Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘poder de elección’

En JAcastellano seguimos con la lectura de Orgullo y prejuicio. Durante la semana del 1° al 7 de abril de 2007, estuvimos seleccionado citas epigramáticas del capítulo 33.

Es el capitulo donde el coronel Fitzwilliam revela a Lizzy que Darcy se ha entrometido en los asuntos amorosos de un amigo, sin sospechar que ella pueda conocer a la otra parte involucrada. Al mismo tiempo, el coronel se descarta como pretendiente de Lizzy.

La conversación entre ambos personajes tiende a girar respecto a cuestiones de dinero y la libertad de acción al poseer recursos económicos y de ahí salen las citas a destacar de este capítulo.

Así, respecto a que la estancia de ambos caballeros en Kent se ha extendido a voluntad de Darcy, Lizzy comenta (no sin ánimo de criticar) que:

And if not able to please himself in the arrangement, he has at least pleasure in the great power of choice. I do not know anybody who seems more to enjoy the power of doing what he likes.

Y si no resulta contento con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca gozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. José de Urríes y Azara]

Y si la manera como las arregla no le gusta, tiene por lo menos el placer de ser él quien las arregla. No he conocido a ninguna persona capaz de hacer lo que le da la gana. [trad. Amando Lázaro Ros]

Y si no le satisface lo que dispone, encuentra al menos placer en poder elegir. No conozco a nadie que parezca disfrutar tanto con hacer lo que quiere. [trad. José Luis López Muñoz]

Y si no le placen las cosas por lo menos le da un gran placer el poder disponerlas a su antojo. No conozco a nadie que parezca gozar más con el poder de hacer lo que quiere. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y si no puede quedar satisfecho de lo que organiza, cuenta por lo menos con la satisfacción de poder elegir. No conozco a nadie que disfrute más, al parecer, de poder hacer lo que quiera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Y si no resulta conforme con lo que dispone, al menos tendrá el gusto de poder elegir. No conozco a nadie que parezca ozar de la facultad de hacer lo que quiere. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Y, aunque no le satisfaga su decisión, nadie le quita el placer de elegir. No conozco a nadie que disfrute tanto… de hacer lo que le viene en gana. [trad. Marta Salís Canosa]

Y si no le gusta cómo son, al menos tiene el gran placer de organizarlas como más le gusta. No conozco a nadie que disfrute más el poder de hacer lo que le place. [trad. José C. Vales]

El coronel no niega la acusación contra su primo, pero existe una explicación para ello:

He likes to have his own way very well. But so we all do. It is only that he has better means of having it than many others, because he is rich.

Gústale seguir su camino. Más así hacemos todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. José de Urríes y Azara]

Le gusta salirse con la suya, pero eso nos ocurre a todos. Lo que sucede es que él dispone de medios para hacerlo y otros no los tienen; porque es rico. [trad. Amando Lázaro Ros]

Le gusta mucho salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. Lo único que sucede es que él dispone de mejores medios para conseguirlo porque es rico. [trad. José Luis López Muñoz]

Le gusta hacer su santa voluntad. Pero a todos nos gusta. Sólo que él tiene más medios para hacerlo que otros muchos, porque es rico. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sí que le gusta mucho hacer las cosas a su manera. Pero eso nos gusta a todos. Sólo que él tiene más medios para ello que muchos otros, porque es rico. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Le gusta satisfacer sus caprichos. Pero eso nos ocurre a todos. Sólo que él posee más medios, porque es rico. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le encanta salirse con la suya. Pero eso nos pasa a todos. La única diferencia es que él tiene más facilidad para conseguirlo porque es rico. [trad. Marta Salís Canosa]

Le gusta que todo sea como a él le gusta. Pero así somos todos. Lo único que ocurre es que él tiene más medios para conseguirlo que la mayoría, porque es rico. [trad. José C. Vales]

Y hablando respecto a sí mismo, a su dependencia económica, agrega:

A younger son… must be inured to self-denial and dependence.

Hoy en día no resuena como en aquella época esa limitante, pero no dejaba de tener razón.

Un segundón tiene que habituarse a la dependencia y a negarse a sí propio. [trad. José de Urríes y Azara]

Los segundones estamos condenados al sacrificio y a depender de otros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un segundón… tiene que acostumbrarse a la abnegación y la dependencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Los hijos menores tienen que acostumbrarse a la dependencia y renunciar a muchas cosas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un hijo segundón debe acostumbrarse a las privaciones y a falta de independencia. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un hijo menor… ha de habituarse a la dependencia y el sacrificio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando no eres primogénito tienes que acostumbrarte a la austeridad y a la dependencia. [trad. Marta Salís Canosa]

Los hijos menores… tienen que acostumbrarse a las privaciones y a depender de otros. [trad. José C. Vales]

A lo que Lizzy, incrédula, responde:

The younger son of an earl can know very little of either.

El segundón de un conde debe conocer poco de esas cosas. [trad. José de Urríes y Azara]

El hijo segundón de un conde sabe muy poco de esas dos cosas. [trad. Amando Lázaro Ros]

El hijo menor de un conde no puede saber mucho de ninguna de esas dos cosas. [trad. José Luis López Muñoz]

El hijo menor de un conde no lo pasa tan mal. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Poco puede saber de ambas cosas el hijo segundón de un conde. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

El hijo menor de un conde debe saber poco de esas cosas. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

El hijo menor de un conde no puede saber gran cosa de eso. [trad. Marta Salís Canosa]

El hijo menor de un conde tiene que saber muy poco de privaciones y dependencia. [trad. José C. Vales]

Entonces el coronel aclara que el asunto es relativo, pues:

But in matters of greater weight, I may suffer from want of money. Younger sons cannot marry where they like.

Pero en cuestiones de más monta puedo sentir la falta de dinero. Los segundones no pueden casarse cuando les place. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero, en ciertas ocasiones de gran trascendencia, la falta de dinero puede privarme de hacer lo que yo quisiera. Por ejemplo, un segundón no puede casarse con la mujer que le gusta. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá si sufra por falta de dinero en cuestiones de más peso. Los segundones no pueden casarse con quiern quieren. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero en cuestiones de mayor trascendencia, estoy sujeto a la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les apetece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero en cuestiones de mayor peso, acaso me resienta de la falta de dinero. Los segundones no nos podemos casar con quien nos guste. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero en cuestiones más importantes puedo sentir la falta de dinero. Los hijos menores no pueden casarse cuando les place. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero es posible que la falta de dinero me afecte en cuestiones más importantes. Los hijos menores no puden casarse con la mujer que quieren. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero en asuntos de mayor enjundia, puedo sufrir la falta de dinero. Los hermanos menores no se pueden casar como quieren. [trad. José C. Vales]

Con eso es con lo que se descarta como pretendiente, aunque como puede observarse, muchas de las traducciones deciden poner el asunto de manera mucho más directa (casarse con la mujer que les gusta o que quieren), en lugar de la alusión que hay en el texto original (que se limita a señalar como casarse cuando les guste) sin ser tan específicos como decidieron hacerlo algunos de los traductores.

Ante eso, Lizzy opta por no ofenderse y comentar mostrando conocimiento del mundo:

Unless where they like women of fortune, which I think they very often do.

A no ser que les gusten mujeres de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. José de Urríes y Azara]

A menos de que la mujer que le gusta sea también rica, lo que ocurre con mucha frecuencia, según entiendo. [trad. Amando Lázaro Ros]

A no ser que quieran casarse con mujeres de fortuna, lo que… hacen con frecuencia. [trad. José Luis López Muñoz]

A menos que les gusten las mujeres ricas, cosa que creo que sucede a menudo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A no ser que les gusten las mujeres con buena dote, como… sucede a menudo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A no ser que tengan la oportunidad de elegir una mujer de fortuna, que es lo que sucede a menudo. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A menos que ésta sea una rica heredera, lo que, al parecer, ocurre con frecuencia. [trad. Marta Salís Canosa]

A menos que le gusten las mujeres ticas, lo cual ocurre bastante a menudo. [trad. José C. Vales]

El coronel remarca la cuestión de la dependencia económica:

Our habits of expense make us too dependent, and there are not many in my rank of life who can afford to marry without some attention to money.

Nuestro hábito de gastar nos hace sobreado dependientes, y no hay muchos de mi rango que puedan conseguir casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. José de Urríes y Azara]

Estamos habituados a gastar mucho dinero y eso nos impone ciertas trabas. Son pocos los hombres que están en la situación mía y que pueden prescindir de consideraciones monetarias para elegir mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan pensar en casarse sin prestar atención al dinero. [trad. José Luis López Muñoz]

Nuestra costumbre de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos de mi rango que se casen sin prestar un poco de atención al dinero. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Estamos acostumbrados a gastar, por lo que dependemos demasiado del dinero, y hay pocos en mi situación que podamos permitirnos contraer matrimonio sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos hace demasiado dependientes, y no hay muchos hombres en mi situación que puedan consentir en casarse sin prestar alguna atención al dinero. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nuestro hábito de gastar nos vuelve demasiado dependientes, y no hay muchos en mi situación que puedan permitirse el lujo de casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. Marta Salís Canosa]

Nuestro tren de vida nos convierte en seres muy dependientes y no hay muchos de mi clase que puedan casarse sin tener en cuenta el dinero. [trad. José C. Vales]

A Lizzy no le queda más remedio que no darse por aludida y comentar en tono jocoso:

What is the usual price of an earl’s younger son? Unless the elder brother is very sickly, I suppose you would not ask above fifty thousand pounds.

¿Cuál es precio ordinario del segundón de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“menos”, si lo que dice es “above”, es decir “más”).

¿Y qué precio pone el hijo segundón de un conde para casarse? Si su hermano mayor goza de buena salud, supongo que usted no exigirá arriba de cincuenta mil libras. [trad. Amando Lázaro Ros]

¿Cuál es el precio habitual del segundo hijo de un conde? A no ser que el primogénito esté muy enfermo, imagino que no pedirá más de cincuenta mil libras. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cuál es el precio normal de un hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor esté muy enfermo, no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras… [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

¿Cuánto suele costar el hijo segundón de un conde? Supongo que no pedirán ustedes más de cincuenta mil libras, a no ser que el hermano mayor esté muy enfermo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿A qué precio suele cotizarse el hijo menor de un conde? A no ser que el hermano mayor sea enfermizo, no pedirán ustedes menos de cincuenta mil libras. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Cuál es el precio habitual del hijo menor de un conde? A menos que el primogénito tenga muy mala salud, supongo que no será más de cincuenta mil libras. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Cuánto viene a costar aproximadamente el hijo pequeño de un conde? A menos que el hermano mayor esté muy enfermo, supongo que no pedirá usted menos de cincuenta mil libras. [trad. José C. Vales]

Anuncios

Read Full Post »