Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘propuesta matrimonial’

Como ya hemos comentado, durante la semana del 1° al 7 de abril de 2013, en JAcastellano leímos el capítulo 34 de Orgullo y prejuicio.

Si las primeras palabras de la declaración de Darcy producen un fuerte impacto, lo que le sigue se convierte en una turbulencia, uno y otro personaje muestran lo mejor y peor de cada uno y dicen cosas de las que después tendrán que arrepentirse.

Si bien no se trata de un diálogo de citas epigramáticas, es imposible no transcribir algunos de los diálogos que incluyen el contundente rechazo de Lizzy a la tan poco agraciada propuesta matrimonial de Darcy.

En un primer instante, la inesperada declaración amorosa de Darcy produce cierta impresión en Lizzy:

In spite of her deeply-rooted dislike, she could not be insensible to the compliment of such a man’s affection, and though her intentions did not vary for an instant, she was at first sorry for the pain he was to receive.

A despecho del disgusto, tan profundamente arraigado, que sentía por él, no pudo ser insensible a las manifestaciones de afecto; y aunque sus intenciones no variaron ni por un instante, entristecióse al principio por la pena que le iba a proporcionar. [trad. José de Urríes y Azara]

A pesar de que la antipatía que le profesaba tenía raíces muy hondas, no podía dejar de ser agradable… el homenaje de afecto de un hombre de aquella categoría. No flaquearon sus resoluciones ni por un solo instante, pero le dolía en un principio el disgusto que iba a darle su negativa. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pese al desagrado, con raíces muy profundas que… le inspiraba… no fue totalmente insensible al halago que suponía el afecto de un hombre como él, si bien su actitud no se modificó en lo más mínimo; lamentó, al principio, el dolor que iba a causarle. [trad. José Luis López Muñoz]

A pesar de toda la antipatía tan profundamente arraigada que le tenía, Elizabeth no pudo permanecer insensible a las manifestaciones de afecto de un hombre como Darcy, y aunque su opinión no varió en lo más mínimo, se entristeció al principio por la decepción que iba a llevarse. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

A pesar de la antipatía profunda que sentía…, no pudo resultarle indiferente el halago de merecer el afecto de un hombre como aquel, y si bien sus inclinaciones no variaron ni por un momento, sintió lástima al principio por el dolor que le iba a causar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

A pesar de la profunda aversión que sentía hacia él,… no pudo ser insensible a aquellas manifestaciones de afecto, y aunque sus intenciones no variaron ni por un instante, la entristeció pensar en lo mucho que lo haría sufrir. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

A pesar de la antipatía, profundamente arraigada, que… le inspiraba,… no pudo quedarse indiferente ante algo tan halagüeño como que aquel hombre le declarara su amor, y aunque sus intenciones no variaron ni un ápice, lamentó en un primer momento tener que hacerle daño. [trad. Marta Salís Canosa]

A pesar de la antipatía profundamente arraigada…, al principio no pudo ser insensible a los cumplidos de amor de un hombre como aquél y, aunque sus sentimientos no variaron ni un ápice, sintió cierta lástima por el dolor que iba a infligirle… [trad. José C. Vales]

Sin embargo eso cambia casi de inmediato:

Till roused to resentment by his subsequent language, she lost all compassion in anger.

Hasta que, resentida por el lenguaje subsiguiente, trocó su compasión en ira. [trad. José de Urríes y Azara]

Los razonamientos del pretendiente consiguieron apagar en ella toda compasión transformándola en ira. [trad. Amando Lázaro Ros]

Hasta que, movida por el resentimiento provocado por lo que había dicho después, toda su compasión se convirtió en cólera. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero el lenguaje que éste empleó luego fue tan insultante que toda la compasión se convirtió en ira. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Hasta que resintiéndse de las palabras posteriores de él, la irá le hizo perder toda compasión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Hasta que, resentida por el lenguaje que había empleado, su compasión se convirtió en ira. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Pero su compasión se convirtió en ira al escuchar las palabras que pronunció a continuación. [trad. Marta Salís Canosa]

Hasta que irritada por el lenguaje que empezó a utilizar después, se olvidó de cualquier compasión para entregarse a la furia. [trad. José C. Vales]

En vista de la situación, Lizzy responde:

In such cases as this, it is, I believe, the established mode to express a sense of obligation for the sentiments avowed, however unequally they may be returned. It is natural that obligation should be felt, and if I could feel gratitude, I would now thank you. But I cannot–I have never desired your good opinion, and you have certainly bestowed it most unwillingly. I am sorry to have occasioned pain to anyone. It has been most unconsciously done, however, and I hope will be of short duration.

En casos como éste creo que es costumbre establecida manifestar agradecimiento por los sentimientos expresados, aun habiendo de devolverlos con desigualdad. Natural es ese agradecimiento, y si pudiera yo expresar mi gratitud, le daría a usted las gracias. Pero no puedo; nunca he ansiado la buena opinión de usted, y usted lo ha reconocido sin querer. Siento haber ocasionado penas a nadie; mas ha sido inconscientemente de todo punto, y espero que sean de corta duración. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo primero que exige la costumbre en casos como éste suele ser que la interesada exprese su gratitud por los sentimientos que manifiesta el declarante, sean o no aceptados por ella. Es lógico que una se sienta halagada. Si yo fuera capaz de esa gratitud, le daría las gracias en este mismo momento. Pero no puedo sentirla. Me ha tenido siempre sin cuidado el que usted me apreciase o no me apreciase; ese afecto que ahora me confiesa me lo ha otorgado a regañadientes. Lamento que nadie sufra por mí. No me he propuesto jamás hacerle surir, y espero que la pena que ahora experimenta será de corta duración. [trad. Amando Lázaro Ros]

En casos como éste, es costumbre… dar las gracias por los sentimientos expresados, aunque no sean en absoluto correspondidos. Es lógico que se sienta gratitud y, si yo pudiera sentirla, procedería en este momento a darle las gracias. Pero no puedo; nunca he deseado su buena opinión y, como usted acaba de explicarme, me la ha concedido muy en contra de sus deseos. Siento haberle causado sufrimientos. Lo he hecho, de todos modos, sin darme cuenta, y espero que sean de corta duración. [trad. José Luis López Muñoz]

En estos casos creo que se acostumbra a expresar cierto agradecimiento por los sentimientos manifestados, aunque no puedan ser igualmente correspondidos. Es natural que se sienta esta obligación, y si yo sintiese gratitud, le daría las gracias. Pero no puedo; nunca he ambicionado su consideración, y usted me la ha otorgado muy en contra de su voluntad. Siento haber hecho daño a alguien, pero ha sido inconscientemente, y espero que ese daño dure poco tiempo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

En casos como estos, está establecida la costumbre de manifestar agradecimiento por los sentimientos que ha reconocido la otra persona, por muy poco que se compartan. Este agradecimiento es natural, y yo le daría ahora las gracias si fuera capaz de sentirlo. Pero no puedo; no he deseado nunca gozar de su buen concepto, y está claro que usted me lo ha otorgado muy en contra de mi voluntad. Lamento haber hecho daño a nadie. Sin embargo, lo he hecho de una manera inconsciente, y espero que dure poco tiempo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez] (“mi voluntad” es “su voluntad”, la de él)

En casos como éste creo que es costumbre agradecer los sentimientos expresados, aun en el caso de que sean rechazados. Es natural, pues, sentirse obligada, y si yo pudiera experimentar algún sentimiento de gratitud, le daría a usted las gracias. Pero no puedo; nunca he deseado su consideración, y usted lo ha reconocido sin querer. Lamento causarle algún pesar, y espero que éste no dure mucho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

En casos como éste, creo que es costumbre dar las gracias aunque los sentimientos expresados no sean correspondidos. Es natural sentir gratitud y, si yo pudiera sentirla, me apresuraría a darle las gracias. Pero no puedo. Nunca he buscado su aprobación, y usted me la ha concedido en contra de sus deseos. Lamento el dolor que haya podido causar. Lo he hecho sin darme cuenta, se lo aseguro, y espero que su duración sea breve. [trad. Marta Salís Canosa]

En casos como éste creo que lo habitual es expresar el agradecimiento por los sentimientos que se han manifestado, aunque no puedan ser correspondidos. Es natural que se exprese ese tipo de agradecimientos, y si yo *pudiera* estarle agradecida a usted, le daría sinceramente las gracias. Pero no puedo. Nunca he pretendido que tuviera buena opinión de mí, y desde luego usted la tiene muy a pesar suyo. Lamento mucho haber causado dolor a alguien. Ha sido inconscientemente, desde luego, y confío en que no dure mucho. [trad. José C. Vales]

Darcy no esperaba ese rechazo, aunque sin dudas lo merecía, así que encrespado pregunta:

And this is all the reply which I am to have the honour of expecting! I might, perhaps, wish to be informed why, with so little endeavour at civility, I am thus rejected.

¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizá pueda desear que se me informase de por qué con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así. [trad. José de Urríes y Azara]

¡Y eso es todo lo que usted me hace el honor de contestarme! Creo que usted me autorizará a pedirle que me explique por qué me rechaza sin tomarse siquiera la molestia de fingir un poco de cortesía. [trad. Amando Lázaro Ros]

¡Ésa es toda la respuesta que voy a tener el honor de poder esperar! Quizá me permita usted preguntarle por qué se me rechaza poniendo tan poco empeño en aparentar cortesía. [trad. José Luis López Muñoz]

¿Y es ésta toda la respuesta que voy a tener el honor de esperar? Quizá debiera preguntar por qué se me rechaza con tan escasa cortesía. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Y ésta es la respuesta que debo tener el honor de eserar…. Quisiera que se me informase, quizá, de por qué se me rechaza sin intentar siquiera hacerlo con corrección. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizá pudiera desear que me informase por qué soy rechazado de forma tan poco cortés. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Y es ésa es la única respuesta que voy a tener el honor de esperar? Tal vez no le moleste explicarme por qué me rechaza usted sin fingir un mínimo de cortesía. [trad. Marta Salís Canosa]

¿Y esa es la única contestación que voy a tener el honor de recibir? Tal vez se me podría informar de por qué se me rechaza sin fingir siquiera la menor cortesía. [trad. José C. Vales]

Dado que así demanda, no hay más remedio que Lizzy también ponga los puntos sobre las íes.

I might as well inquire why with so evident a desire of offending and insulting me, you chose to tell me that you liked me against your will, against your reason, and even against your character? Was not this some excuse for incivility, if I was uncivil? But I have other provocations.

También podría yo averiguar por qué con tan evidente designio de ofenderme y de insultarme me dice usted que le gusto contra su voluntad, contra su juicio y aún contra su modo de ser. ¿No es esa excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Mas yo he recibido otras provocaciones. [trad. José de Urríes y Azara]

También podría yo preguntarle por qué se ha permitido decirme, con el propósito evidente de ofenderme y de insultarme que me quiere contra su misma voluntad, contra los dictados de la razón y aun contra su misma manera de ser. Si yo me he mostrado poco cortés, ¿no está bien disculpada con eso mi descortesía? Pero usted me ha ofendido de otras maneras. [trad. Amando Lázaro Ros]

Yo podría también preguntarle por qué ha decidido confesar, con tan evidente intención de ofenderme e insultarme, que le gusto en contra de su voluntad, en contra de su razón y en contra, incluso, de su carácter. ¿No hay en eso cierta excusa para la descortesía, si es que me he mostrado descortés? Pero tengo además otros motivos de queja. [trad. José Luis López Muñoz]

También podría yo preguntar por qué con tan evidente propósito de ofenderme y de insultarme me dice que le gusto en contra de su voluntad, contra su buen juicio y hasta contra su modo de ser. ¿No es ésta una excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Pero, además, he recibido otras provocaciones, [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Yo también podría preguntar por qué ha optado usted por decirme, con una intención tan evidente de ofenderme e insultarme, que me quería usted en contra de su voluntad, en contra de su razón e incluso en contra de su buen nombre. ¿Acaso no disculpa esto un poco mi falta de corrección, si es verdad que yo he estado incorrecta? Pero tengo otros motivos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Yo también podría preguntar por qué se ha propuesto ofenderme e insultarme diciéndome que me ama contra su voluntad, contra su buen juicio y aun contra su carácter. ¿No es ésta sobrada excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido? Peotro tengo otros motivos para rechazar su proposición. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Me gustaría preguntar por qué, con el evidente propósito de ofenderme e insultarme, ha decidido decirme que me ama en contra de su voluntad, de su razón e incluso de su carácter. ¿No disculparía esto mi descortesía, si es que he sido descortés? Pero tengo otros motivos para estar enojada. [trad. Marta Salís Canosa]

¡Yo también podría preguntar por qué, con esa evidente intención de ofenderme e insultarme, viene usted a decirme que me quiere contra su voluntad, y contra su razón, e incluso contra su carácter! ¿No es eso suficiente excusa para ser descortés, *si es que fui descortés*? Pero tengo otras razones. [trad. José C. Vales]

Y procede a enumerarle algunos de esas causas o motivos, entre las que destaca:

Had not my feelings decided against you–had they been indifferent, or had they even been favourable, do you think that any consideration would tempt me to accept the man who has been the means of ruining, perhaps for ever, the happiness of a most beloved sister?

Que mis sentimientos no hubieran sido indiferentes o que le fueran favorables, ¿piensa usted que alguna consideración podría tentarme a aceptar a un hombre que ha sido la causa de disipar acaso para siempre la felicidad de una hermana querida? [trad. José de Urríes y Azara]

Aunque mis sentimientos no me hubiesen impedido rechazarlo a usted, aunque hubiesen sido indiferentes o aunque hubiesen sido favorables, ¿piensa usted que la reflexión hubiera podido inducirme a dar el sí a un hombre que tiene la culpa de que haya quedado destruida tal vez para siempre la felicidad de una hermana mía muy querida? [trad. Amando Lázaro Ros]

Aunque mis sentimientos no le hubieran excluido, aunque me fuese usted indiferente, o incluso auqneu mi opinión le fuera favorable, ¿cree que podría casarme con el responsable de arruinar, quizá para siempre, la felicidad de mi hermana más querida? [trad. José Luis López Muñoz]

Aunque mis sentimientos no hubiesen sido contrarios a los suyos, aunque hubiesen sido indiferentes o incluso favorables, ¿cree usted que habría algo que pudiese tentarme a aceptar al hombre que ha sido el culpable de arruinar, tal vez para siempre, la felicidad de una hermana muy querida? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Aunque mis sentimientos no se hubieran inclinado en su contra, aunque hubieran sido indiferentes, o incluso favorables, ¿cree usted que que podría tener bajo ningún concepto la tentación de aceptar al hombre que ha echado a perder, para siempre quizá, la felicidad de mi hermana, que me es tan querida? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Aun cuando mis sentimientos no hubieran sido indiferentes o le fueran favorables, ¿piensa usted que podría existir alguna consideración que me indujera a aceptar a un hombre que ha sido la causa de que mi querida hermana haya visto destruida para siempre su felicidad? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si mis sentimientos no estuvieran claramente en contra suya, y usted me resultará indiferente o incluso me gustara, ¿cree que podría casarme con el hombre que ha contribuido a destrozar, quizá para siempre, la felicidad de la hermana que más quiero. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque mis sentimientos no hubieran sido favorables a usted, o hubieran sido indiferentes, o incluso favorables, ¿cree usted que por nada del mundo se me ocurriría aceptar al hombre que ha hecho todo lo posible por destrozar, quizá para siempre, la felicidad de mi adorada hermana? [trad. José C. Vales]

No contento con la explicación, Darcy parece pedir más:

But perhaps, these offenses might have been overlooked, had not your pride been hurt by my honest confession of the scruples that had long prevented my forming any serious design.

Pero quizá esas faltas se habrían pasado por alto si su orgullo no se hubiera ofendido con mi honrada confesión de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron toamr una resolución. [trad. José de Urríes y Azara]

Pero tal vez habría usted pasado por alto esas culpas mías si yo no hubiese lastimado su orgullo con la honrada confesión de los escrúpulos que durante mucho tiempo me impidieron decidirme a dar este paso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Pero quizá esas ofensas podrían haberse pasado por alto si su orgullo no se hubiera sentido herido por mi sincero reconocimiento de los escrúpulos que me impidieron durante largo tiempo confesar mis sentimientos. [trad. José Luis López Muñoz]

Pero puede que estas ofensas hubiesen sido pasadas por alto si no hubiese herido su orgullo con mi honesta confesión de los reparos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Sin embargo, quizá se hubieran podido pasar por alto estas ofensas si el orgullo de usted no se hubiera resentido al confesar yo con sinceridad los escrúpulos que llevaban mucho tiempo impidiéndome tomar una decisión seria. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero quizá esas faltas se habrían pasado por alto si su orgullo no se hubiera sentido ofendido por mi honrada confesión de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque tal vez se habrían pasado por alto esos agravios si no hubiera herido su orgullo al confesarle los escrúpulos que me impidieron durante tanto tiempo aceptar lo que sentía. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero tal vez, tal vez esas ofensas podrían haberse pasado por alto si su orgullo no se hubiera visto herido por mi sincera confesión sobre los reparos que durante mucho tiempo impidieron que pudiera pensar en nuestra relación como algo serio. [trad. José C. Vales]

Sin más remedio, Lizzy termina por rematarlo con varias aclaraciones muy directas:

You are mistaken… if you suppose that the mode of your declaration affected me in any other way, than as it spared the concern which I might have felt in refusing you, had you behaved in a more gentlemanlike manner.

Se equivoca usted… si supone que la forma de su declaración me ha afectado; es decir, si piensa que me habría ahorrado el mal rato de rechazarle si se hubiera usted conducido de un modo más caballeroso. [trad. José de Urríes y Azara]

Se equivoca… si cree que su manera de declarárseme ejerció en mí otro efecto que el de ahorrarme la preocupación que tal vez hubiera sentido al negarme si usted se hubiese conducido de una manera más propia de caballeros. [trad. Amando Lázaro Ros]

Se confunde usted… si supone que el estilo de su declaración me ha afectado de otro modo que para ahorramr la preocupación que podría haber sentido al rechazarle si se hubiera usted comportado de una manera más caballerosa. [trad. José Luis López Muñoz]

Se equivoca usted… si supone que lo que me ha afectado es su forma de declararse; si se figura que me habría evitado el mal rato de rechazarle si se hubiera comportado de modo más caballeroso. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Se equivoca usted… si supone que el modo en que ha hecho su declaración me ha afectado de alguna otra manera que ahorrándome la inquietud que podría haber sentido al rechazarlo si se hubiera comportado usted de manera más caballerosa. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Se equivoca usted… si supone que lo que más me ha afectado ha sido la forma de su declaración, si piensa que me habría ahorrado el mal rato de rechazarlo si se hubiera concudido de modo más caballeroso. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Se equivoca usted… si supone que su forma de declararse ha influido en mi respuesta; sólo me ha ahorrado el mal rato que habría pasado al rechazarle si se hubiera comportado de un modo más caballeroso. [trad. Marta Salís Canosa]

Está usted muy equivocado… si supone que su declaración me afecta de otro modo que no sea para ahorrarme la preocupación que hubiera podido sentir al rechazarle, si se hubiera comportado como un caballero. [trad. José C. Vales]

You could not have made the offer of your hand in any possible way that would have tempted me to accept it.

No pudiera usted haberme ofrecido su mano de manera que me hubiera tentado a aceptar. [trad. José de Urríes y Azara]

De ninguna manera que hubiese usted hecho el ofrecimiento de su mano habría podido conseguir que yo la aceptase. [trad. Amando Lázaro Ros]

No podría haberme ofrecido su mano de manera alguna que me hubiera impulsado a aceptarla. [trad. José Luis López Muñoz]

Podría haber formulado su proposiciónde matrimonio de cualquier otro modo, pero jamás hubiera estado tentada a aceptarla. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No habría podido usted pedir mi mano de ninguna manera que hubiera tenido alguna posibilidad de tentarme a otorgársela. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No importa el modo en que me hubiese declarado su amor, siempre lo habría rechazado. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Habría podido ser otras sus palabras y jamás habría aceptado su proposición. [trad. Marta Salís Canosa]

Usted no habría podido ofrecerme su mano de ningún modo que me hubiese tentado a aceptarla. [trad. José C. Vales]

From the very beginning–from the first moment, I may almost say–of my acquaintance with you, your manners, impressing me with the fullest belief of your arrogance, your conceit, and your selfish disdain of the feelings of others, were such as to form the groundwork of disapprobation on which succeeding events have built so immovable a dislike; and I had not known you a month before I felt that you were the last man in the world whom I could ever be prevailed on to marry.

Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el primer instante de mi relación con usted, sus modales, que imprimieron en mí la más arraigada creencia de su arrogancia, su vanidad, su egoísta desdén a los sentimientos ajenos, me parecieron tales, que al punto asentaron los cimientos de la desaprobación, que sucesos posteriores han convertido en desagrado firme, y aunque no le hubiera conocido sino hace un mes, habría pensado que era usted el último hombre del mundo con quien yo pudiera casarme. [trad. José de Urríes y Azara] (¿“no le hubiera conocido”?)

Desde el principio, casi desde el instante mismo de conocerlo, me impresionaron sus maneras, que denotaban a las claras su arrogancia, su engreimiento y su desdén egoísta hacia los sentimientos ajenos. Sobre esos cimientos de disconformidad vinieron otros hechos a levantar una inconmovible antipatía. No nos habíamos tratado un mes, y ya pensaba yo para mí misma que usted sería el último hombre con quien yo me decidiría a casarme. [trad. Amando Lázaro Ros]

Desde el principio, casi diría que desde el primer momento de mi trato con usted, sus modales me proporcionaron una imagen tan clara de su arrogancia, de su engreimiento y de su desprecio egoísta por los sentimientos de otras personas como para crear el fundamento de la desaprobación sobre la que sucesivos acontecimientos han edificado un desagrado inamovible; y antes de transcurrido un mes ya estaba convencida de que sería el último hombre sobre la tierra con el que aceptaría casarme. [trad. José Luis López Muñoz]

Desde el principio, casi desde el primer instante en que le conocí, sus modales me convencieron de su arrogancia, de su vanidad y de su egoísta desdén hacia los sentimientos ajenos; me disgustaron de tal modo que hicieron nacer en mí la desaprobación que los sucesos posteriores convirtieron en firme desagrado; y no hacía un mes aún que le conocía cuando supe que usted sería el último hombre en la tierra con el que podría casarme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Desde el principio mismo, casi podría decir que desde el mismo instante que lo conocí, sus modales, que me convencieron plenamente de su arrogancia, de su soberbia y su desprecio egoísta de los sentimientos de los demás, sentaron los cimientos de desaprobación sobre los que los hechos subsiguientes han levantado una antipatía tan inamovible; y cuando no había transcurrido un mes desde que lo conocí, ya me parecía que era usted el último hombre del mundo con quien podría convencerme de que me casara. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el instante mismo que lo conocí, sus modales, que consideré propios de una persona arrogante, su vanidad, su desdén egoísta a los sentimientos ajenos, pusieron los cimientos de la desaprobación que los sucesos posteriores han convertido en firme desagrado; y aunque no lo hubiera conocido sino hace un mes, habría pensado que era usted el último hombre del mundo con quien podría casarme. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Desde el principio, casi desde el instante mismo en que lo conocí, sus modales me hicieron comprender su arrogancia, su engreimiento, su desprecio egoísta de los sentimientos ajenos, y pusieron los cimientos para un sentimiento de prevención que sucesos posteriores convirtieron en firme desagrado; no tuvo que pasar ni un mes para que supera que usted sería el último hombre que me llevaría al altar. [trad. Marta Salís Canosa]

Desde el mismísimo principio, puedo decir casi desde el primer momento que lo conocí a usted, sus modales dejaron tal impresión en mí que quedé absolutamente convencida de que era un arrogante, un vanidoso, y de que su egoísta desdén hacia los sentimientos de los demás eran tales que sólo sirvieron para sentar las bases de una desaprobación que los hechos posteriores han convertido en una antipatía inamovible; no habría transcurrido un mes desde que le conocía y ya sabía que usted sería el último hombre sobre la faz de la tierra con el que podría casarme. [trad. José C. Vales]

Ante tales aclaraciones, a Darcy sólo le queda emprender la retirada.

En tanto que, pese a la arrogancia en la actitud del fallido pretendiente, tal como hemos señalado, las palabras han hecho mella en Lizzy, pues:

It was gratifying to have inspired unconsciously so strong an affection. But his pride, his abominable pride… soon overcame the pity which the consideration of his attachment had for a moment excited.

Érale grato haber inspirado afecto tan vehemente. Pero el orgullo de él… pronto prevalecieron sobre la compasión que el asombro le había excitado por un momento. [trad. José de Urríes y Azara]

Era halagador haber inspirado una pasión tan fuerte. Pero si la gratitud por ese afecto excitaba por un momento la compasión… pronto la borraba el recuerdo de su orgullo, de su orgullo odioso. [trad. Amando Lázaro Ros]

Resultaba halagador haber inspirado sin advertirlo un afecto tan intenso. Pero su orgullo, su abominable orgullo… pronto vencieron la compasión que la idea de su afecto había despertado por un momento. [trad. José Luis López Muñoz]

Le era grato haber inspirado un afecto tan vehemente. Pero el orgullo, su abominable orgullo, no tardaron en prevalecer sobre la compasión que había sentido al pensar en su amor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Era agradable haber inspirado un amor tan fuerte sin saberlo. Pero su orgullo, su orgullo abominable…. superaron enseguida la lástima que había provocado… la consideración de su amor. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sin duda era halagador haber inspirado afecto tan vehemente. Pero el orgullo de él… prevalecieron sobre la compasión que el asombro le había hecho sentir por un instante. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Le halagaba haber inspirado sin querer un cariño tan intenso. Pero el orgullo, el abominable orgullo… pronto prevalecieron sobre la compasión que por unos instantes habían despertado en ella los sentimientos del señor Darcy. [trad. Marta Salís Canosa]

Era gratificante haber inspirado inconscientemente un afecto tan poderoso. Pero aquel orgullo suyo, aquel abominable orgullo… todo aquello no tardó en anular la lástima que había suscitado momentáneamente ante su declaración de amor. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »

De igual manera, en la semana del 4 al 10 de febrero, en JAcastellano leímos el capítulo 20 de Orgullo y prejuicio.

Contiene una de las escenas más cómicas de la novela, pues el Sr. Bennet asume su postura respecto a la propuesta matrimonial de Collins a su hija predilecta y como resultado, hay que escuchar toda una retahíla de quejas por parte de la Sra. Bennet.

Si bien las palabras del Sr. Bennet son las más memorables de todo el capítulo, la tendencia a la prédica de Collins genera las frases más epigramáticas. Veamos.

La cita más memorable se refiere a la disyuntiva en la que colocan a Lizzy sus padres:

An unhappy alternative is before you… From this day you must be a stranger to one of your parents. Your mother will never see you again if you do not marry Mr. Collins, and I will never see you again if you do.

Una triste alternativa se te ofrece… Desde este día tienes que ser extraña a uno de tus padres. Tu madre no te quiere ver si no te casas con Collins, y yo no quiero volverte a ver si te casas con él. [trad. José de Urríes y Azara]

Estas en presencia de una lamentable alternativa. Desde hoy vas a tener que renunciar a tu padre o a tu madre. Tu madre no quiere verte más si no te casas con el señor Collins, y si te casas con él, quítate para siempre de mi vista. [trad. Amando Lázaro Ros]

Tienes ante ti una triste disyuntiva… A partir de hoy, serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre te repudiará si no te casas con el señor Collins, y yo te repudiaré si te casas con él. [trad. José Luis López Muñoz]

Tienes una triste alternativa ante ti… Desde hoy en adelante tendrás que renunciar a uno de tus padres. Tu madre no quiere volver a verte si no te casas con Collins, y yo no quiero volver a verte si te casas con él. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Te encuentras ante una triste alternativa… A partir de este día deberás ser una extraña para uno de tus progenitores. Si *no* te casas con el señor Collins, tu madre no querrá volver a verte, y si te casas con él, seré yo el que no *querré* volver a verte. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Una triste alternativa se te ofrece… Desde este día tienes que ser extraña a uno de tus padres. Tu madre no quiere volver a hablarte si no te casas con Collins, y yo no quiero volver a verte si te casas con él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Estás ante una triste disyuntiva… A partir de hoy te convertirás en una extraña para uno de tus padres. Tu madre no volverá a verte si no te casas con el señor Collins, y yo no volveré a verte si te casas con él. [trad. Marta Salís Canosa]

Y además, el Sr. Bennet corta tajantemente las quejas de su esposa, o por lo menos, prohíbe tener que escucharlas en su ya antes proclamado refugio:

I have two small favours to request. First, that you will allow me the free use of my understanding on the present occasion; and secondly, of my room. I shall be glad to have the library to myself as soon as may be.

Tengo dos pequeños favores que pedirte: que me permitas en esta ocasión hacer libre uso, primero de mi entendimiento, y segundo, de mi cuarto. Tendré sumo gusto en disfrutar yo solo de la biblioteca, si es posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Dos favores tengo que pedirle: primero, que me conceda en esta ocasión el libre uso de mi buen criterio, y segundo, que me conceda también el libre uso de la habitación que considero como mía. Déjeme cuanto antes la biblioteca para mí. [trad. Amando Lázaro Ros]

He de pedirte dos favores insignificantes. Primero, que me permitas usar libremente mi leal saber y entender en esta ocasión; y, en segundo, también reclamo el uso de esta habitación. Me gustaría poder disponer de la biblioteca tan pronto como sea posible. [trad. José Luis López Muñoz]

Tengo que pedirte dos pequeños favores: primero, que me dejes usar libremente mi entendimiento en este asunto, y segundo, que me dejes disfrutar solo de mi biblioteca en cuanto puedas. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

He de pedirte dos favores pequeños. En primer lugar, que me permitas servirme en esta ocasión con libertad de mi entendimiento, y en segundo lugar, de mi habitación. Me gustaría quedarme solo en la biblioteca lo antes posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tengo dos pequeños favores que pedirte: que en esta ocasión me permiteas hacer libre uso, primero de mi entendimiento, y segundo, de mi biblioteca. Deseo quedarme solo cuanto antes, si es posible. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

He de pedirte dos pequeños favores. Primero, que respetes mi opinión sobre este asunto; y segundo, que respetes mi biblioteca… Me gustaría quedarme solo en ella lo antes posible. [trad. Marta Salís Canosa]

Antes de eso, al inicio del capítulo, el Sr. Bennet había tratado de lavarse las manos con dos frases que sin ser epigramas pueden resultar de uso frecuente:

I have not the pleasure of understanding you.

No tengo el gusto de entenderte. [trad. José de Urríes y Azara]

No tengo el gusto de entender lo que me dice. [trad. Amando Lázaro Ros]

No tengo el placer de entenderte. [trad. José Luis López Muñoz]

No he tenido el placer de entenderte. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No tengo el gusto de entenderte. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No tengo el gusto de entender lo que me has dicho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No tengo el placer de entenderte. [trad. Marta Salís Canosa]

It seems an hopeless business.

Parece asunto perdido. [trad. José de Urríes y Azara]

Parece que el asunto no tiene arreglo. [trad. Amando Lázaro Ros]

Parece una situación desesperada. [trad. José Luis López Muñoz]

Parece que no tiene remedio. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Parece que la cosa tiene muy mal arreglo. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Parece asunto concluido. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Parece una situación desesperada. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, la Sra. Bennet, desalojada casi sumariamente de la biblioteca, lanza una amenaza a Lizzy:

if you take it into your head to go on refusing every offer of marriage in this way, you will never get a husband at all.

Si se te mete en la cabeza rechazar todas las propuestas de matrimonio, jamás te casarás. [trad. José de Urríes y Azara]

Como siga rechazando de esta manera las propuestas de casamiento se quedará usted sin marido. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si se te mete en la cabeza rechazar a todos los caballeros que se te declaren, no te casarás nunca. [trad. José Luis López Muñoz]

Si se te mete en la cabeza seguir rechazando de esa manera todas las ofertas de matrimonio que te hagan, te quedarás solterona. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si se le mete en la cabeza rechazar de esta manera todas las propuestas de matrimonio, no encontrará nunca marido. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si se te ocurre rechazar todas las proposiciones de matrimonio, jamás te casarás. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si piensas rechazar así todas las propuestas de matrimonio, acabarás soltera.[trad. Marta Salís Canosa]

Y, buscando apoyo en la presencia de Charlotte, lanza sus quejidos:

Nobody is on my side, nobody takes part with me. I am cruelly used, nobody feels for my poor nerves.

Nadie está de mi parte, ya que ninguno se interesa por mí y me veo cruelmente tratada sin consideración a mis nervios. [trad. José de Urríes y Azara]

Nadie me apoya, nadie se coloca de parte mía; me tratan con la mayor desconsideración y no se preocupan de mis pobres nervios. [trad. Amando Lázaro Ros]

Nadie me apoya, nadie se pone de mi parte, se me trata cruelmente y nadie se apiada de mis pobres nervios. [trad. José Luis López Muñoz]

Nadie está de mi parte, me tratan cruelmente, nadie se compadece de mis pobres nervios. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Nadie está de mi parte, nadie se pone a mi lado. Me están tratando con crueldad, nadie se compadece de mis pobres nervios. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nadie está de mi parte. Ninguno se interesa por mí ni tiene consideración de mis pobres nervios. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Nadie se pone de mi parte, nadie me secunda, ¡son tan crueles conmigo! A nadie le preocupan mis pobres nervios. [trad. Marta Salís Canosa]

Entre las que se incluyen además, este par de epigramas:

People who suffer… from nervous complaints can have no great inclination for talking.

Quienes padecemos de los nervios no sentimos gran inclinación a hablar. [trad. José de Urríes y Azara]

La gente que sufre… de los nervios, siente pocas ganas de hablar. [trad. Amando Lázaro Ros]

Las personas que… sufren de trastornos nerviosos no son nunca muy partidarias de hablar. [trad. José Luis López Muñoz]

Las personas que… sufrimos de los nervios, no somos aficionados a la charla. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Las personas que sufrimos tanto de trastornos nerviosos no podemos tener gran inclinación a hablar. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Quienes padecemos de los nervios no sentimos gran inclinación a ello [hablar] [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las personas que… padecen de los nervios no tienen muchas ganas de hablar. [trad. Marta Salís Canosa]

Those who do not complain are never pitied.

Los que no padecen, jamás se apiadan [trad. José de Urríes y Azara] (otra idea).

Nadie se compadece de las personas que nos quejamos. [trad. Amando Lázaro Ros] (contrasentido)

Nadie se compadece de quienes no se quejan. [trad. José Luis López Muñoz]

A los que no se quejan, nadie les compadece. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La gente no se apiada nunca de los que no se quejan. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Los que no padecen, jamás se apiadan. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (usa la misma frase que Urríes y Azara)

Si uno no se queja, nadie le compadece. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, Collins predica respecto a la resignación y al yerro:

Resignation to inevitable evils is the evil duty of us all.

Es deber de todos resignarnos ante los males inevitables. [trad. José de Urríes y Azara]

Es obligación de todos resignarnos a los males inevitables. [trad. Amando Lázaro Ros]

La resignación ante los males inevitables es una obligación que nos compete a todos. [trad. José Luis López Muñoz]

Es deber de todos resignarse por los males inevitables. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todos tenemos el deber de resignarnos a los males inevitables. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es deber de todos resignarnos ante los males inevitables. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos tenemos el deber de resignarnos ante lo inevitable. [trad. Marta Salís Canosa]

resignation is never so perfect as when the blessing denied begins to lose somewhat of its value in our estimation.

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estimación algo de su valor. [trad. José de Urríes y Azara]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el favor que se nos niega empieza a perder importancia en nuestro aprecio. [trad. Amando Lázaro Ros]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el bien negado empieza a perder valor en nuestra estimación. [trad. José Luis López Muñoz]

La resignación nunca es tan perfecta como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estimación algo de valor. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

La resignación no es nunca tan perfecta como cuando el bien que se ha negado empieza a perder algún valor a nuestros ojos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estima algo de su valor. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

La resignación nunca es tan completa como cuando la dicha negada empieza a perder valor ante nuestros ojos. [trad. Marta Salís Canosa]

we are all liable to error.

Todos estamos sujetos a error. [trad. José de Urríes y Azara]

Todos estamos expuestos a equivocarnos. [trad. Amando Lázaro Ros]

Todos estamos sujetos al error. [trad. José Luis López Muñoz]

Todos somos capaces de cometer errores. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Todos estamos sujetos a error. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Todos estamos sujetos a error. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Todos cometemos errores. [trad. Marta Salís Canosa]

Es un tanto irónico que de boca de un par de los personajes más insensatos del libro salgan algunas de las frases más epigramáticas del capítulo, y más cuando han estado presentes dos de los más ingeniosos.

Read Full Post »

En JAcastellano, del 4 al 10 de febrero nos correspondió leer el capítulo 10 de Orgullo y prejuicio, donde sucede la propuesta matrimonial de Collins a Lizzy.

Se trata de un predicamento en el que casi nadie querría verse involucrado, pero ante lo inevitable, Lizzy decide finalmente que:

it would be wisest to get it over as soon and as quietly as possible.

Sería más adecuado que transcurriera todo lo más pronto y de una vez que fuera posible. [trad. José de Urríes y Azara]

Lo más prudente era salir del paso cuanto antes y con el menor ruido posible. [trad. Amando Lázaro Ros]

Quizá lo más prudente fuera superar la prueba cuanto antes. [trad. José Luis López Muñoz]

Más sensato acabar con todo aquello lo antes posible en paz y tranquilidad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lo más prudente sería quitarse aquello de encima de la manera más rápida y tranquila posible. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Sería más prudente que lo que tuviese que ocurrir ocurriera cuanto antes. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Sería más sensato pasar por aquel trance lo antes posible y con la mayor serenidad. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque eso sí, dado que es un momento humillante pero cómico, por lo que le resulta difícil:

tried to conceal, by incessant employment the feelings which were divided between distress and diversion.

Tratando de ocultar sus sentimientos de pena y risa entre los que luchaba. [trad. José de Urríes y Azara]

Ocultar, haciéndose la atareada, sus sentimientos que eran, por un lado, de molestia, y por otro de regocijo. [trad. Amando Lázaro Ros] (‘regocijo’ no parece la opción más idónea para el caso)

Ocultar, con incesante actividad, un estado de ánimo angustiado y divertido a partes iguales. [trad. José Luis López Muñoz]

Disimular con empeño, por un lado, la sensación de malestar, y por otro, lo que le divertía aquel asunto. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Disimular con una ocupación constante sus sentimientos que se dividían entre la congoja y la diversión. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tratando de ocultar sus sentimientos que oscilaban entre la pena y el deseo de echarse a reír. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Intentó, embebida en sus labores, disimular unos sentimientos que oscilaban entre la risa y el llanto [trad. Marta Salís Canosa] (¿‘llanto’ como traducción de ‘distress’?)

Lejos de interpretar acertadamente la reticencia de Lizzy, Collins lo considera como aliciente:

your modesty, so far from doing you any disservice, rather adds to your other perfections.

Tu modestia, en vez de serte perjudicial, viene a sumarse a tus otras perfecciones. [trad. José de Urríes y Azara]

Esa modestia… lejos de perjudicarla… agrega una virtud más. [trad. Amando Lázaro Ros]

Su modestia, lejos de perjudicarla, más bien realza sus restantes cualidades. [trad. José Luis López Muñoz]

Su modestia, en vez de perjudicarla, viene a sumarse a sus otras perfecciones. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Su modestia, lejos de perjudicarla, más bien aporta algo al resto de sus perfecciones. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Tu modestia, lejos de perjudicarte, se suma a tus otras perfecciones. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su modestia, lejos de perjudicarla, se suma al resto de sus virtudes. [trad. Marta Salís Canosa]

Se siente muy seguro de ser aceptado y prosigue con:

my attentions have been too marked to be mistaken.

Mis intenciones han quedado demasiado indicadas para dar lugar al error. [trad. José de Urríes y Azara]

Mis atenciones han sido tan manifiestas, que no pueden dejar lugar a dudas. [trad. Amando Lázaro Ros]

Mis atenciones han sido demasiado claras como para interpretarlas equivocadamente. [trad. José Luis López Muñoz]

Mis intenciones han quedado demasiado patentes para que puedan inducir a error. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Mis atenciones han sido demasiado destacadas como para no entenderse. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Mis intenciones son demasiado claras para dar lugar a error. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Mis atenciones han sido demasiado obvias para poderse malinterpretar. [trad. Marta Salís Canosa]

Pero obviamente, pagado de sí mismo, Collins no sabe entender un NO como respuesta y sale con la inteligente idea de que:

it is usual with young ladies to reject the addresses of the man whom they secretly mean to accept, when he first applies for their favour; and that sometimes the refusal is repeated a second, or even a third time.

Cuán alegre es entre las jóvenes rechazar proposiciones de un hombre que en secreto piensa aceptar cuando obtenga su estimación, y que en ocasiones la repulsa se repite una segunda y a veces una tercera vez. [trad. José de Urríes y Azara]

La costumbre exige que una señorita rechace las insinuaciones del hombre a quien secretamente piensa aceptar, cuando éste se dirige a ella por vez primera; y hasta se dan casos de que lo rechaza por segunda y hasta por tercera vez. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es habitual entre las jóvenes rechazar la petición del hombre al que, en secreto, se proponen aceptar, cuando este solicita su mano por vez primera; y que, a veces, la negativa se repite una segunda y hasta una tercera vez. [trad. José Luis López Muñoz]

Entre las jóvenes es muy corriente rechazar las proposiciones del hombre a quien, en el fondo, piensan aceptar, cuando pide su preferencia por primera vez, y que la negativa se repite una segunda o incluso una tercera vez. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es habitual entre las señoritas rehusar las proposiciones del mismo hombre a quien secretamente desean aceptar, en la primera ocasión en que éste les pide relaciones; y que en aglunas ocasiones esta negativa se repite una segunda vez, e incluso una tercera. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Las jóvenes tienen la costumbre de rechazar proposiciones que en secreto piensan aceptar más tarde, y que en ocasiones el rechazo se repite una segunda y hasta una tercera vez. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Las jóvenes suelen rechazar al hombre que en el fondo se proponen aceptar cuando éste les pide su mano por primera vez; y que en ocasiones repiten la negativa una segunda e incluso una tercera vez. [trad. Marta Salís Canosa]

Y su falsa idea la reitera una segunda ocasión:

the established custom of your sex to reject a man on the first application.

Es costumbre establecida en tu sexo rechazar a los hombres a las primeras de cambio. [trad. José de Urríes y Azara]

Es costumbre establecida entre el sexo femenino el rechazar al hombre la primera vez que se dirige a una mujer. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es costumbre de su sexo rechazar a un hombre la primera vez que se declara. [trad. José Luis López Muñoz]

Es costumbre incorregible de las mujeres rechazar a los hombres la primera vez que se declaran. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Es costumbre establecida entre las de su sexo rechazar a los hombres en su primera petición. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Es costumbre de las mujeres rechazar a los hombres a las primeras de cambio. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Su sexo tiene la costumbre de rechazar a los hombres la primera vez que se declaran. [trad. Marta Salís Canosa]

Por su parte, Lizzy reitera su negativa, además tratando de razonar respecto a lo insensata que es la impresión que tiene Collins sobre las mujeres y las propuestas matrimoniales:

not one of those young ladies (if such young ladies there are) who are so daring as to risk their happiness on the chance of being asked a second time.

No… de esas mujeres —si es que tales existen—que osan arriesgar su felicidad al azar de que se les declaren una segunda vez. [trad. José de Urríes y Azara]

No… de esas jóvenes (si existe en efecto, tal clase de jóvenes) que se atreven a arriesgar su dicha con la simple curiosidad de que se les declaren por segunda vez. [trad. Amando Lázaro Ros]

No… de ésas mujeres (si es que existen) que tienen el atrevimiento de poner en peligro su felicidad por darse el gusto de recibir una segunda declaración. [trad. José Luis López Muñoz]

No… de esas mujeres, si es que tales mujeres existen, tan temerarias que arriesgan su felicidad al azar de que las soliciten una segunda vez. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No… de esas señoritas (si es que existen tales señoritas) que son tan osadas como para arriesgar su felicidad al azar de que se les pida la mano por segunda vez. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No… de esas mujeres, si es que existen, que osan arriesgar su felicidad al azar de que se les declaren una segunda vez. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No… de esas jóvenes (si es que existen) que tienen la osadía de arriesgar su felicidad por el placer de escuchar una segunda declaración. [trad. Marta Salís Canosa]

no pretensions whatever to that kind of elegance which consists in tormenting a respectable man. I would rather be paid the compliment of being believed sincere.

No abrigo la menor pretensión de semejante género de elegancia, consistente en atormentar a una persona respetable. [trad. José de Urríes y Azara]

No pretendo poseer esa clase de distinción que consiste en hacer sufrir a un hombre respetable. Prefiero que se me elogie creyéndome sincera. [trad. Amando Lázaro Ros]

No aspiro en absoluto al tipo de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. Preferiría más bien que se me hiciera el cumplido de creerme sincera. [trad. José Luis López Muñoz]

No me parece nada elegante atormentar a un hombre respetable. Preferiría que me hiciese el cumplido de creerme. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No aspiro en lo más mínimo a esa elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Nunca he pretendido esa clase de elegancia, consistente en atormentar a una persona respetable. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me interesa en lo más mínimo esa clase de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. Sería para mí un cumplido que creyera en la sinceridad de mis palabras. [trad. Marta Salís Canosa]

Do not consider me now as an elegant female, intending to plague you, but as a rational creature, speaking the truth from her heart.

No me tomes por mujer elegante que pretende atormentar, sino como criatura racional que dice la verdad de corazón. [trad. José de Urríes y Azara]

No me tome… en este momento por una mujer elegante que pretende hacerle sufrir, sino como una persona razonable, que le dice la verdad desde el fondo de su corazón. [trad. Amando Lázaro Ros]

No me considera una dama elegante que trata de atormentarlo, sino una criatura racional que le dice una verdad salida del corazón. [trad. José Luis López Muñoz]

No me considere como a una mujer elegante que pretende torturarle, sino como a un ser racional que dice lo que siente de todo corazón. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

No me considere… una dama elegante que pretende fastidiarlo, sino una criatura racional que dice la verdad de todo corazón. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No me tomes por mujer elegante que pretende atormentarte, sino por una muchacha sensata que dice la verdad de corazón. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

No me considere una mujer elegante que trata de atormentarlo, sino una criatura racional que habla con el corazón en la mano. [trad. Marta Salís Canosa]

Esta última cita posiblemente tenga tintes de feminismo, al proclamarse Lizzy como criatura racional.

No sin que antes, la terquedad de Collins, la obligase a decir también:

If what I have hitherto said can appear… in the form of encouragement, I know not how to express my refusal in such a way as to convince… of its being one.

Si lo que he dicho hasta ahora puede tener… aspecto de excitación, no sé cómo expresar mi repulsa de tal modo que… convenza que lo es. [trad. José de Urríes y Azara]

Si lo que hasta aquí le he dicho lo toma como estímulo, no sé yo con qué palabras expresarme para que… se convenza de que le digo que no. [trad. Amando Lázaro Ros]

Si lo que he dicho hasta el momento le sirve de estímulo, no sé ya qué forma dar a mi negativa para convencerle de que realmente lo es. [trad. José Luis López Muñoz]

Si todo lo que he dicho hasta ahora lo interpreta como un estímulo, no sé de qué modo expresarle mi repulsa para que quede… completamente convencido. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si lo que he dicho hasta aquí puede parecerla una manera de darle ánimos, no sé cómo expresar mi negativa de un modo que le convenza de que lo es. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Si lo que he dicho hasta ahora puede ser considerado como estímulo, no sé de qué modo expresar mi rechazo para que te convenzas de él. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Si cuanto he dicho hasta ahora le parece una forma de animarle, no sé cómo expresar mi negativa para convencerle de que realmente lo es. [trad. Marta Salís Canosa]

Read Full Post »