la aversión marcada que sientes tú por él es lo que lo vuelven deliciosamente absurdo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La completa indiferencia de él hacia ti y tu profundo desagrado lo hacen deliciosamente absurdo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su completa indiferencia y tu antipatía lo convierten en algo ¡tan maravillosamente absurdo! [trad. Marta Salís Canosa]

La absoluta indiferencia del señor Darcy y tu evidente antipatía hacia él… ¡lo convierte todo en un asunto deliciosamente absurdo! [trad. José C. Vales]

Si al señor Bennet le divierte este ‘absurdo’ y, de hecho, pregunta de manera irónica si la visita de Lady Catherine había sido para negar su consentimiento. La doble ironía surge de la situación, pues los lectores sabemos que así fue y él no lo sospecha.

Obviamente, a la única que no le hace gracia la manera en que su padre está tomando el asunto es a Lizzy. Como se nos dice, nunca antes el ingenio de su padre le había sido tan desfavorable, apenas puede fingir que le divierte. Su padre trata de hacerle ver que lo debe tomar de la mejor manera, después de todo, y ahí el epigrama más destacado del capítulo:

For what do we live, but to make sport for our neighbours, and laugh at them in our turn?

¿Para qué vivimos sino para entretener a nuestros vecinos y reírnos de ellos a la vez? [trad. José de Urríes y Azara]

¿Qué sería de la vida si nuestros vecinos no pudiesen ocuparse de nosotros y nosotros reírnos de ellos a nuestra vez? [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Para qué vivimos, sino para que nuestros vecinos se burlen de nosotros y a continuación reírnos nosotros de ellos? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Para qué vivimos si no es para entretener a nuestros vecinos y reírnos nosotros de ellos a la vez? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Para qué vivimos, sino para hacer reír a nuestro prójimo y para reírnos de él a nuestra vez? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Para qué vivimos sino para entretener a nuestros vecinos y reírnos de ellos a la vez? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué sentido tiene esta vida si nuestros vecinos no se ríen de nosotros, y nosotros de ellos? [trad. Marta Salís Canosa]

¿Para qué vivimos, si no podemos ser la mofa de nuestros vecinos, y a nuestra vez reírnos de ellos? [trad. José C. Vales]

Toda una filosofía de vida que, por lo que hemos podido observar, realmente el señor Bennet ha llevado a la práctica.

Anuncios

Read Full Post »

En la semana del 24 al 30 de junio, en JAcastellano leímos el capítulo 56 de Orgullo y prejuicio.

Se trata de uno de los capítulos más memorables de la novela, que en un romance de tipo medieval equivaldría al momento en que el héroe tiene que enfrentar el más formidable de los osbtáculos, por ejemplo un dragón, para cumplir su misión y obtener a su dama. Pero aquí, Jane Austen ha dado un giro inusual, la protagonista es quien hace frente al monstruo, en este caso, en la forma de la imperiosa Lady Catherine de Bourgh.

El capítulo es sumamente sustancioso y resulta difícil resistir la tentación de citar cada uno de los diálogos; el ir y venir del duelo verbal, en el que además, por más estocadas que lanza Lady Catherine, casi en totalidad, Lizzy las detiene y además logra devolver el golpe.

La sorpresa es que, aunque el objetivo ha sido seleccionar citas de tipo epigramático, aquí parecen ausentes, si bien existen varias que podrían considerarse como de uso frecuente, no aparece ni una especie de sentencia, a pesar de que nos encontramos ante uno de los personajes más ingeniosos de la literatura (Lizzy) y otro que le gusta emitir juicios y opiniones como si fuera una divinidad (Lady Catherine). Lo que destacamos para este capítulo son algunas respuestas de Lizzy al ataque de Lady Catherine y una de las principales agresiones de ésta.

Todo comienza con la inesperada visita de Lady Catherine de Bourgh a Longbourn. De manera astuta, consigue una entrevista privada con Lizzy en la que explica el motivo de su intempestiva aparición: el rumor que circula respecto a que su sobrino va a casarse con Lizzy. Así que ha ido para que se desmienta tal rumor —pero como le dice Lizzy, su presencia sólo va a ayudar a confirmarlo—.

Para comenzar, Lady Catherine presume de su franqueza, a lo que Lizzy responde que no sólo no aspira a imitarla, sino que:

You may ask questions which I shall not choose to answer.

*Usted* puede preguntar cosas que *yo* no tenga a bien contestar. [trad. José de Urríes y Azara]

Tal vez opte por no contestar algunas de sus preguntas. [trad. Amando Lázaro Ros]

*Usted* es muy libre de hacer preguntas, y yo, de no contestarlas. [trad. José Luis López Muñoz]

Usted puede hacerme preguntas que yo puedo no querer contestar. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Puedo dejar de responder algunas de las preguntas que me hace. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Usted puede preguntar cosas que yo puedo considerar oportuno no responder. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Puede preguntarme lo que quiera, pero yo soy muy libre de responder o no. [trad. Marta Salís Canosa]

Puede usted hacer las preguntas que quiera y yo contestaré las que considere oportunas. [trad. José C. Vales]

El propósito de Lady Catherine obtener la promesa de que Lizzy nunca aceptará una propuesta de matrimonio de su sobrino.

Para ello, Lady Catherine recurre al chantaje, a las amenazas y finalmente al insulto. Así, por ejemplo, amenaza con el desprecio de los parientes de Darcy y de la sociedad en general como una de las calamidades que azotarán si lo acepta. A lo que Lizzy, con extraordinaria habilidad, responde:

The wife of Mr. Darcy must have such extraordinary sources of happiness necessarily attached to her situation, that she could, upon the whole, have no cause to repine.

La esposa del señor Darcy habrá de tener tales manantiales de dicha unidos a su estado, que podría, después de todo, no encontrar motivo de queja. [trad. José de Urríes y Azara]

Es muy posible que la esposa del señor Darcy encontrase tan abundantes medios de ser feliz que no le importase mucho todo eso. [trad. Amando Lázaro Ros]

La esposa del señor Darcy dispondrá de tan extraordinarias fuentes de felicidad, inevitablemente ligadas a su situación, que no tendrá, en conjunto, motivos para afligirse. [trad. José Luis López Muñoz]

La esposa del señor Darcy gozará seguramente de tales venturas que podrá a pesar de todo sentirse muy satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La esposa del señor Darcy deberá gozar, en virtud de su estado, de unas causas de felicidad tan extraordinarias, que podría ser que, en conjunto, no tuviera motivos para quejarse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La esposa de Mr. Darcy encontrará en el matrimonio tantos motivos de dicha, que a pesar de todo lo que me ha dicho nunca encontrará motivo de queja. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Estar casada con el señor Darcy será una fuente tan extraordinaria de felicidad que no tendré en conjunto motivos para quejarme. [trad. Marta Salís Canosa] (Dado que Lizzy mantiene una referencia en tercera persona, evadiendo atribuirse en ese momento la posición, resulta inadecuado que en esta traducción hable en primera persona, es cuestión de estrategia por parte del personaje).

La esposa del señor Darcy contará con abundantes fuentes de felicidad, dada su situación, y, a pesar de todo, probablemente no se arrepentirá. [trad. José C. Vales]

Asimismo, ante una afirmación tan comprometedora, también tiene mucho peso el que Lizzy mantenga un distanciamiento al emplear la tercera persona.

El argumento de la posición social sale a flote, y en dos ocasiones, Lady Catherine tiende una especie de trampa (en la que muchos lectores han caído) respecto a Elizabeth y su familia en comparación con Darcy. Desafortunadamente muchos se han creído la historia de la Cenicienta que Lady Catherine pinta al calificar a Lizzy como:

A young woman of inferior birth, of no importance in the world, and wholly unallied to the family!

Una joven de inferior nacimiento, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. José de Urríes y Azara]

Una jovenzuela sin pergaminos ni posición, ajena por completo a la familia. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una joven de humilde cuna, sin la menor distinción ni relación alguna con nuestra familia. [trad. José Luis López Muñoz]

La intrusión de una muchacha de cuna inferior, sin ninguna categoría y ajena por completo a la familia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Una joven de origen inferior, sin importancia social y sin ninguna relación con la familia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una joven de inferior condición social, sin importancia en el mundo y por completo ajena a la familia. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una joven de cuna humilde, sin la menor relevancia social y sin lazo alguno con nuestra familia. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Aparece una joven de baja estofa, sin categoría social ninguna y ajena por completo a la familia que pretende impedirlo![trad. José C. Vales]

What is to divide them? The upstart pretensions of a young woman without family, connections, or fortune.

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Y quién pretende apartarlos? Una joven osada y advenediza, sin familia, sin parentesco y sin fortuna. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Qué es lo que va a dividirlos? Las pretensiones de una advenediza que no tiene ni familia, ni relaciones, ni fortuna. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Qué puede separarlos? Las intempestivas pretensiones de una muchacha de humilde cuna y sin fortuna. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Qué los va a separar? Las pretensiones advenedizas de una joven sin familia, conocidos ni fortuna. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué es lo que ha de separarlos? Las repentinas pretensiones de una muchacha sin familia, ni parientes, ni fortuna. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Qué es lo que va a separarlos? Las pretensiones de una joven advenediza sin abolengo, ni relaciones ni fortuna. [trad. Marta Salís Canosa]

JCV: ¿Y qué va estropearlo todo? las insensatas pretensiones de una jovenzuela sin estirpe, sin abolengo y sin fortuna. [trad. José C. Vales]

Para además añadir el golpe:

If you were sensible of your own good, you would not wish to quit the sphere in which you have been brought up.

Si conociera usted su propio bien, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. José de Urríes y Azara]

Si supiese lo que le conviene no intentaría salir de la esfera en que se ha criado. [trad. Amando Lázaro Ros]

Por su propio bien no debería usted salir de a esfera en la que se ha educado. [trad. José Luis López Muñoz]

Si velara por su propio bien, no querría salir de la esfera en que ha nacido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si usted fuera consciente de lo que le conviene, no querría salir de la esfera en la que se ha criado. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no querría abandonar la esfera en que ha nacido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si supiera usted lo que le conviene, no saldría de la esfera en que se ha educado. [trad. Marta Salís Canosa]

Si fuera usted capaz de darse cuente de lo que le conviene, no desearía abandonar la esfera social en la que ha nacido y crecido. [trad. José C. Vales]

Sin embargo, como Lizzy muy acertadamente responde:

In marrying your nephew, I should not consider myself as quitting that sphere. He is a gentleman; I am a gentleman’s daughter; so far we are equal.

Al casarme con su sobrino consideraría que abandonaba mi esfera. Él es un caballero; yo, la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. José de Urríes y Azara] (Aquí hay un contrasentido, se omite la negación “no abandonar mi esfera”)

No creo que salga de mi esfera casándome con su sobrino. Él es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí vamos iguales. [trad. Amando Lázaro Ros]

No creo que saliera de mi esfera casándome con su sobrino. El señor Darcy es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. José Luis López Muñoz]

Al casarme con su sobrino no creería salirme de mi esfera. Él es un caballero y yo soy hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Creo que no saldría de esa esfera por casarme con su sobrino. Él es un caballero; yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Casarme con su sobrino no me obligaría a cambiar de condición social. Él es un caballero; yo la hija de otro caballero; por consiguiente, somos iguales. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No creo que saliera de ella si me casara con su sobrino. El señor Darcy es un caballero, yo soy la hija de un caballero; hasta ahí somos iguales. [trad. Marta Salís Canosa]

Al casarme con su sobrino, no consideraría que estuviera abandonando mi esfera social. Es un caballero; y yo soy hija de un caballero; así que somos iguales. [trad. José C. Vales]

En efecto, si bien los ingresos anuales de Darcy son cinco veces superiores a los del Sr. Bennet, ambos pertenecen a la misma categoría social: caballeros (gentlemen) terratenientes sin título nobiliario, miembros indiscutibles de la denominada gentry, uno de los grupos sociales dominantes en Inglaterra y sólo la realeza y la nobleza se encontraban por encima.

Existía un margen de diferencia, pero no tan abismal como pretendía pintarlo Lady Catherine, quien tras la respuesta de Lizzy, se ve obligada a reconocer esa igualdad de rango, y que las diferencias aparte del dinero, proviene de sus relaciones de parentesco, de clase media por el lado materno de Lizzy, aristocrático por el materno de Darcy.

Muchos ensayos abordan esta cuestión del rango, básicos como referencia para una mejor contextualización se encuentran los que aparecen en compilaciones como: The Cambridge Companion to Jane Austen, editado por Edward Copland y Juliet McMaster, Jane Austen in Context y The Cambridge Companion to Pride and Prejudice ambos editados por Janet Todd, y A Companion to Jane Austen, a cargo de Claudia L. Johnson y Clara Tuite.

A la pregunta directa de si está comprometida con Darcy, Lizzy se ve obligada a responder que no (uno de los pocos tantos que se anota Lady Catherine), pero cuando trata de extraerle la promesa de no aceptarlo nunca, Lizzy además de negarse, le hace saber su opinión de semejante exigencia:

I certainly never shall give it. I am not to be intimidated into anything so wholly unreasonable.

Y bien es cierto que no se la daré jamás; no se me ha de forzar a nada tan falto de razón. [trad. José de Urríes y Azara]

Seguridad que yo le aseguro no se la daré jamás. No conseguirá con sus intimidaciones que caiga en insensatez semejante. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y yo no se la daré *nunca* No permitiré que se me obligue a hacer una promesa tna poco razonable. [trad. José Luis López Muñoz]

Pues la verdad es que no se la daré jamás. No crea usted que voy a intimidarme por una cosa tan disparatada. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y yo no la daré *jamás*, desde luego que no. No me voy a dejar intimidar para hacer una cosa tan falta de razón. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y yo le aseguro que no se la daré jamás. No conseguirá usted intimidarme forzándome a hacer algo tan falto de sentido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No pienso hacerlo. Nadie me obligará a prometer algo tan irracional. [trad. Marta Salís Canosa]

Y yo le aseguro que no se lo prometeré. No me voy a sentir intimidada a cumplir semejante insensatez. [trad. José C. Vales]

The arguments with which you have supported this extraordinary application have been as frivolous as the application was ill-judged.

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como falta de reflexión es la exigencia misma. [trad. José de Urríes y Azara]

Las razones en que… ha basado petición tan extraordinaria son tan frívolas como la petición misma es insensata. [trad. Amando Lázaro Ros]

Los argumentos en los que apoya su singular solicitud son tan frívolos como desatinada la petición misma. [trad. José Luis López Muñoz]

los argumentos en que ha apoyado usted su extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva la exigencia. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Los argumentos con los que ha apoyado usted esta petición extraordinaria han sido frívolos como irreflexiva es la solicitud misma. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los argumentos en que ha apoyado tan extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva es la exigencia misma. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Los argumentos que esgrime son tan frívolos como indiscreta la petición misma [trad. Marta Salís Canosa] (La petición no es “indiscreta” sino “ill-judged”, que es más bien insensata o nada juiciosa).

Los argumentos en los que basa esa increíble petición son tan frívolos como ridícula la propia petición. [trad. José C. Vales]

Y como le dice:

I am only resolved to act in that manner, which will, in my own opinion, constitute my happiness, without reference to you ; or to any person so wholly unconnected with me.

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que en opinión mía convenga a mi felicidad, sin tener en cuenta ni a usted ni a ningún otro tan ajeno a mí. [trad. José de Urríes y Azara]

Estoy decidida únicamente a hacer lo que según mi propio sentir constituya mi felicidad sin preocuparme de su señoría ni de nadie que sea tan ajeno a mí, como su señoría. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sólo estoy decidida a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted, o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense. [trad. José Luis López Muñoz]

No estoy decidida más que a proceder del modo que crea más conveniente para mi felicidad sin tenerla en cuenta a usted ni a nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sólo estoy resuelta a obrar del modo que conduzca a mi felicidad, según mi propia opinión, sin tener en cuenta la de usted ni la de ninguna otra persona tan completamente ajena a mí. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sólo estoy dispuesta a proceder de la manera que considere más apropiada para mi felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted ni ningún otro. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que esos otros son aquellos que no tienen ningún vínculo con ella)

Sólo estoy decidida a actuar del modo que me haga más feliz, sin consultar con usted ni con nadie que tenga tan poco que ver conmigo. [trad. Marta Salís Canosa]

Sólo he dicho que estoy decidida a actuar del modo que me procure felicidad, sin tener en cuenta lo que piense usted o cualquier persona que, como usted, no tenga en absoluto ninguna relación conmigo. [trad. José C. Vales]

Dado que, a pesar de que en principio se mantuvo evasiva, finalmente Lizzy tuvo que ser muy directa, finalmente remata con:

With regard to the resentment of his family, or the indignation of the world, if the former were excited by his marrying me, it would not give me one moment’s concern–and the world in general would have too much sense to join in the scorn.

Y en cuanto al enfado de su familia o a la indignación del mundo, si excitase aquél mi casamiento con sus sobrino, no me importaría lo más mínimo, y el mundo en general tendrá sobrado sentido común para sumarse a aquélla en el desprecio. [trad. José de Urríes y Azara]

Por lo que respecta a la irritación de su familia y a la indignación del mundo, si con mi casamiento diese lugar a aquélla, no me preocupa en lo más mínimo… y, por lo que respecta al mundo en general, me imagino que la gente es demasiado sensata para tomarse el trabajo de ponerse de acuerdo con objeto de escarnecernos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y, por lo que se refiere al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo provocara su boda conmigo, no lograría inquietarme ni por un momento; y el mundo en general tendría demasiado sentido común para sumarse al desprecio. [trad. José Luis López Muñoz]

En cuanto al resentimiento de su familia o a la indignación del mundo, si los primeros se enfurecen por mi boda con su sobrino, no me importaría lo más mínimo; y el mundo tendría el suficiente buen sentido de sumarse a mi desprecio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y en lo que se refiere al disgusto de su familia o a la indignación del mundo, yo no me preocuparía ni por un instante de suscitar el primero al casarme con él; y el mundo en general tendría demasiado buen sentido como para sumarse a tal desprecio. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y en cuanto al enfado de su familia o la indignación del mundo, si tal cosa ocurriera por unirme en matrimonio con su sobrino, no me importaría en absoluto, y la gente en general tiene sobrado sentido común para sumarse a los que por semejante cosa se sienten indignados. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En cuanto al resentimiento de su familia, o a la indignación del mundo, si el primero lo suscitara su boda conmigo, no me quitaría ni un minuto el sueño; y el mundo en general tendría demasiado buen juicio para sumarse a tanto menosprecio. [trad. Marta Salís Canosa]

Y respecto al desprecio de la familia, o la indignación del mundo, si el desprecio naciera porque me casara con él, no me preocuparía por eso ni un instante… y respecto al mundo en general… el mundo es demasiado sensato como para unirse a ese desprecio. [trad. José C. Vales]

En vista del éxito NO obtenido, Lady Catherine finalmente emprende la retirada, pero sin aceptar la derrota, sino que amenaza con no quedarse cruzada de brazos:

This is your real opinion! This is your final resolve! Very well. I shall now know how to act.

¿Y ése es el verdadero sentir de usted? ¿Es ésa su última resolución? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. José de Urríes y Azara]

¿Es ésa, pues, su verdadera opinión? ¿Es ésa su última palabra? Perfectamente; así sabré qué hacer. [trad. Amando Lázaro Ros]

De modo que eso es lo que verdaderamente opina. ¡Ésa es su decisión final! Muy bien. Ahora sé ya cómo actuar. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Y ésta es su actitud, su última resolución? Muy bien; ya sé lo que tengo que hacer. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Y ésta es su verdadera opinión! ¡Es su última palabra! Muy bien. Ahora sé cómo he de obrar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Eso es lo que verdaderamente opina? ¿Es ésa su última palabra? Muy bien; ahora sé cómo he de obrar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¡Y ésa es su opinión! ¡Ésa su decisión final! Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Eso es lo que piensa de verdad? ¿Ésa es su decisión final? Muy bien. Ahora sabré cómo actuar. [trad. José C. Vales]

Do not imagine… that your ambition will ever be gratified.

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha.[trad. José de Urríes y Azara]

No se imagine por un momento… que su ambición vaya a cumplirse. [trad. Amando Lázaro Ros]

No se imagine… que su ambición se verá satisfecha. [trad. José Luis López Muñoz]

No se figure que su ambición… quedará nunca satisfecha. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No se imagine usted… que quedará satisfecha su ambición. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No imagine usted… que su ambición quedará satisfecha. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No se imagine… que sus ambiciones se verán colmadas. [trad. Marta Salís Canosa]

No crea… que su ambición será recompensada. [trad. José C. Vales]

I came to try you. I hoped to find you reasonable; but, depend upon it, I will carry my point.

Vine a probarla. Esperaba encontrarla más razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. José de Urríes y Azara]

Vine para tantearla. Confiaba en encontrarla razonable, pero puede estar segura de que me saldré con la mía. [trad. Amando Lázaro Ros]

He venido a ponerla a prueba. Esperaba encontrarla dispuesta a razonar; pero tenga el convencimiento de que haré valer mis razones. [trad. José Luis López Muñoz]

Vine para probarla. Esperaba que fuese usted una persona razonable. Pero tenga usted por seguro que me saldré con la mía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He venido para probarla. Esperaba encontrarla razonable; pro me saldré con la mía, esté usted segura de ello. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Vine a probarla. Esperaba encontrarla razonable; pero tenga por descontado que me saldré con la mía. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Quería ponerla a prueba. Esperaba que fuera usted una persona razonable; pero tenga la seguridad de que no daré mi brazo a torcer. [trad. Marta Salís Canosa]

He venido a probarla. Esperaba que fuera usted razonable. Pero tenga por seguro que me saldré con la mía. [trad. José C. Vales]

Se marcha, según ella mostrando el látigo de su desprecio:

I take no leave of you, Miss Bennet. I send no compliments to your mother. You deserve no such attention. I am most seriously displeased.

No me despido de usted, señorita Bennet; no envío mi saludo a su madre; no merece usted esa atención. Estoy disgustada muy seriamente. [trad. José de Urríes y Azara]

No quiero despedirme de usted, señorita Bennet. No quiero tampoco que me despida de su madre. Son ustedes indignos de tales consideraciones. Me marcho profundamente disgustada. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me despido de usted, señorita Bennet. Ni presentaré mis respetos a su madre. No se merece usted esa atención. Estoy sumamente disgustada. [trad. José Luis López Muñoz]

No me despido de usted, señorita Bennet; no mando ningún saludo a su madre; no se merece usted esa atención. Me ha ofendido gravemente. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me despido de usted, señorita Bennet. No le mando saludos para su madre. No merece usted tales atenciones. Estoy disgustadísima. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me despido de usted, Miss Bennet, ni envío recuerdos a su madre. Ninguno de ustedes merece esa atención. Estoy muy seriamente disgustada. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me despediré de usted, señorita Bennet. No presentaré mis respetos a su madre. No es usted digna de esa atención. Estoy terriblemente disgustada. [trad. Marta Salís Canosa]

No me despido de usted… No le envío saludos a su madre. No se merecen ustedes esas atenciones. Me voy terriblemente disgustada. [trad. José C. Vales]

¡Qué horror! Seguro es para quitar el sueño y el apetito.

Marcador final:

Lizzy17 puntos
Lady Catherine – ¿2.5?

Read Full Post »

En la semana del 10 al 16 de junio, en JAcastellano revisamos el capítulo 52 de Orgullo y prejuicio.

La importancia de toda la información que aparece en este capítulo, en especial en la carta de la Sra. Gardiner, hace perder de vista por un momento las citas epigramáticas. Sin embargo, si contiene algunas.

Por ejemplo en la carta, la Sra. Gardiner señala que:

Slyness seems the fashion.

El disimulo parece estar de moda. [trad. José de Urríes y Azara]

El disimulo parece estar hoy de moda. [trad. Amando Lázaro Ros] (Al añadir el “hoy”, marca un énfasis que el original no tiene)

La cautela parece estar de moda. [trad. José Luis López Muñoz]

El disimulo está de moda. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Parece que la reserva es la última moda. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La reserva para estar de moda. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La astucia parece estar de moda. [trad. Marta Salís Canosa] (Aunque comúnmente ‘slyness’ se traduce como astucia, para este caso existe otra acepción: disimulo).

La astucia es cosa de gente elegante. [trad. José C. Vales] (Parece que no entendió el enunciado, pues le cambió el sentido. Para este caso, ‘slyness’ no se refiere a ‘astucia’, ni tampoco hay ninguna referencia a “gente elegante” en el texto original)

Cuando Lizzy reflexiona respecto a lo que ha hecho Darcy, llega a la conclusión de que hay un obstáculo insuperable, el no poder soportar la idea de emparentar con Wickham, y lo entiende:

Every kind of pride must revolt from the connection.

Cualquier linaje de orgullo tenía que revolverse contra ese vínculo. [trad. José de Urríes y Azara]

Todos sus orgullos tenían que sublevarse contra semejante posible parentesco. [trad. Amando Lázaro Ros] (Personaliza con “sus”, cuando se habla de “todo tipo de orgullo”)

El orgullo en todas sus manifestaciones tenía que revelarse contra semejante lazo. [trad. José Luis López Muñoz] (Error de ortografía, pues se trata de “rebelarse” no de “revelarse”)

El más elemental orgullo tenía que rebelarse contra ese vínculo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todo su orgullo debía rebelarse contra tal parentesco. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Cualquier clase de orgullo tenía que revolverse contra ese vínculo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cualquier orgullo tendría que rebelarse contra ese parentesco. [trad. Marta Salís Canosa]

Hasta el más mínimo orgullo se retorcería ante ese parentesco. [trad. José C. Vales]

Luego, cuando Lizzy tiene que soportar la intromisión de Wickham, cuando comenta lo que dijo la Sra. Reynolds de él, trata de minimizar el asunto con:

At such a distance as that… things are strangely misrepresented.

Desde lejos… las cosas se saben mal. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando las cosas que se cuentan llegan tan lejos, siempre sufren extrañas transformaciones. [trad. Amando Lázaro Ros]

A tan gran distancia, ya se sabe, las cosas se desvirtúan extrañamente. [trad. José Luis López Muñoz]

A tanta distancia las cosas se desfiguran. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Se comió el “strangely”)

Desde tan lejos, la gente se hace ideas extrañas de las cosas. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Desde tan lejos… las cosas parecen muy distintas de lo que en realidad son. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A tanta distancia, se tergiversan las cosas. [trad. Marta Salís Canosa]

Estando tan lejos se tergiversan de mala manera las cosas. [trad. José C. Vales]

Un pensamiento de Lizzy respecto a la deuda que tienen con Darcy:

It was painful, exceedingly painful, to know that they were under obligations to a person who could never receive a return.

Era penoso, extraordinariamente penoso, quedar obligados a una persona que jamás podría recibir el pago. [trad. José de Urríes y Azara]

Era penoso, excesivamente penoso, el sentirse obligada a una persona a la que no habría modo de corresponder. [trad. Amando Lázaro Ros] (Se habla de “they”, “ellos”, la obligación no es exclusiva de un sujeto en singular, en este caso Lizzy, además que así cae en una contradicción al asumir que entonces ella no podría corresponderle y hacer suponer que se trata de sentimientos, más que sabemos que ahora sí lo quiere, el “return” es de corresponder el favor, devolver el favor, pagar el favor)

Era doloroso, extraordinariamente doloroso, saber que toda su familia estaba en deuda con alguien a quien nunca podrían recompensar como se merecía. [trad. José Luis López Muñoz]

Era muy penoso quedar obligados de tal forma a una persona a la que nunca podrían pagar lo que había hecho. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Era doloroso, dolorosísimo, saber que mantenían una deuda de gratitud hacia una persona a la que jamás podrían pagar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (Parece muy buena elección traducir “obligation” como deuda de gratitud)

Era penoso, extraordinariamente penoso haber contraído una deuda de gratitud con una perona a la que ninca podría recompensar. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Era doloroso, terriblemente doloroso, saber que estaban en deuda con una persona a la que nunca podrían compensar. [trad. Marta Salís Canosa]

Resultaba doloroso, extraordinariamente doloroso, saber que estaban en deuda con una persona a la que nunca podrían devolverle el favor. [trad. José C. Vales]

También ante la interrupción de Wickham, Lizzy se ve forzada a responder de manera amable con:

It does not follow that the interruption must be unwelcome.

No se sigue ahí que la interrupción sea mal recibida. [trad. José de Urríes y Azara]

No se sigue que la interrupción tenga que ser desagradable. [trad. Amando Lázaro Ros]

No quiere decir que la interrupción sea inoportuna. [trad. José Luis López Muñoz]

No quiere decir que la interrupción me moleste. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Personalización: “me”)

No hay que suponer que la interrupción sea desagradable. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No significa que la interrupción sea mal recibida. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Eso no significa que me moleste. [trad. Marta Salís Canosa]

No significa que la interrupción resulte molesta. [trad. José C. Vales]

Además tenemos la hipocresía de Wickham al comentar cuánto le habría gustado ser clérigo:

The quiet, the retirement of such a life would have answered all my ideas of happiness!

La quietud y el retiro de semejante vida habrían colmado mis ideas de felicidad. [trad. José de Urríes y Azara]

La quietud de aquella vida retirada concordaba con el ideal que yo tengo de la felicidad. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡La tranquilidad, la vida retirada habrían colmado todos mis anhelos de felicidad! [trad. José Luis López Muñoz]

La quietud y el retiro de semejante vida habrían colmado todos mis anhelos. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Se comió “felicidad”)

¡El sosiego, la tranquilidad de una vida así habría satisfecho mi ideal de felicidad! [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La quietud, el retiro de semejante vida habrían colmado mis ideas de felicidad. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Una vida tranquila y solitaria habría colmado mis anhelos de felicidad. [trad. Marta Salís Canosa]

La tranquilidad, la vida retirada, ¡habría colmado todas mis expectativas de felicidad! [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

En JAcastellano, del 3 al 9 de junio de 2013, estuvimos leyendo el capítulo 50 de Orgullo y prejuicio.

Las dos citas epigramáticas que localizamos en este capítulo se refieren a dos distintos tipos de matrimonio, uno que habría podido ser ideal y el desastrozo que se lleva a cabo, que es un obstáculo para que se realice el primero.

It was an union that must have been to the advantage of both… But no such happy marriage could now teach the admiring multitude what connubial felicity really was.

Hubiera sido una unión ventajosa para ambos… Más semejante matrimonio no habría de mostrar a la admirada multitud en qué consistía la felicidad conyugal. [trad. José de Urríes y Azara]

Aquella unión presentaba ventajas para los dos… Pero se había malogrado la oportunidad de que una boda tan feliz hubiese mostrado a la muchedumbre, admirada, un ejemplo de verdadera felicidad conyugal. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero ya no era posible que matrimonio tan dichoso proclamara ante la multitud admirada en qué consistía realmente la felicidad conyugal. [trad. José Luis López Muñoz] (“proclamar” no es “teach”, proclama tiene una connotación de acción verbal, en cambio aquí el sentido es más mostrar con hechos, no con palabras)

Su unión habría sido ventajosa para ambos… Pero ese matrimonio ideal ya no podría dar una lección a las admiradoras multitudes de lo que era la felicidad conyugal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aquella unión habría sido ventajosa para los dos… Pero ya no podría darse aquel matrimonio feliz que habría mostrado a las multitudes admiradas lo que era la verdadera felicidad conyugal.[trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero semejante matrimonio no habría de mostrar a la admirada multitud en qué consistía la felicidad conyugal. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La unión habría sido beneficiosa para ambos… Pero semejante matrimonio no podría enseñar a las admiradas gentes qué era realmente la felicidad conyugal.[trad. Marta Salís Canosa]

Habría sido una relación que habría beneficiado a los dos… Pero ese feliz matrimonio no podría mostrar jamás a las multitudes admiradas lo que era una verdadera felicidad conyugal. [trad. José C. Vales]

En cambio, el matrimonio de Lydia y Wickham representa el extremo opuesto.

How little of permanent happiness could belong to a couple who were only brought together because their passions were stronger than their virtue.

Cuán escasa dicha estable podía darse en una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que la virtud. [trad. José de Urríes y Azara]

La corta felicidad de que disfrutaría una pareja a la que había reunido la fuerza de sus pasiones, muy superior a la de la virtud. [trad. Amando Lázaro Ros]

La escasa felicidad duradera reservada a una pareja que sólo había llegado a unirse porque su pasión era más poderosa que su virtud. [trad. José Luis López Muñoz]

Lo poco estable que había de ser la felicidad de una pareja unida únicamente porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuán poca felicidad permanente podría gozar una pareja que sólo se había unido porque sus pasiones habían sido más fuertes que su virtud. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La escasa dicha de que iba a gozar una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lo poco que duraría la felicidad de una pareja unida sólo porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. Marta Salís Canosa]

Lo poco que iba a durar la felicidad de una pareja que sólo se había unido porque sus pasiones eran más fuertes que su virtud. [trad. José C. Vales]

El más o menos parchado matrimonio de Lydia soluciona el escándalo, pero no elimina también ciertos disgustos y decepciones, por ejemplo que el señor Bennet siente un poco de remordimiento por no haber ahorrado, pero comodino, después del enojo inicial, retorna a su típica indolencia. En tanto que la Sra. Bennet demuestra su poco seso, pues no siente ninguna vergüenza por la manera en que su hija predilecta se ha casado, le importa el fin y le tienen sin cuidado los medios, y en cambio sus quejas se deben a minucias de tipo material.

No obstante, cabe destacar la frustración de la población en general respecto a la conclusión del escándalo:

It would have been more for the advantage of conversation had Miss Lydia Bennet come upon the town; or, as the happiest alternative, been secluded from the world, in some distant farmhouse.

Parece que muy pocos traductores conocen el significado del modismo “come upon the town” que es un eufemismo de “convertirse en prostituta”.

Cierto que habría sido más ventajoso para dar que hablar por la señorita Lydia Bennet que hubiera venido de la ciudad, o mejor aún, hubiera sido recluida en una granja distante. [trad. José de Urríes y Azara]

Hubiera sido mucho más conveniente para los efectos del chismorreo que la señorita Lydia Bennet se hubiese dejado ver por la ciudad o, en un feliz caso contrario, que se la recluyese en alguna casa de campo lejana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Sin duda hubiera tenido más alicientes, desde el punto de vista de dar pábulo a las conversaciones, que la señorita Lydia Bennet hubiera vuelto de Londres sin casarse; o como posibilidad aún más interesante, que se la hubiera apartado del mundo en una granja a trasmano. [trad. José Luis López Muñoz]

Hubiera dado más que hablar que Lydia Bennet hubiese venido a la ciudad, y que habría sido mejor aún si la hubiesen recluido en alguna granja distante. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Habría dado que hablar más y mejor que la señorita Lydia Bennet se hubiera convertido en una perdida o, como alternativa más afortunada, se hubiera retirado del mundo en alguna granja apartada. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (sabe lo que significa “come upon the town”, pero no logra mantener el eufemismo)

Cierto que habría sido más ventajoso para los afectos al cotilleo que Miss Lydia Bennet hubiera venido de la ciudad, o mejor aún, hubiera sido recluida en alguna granja distante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Habría dado mucho más que hablar si la señorita Lydia Bennet hubiera llevado una vida disoluta en Londres; o mejor aún, hubiera sido recluida en alguna granja solitaria. [trad. Marta Salís Canosa] (logra aproximarse un poco a lo que significa “come upon the town”)

Habría dado más motivos de conversación que la señorita Lydia Bennet se hubiera echado a perder en Londres o, una alternativa aún mejor, si se hubiera encerrado, apartada del mundo, en alguna granja solitaria y lejana. [trad. José C. Vales] (el más cercano a “come upon the town” con la idea de “echarse a perder en Londres”)

Las demás citas memorables del capítulo no son realmente epigramáticas, más que nada se refieren al sufrimiento de Lizzy, pues si la fuga de Lydia le había hecho comprender sus sentimientos hacia Darcy, ahora un obstáculo infranqueable se interpone entre ellos.

There was no one whose knowledge of a sister’s frailty would have mortified her so much.

No había nadie cuyo conocimiento de la flaqueza de su hermana hubiérale mortificado tanto. [trad. José de Urríes y Azara]

Tampoco había ninguna de quien más le doliese saberla conocedora de aquel resbalón de una hermana suya. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le dolía que el señor Darcy, más que cualquier otra persona, tuviera conocimiento de la flaqueza de una hermana suya. [trad. José Luis López Muñoz]

Le mortificaba que supiese la flaqueza de su hermana. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No había otra persona que más le doliera que se hubiese enterado de la liviandad de su hermana. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No había nadie cuyo conocimiento de la flaqueza de su hermana la hubiera mortificado tanto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La humillaba sobremanera que conociese el desliz de su hermana. [trad. Marta Salís Canosa]

Le resultaba muy humillante que esa persona precisamente conociera el desliz de su hermana. [trad. José C. Vales] (Personalización innecesaria: “su hermana”)

There seemed a gulf impassable between them. Had Lydia’s marriage been concluded on the most honourable terms, it was not to be supposed that Mr. Darcy would connect himself with a family where, to every other objection, would now be added an alliance and relationship of the nearest kind with a man whom he so justly scorned.

Parecía mediar entre ellos un abismo invencible. Aun habiéndose arreglado el matrimonio de Lydia de la manera más honrosa, no era dado suponer que Darcy quisiera emparentar con una familia a la que a sus demás reparos iba añadir ahora la alianza y parentesco más íntimos con el hombre que con tanta justicia despreciara. [trad. José de Urríes y Azara]

Parecería existir entre los dos una sima infranqueable. Aún en el supuesto de que el matrimonio de Lydia se hubiese realizado en las circunstancias más honrosas, no era de suponer que el señor Darcy estuviese dispuesto a emparentar con una familia que, a todos los reparos que antes podía hacérsela, sumaba ahora el de haber emparentado y tener que mantener estrecho trato con un hombre por quien él sentía tan justo desprecio. [trad. Amando Lázaro Ros]

De todos modos, ya parecía existir entre ellos un abismo insuperable. Incluso aunque el matrimonio de Lydia se hubiera concertado de la manera más honorable posible, era inimaginable que el señor Darcy aceptara emparentarse con una familia, en la que, a todas sus anteriores objeciones, habría que añadir ahora la existencia de una estrecha alianza y un íntimo parentesco con un hombre al que tantas razones tenía para despreciar. [trad. José Luis López Muñoz]

De todos modos el abismo que parecía mediar entre ambos era invencible. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiese arreglado de la manera más honrosa, no se podía suponer que Darcy quisiera emparentar con una familia que a todos sus demás reparos iba a añadir ahora la alianza más íntima con el hombre que con tanta justicia Darcy despreciaba. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Había entre ellos un abismo infranqueable. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiera llevado a cabo de la manera más honrosa, no cabía suponer que el señor Darcy estuviera dispuesto a emparentar con una familia que, sobre todas las demás objeciones, tendría ahora la de su relación y parentela estrecha con un hombre a quién él despreciaba con tanta justicia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

De todos modos, parecía mediar entre ambos un abismo invencible. Aun habiéndose arreglado el matrimonio de Lydia de la manera más honrosa, no era dado suponer que Darcy quisiera ingresar en una familia que a sus demás defectos añadía ahora la alianza y parentesco más íntimo con el hombre que con tanta justicia había despreciado. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Error en el tiempo verbal, pues sigue despreciando a Wickham)

De todos modos, existía un entre ambos un abismo insalvable. Aunque el matrimonio de Lydia se hubiera acordado de la manera más honorable, era impensable que el señor Darcy quisiera emparentar con una familia que, a sus anteriores imperfecciones, añadía ahora la alianza y el parentesco más cercano con un hombre al que tenía razones sobradas para despreciar. [trad. Marta Salís Canosa]

En todo caso, había un abismo insondable entre ellos. Aunque el matrimonio de Lydia hubiera concluido en unos términos más honrosos, era una locura suponer que el señor Darcy quisiera mantener ninguna relación con una familia donde, aparte de todas las objeciones que se le podían poner, ahora se añadía una alianza y una familiaridad íntima con el hombre a quien tan justamente despreciaba. [trad. José C. Vales]

From such a connection she could not wonder that he would shrink. The wish of procuring her regard, which she had assured herself of his feeling in Derbyshire, could not in rational expectation survive such a blow as this. She was humbled, she was grieved; she repented, though she hardly knew of what. She became jealous of his esteem, when she could no longer hope to be benefited by it. She wanted to hear of him, when there seemed the least chance of gaining intelligence. She was convinced that she could have been happy with him, when it was no longer likely they should meet.

Ante una cosa así no podía extrañarse que retrocediese. El deseo de granjearse su afecto, de que ella se había percatado juzgando los sentimientos en él en el condado de Derby, no podía sobrevivir, razonablemente a semejante golpe. Veíase, pues, humillada, entristecida; arrepentíase, aun sabiendo con dificultad de qué. Ansiaba su estimación cuando ya no podía esperar obtenerla; necesitaba oírle cuando parecía existir la menor probabilidad de avenencia; estaba convencida de poder haber sido dichosa con él cuando no era regular que se encontrasen más. [trad. José de Urríes y Azara] (Hay muchas imprecisiones en este fragmento. Primero una ambigüedad: quién debía granjearse el afecto, en el texto original, él debía conseguir el de ella; luego la redacción “percatado juzgando los sentimientos de él” es sumamente confusa para el texto que dice “had assured herself of his feeling”, que quiere decir que ella se había convencido que ese era el sentimiento de él. Además, “hear of him” no es oírlo, sino saber de él, en tanto que “least chance of intelligence” en ese contexto significa que no había probabilidad de enterarse o saber algo de él, no se trata de una “avenencia”. Finalmente, “no longer likely” tampoco significa “regular”, sino improbable)

A Elizabeth no podía ocultársele que Darcy evitaría semejante relación. Aquel deseo de ganarse el afecto de Elizabeth, que ésta pudo comprobar en Derbyshire, no podía razonablemente subsistir después de un golpe de tal naturaleza. Sentíase humillada, ofendida; se arrepentía, sin saber a punto fijo de qué. Sentía la comezón de que Darcy la apreciase cuando ya nada podía ganar con ello. Quería saber cómo pensaba él cuando ya no había probabilidad alguna de entenderse los dos. Había llegado a la convicción de que hubiera podido ser feliz con él, precisamente cuando ya no era probable que llegasen a encontrarse más. [trad. Amando Lázaro Ros]

A Elizabeth no podía sorprenderle que Darcy rechazara semejante relación. El deseo de ganarse su afecto, desdeo que había podido comprobar en Derbyshire, no sobreviviría, lógicamente, un golpe como aquél. Elizabeth se sentía humillada y dolida; se arrepentía, aunque sin saber apenas de qué. Deseaba ardientemente la estimación de Darcy, ahora que carecía de sentido esperarla. Quería recibir noticias suyas cuando ya parecía prácticamente imposible. Se había convencido de que podrían ser felices cuando ya no era probable que volvieran a verse. [trad. José Luis López Muñoz] (Si bien en cierta forma el plural para “ser felices” se infiere, en el texto lo que dice es que ella habría podido ser feliz con él)

Ante una cosa así era natural que Darcy retrocediera. El deseo de ganarse el afecto de Elizabeth que ésta había adivinado en él en Derbyshire, no podía sobrevivir a semejante golpe. Elizabeth se sentía humillada, entristecida, y llena de vagos remordimientos. Ansiaba su cariño cuando ya no podía esperar obtenerlo. Quería saber de él cuando ya no había la más mínima oportunidad de tener noticias suyas. Estaba convencida de que habría podido ser feliz con él, cuando era probable que no se volvieran a ver. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A Elizabeth no podía extrañarle que rehuyera tal parentesco. No cabía esperar racionalmente que el deseo de Darcy de ganarse su cariño, que ella había advertido en él con seguridad en Derbyshire, sobreviviera a un golpe como aquél. Estaba humillada, estaba consternada; estaba arrepentida, aunque sin saber de qué. Anhelaba su amor cuando ya no podía esperar recibirlo. Quería tener noticias suyas cuando menos parecía posible oír nada de su parte. Se había persuadido de que podría haber sido feliz con él cuando ya no era probable que volvieran a verse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Ante una cosa así, no podía extrañarle que desistiera. El deseo de granjearse su afecto, del cual ella se había percatado juzgando los sentimientos de él en el condado Derby, no podía sobrevivir, razonablemente a semejante golpe. Se sentía, pues, humillada, triste y arrepentida, aunque no sabía exactamente de qué. Ansiaba su estima cuando ya no podía esperar obtenerla; necesitaba oírlo cuando parecía existir la menor probabilidad de avenencia; estaba convencida de que habría sido dichosa a su lado, cuando no era probable que se produjera un nuevo encuentro entre ambos. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Pese a basarse en la traducción de Urríes, logra corregir algunos de los defectos, salvo que “hear of him” no es oírlo, y en ese mismo enunciado “there seemed the least chance of gaining intelligence”, no es llegar a una avenencia, sino que no habría ni la minima oportunidad de enterarse o saber algo de él)

A Elizabeth no le sorprendía que al señor Darcy le repugnara semejante relación. Su deseo de granjearse el aprecio de la joven, tan evidente para ella en Derbyshire, no podía sobrevivir, como es natural a un golpe así. Se sentía humillada, dolida; y se arrepentía, aunque sin saber exactamente de qué. Ansiaba que Darcy la apreciara, ahora que se había desvanecido toda esperanza. Quería recibir noticias suyas, ahora que no existía la menor posibilidad. Estaba convencida de que habría sido feliz a su lado, cuando lo más probable era que no volviera a verlo más. [trad. Marta Salís Canosa]

A Elizabeth no podía extrañarle que al señor Darcy le repugnara una relación como aquélla. Lógicamente el deseo de contar con la amista de Elizabeth, del que había tenido pruebas en Derbyshire, no podía sobrevivir a un golpe como aquél. Se sentía humillada y dolida; se arrepentía, aunque casi no sabía de qué. Anhelaba su aprecio, ahora que ya no tenía ninguna esperanza de merecerlo. Necesitaba saber de él, cuando ya no había ni la más mínima posibilidad de tener noticias suyas. Estaba convencida de que habría sido feliz con él… cuando ya no había ninguna posibilidad de que se volvieran a ver. [trad. José C. Vales]

What a triumph for him, as she often thought, could he know that the proposals which she had proudly spurned only four months ago, would now have been most gladly and gratefully received! He was as generous, she doubted not, as the most generous of his sex; but while he was mortal, there must be a triumph.

¡Qué triunfo para él si supiera que las proposiciones que desprecié con orgullo sólo hace cuatro meses serían ahora alegre y gratamente recibidas

No dudaba que era generoso como el que más de su sexo; pero mientras viviese, aquello tenía que constituir un triunfo para él. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Qué sentimiento de orgullo experimentaría, pensaba ella muchas veces, si llegase a saber que aquel ofrecimiento que tan desdeñosamente había ella despreciado sólo hacía cuatro meses sería acogido ahora con alegría y gratitud! Ella sabía que él era tan generoso como pudiera serlo cualquier otro hombre, pero, al fin y al cabo, era hombre y como tal no podía faltarle el orgullo del triunfador. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Qué triunfo para él, descubrir que la propuesta matrimonial despreciada orgullosamente hacía sólo cuatro meses, sería ahora recibida con alegría y gratitud! Darcy era tan generoso, no le cabía duda, como el más generoso de los hombres. Pero puesto que era mortal, tenía que ser sensible al triunfo. [trad. José Luis López Muñoz]

¡Qué triunfo para él –– pensaba –– si supiera que las proposiciones que deseché con tanto orgullo hace sólo cuatro meses, las recibiría ahora encantada. No dudaba que era generoso como el que más, pero mientras viviese, aquello tenía que constituir para él un triunfo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¡Qué triunfo para él, si se enterase de que la propuesta que ella había despreciado con orgullo hacía sólo cuatro meses, sería recibida ahora con gran alegría y agradecimiento! No dudaba que Darcy era tan generoso como el más generoso de los hombres; pero, como mortal que era, tendría que sentirse triunfador. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¡Qué triunfo para él, si supiera que las proposiciones que sólo hace cuatro meses desprecié con orgullo serían ahora alegre y gratamente recibidas!

No dudaba de la generosidad y lealtad de Darcy, pero mientras viviese, aquello tenía que constituir un triunfo. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (omite que lo considera como el más generoso de los hombres y la referencia a ser mortal)

¡Qué triunfo para él descubrir que la propuesta matrimonial rechazada por ella sólo cuatro meses antes sería ahora recibida con alegría y gratitud! No había ningún hombre más magnánimo estaba segura. Pero era humano que aquello fuese un triunfo para él. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Qué vanagloria para el señor Darcy, si supiera que las proposiciones que orgullosamente le había rechazado sólo cuatro meses antes, ahora las recibiría con alegría y agradecimiento! Era tan generoso, eso no lo dudaba, como el más generoso de los hombres. Pero era un hombre y eso sería un triunfo para él. [trad. José C. Vales]

She began now to comprehend that he was exactly the man who, in disposition and talents, would most suit her. His understanding and temper, though unlike her own, would have answered all her wishes. It was an union that must have been to the advantage of both; by her ease and liveliness, his mind might have been softened, his manners improved; and from his judgement, information, and knowledge of the world, she must have received benefit of greater importance.

Comenzó a comprender que él era el hombre que por su modo de ser y talento le habría convenido más. El entendimiento y carácter de él, aunque no semejantes a los suyos propios, habrían colmado sus deseos. Hubiera sido una unión ventajosa para ambos con la soltura y la viveza de ella el carácter de él abríase dulcificado y mejorado sus modales; y del juicio, cultura y conocimiento del mundo que él poseía ella habría recibido beneficios de importancia. [trad. José de Urríes y Azara] (“softened” es más suavizar, que dulcificar, en tanto que omite “greater”)

Ahora empezaba a comprender que Darcy era precisamente el hombre que más le hubiera convenido a ella por su temperamento y por su inteligencia. Aunque tan diferentes de los suyos habían colmado sus ideales. Aquella unión presentaba ventajas para los dos; la espontaneidad y alegría que la distinguían a ella habría suavizado su manera de ser, mejorando su trato, y con su buen juicio, ilustración y conocimiento del mundo habría recibido ella un beneficio mucho mayor aún. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ahora empezaba a comprender que, por carácter y cualidades, él era exactamente el hombre que más podía convenirle. Su inteligencia y su manera de ser, aunque distintas de las suyas, habrían respondido a todos sus deseos. Su enlace hubiera tenido ventajas para los dos; gracias a la naturalidad y animación de Elizabeth, la mente de Darcy se habría hecho más flexible y habrían mejorado sus modales; mientras que gracias a su buen juicio, cultura y conocimiento del mundo, también Elizabeth se habría beneficiado. [trad. José Luis López Muñoz] (Explicita con los nombres, cuando en el texto original bastan los pronombres, por otra parte, no es sólo que ella se hubiera beneficiado, sino que habría recibido “benefit of greater importance”, omite todo ese calificativo)

Empezó entonces a comprender que Darcy era exactamente, por su modo de ser y su talento, el hombre que más le habría convenido. El entendimiento y el carácter de Darcy, aunque no semejantes a los suyos, habrían colmado todos sus deseos. Su unión habría sido ventajosa para ambos: con la soltura y la viveza de ella, el temperamento de él se habría suavizado y habrían mejorado sus modales. Y el juicio, la cultura y el conocimiento del mundo que él poseía le habrían reportado a ella importantes beneficios. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Empezó a comprender entonces que era precisamente el hombre que más le convenía por su carácter y prendas. Su entendimiento y su temperamento, aunque diferentes de los de Elizabeth, habrían satisfecho todos sus deseos. Aquella unión habría sido ventajosa para los dos: ella, con su soltura y vivacidad, le habría suavizado el carácter y mejorado los modales a él; y él, con su buen juicio, conocimientos y mundo, le habría aportado a ella unos beneficios más notables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lizzy empezó a comprender que él era el hombre que por su situación y talento más le habría convenido Su inteligencia y su temperamento, aunque muy distintos a los de ella, habrían colmado sus deseos. Habría sido una unión ventajosa para ambos: con la soltura y viveza de ella el carácter de él se hubiese dulcificado y sus modales mejorado, y del juicio, cultura y conocimiento del mundo que él poseía ella hubiese recibido importantes beneficios. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (“disposition” no es situación, y menos para este caso, pues podría hacer pensar que se refiere a su posición social, lo que haría ver a Lizzy como cazafortunas, además tampoco es que le “conviniera”, sino que más le “sentaba” o “empataba” con su forma de ser)

Empezó a comprender que, tanto por su forma de ser como por sus cualidades, era el hombre ideal para ella. Su inteligencia y temperamento, aunque muy diferentes de los suyos, habrían satisfecho todos sus deseos. La unión habría sido beneficiosa para ambos: la naturalidad y vivacidad de Elizabeth habría dulcificado el carácter de Darcy y mejorado sus modales; y el buen juicio, erudición y conocimiento del mundo del joven habrían sido valiosos para ella. [trad. Marta Salís Canosa] (Explicita a los personajes, cuando con el pronombre, como aparece en el texto original, bastaba).

Elizabeth empezaba a comprender entonces que el señor Darcy era exactamente el hombre que, tanto en carácter como en ingenio, más le convenía. Su intelecto y su temperamento, aunque distintos a los suyos, habrían correspondido a todos sus deseos. Habría sido una relación que habría beneficiado a los dos; ella era divertida y alegre, así que el carácter del señor Darcy podría haberse suavizado y sus modales habrían mejorado, y de su buen juicio, de su sabiduría y de su conocimiento, ella podría haberse beneficiado enormemente. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »