Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘promesa’

Inevitablemente todo llega a su fin y así sucedió en JAcastellano durante la semana del 8 al 14 de julio. Fue la última semana de nuestra lectura de Orgullo y prejuicio, como homenaje al bicentenario de la publicación de la novela en inglés.

En el capítulo 60 (el penúltimo) se nos presenta una última conversación entre Lizzy y Darcy antes de que la voz narradora tome el control por completo para rematar cualquier hebra que haya quedado suelta.

Como el objetivo de la lectura ha sido encontrar las citas epigramáticas de la novela, su protagonista no queda sin una última perla, pues se pregunta qué habría sucedido si ella no se hubiera decidido a agradecer a Darcy su intervención para solucionar el escándalo de la fuga de Lydia, y añade como pregunta retórica:

What becomes of the moral, if our comfort springs from a breach of promise?

¿Qué va a ser de la moral si nuestra felicidad brotó de la infracción de una promesa? [trad. José de Urríes y Azara]

¡Adiós a la moral, si para conseguir lo que queremos necesitamos recurrir a violar nuestras promesas! [trad. Amando Lázaro Ros]

¿No queda muy mal parada la moral, si nuestra felicidad nace de un quebrantamiento de promesa…? [trad. José Luis López Muñoz]

¿Cómo queda la moral si nuestra felicidad brotó de la infracción de una promesa? [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Si nuestro consuelo surgió de la ruptura de una promesa, ¿qué moraleja debemos sacar de ello? [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

¿Qué va a ser de la moral si nuestra felicidad brotó del incumplimiento de una promesa? [trad. Ana Ma. Rodríguez]

¿Dónde queda la moral si nuestra felicidad se deriva de una ruptura de una promesa? [trad. Marta Salís Canosa]

¿En qué queda la ética, si nuestra felicidad surge de una promesa rota? [trad. José C. Vales]

Pero cómo le hace ver Darcy, no tiene por qué preocuparse porque no fue en contra ni de la moral y de la ética, aunque Lizzy no hubiera dicho nada, como ya sabemos, la intromisión de Lady Catherine había sido el factor que lo había decidido a arriesgarse nuevamente.

De ahí un comentario irónico de Lizzy respecto a cómo darle la noticia a su futura tía política, dice:

Lady Catherine has been of infinite use, which ought to make her happy, for she loves to be of use.

Lady Catalina nos ha sido de infinita utilidad, lo que debería hacerla feliz, ya que le gusta ser útil. [trad. José de Urríes y Azara]

Lady Catherine ha sido en ese caso una mujer inapreciable. Se lo diremos porque, como le gusta tanto servir a los demás, esta noticia la hará feliz. [trad. Amando Lázaro Ros]

Lady Catherine nos ha sido de infinita utilidad, y eso debería alegrarle, porque le encanta ser útil. [trad. José Luis López Muñoz]

Lady Catherine nos ha sido, pues, infinitamente útil, cosa que debería extasiarla a ella que tanto le gusta ser útil a todo el mundo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Lady Catherine nos ha resultado infinitamente útil, cosa que debería alegrarla, pues le encanta ser útil. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lady Catherine nos ha sido de infinita utilidad, lo que debería hacerla feliz, ya que le gusta ser útil. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Lady Catherine nos ha ayudado muchísimo, lo que debería alegarla, ya que le encanta ser útil. [trad. Marta Salís Canosa]

Lady Catherine ha sido infinitamente útil, lo cual debería hacerla feliz, porque le encanta sentirse útil. [trad. José C. Vales]

De ahí por supuesto que cada uno tiene que escribir a su respectiva tía anunciar las nuevas, pues Lizzy ni siquiera había respondido aquella misiva tan reveladora de la Sra. Gardiner. Tanto la revelación respecto a todo lo que Darcy había hecho, como las alusiones sobre la relación con Darcy, pero sí Lizzy le da a su tía la libertad de suponer lo que desee, excepto pensar que ya se han casado:

Suppose as much as you choose; give a loose rein to your fancy, indulge your imagination in every possible flight which the subject will afford, and… you cannot greatly err.

Supón lo que quieras, da rienda suelta a tu fantasía, permite a tu imaginación todo el vuelo que el asunto permite, y… no podrás errar mucho. [trad. José de Urríes y Azara]

Puedes imaginar todo lo que te plazca; da rienda suelta a tu fantasía, deja volar tu imaginación por todas las posibilidades que ofrece el asunto y no caerás muy lejos del blanco. [trad. Amando Lázaro Ros]

Ya puede usted suponer todo lo que quiera; deje correr su fantasía, permita que la imaginación emprenda los vuelos que el tema permite y… no se equivocará demasiado. [trad. José Luis López Muñoz]

Puedes suponer lo que te plazca, puedes dar rienda suelta a tu fantasía, puedes permitir a tu imaginación que vuele libremente, y no errarás más. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Puedes figurarte todo lo que quieras; da rienda suelta a tu fantasía; deja volar la imaginación hasta donde lo permita el asunto, y no podrás equivocarte mucho. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Supón lo que quieras, da rienda suelta a tu fantasía, deja volar la imaginación y… no podrás errar mucho. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Ahora puede dar usted por sentado todo lo que quiera; no ponga freno a su fantasía, deje volar su imaginación con total libertad, y… no podrá errar en demasía. [trad. Marta Salís Canosa]

Puedes suponer todo lo que quieras; puedes dar rienda suelta a tu imaginación, date el lujo de que tu imaginación vuele sin freno en ese tema que tú sabes… y no te equivocarás mucho. [trad. José C. Vales]

Llama la atención que dos de los traductores (López Muñoz y Salís Canosa) que se cuentan entre los más recientes, mantienen el “usted” como la forma en que Lizzy se dirige a la Sra. Gardiner, en cambio los demás, como marca de la estrecha relación entre ambas mujeres prefieren emplear el “tú”.

Otras citas interesantes del capítulo, y que de hecho aparecen al principio, podrían calificarse más de comentarios de enamorados. Lizzi quiere saber cómo es que Darcy se enamoró de ella, pues aunque ella tiene sus propias explicaciones de cómo pudo haber sucedido, sin embargo, él no puede precisarlo:

I cannot fix on the hour, or the spot, or the look, or the words, which laid the foundation. It is too long ago. I was in the middle before I knew that I had begun.

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que asentaron los fundamentos. Hace ya bastante tiempo. Lo estaba a medias sin conocer que había principiado. [trad. José de Urríes y Azara]

No podría decirte qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabras sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta, ya estaba metido hasta el cuello. [trad. Amando Lázaro Ros]

No podría precisar ni la hora ni el lugar ni la mirada ni las palabras que colocaron los cimientos. Hace demasiado tiempo. Ya estaba a mitad de camino antes de saber que había empezado. [trad. José Luis López Muñoz]

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que pusieron los cimientos de mi amor. Hace bastante tiempo. Estaba ya medio enamorado de ti antes de saber que te quería. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (El último enunciado es demasiado explícito cuando el original no lo es)

No soy capaz de determinar la hora, ni el lugar, ni la mirada ni las palabras que sentaron los cimientos. Hace demasiado tiempo. Antes de darme cuenta de que había comenzado, ya iba por la mitad. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que asentaron los fundamentos. Hace ya bastante tiempo. Cuando me di cuenta de que había principiado, me hallaba ya a medio camino. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Soy incapaz de precisar el momento, el lugar, la mirada o las palabras que sentaron los cimientos. Ha pasado demasiado tiempo. Estaba ya a mitad de camino cuando fui consciente de haberlo emprendido. [trad. Marta Salís Canosa]

No puedo fijar el momento, ni el lugar, ni la mirada, ni las palabras con las que todo empezó. Hace ya mucho tiempo. Ta estaba medio enamorado antes de saber que estaba enamorado. [trad. José C. Vales] (Otro enunciado demasiado explícito, en lugar del implícito que aparece en el texto en inglés)

Lo que lleva a una reflexión de Lizzy respecto a cierta irracionalidad del amor:

You knew no actual good of me–but nobody thinks of that when they fall in love.

Segura estoy que no reconocer ahora en mí ninguna excelencia; pero nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. José de Urríes y Azara] (Hay un contrasentido, una incoherencia y confusión de quién dice y pensaba qué, confunde sujetos y objetos directos, el que no conocía era Darcy, no es que Lizzy no reconociera en ella misma, no hay ningún ahora, se habla del pasado).

Cuanto te enamoraste no conocías mis buenas cualidades… pero eso mismo les ocurre a todos cuantos se enamoran. [trad. Amando Lázaro Ros]

Es cierto que no sabías de mí nada realmente bueno, pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. José Luis López Muñoz]

Ahora no me encuentras ningún mérito, pero nadie repara en eso cuando se enamora. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (Otra metida de pata de esta traductora, hay un contrasentido, ¿cómo que no le encuentra mérito alguno ahora? Toda una incoherencia, cuando lo que dice el texto en inglés es que en aquel entonces no conocía una verdadera cualidad de ella)

Es verdad que no sabías nada bueno de mí; pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Estoy segura que no reconocer ahora en mí ninguna bondad positiva, pero nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (Repite el contrasentido de Urríes).

No hay duda de que no conocías mis cosas buenas, pero nadie piensa en eso cuando se enamora. [trad. Marta Salís Canosa]

En realidad no sabías nada bueno de mí… pero, en fin, nadie piensa en eso cuando está enamorado. [trad. José C. Vales]

Y, por supuesto, cuando le reprocha que no haya intentado hablar más con ella en aquella comida en Longbourn, Darcy responde con una de las mejores líneas:

A man who had felt less, might [talk more].

Hubiéralo hecho cualquiera que sintiese menos que yo. [trad. José de Urríes y Azara] (Una reformulación que hace perder el estilo epigramático)

Si no hubiese estado tan enamorado, es posible que sí. [trad. Amando Lázaro Ros] (Especifica el sentir)

Podría haberlo hecho un hombre menos enamorado. [trad. José Luis López Muñoz]

Si hubiese estado menos conmovido, lo habría hecho. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (¿Conmovido?)

Quizá hubiera hablado más un hombre que sintiera menos. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Lo habría hecho cualquiera que estuviese menos emocionado que yo. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (¿emocionado? Además con la reformulación se pierde la cualidad epigramática?)

Tendría que haber estado menos enamorado. [trad. Marta Salís Canosa]

Un hombre que estuviera menos enamorado, habría hablado más. [trad. José C. Vales]

Más adelante, el protagonista de otra novela de Jane Austen empleará palabras muy semejantes, que apuntan a la convicción de que un síntoma del verdadero amor es la falta de elocuencia verbal; y no impide que un tercero sea sumamente elocuente mediante la palabra escrita. ¿Saben a quiénes nos referimos?

Anuncios

Read Full Post »

Con el capítulo 42 concluye el segundo volumen de Orgullo y prejuicio, mismo que en JAcastellano leímos del 29 de abril al 5 de mayo de 2013.

Los dos primeros párrafos del capítulo contienen información sumamente importante, pues en ellos se explica con contundencia por qué el fracaso matrimonial de los Bennet y también implícitamente nos enteramos de qué era lo que buscaba Lizzy en un matrimonio, o mejor dicho, que era lo que no quería y por qué era capaz de haber rechazado no una, sino dos propuestas de casamiento que, desde el punto de vista material, eran favorables (y con la de Darcy el adjetivo se queda corto).

Del primer párrafo, con el siguiente epigrama se nos indica el ‘optimismo’ que adoptó el señor Bennet en vista de su mala elección matrimonial:

Where other powers of entertainment are wanting, the true philosopher will derive benefit from such as are given.

Donde faltan otros medios de diversión, el verdadero filósofo sabe sacar partido de los que están a su alcance. [trad. José de Urríes y Azara]

A falta de otras distracciones, el verdadero filósofo se aprovecha de las que tiene a la mano.[trad. Amando Lázaro Ros]

Cuando no existe otra posibilidad de diversión, el verdadero filósofo sabe sacar partido de lo que se le ofrece. [trad. José Luis López Muñoz]

a falta de… El buen filósofo sólo saca beneficio de donde lo hay. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Cuando faltan otros entretenimientos, el verdadero filósofo aprovecha los que tiene a su alcance. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Donde faltan otros medios de diversión, el verdadero filósofo, sabe sacar partido de los que están a su alcance. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Cuando no existen otros recursos para entretenerse, el verdadero filósofo sabe sacar partido de lo que tiene. [trad. Marta Salís Canosa]

Cuando no hay otros recursos con los que entretenerse, el verdadero filósofo es capaz de sacar partido de lo que tiene a la mano. [trad. José C. Vales]

Por otra parte, otras tres citas epigramáticas del capítulo provienen de dos causas de frustración para Lizzy. Primero, que la partida del regimiento de la milicia no cumplía con las expectativas que se había imaginado y por ende, descubre lo que ya muchos antes han experimentado:

An event to which she had been looking with impatient desire did not, in taking place, bring all the satisfaction she had promised herself.

Un acontecimiento por el que tanto había suspirado no podía, al verlo realizado, proporcionarle toda la dicha que se había prometido con él [trad. José de Urríes y Azara] (se mantiene la personalización)

Un suceso esperado con ansiedad no trajo consigo todas las satisfacciones que prometía. [trad. Amando Lázaro Ros]

No por desearlo con impaciencia un acontecimiento traía consigo, al producirse, toda la satisfacción esperada [trad. José Luis López Muñoz]

Un acontecimiento anhelado con impaciencia no podía, al realizarse, traerle toda la satisfacción que era de esperar. [trad. Ma. Antonia Ibáñez] (también se mantiene la personalización, mediante el pronombre “le”)

Un suceso que esperaba con deseo impaciente no le producía, al hacerse realidad, toda la satisfacción que se había prometido ella. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un acontecimiento por el que tanto había suspirado no podía, al verlo realizado, proporcionarle toda la dicha soñada. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (se mantiene personalizado)

Aunque se deseara con impaciencia, un acontecimiento no traía consigo, al producirse, toda la satisfacción esperada. [trad. Marta Salís Canosa]

Un hecho que se espera con impaciencia, al producirse, no siempre conlleva toda la felicidad que prometía. [trad. José C. Vales]

Lo que nos llama la atención de esta cita es que en su forma original no podría calificar tanto como un epigrama, pero, a diferencia de lo que suele ocurrir en las traducciones, donde hemos visto que muchas veces se personaliza algo que parecía neutral, aquí varias de las traducciones han generado un enunciado bastante impersonal.

Una segunda decepción proviene de un cambio de planes en el destino para la excursión de verano con sus tíos Gardiner, además que su querida hermana Jane no los acompañaría, así que tratando de ver las cosas con optimismo, Lizzy reflexiona que:

A scheme of which every part promises delight can never be successful; and general disappointment is only warded off by the defence of some little peculiar vexation.

Un proyecto en que la totalidad de sus partes promete gozo, jamás puede obtener buen éxito, y el disgusto general se salva sólo gracias a algún detalle molesto. [trad. José de Urríes y Azara]

Cuando un proyecto prometer darnos satisfacción completa nunca suele tener éxito; solamente podemos alejar de nosotros el desengaño total soportando ciertas pequeñas molestias. [trad. Amando Lázaro Ros]

Un plan que promete satisfacción en todas sus partes nunca puede tener éxito; y la decepción general sólo se evita mediante la defensa de alguna pequeña irritación especial. [trad. José Luis López Muñoz]

Un proyecto que en todas sus partes promete dichas, nunca sale bien; y no te puedes librar de algún contratiempo, si no tienes una pequeña contrariedad. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Un plan que promete ser deleitoso en todas sus partes no puede tener éxito jamás; y en general sólo se libra uno de desilusiones a base de conservar alguna pequeña molestia concreta. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Un proyecto que promete innumerables delicias nunca puede tener éxito, y la decepción general sólo se salva gracias a algún detalle molesto. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Un plan que promete incontables placeres no puede triunfar; y el desencanto general sólo se conjura con ayuda de algún pequeño disgusto. [trad. Marta Salís Canosa]

Un plan en el que a cada momento se promete un gozo absoluto nunca puede salir bien, y la frustración general sólo se conjura si puedes librarte de algún pequeño contratiempo. [trad. José C. Vales]

Además parece haber al menos una garantía de satisfacción en esos planes de viaje:

One enjoyment was certain–that of suitableness of companions; a suitableness which comprehended health and temper to bear inconveniences–cheerfulness to enhance every pleasure–and affection and intelligence, which might supply it among themselves if there were disappointments abroad.

Un placer estaba asegurado: el de ser todos excelentes compañeros de viaje, lo que supone salud y carácter a propósito para sufrir incomodidades, alegrías para acrecer todo goce, y afecto y talento, que pudieran influir sobre ellos si se presentaban disgustos [trad. José de Urríes y Azara]

El viaje les ofrecía un placer seguro, los tres eran muy buenos compañeros, con salud y temperamento capaces de soportar los contratiempos, alegría para sazonar los placeres y cariño y comprensión capaces de suplir las desilusiones que pudiera producirles lo que veían. [trad. Amando Lázaro Ros]

Una de las razones para pasarlo bien estaba asegurada, y no era otra que su compatibilidad como compañeros: compatibilidad que incluía salud y estado de ánimo para soportar inconvenientes; alegría para realzar todos los placeres, y afecto e inteligencia para proporcionárselos en el caso de que el mundo exterior les decepcionara. [trad. José Luis López Muñoz]

Tenían un placer asegurado: eran los tres excelentes compañeros de viaje, lo que suponía salud y carácter a propósito para soportar incomodidades, alegría para aumentar toda clase de felicidad, y cariño e inteligencia para suplir cualquier contratiempo. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Había algo que les haría disfrutar con toda seguridad: la compatibilidad de los compañeros de viaje; una compatibilidad que se extendía a la salud y el buen temple para soportar incomodidades, a la alegría para gozar de todos los placeres y al afecto y a la inteligencia que podrían suplir entre ellos si se llevaban desilusiones por el camino. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

La excursión sin duda sería agradable, pues los tres tenían una excelente disposición para el compañerismo, gozaban de buena salud y podían adaptarse a cualquier clase de incomodidades. [trad. Ana Ma. Rodríguez] (más que una traducción es una abreviación)

Tenían un placer asegurado: la armonía que existía entre ellos. Tenían salud y temple para arrostrar molestias y dificultades, alegría para disfrutar de las cosas buenas, e inteligencia y cariño para apoyarse los unos en los otros si sufrían decepciones por el camino. [trad. Marta Salís Canosa]

La seguridad de poder disfrutar del viaje se basaba en el buen talante y la disposición de los compañeros, una disposición que pasaba por la salud y el temple para soportar los inconvenientes, alegría para disfrutar de todos los placeres y afecto e inteligencia que podrían utilizarse en su momento, si es que surgían desavenencias. [trad. José C. Vales]

La mayor decepción para Lizzy provenía del cambio de lugar de destino, en lugar de ir a Los Lagos, el viaje tenía que acortarse por que sólo llegarían a Derbyshire. Así que en efecto, sigue comprobando que las cosas no suelen salir como uno espera. Resignada, piensa que al menos podrá evitar a la persona con la que más relaciona a ese condado:

But surely, I may enter his county without impunity, and rob it of a few petrified spars without his perceiving me.

Pero seguro podré entrar en su condado impunemente y hurtarle algunos pedruscos sin que se dé cuenta. [trad. José de Urríes y Azara] (el problema es que no son cualquier pedrusco)

Podré entrar en las tierras de su condado con impunidad y podré llevarme alguno de sus fósiles sin que él lo vea. [trad. Amando Lázaro Ros] (ni tampoco precisamente fósiles)

Me será posible entrar en su condado impunemente y apoderarme de algunos espatos petrificados sin que advierta mi presencia. [trad. José Luis López Muñoz]

Podré entrar en su condado impunemente y hurtarle algunas piedras sin que él se dé cuenta. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Pero, sin duda, podré entrar en su condado sin que me pase nada, y despojarlo de algunos espatos petrificados sin que él me vea. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Pero de seguro podré entrar en sus dominios impunemente y hurtarle algunos fósiles sin que se dé cuenta. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Aunque supongo que podré entrar en su condado con impunidad, y robar algunos espatos petrificados sin que él lo advierta. [trad. Marta Salís Canosa]

Aunque supongo que podré entrar en su condado impunemente y robarle algunas fluoritas sin que se dé cuenta… [trad. José C. Vales]

Por cierto que si alguien desea conocer lo que se podía hacer con esos esos espatos petrificados, los invitamos a consultar dos entradas del blog Austenonly de Julie Wakefield en el que nos muestra el trabajo que se hacía con el llamado Derbyshire spar o blue John spar (del francés blue jaune):

“Robbing Derbyshire of its petrified spars”, es decir “El hurto de espatos petrificados de Derbyshire”.

“Robbing Derbyshire of its spars is an expensive hobby, que equivale a “El robo de espatos petrificados de Derbyshire es un pasatiempo muy costoso”.

Y si los planes no se tuercen lo suficiente, para Lizzy hay un vuelco más, ya había visitado muchos castillos, palacios y mansiones señoriales, pero dado que cerca del destino final del viaje se encontraba Pemberley, para la señora Gardiner resultaba imposible no visitar también aquel lugar. Con mucha reticencia, y después de investigar que aparentemente la familia no se encontraba residiendo ahí, Lizzy accedió a realizar esa visita.

To Pemberley, therefore, they were to go.

Por consiguiente, fueron a Pemberley. [trad. José de Urríes y Azara]

Así que decidieron ir a Pemberley. [trad. Amando Lázaro Ros]

Irían, por tanto, a Pemberley. [trad. José Luis López Muñoz]

Por lo tanto salieron para Pemberley. [trad. Ma. Antonia Ibáñez]

Irían, por tanto, a Pemberley. [trad. Alejandro Pareja Rodríguez]

Así pues, fueron a Pemberley. [trad. Ana Ma. Rodríguez]

Irían, por lo tanto, a Pemberley. [trad. Marta Salís Canosa]

Así que fueron a Pemberley. [trad. José C. Vales]

Read Full Post »