Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘moral. ética’

Inevitablemente todo llega a su fin y así sucedió en JAcastellano durante la semana del 8 al 14 de julio. Fue la última semana de nuestra lectura de Orgullo y prejuicio, como homenaje al bicentenario de la publicación de la novela en inglés.

En el capítulo 60 (el penúltimo) se nos presenta una última conversación entre Lizzy y Darcy antes de que la voz narradora tome el control por completo para rematar cualquier hebra que haya quedado suelta.

Como el objetivo de la lectura ha sido encontrar las citas epigramáticas de la novela, su protagonista no queda sin una última perla, pues se pregunta qué habría sucedido si ella no se hubiera decidido a agradecer a Darcy su intervención para solucionar el escándalo de la fuga de Lydia, y añade como pregunta retórica:

What becomes of the moral, if our comfort springs from a breach of promise?

¿Qué va a ser de la moral si nuestra felicidad brotó de la infracción de una promesa? [trad. José de Urríes y Azara]

¡Adiós a la moral, si para conseguir lo que queremos necesitamos recurrir a violar nuestras promesas! [trad. Amando Lázaro Ros]

¿No queda muy mal parada la moral, si nuestra felicidad nace de un quebrantamiento de promesa…? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cómo queda la moral si nuestra felicidad brotó de la infracción de una promesa? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si nuestro consuelo surgió de la ruptura de una promesa, ¿qué moraleja debemos sacar de ello? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué va a ser de la moral si nuestra felicidad brotó del incumplimiento de una promesa? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Dónde queda la moral si nuestra felicidad se deriva de una ruptura de una promesa? [trad. Marta Salís Canosa]

¿En qué queda la ética, si nuestra felicidad surge de una promesa rota? [trad. José C. Vales]

Pero cómo le hace ver Darcy, no tiene por qué preocuparse porque no fue en contra ni de la moral y de la ética, aunque Lizzy no hubiera dicho nada, como ya sabemos, la intromisión de Lady Catherine había sido el factor que lo había decidido a arriesgarse nuevamente.

De ahí un comentario irónico de Lizzy respecto a cómo darle la noticia a su futura tía política, dice:

Lady Catherine has been of infinite use, which ought to make her happy, for she loves to be of use.

Lady Catalina nos ha sido de infinita utilidad, lo que debería hacerla feliz, ya que le gusta ser útil. [trad. José de Urríes y Azara]

Lady Catherine ha sido en ese caso una mujer inapreciable. Se lo diremos porque, como le gusta tanto servir a los demás, esta noticia la hará feliz. [trad. Amando Lázaro Ros]

Lady Catherine nos ha sido de infinita utilidad, y eso debería alegrarle, porque le encanta ser útil. [trad. José Luis López Muñoz]

Lady Catherine nos ha sido, pues, infinitamente útil, cosa que debería extasiarla a ella que tanto le gusta ser útil a todo el mundo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lady Catherine nos ha resultado infinitamente útil, cosa que debería alegrarla, pues le encanta ser útil. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lady Catherine nos ha sido de infinita utilidad, lo que debería hacerla feliz, ya que le gusta ser útil. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lady Catherine nos ha ayudado muchísimo, lo que debería alegarla, ya que le encanta ser útil. [trad. Marta Salís Canosa]

Lady Catherine ha sido infinitamente útil, lo cual debería hacerla feliz, porque le encanta sentirse útil. [trad. José C. Vales]

De ahí por supuesto que cada uno tiene que escribir a su respectiva tía anunciar las nuevas, pues Lizzy ni siquiera había respondido aquella misiva tan reveladora de la Sra. Gardiner. Tanto la revelación respecto a todo lo que Darcy había hecho, como las alusiones sobre la relación con Darcy, pero sí Lizzy le da a su tía la libertad de suponer lo que desee, excepto pensar que ya se han casado:

Suppose as much as you choose; give a loose rein to your fancy, indulge your imagination in every possible flight which the subject will afford, and… you cannot greatly err.

Supón lo que quieras, da rienda suelta a tu fantasía, permite a tu imaginación todo el vuelo que el asunto permite, y… no podrás errar mucho. [trad. José de Urríes y Azara]

Puedes imaginar todo lo que te plazca; da rienda suelta a tu fantasía, deja volar tu imaginación por todas las posibilidades que ofrece el asunto y no caerás muy lejos del blanco. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ya puede usted suponer todo lo que quiera; deje correr su fantasía, permita que la imaginación emprenda los vuelos que el tema permite y… no se equivocará demasiado. [trad. José Luis López Muñoz]

Puedes suponer lo que te plazca, puedes dar rienda suelta a tu fantasía, puedes permitir a tu imaginación que vuele libremente, y no errarás más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Puedes figurarte todo lo que quieras; da rienda suelta a tu fantasía; deja volar la imaginación hasta donde lo permita el asunto, y no podrás equivocarte mucho. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Supón lo que quieras, da rienda suelta a tu fantasía, deja volar la imaginación y… no podrás errar mucho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ahora puede dar usted por sentado todo lo que quiera; no ponga freno a su fantasía, deje volar su imaginación con total libertad, y… no podrá errar en demasía. [trad. Marta Salís Canosa]

Puedes suponer todo lo que quieras; puedes dar rienda suelta a tu imaginación, date el lujo de que tu imaginación vuele sin freno en ese tema que tú sabes… y no te equivocarás mucho. [trad. José C. Vales]

Llama la atención que dos de los traductores (López Muñoz y Salís Canosa) que se cuentan entre los más recientes, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a la Sra. Gardiner, en cambio los demás, como marca de la estrecha relación entre ambas mujeres prefieren emplear el “tú”.

Otras citas interesantes del capítulo, y que de hecho aparecen al principio, podrían calificarse más de comentarios de enamorados. Lizzi quiere saber cómo es que Darcy se enamoró de ella, pues aunque ella tiene sus propias explicaciones de cómo pudo haber sucedido, sin embargo, él no puede precisarlo:

I cannot fix on the hour, or the spot, or the look, or the words, which laid the foundation. It is too long ago. I was in the middle before I knew that I had begun.

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que asentaron los fundamentos. Hace ya bastante tiempo. Lo estaba a medias sin conocer que había principiado. [trad. José de Urríes y Azara]

No podría decirte qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabras sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta, ya estaba metido hasta el cuello. [trad. Amando Lázaro Ros]

No podría precisar ni la hora ni el lugar ni la mirada ni las palabras que colocaron los cimientos. Hace demasiado tiempo. Ya estaba a mitad de camino antes de saber que había empezado. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que pusieron los cimientos de mi amor. Hace bastante tiempo. Estaba ya medio enamorado de ti antes de saber que te quería. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (El último enunciado es demasiado explícito cuando el original no lo es)

No soy capaz de determinar la hora, ni el lugar, ni la mirada ni las palabras que sentaron los cimientos. Hace demasiado tiempo. Antes de darme cuenta de que había comenzado, ya iba por la mitad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que asentaron los fundamentos. Hace ya bastante tiempo. Cuando me di cuenta de que había principiado, me hallaba ya a medio camino. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Soy incapaz de precisar el momento, el lugar, la mirada o las palabras que sentaron los cimientos. Ha pasado demasiado tiempo. Estaba ya a mitad de camino cuando fui consciente de haberlo emprendido. [trad. Marta Salís Canosa]

No puedo fijar el momento, ni el lugar, ni la mirada, ni las palabras con las que todo empezó. Hace ya mucho tiempo. Ta estaba medio enamorado antes de saber que estaba enamorado. [trad. José C. Vales] (Otro enunciado demasiado explícito, en lugar del implícito que aparece en el texto en inglés)

Lo que lleva a una reflexión de Lizzy respecto a cierta irracionalidad del amor:

You knew no actual good of me–but nobody thinks of that when they fall in love.

Segura estoy que no reconocer ahora en mí ninguna excelencia; pero nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. José de Urríes y Azara] (Hay un contrasentido, una incoherencia y confusión de quién dice y pensaba qué, confunde sujetos y objetos directos, el que no conocía era Darcy, no es que Lizzy no reconociera en ella misma, no hay ningún ahora, se habla del pasado).

Cuanto te enamoraste no conocías mis buenas cualidades… pero eso mismo les ocurre a todos cuantos se enamoran. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es cierto que no sabías de mí nada realmente bueno, pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. José Luis López Muñoz]

Ahora no me encuentras ningún mérito, pero nadie repara en eso cuando se enamora. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Otra metida de pata de esta traductora, hay un contrasentido, ¿cómo que no le encuentra mérito alguno ahora? Toda una incoherencia, cuando lo que dice el texto en inglés es que en aquel entonces no conocía una verdadera cualidad de ella)

Es verdad que no sabías nada bueno de mí; pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Estoy segura que no reconocer ahora en mí ninguna bondad positiva, pero nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Repite el contrasentido de Urríes).

No hay duda de que no conocías mis cosas buenas, pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. Marta Salís Canosa]

En realidad no sabías nada bueno de mí… pero, en fin, nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. José C. Vales]

Y, por supuesto, cuando le reprocha que no haya intentado hablar más con ella en aquella comida en Longbourn, Darcy responde con una de las mejores líneas:

A man who had felt less, might [talk more].

Hubiéralo hecho cualquiera que sintiese menos que yo. [trad. José de Urríes y Azara] (Una reformulación que hace perder el estilo epigramático)

Si no hubiese estado tan enamorado, es posible que sí. [trad. Amando Lázaro Ros] (Especifica el sentir)

Podría haberlo hecho un hombre menos enamorado. [trad. José Luis López Muñoz]

Si hubiese estado menos conmovido, lo habría hecho. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (¿Conmovido?)

Quizá hubiera hablado más un hombre que sintiera menos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lo habría hecho cualquiera que estuviese menos emocionado que yo. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿emocionado? Además con la reformulación se pierde la cualidad epigramática?)

Tendría que haber estado menos enamorado. [trad. Marta Salís Canosa]

Un hombre que estuviera menos enamorado, habría hablado más. [trad. José C. Vales]

Más adelante, el protagonista de otra novela de Jane Austen empleará palabras muy semejantes, que apuntan a la convicción de que un síntoma del verdadero amor es la falta de elocuencia verbal; y no impide que un tercero sea sumamente elocuente mediante la palabra escrita. ¿Saben a quiénes nos referimos?

Read Full Post »